Once upon a time in the West, de Sergio Leone

Tras la proyección de “El bueno, el feo y el malo” en Roma, Bernardo Bertolucci fue presentado a Sergio Leone de manos de Dario Argento. La conversación que mantuvieron tras la tercera entrega del hombre sin nombre desembocó en un nuevo proyecto que tenía en mente el celebre director de spaghetti western, llegando a acordar con ambos la escritura del mismo.
Lo cierto es que Leone tenía pensado realizar antes “Once upon a time in America” pero la productora Paramount le pidió primero un western debido al enorme éxito que habían tenido los anteriores realizados por él y fue por ello por lo que decidió dar vida a la historia ideada junto a Argento y Bertolucci.

“El ritmo de la película pretendía crear la sensación de los últimos jadeos que da una persona justo antes de morir. “Once upon a time in the west” era, de principio a fin, una danza de muerte.”
Sergio Leone

Nos encontramos ante el que posiblemente sea el proyecto más ambicioso dentro de la historia del western. Tras la Trilogía del Dólar, en donde existía cierto tono cómico, Leone concibió su nueva cinta como un western de factura clásica que contenía todos los elementos del género perfectamente cohesionados.
“Once upon a time in the West” es, como bien deja entender su título, un cuento que nos narra el fin de una Era, la del salvaje oeste. Nos encontramos ante una película que nos narra la llegada del ferrocarril, sinónimo de modernidad y progreso, a los parajes desérticos del oeste inundado por bandoleros, hombres que ven cómo su estilo de vida tiene los días contados.

Con este trasfondo se nos narrará la historia de cuatro personajes, perfectamente presentados y definidos por el director, que se relacionarán entre sí.
Jill: Recién llegada al Oeste de Nueva Orleáns para compartir vida con McBain, un granjero que vive con sus tres hijos. Cuando llega a su nuevo hogar descubre que la que iba a convertirse en su familia ha sido asesinada, convirtiéndola en heredera de las tierras que el granjero poseía, pues se casaron en secreto cuando se conocieron. Aunque en principio decide marcharse pronto descubrirá que debe quedarse para guardar el que ya es su hogar, sobre todo cuando descubre la importancia que tienen las tierras y la verdadera riqueza que esconden. Jill representa la llegada de nuevos tiempos al igual que el ferrocarril, no en vano Leone la presenta bajándose de él. Es el personaje esperanzador del relato, el que quiere redimirse mediante una nueva vida.

Frank: Despiadado, frió, cruel, ambicioso. Es el villano de la historia, un hombre que no teme a nadie salvo a los muertos, razón por la cual no mata a Harmónica cuando lo conoce, pues ve en él a los fantasmas del pasado. Frank intentará amoldarse a los nuevos tiempos aprendiendo de manos de Morton, un empresario que busca apropiarse de la tierra McBain. La relación entre ambos será de mera conveniencia, pues Frank ve en Morton una mente inteligente, representativa de los nuevos tiempos en que el dinero se ha convertido en un arma más poderosa que la pistola, pero que apenas puede sostenerse en pie debido a una enfermedad. Siempre que Frank aparece en pantalla lo hace de forma amenazante, sublevando a quien tenga delante hasta que llegue el duelo final en que tendrá que enfrentarse con los muertos que carga sobre los hombros.
Cheyenne: Bandolero recién fugado que lidera al grupo de compinches que viste mantos amarillentos. Representa el amor a la vida del oeste descubriéndose como un gran hombre de acción que no esconde su sentido del humor en ningún momento. Sin embargo, Cheyenne acaba resultando una figura dramática, pues tras su alegría esconde una melancolía al echar de menos a los viejos tiempos que ya se han ido. Con Jill establecerá una entrañable amistad mientras que a Harmónica lo define como alguien que tiene algo que ver con la muerte.
Harmónica: Su nombre se debe al instrumento que toca, con lo cual no sabemos realmente cómo se llama. Harmónica representa la venganza, la muerte que no cesa hasta alcanzar su objetivo, personificado en Frank. Silencioso, rápido con el revolver, aparece siempre precedido por la melodía que entona.

Sergio Leone siempre se caracterizó por crear secuencias desarrolladas al detalle, en especial en los duelos. Con “Once upon a time in the West” el director italiano elevó al cubo su estilo ofreciéndonos una sucesión de grandes secuencias que funcionan perfectamente de manera conjunta como por sí solas y que demuestran cómo se puede jugar a la perfección con el ritmo y el sonido utilizando de manera excelente el formato panorámico. Entre las que forman la película destaco cuatro.

El principio: Antológico. Es de los mejores inicios de la Historia del Cine. Una pequeña estación de tren. Tres hombres llegan y la toman. Cada uno se sitúa en un punto a la espera del tren. El tiempo está medido a la perfección mediante los tres personajes. Uno de ellos se sentará junto a la vía haciendo crujir los huesos de los dedos de sus manos, Otro se sentará en el rellano de la estación y se las verá con una mosca, a la cual acabará atrapando dentro de su revolver. Me parece magnifico el momento en que el personaje se acerca a la oreja la pistola y escucha aletear dentro de ella a la mosca, esperando que cese el sonido que anuncie su muerte. Por último tenemos al que aguarda en pie bajo una gotera y que termina bebiéndose todo el agua que ha recibido su sombrero hasta la llegada del tren. Cuando el esperado tren llega los hombