Archive for 27 diciembre 2009

100 Películas de una Década

27 diciembre, 2009

Parece mentira pero ya nos hemos zampado una década, la primera del nuevo Milenio. El cine nos ha dado de todo, cosas buenas y cosas malas, como la vida misma. A continuación cien películas que han dado que hablar a lo largo de la década. Ha sido una selección difícil pero creo que hay para todos los gustos. Disfrútadla.

Amores Perros: Alejandro González Iñárritu debuta con el inicio de la Trilogía de Dolor creada junto con el guionista Gillermo Arriaga. Una película impactante de historias cruzadas.

Náufrago: Sé que mi amigo Alejandro se ríe recordándola pero personalmente me parece una de las obras más interesantes de Zemeckis, que después se pasaría a la animación por motion capture. Tom Hanks ofrece un recital interpretativo.

Tigre y Dragón: Ang Lee convierte el cine de artes marciales en poesía. Creó escuela y después llegarían “Hero” o “La casa de las Dagas Voladoras”.

Nueve Reinas: El cine argentino resurgió con films como este dirigido por el desaparecido Fabián Bielinsky y protagonizado por el gran Ricardo Darín y Gastón Pauls.

Bailar en la Oscuridad: Lars Von Trier dirige el dogma musical por excelencia a cargo de Björk.

Memento: Christopher Nolan regala su primera gran película con un montaje que es la base de todo el invento.

Gladiator: Ridley Scott volvió a estar en la cresta de la ola con la recuperación del Peplum que convirtió a Russel Crowe en estrella y actor fetiche del director.

Requiem por un sueño: Darren Aronofsky ofrece una historia dura con la que se ganó por completo a crítica y público.

Snatch: Guy Ritchie eleva al cubo su estilo dinámico con un reparto variopinto.

Los Padres de Ella: La comedia bien hecha. Robert De Niro sorprendió como actor cómico bien acompañado por un experto en la materia, Ben Stiller.

Donnie Darko: Una de las películas que más ha dado de hablar y que tiene multitud de fans.

Mullholand Drive: Sumergirse en el mundo de David Lynch siempre es una experiencia y esta película lo confirma.

Los Otros: Aménabar rodó en inglés con Nicole Kidman como absoluta protagonista y Tom Cruise como productor. Una historia clásica de fantasmas que arrasó en la taquilla patria.

El Protegido: Shyamalan realiza la película existencial de superhéroes. El éxito de “El Sexto Sentido” jugó en su contra pero la historia de David Dunn es mucho más interesante que la del niño que ve muertos.

Shrek: Dreamworks plantó cara a la Disney con su apuesta en la animación CGI y triunfó. Una relectura de los cuentos de hadas con mala leche. Primer Oscar de Animación. Lástima de sus secuelas.

Ocean´s Eleven: Comenzó la Saga del grupo de amigos de Clooney, que empezaba a hacerse un nombre más sólido después de sus tropiezos a finales de los 90. Soderberg rodó su película más comercial, aunque la mejor de la trilogía es la segunda, muy divertida.

Moulin Rouge: El musical de Baz Luhrmann que enamoró a todos por igual. Kidman y McGregor salieron ilesos de su experiencia musical demostrando tener madera para ello.

Monstruos S.A: PIXAR regaló su primera Obra Maestra de la década, una historia de los monstruos que se esconden tras el armario y la amistad que nace entre uno de ellos y una pequeña niña.

Inteligencia Artificial: Spielberg dirigió una historia made in Kubrick consiguiendo su primera gran película de la década.

The Score: Un thriller clásico de ladrones que será recordado por tener juntos en pantalla a De Niro y Brando.

Amelie: El cuento francés de una chica que quiere hacer el bien por los demás. Una delicia visual.

Adaptation: Spike Jonze vuelve a hacer dúo con Charlie Kaufman. Reparto sobresaliente para una película que juega de forma original con la realidad y la ficción.

El Señor de los Anillos: El mundo de Tolkien hecho realidad por Peter Jackson.

La última noche: La culpa, el miedo, el 11S. Spike Lee rueda una de sus obras mayores.

Ali: Película algo irregular dentro de la filmografía de Mann pero tiene como protagonista al actor más taquillero de la década, Will Smith, en una interpretación portentosa.

Punch-Drunk Love: Una historia de amor diferente con Emily Watson y Adam Sandler como pareja protagonista.

Harry Potter: Otro fenómeno literario llevado a la gran pantalla. Columbus inició la franquicia con las dos primeras películas para pasar el testigo a Cuarón que realizó la tercera, y mejor, de las seis películas estrenadas. En 2011 veremos el final.

El viaje de Chihiro: Nueva Obra Maestra de manos de Hayao Miyazaki, que realiza su particular “Alicia en el País de las Maravillas”.

Hable con Ella: La mejor película de Almodóvar.

Minority Report: Ciencia-Ficción cruzada con novela negra. Basada en el relato de K. Dick, nueva Obra Maestra de Spielberg.

Ciudad de Dios: La vida criminal en las favelas brasileñas narrada con fuerza y intensidad.

Chicago: Musical que hereda el estilo de Bob Fosse. Impresionante, y oscarizada, Zeta-Jones.

El Pianista: Nuevo retrato del Holocausto judío de manos de Polanski. Adrien Brody dio vida al sufrido pianista Wladyslaw Szpilman.

Spider-Man: La Marvel consiguió tener adaptaciones decentes gracias a “X-Men” pero su mayor éxito fue el traslado a la gran pantalla del trepamuros.

Infernal Affairs: Cine policiaco de primer orden procedente de Asia.

Insomnio: Nueva cinta de Nolan con un excelente retrato psicológico de los personajes. Memorables Pacino y Williams.

Camino a la Perdición: Cine de gangsters rodado con maestría de mano de Sam Mendes. Despedida cinematográfica de Paul Newman.

Atrápame si puedes: A Spielberg no hay quien lo pare rodando películas. Aquí nos regalaba la deliciosa historia de un farsante ambientada en los 60.

OldBoy: Historia de venganza y sufrimiento rodada de manera brutal. La pelea en el pasillo, inolvidable.

Dogville: Otra película dura propia de Von Trier con una soberbia Kidman.

Big Fish: La vida de un cuentacuentos narrada por Tim Burton. Emotiva y mágica.

Mystic River: El gran Clint Eastwood dirige a Sean Penn, Tim Robbins y Kevin Bacon en esta tragedia griega.

Lost in Translation: La hija de Coppola nos narra una sencilla historia sobre la soledad y la amistad.

Kill Bill: El retorno de Tarantino por la puerta grande. La primera parte homenajeaba sin cortarse un pelo el cine de artes marciales mientras la segunda era mucho más exquisita.

Master and Commander: Cine de aventuras con cerebro.

Piratas del Caribe: Conocimos a Jack Sparrow, el pirata más borrachín, y amanerado, del Caribe. Johnny Depp se convirtió en actor taquillero.

Buscando a Nemo: Se convirtió en la película de animación más taquillera de la Historia. El sello PIXAR se nota en cada plano.

2046: Secuela de “Deseando Amar”. Wong Kar-Wai en estado puro.

El Hundimiento: Los últimos días de Hitler.

Entre Copas: No hay mejor despedida de soltero que hacer ruta vinícola y pensar en el paso de los años.

La Pasión de Cristo: Salvaje reconstrucción histórica de mano de Mel Gibson sobre las últimas doce horas de vida de Cristo. Arrasó las taquillas.

Crimen Ferpecto: Divertidísima película de Alex de la Iglesia. La moda payaso inundará las calles.

Closer: Las relaciones entre cuatro personajes que componen dos parejas. La consolidación de esa gran actriz que es Natalie Portman.

Million Dollar Baby: El puñetazo más inolvidable que nos ha dado Eastwood.

Collateral: Michael Mann se pasa al video digital convirtiendo a Cruise en un asesino que viaja a bordo de un taxi conducido por Jamie Foxx.

Olvídate de mí: ¿Quién puede olvidarse de esta película? Jim Carrey ofrece una interpretación tan maravillosa como la de Kate Winslet.

Los Increíbles: Los superhéroes bajo el prisma de PIXAR. Divertida y frenética.

Mr. y Mrs. Smith: Parece una nueva versión de “Mentiras Arriesgadas”, pero más que por su calidad fílmica será recordada por unir a la pareja Pitt-Jolie.

Brokeback Mountain: Dio mucho que hablar para al final quedarse con la miel en los labios al no conseguir el tan anunciado Oscar a Mejor Película.

Match Point: Woody Allen cambió Nueva York por Londres y le sentó la mar de bien. Relato criminal sobre la casualidad y la suerte.

La Venganza de los Sith: Festival de Star Wars por todo lo alto. El duelo final entre Yoda-Palpatine y Kenobi-Skywalker es de lo mejor de toda la Saga. Oscura y trágica.

Buenas Noches y Buena Suerte: Clooney se consolida como director serio y se gana el aplauso de la crítica.

La vida de los otros: Excelente película alemana que ganó el Oscar a Película Extranjera.

El Laberinto del Fauno: Guillermo del Toro nos cuenta un cuento ambientado en la España de posguerra.

Babel: Última colaboración entre Iñarrítu y Arriaga. Nueva película de historias cruzadas multicultural. Fin de la trilogía del dolor.

Volver: Almodóvar regala otra gran película sobre los secretos del pasado. Primera nominación al Oscar para Penélope Cruz.

The Queen: Stephen Frears tuvo la osadía de retratar a la Reina de Inglaterra y salir ileso. Memorable transformación de Helen Mirren.

United 93: Los sucesos del 11S a bordo del avión que no llegó a su destino.

The Departed: Un remake que otorgó a Scorsese el Oscar. Ritmo vertiginoso, Nicholson desatado y excelente DiCaprio.

Hijos de los hombres: Apocalíptico futuro en donde la mortalidad le ha ganada la partida a la natalidad. Cuarón realiza un trabajo tras la cámara de escuela.

Casino Royale: James Bond se renueva emulando a Jason Bourne. Daniel Craig se convirtió en el mejor Bond desde Connery.

Apocalypto: Aventura al 100%. Intensa y apasionante.

300: El comic de Frank Miller llevado al cine por Zack Snyder.

Zodiac: Meticuloso retrato de la investigación llevada a cabo por encontrar al asesino del Zodiaco.

Ratatouille: Exquisitez animada. Un roedor se convierte en el mejor cocinero de París, lo que son las cosas.

El Ultimátum de Bourne: Paul Greengrass debutó en la segunda entrega pero fue en la tercera donde regaló todo un ejercicio de ritmo y montaje.

Hairspray: Color, ritmo y diversión para el remake del film de John Waters.

Rec: Terror made in Spain.

Promesas del Este: Gran Película de Cronenberg con un inmenso Viggo Mortensen. La secuencia: la sauna, por supuesto.

Bajo las Estrellas: Preciosa película realizada sin pretensiones sobre el reencuentro con el pasado y las raíces.

American Gangster: Cine policiaco que emula a clásicos de los 70. Ridley Scott en buena forma.

No es país para viejos: Los Coen se ponen más serios que nunca adaptando a McCarthy. El peinado de Bardem lo ayudó a crear un personaje escalofriante que lo convirtió en el primer intérprete español galardonado con el Oscar.

Pozos de Ambición: Grandiosa, como la interpretación de Day-Lewis.

Sweeney Todd: El musical de Tim Burton y sus freaks. Sangre a raudales para acompañar las canciones. Un placer.

Antes que el diablo sepa que has muerto: El veterano Sidney Lumet en mejor forma que nunca.

El Caballero Oscuro: La película más intensa de Batman. Un thriller bien fabricado con grandiosas interpretaciones de Ledger, Eckhart y Oldman.

El Luchador: Sencilla historia con la que Mickey Rourke resurgió y Marisa Tomei demostró lo buena actriz que es.

Wall•E: Un pequeño robot heredero del carisma de Chaplin y Keaton se convierte en el salvador de la humanidad. Emoción desbordante.

El Curioso Caso de Benjamin Button: Bonita historia sobre el paso del tiempo que sirve a Fincher para demostrar de nuevo su perfección técnica.

Tropic Thunder: La gamberrada más salvaje de Ben Stiller y una tropa de lo más curiosa. Memorable Downey Jr. e impagable Cruise.

La Duda: Cuatro interpretaciones para quitar el hipo apoyadas en un excelente libreto.

Déjame Entrar: Nueva visión sobre el mito vampírico protagonizada por niños.

(500) Days of Summer: La comedia romántica aún tiene algo que decir, y este film lo demuestra.

El Secreto de sus Ojos: Título mayor de Campanella. Una buena historia que posee romanticismo y suspense.

Up: Sus cinco minutos que relatan la vida matrimonial son de lo mejor de la Historia del Cine. Un canto a la vida.

Enemigos Públicos: Los últimos meses de John Dillinger relatados por Michael Mann en un ejercicio de estilo de lo más estimulante y arriesgado.

Celda 211: Cine de género realizado en España. Un thriller carcelario emocionante.

Malditos Bastardos: La II Guerra Mundial reinventada por Tarantino.

Donde viven los monstruos: Un cuento infantil para mayores.

Avatar: James Cameron regresa para mostrarnos el camino hacia el cine del futuro.

Espero que os haya gustado el repaso. A ver con qué nos sorprende la nueva década.

BSO: Harry Potter and the Prisioner of Azkaban

25 diciembre, 2009

Harry Potter and the Prisioner of Azkaban: La tercera parte del niño mago en el terreno cinematográfico fue todo un punto de inflexión, un giro hacia los siniestro de manos de Alfonso Cuarón que, a día de hoy, se erige como la mejor película de toda la Saga. La composición de John Williams para el film se equipara a la calidad del film siendo la mejor de todas las Bandas Sonoras para un film Potter. El veterano compositor ya brilló en la primera entrega marcando los cánones del sonido mágico para a continuación relajarse en la segunda entrega y volver con más fuerza que nunca en la tercera. Una Banda Sonora portentosa, arriesgada, divertida, con temas inolvidables entre los que podemos destacar “Double Trouble”, “Buckbeak´s flight”, “Window to the Past”, “The Patronus Light” o el popurrí de temas final. Una Banda Sonora excelente a cargo del maestro Williams.

5/5

¡¡ Feliz Navidad !!

24 diciembre, 2009

Desde mi blog os deseo a todos y cada uno Felices Fiestas. Disfrutad esta noche rodeados de vuestros seres queridos, controlaros con los mantecaos y no os quedéis afónicos cantando villancicos. Aprovechad éstas fechas para ver alguna película navideña, que opciones hay de sobra.

In Memoriam: Brittany Murphy

20 diciembre, 2009

Esta es una de esas noticas que te cogen por sorpresa y te dejan helado. Ha fallecido a los 32 años de edad la actriz Brittany Murphy debido a un ataque al corazón.
La actriz debutó en el cine con “Fuera de Onda” y ganó fama gracias a películas como “Ni una palabra”, “8 Millas”, “Recién Casados”, “Sin City” o “The Dead Girl”. Prestó su voz a la cinta animada “Happy Feet” y había intervenido en la última película de Silvester Stallone, “The Exprendables”.

Descanse en Paz.

Avatar, de James Cameron

20 diciembre, 2009

Doce años ha tardado James Cameron en estrenar una película tras su triunfal “Titanic” y dedicarse a la realización de documentales. Lo nuevo del director ya daba de qué hablar puesto que anunciaba una nueva revolución en el cine. La campaña de marketing ha estado muy bien planificada y los pases previos en 3D hacían la boca agua. Aún así, un servidor siempre se mostró aséptico. El tan anunciado trailer me dejó tan frío como ha conseguido dejarme el producto final.

La historia es sencilla. Nos encontramos en el año 2154. El marine paralítico Jake Sully viaja al mundo de Pandora para sustituir a su hermano en el control de un Avatar, un ser creado mediante ADN humano y ADN de los nativos del Planeta, los Na´vi. Jake deberá conocerlos de cerca y ganarse su confianza para llegar a un acuerdo diplomático que impida la guerra entre humanos y nativos por la riqueza del Planeta.

James Cameron no se ha quebrado mucho la cabeza para desarrollar la historia, llena de estereotipos, situaciones copiadas de otras películas y con un mensaje final ecologista muy adecuado en los días que vivimos. Que la historia sea conocida hasta la saciedad no siempre es malo, pero lo que me sorprendió fue descubrir que el director oscarizado ha realizado una cinta a la que solo le falta el sello Disney. No hay que hilar muy fino para descubrir las referencias a la historia de Pocahontas y John Smith, pero en el film hay situaciones calcadas a las del film animado que relataban esa historia.
Ciertamente me he visto muy decepcionado, pero más que por el libreto, por la forma de dirigir de Cameron. Un hombre que es todo un referente en el cine fantástico y de acción, que realizó portentos visuales como “Aliens”, “Abyss” o “T-2”, y que siempre se ha desenvuelto muy bien a la hora de narrar parece haber perdido toda su fuerza para centrarse en su empeño por conseguir que los Na´vi resulten reales. Seguramente esto que digo resultará un poco duro para muchos que hayan visto la película y se hayan enamorado de ella pero a ejemplos me remito, en “Avatar” no encontré un solo momentos de tensión ni una escena dramática con fuerza suficiente como para encandilarme, cosa que si tenían por el contrario las películas anteriormente nombradas o “Titanic”. De todas las secuencias que pueblan la cinta destacaría solo dos, el momento del vuelo en el Banshee y la batalla final, en donde encontramos rasgos del mejor Cameron en cuanto a ritmo y montaje.
El libreto posee rasgos muy propios de Cameron en cuanto a creación de personajes se refiere, en especial en el elenco femenino, las mujeres de la cinta poseen más valor y coraje que los hombres, la mayoría de ellos marines. Desgraciadamente nos encontramos con frases irrisorias, otras del plan “Guay”, “mola” o similares destinadas a un público más juvenil que adulto y escenas contemplativas diseñadas para que luzcan de manera impresionante los efectos visuales, verdaderos protagonistas de la cinta.

Ahora, tras desahogarme un poco con la cinta, vamos a alabar sus virtudes. La razón principal que me impulsó a verla fue su tan anunciada revolución cinematográfica en el terreno del 3D. Y si señores, esta película hay que verla como se merece, en un buen cine con tecnología digital y 3D para sumergirnos en ese rico mundo visual llamado Pandora. James Cameron puede sentirse satisfecho en cuanto a imaginación conceptual. Cada palmo que puebla el Planeta resulta mágico, rico en detalles y texturas, con una excelente cohesión entre naturaleza y luces fluorescentes New Age. Puede que algunos planos generales del habitat resulten menos reales que otros, eso es cierto, pero hay que quitarse el sombrero ante el señor Cameron por ofrecernos este viaje.

El punto fuerte de los efectos especiales son los Na´vi, las criaturas azuladas que viven en Pandora. Aquí vemos un paso de gigante en cuanto a creación de personajes por CGI se refiere. Si Gollum o Yoda ya sorprendieron hace unos años los personajes virtuales creados por Cameron nos dejan con la boca abierta. Qué perfección técnica. La piel, los ojos, todo lo que vemos resulta real, y más aún cuando comparten planos con los personajes humanos. Sin duda alguna, esto si que representa otra nueva revolución en el campo de los FX.

Por otro lado, respecto a la proyección en 3D no veo mucha diferencia con otras cintas que ya he visto en este sistema. Si, te sumerge más en la cinta, eso está claro, pero creo que sobre todo ayuda a que los personajes digitales sean más humanos que los humanos ya que los primeros planos de los Na´vi son impactantes y dejan ver los poros de su piel. Respecto a lo demás el sistema 3D ayuda a destacar la profundidad de campo y a ver mucho más resaltadas las pantallas holográficas.

El ritmo de la cinta está medianamente bien llevado. Su duración de dos horas y media largas bien podría haberse quedado en dos horas y diez perfectamente si hubiera prescindido de situaciones repetidas como las continuas entradas y salidas de Jake en su avatar en el tercio final o no dando tantas vueltas para llegar a la gran batalla.
La Banda Sonora corre a cargo de James Horner con lo que ello conlleva, melodías reconocibles a lo largo de todo el film. Lo peor del score es que carece de un tema principal que sirva como leit motiv y represente a los personajes.

El reparto está compuesto por el nuevo chico de moda en Hollywood, Sam Worthington, quien da vida a Jake Sully de manera muy competente. La guapísima Zoe Saldana es Neytiri, princesa guerrera de la tribu Na´vi, y posiblemente el mejor personaje de toda la cinta. Sigourney Weaver es la doctora Grace Augustine, una científica de buen corazón que defiende a los Na´vi y quiere llegar a un acuerdo diplomático. Stephen Lang es el Coronel Quaritch, el jefe de los marines que deja ver sus heridas de guerra con orgullo y cuyo fuerte son más las armas que las palabras. Michelle Rodríguez es Trudy, la piloto con más agallas del ejercito. Giovanni Ribisi es Parker, el mandamás que ha ido a Pandora en busca de un importante mineral. Posiblemente sea el peor personaje de la cinta por lo desdibujado que queda. Wes Studi es el jefe de la tribu Na´vi y padre de Neytiri.

La película ya está recibiendo parabienes de la crítica especializada y los premios ya se han fijado en ella, recibiendo cuatro, excesivas, nominaciones para los Globos de Oro.
Concluyendo, “Avatar” es todo un deslumbrante espectáculo visual que encandila desde el primer minuto. Cine de evasión por todo lo alto.

Lo Mejor: Es un incuestionable espectáculo de primer orden. La batalla final.

Lo Peor: La historia nos la sabemos de memoria. Le falta fuerza narrativa.

(500) Days of Summer, de Marc Webb

13 diciembre, 2009

Ya iba siendo hora que el cine USA (aunque sea bajo el calificativo de “independiente”) nos sorprendiera con una historia romántica alejada de los deficientes y crispantes títulos que nos han llegado los últimos años.

Tom es un joven que trabaja en una agencia de publicidad y que conoce a Summer, quien ha comenzado a trabajar en la misma empresa como secretaria. El chico se enamorará de la chica, pero la chica no.

Por fin tenemos los chicos nuestra película romántica, una cinta narrada desde la perspectiva del individuo masculino de la relación, destinada a aquellos corazones rotos por culpa de una mala pécora que juega con los sentimientos de los demás sin darse cuenta del daño tan grande que hace.
La cinta dirigida por Marc Webb narra la relación entre Tom y Summer desde el primer día que se conocen hasta el último en que se encuentran. 500 días llenos de risas, lágrimas, felicidad, tristeza, diversión y aburrimiento. 500 días narrados de manera excelente por medio de flashbacks y flashforwards que nos sitúan en diferentes días de la relación de tal forma que comparan los primeros días llenos de felicidad con los últimos en que aquella llama de pasión se ha extinguido por parte de uno de los individuos de la pareja, malhiriendo al otro.

Marc Webb planifica una puesta en escena de lo más ingeniosa, atreviéndose a introducir un divertido momento musical que transmite al espectador la misma energía que posee el protagonista en ese momento. Una de las secuencias más memorables es aquella en que Tom se dirige a una fiesta de Summer y la pantalla se parte en dos mostrándonos la imaginación y la realidad a la par. Es una secuencia que resume perfectamente el estado emocional en que se encuentra Tom a lo largo de todo el film, imaginando ser el hombre de la vida de Summer al igual que ella lo es de la suya, desgraciadamente la realidad es bien distinta y el chico no tendrá otra que aceptarla.

El guión escrito por Scott Neustadter y Michael H. Weber es excelente al describirnos la relación desde el punto de vista de Tom de manera realista, hasta el punto de sentirnos identificados en mayor o menor medida. Una de las cosas que más gracia me hizo, por lo real que me reaulta, fue cuando se contrapone lo que dice Tom al principio sobre Summer, en que le encanta su sonrisa, el lunar de su hombro, su forma de dormir, para luego pasar a odiar todo aquello con el fin de autoconvencerse de que no siente lo mismo hacia ella.

La banda sonora es una maravillosa selección de canciones que acompañan y apoyan en todo momento a la historia.
Tanto los títulos de apertura como los fondos en que se nos muestra el día en que nos encontramos dentro de la relación están muy bien realizados y describen muy bien la atmósfera que la envuelve, así si el fondo es un día soleado es que la relación va de maravilla, mientras si está nublado o con borrascas es que está en una etapa tempestuosa.

Joseph Gordon-Levitt y Zooey Deschanel componen una pareja con química en la pantalla, consiguiendo crear dos personajes realistas con personalidad. Un gran trabajo de interpretación por parte de ambos, que se sienten bien acompañados por un elenco de secundarios competente.

No es descabellado decir que “(500) Days of Summer” puede ser el equivalente actual a “Annie Hall”, pues ambas nos describen una relación con sus altibajos narrada de forma cronológica desordenada y en donde el personaje principal se atreve a hablar directamente a cámara.

“(500) Days of Summer” es una cinta romántica muy reivindicable, con un guión estupendo y unos actores notables. Hacía falta una película como ésta.

Lo Mejor: El guión. El montaje. Los actores. La secuencia musical y la de Imaginación/Realidad.

Lo Peor: El final me parece demasiado “happy”.

P.D. Aqui les dejo con un excelente y original comentario escrito por Ángel que capta la esencia del film.

Empire: 20 years

6 diciembre, 2009

La revista Empire cumple 20 años y para celebrarlo ha decidido realizar unas fotos la mar de majas en que algunos actores rememoren películas que se han convertido en emblemáticas en estas últimas dos décadas.

Clint Eastwood y Morgan Freeman, apuntando al Oscar

Anthony Hopkins y Jodie Foster, el Caníbal y la estudiante

Mel Gibson, revolucionario escocés

Ben Stiller, genio y figura

Kevin Spacey, American Man

Jack Nicholson, simplemente

Tom Cruise, interpretando el futuro

Sam Neill, combatiendo dinosaurios

Viggo Mortensen y Sean Bean, guerreros de la Tierra Media

Gerard Butler, ¡¡ Espartaaaa !!

Christian Bale, psicópata antes que defensor

Keira Knightley y James McAvoy, amor por correspondencia

Matt Damon, agente amnésico

El elenco de Harry Potter

Woody y Buzz, juguetes aventureros

Arnold Schwarzenegger, siempre Terminator

Se echa de menos a algunas estrellas que realizaron también títulos representativos de ésta época (Tom Hanks, Nicole Kidman, Robert De Niro, Al Pacino, Meryl Streep, Jim Carrey, Natalie Portman, Johnny Depp, Leonardo DiCaprio, Kate Winslet, Will Smith, Angelina Jolie…..) aunque supongo que congregar a tantas estrellas era algo difícil. Aún así esperemos que se animen para hacer otra sesión de fotos con los que no han podido estar en la presente.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 35 seguidores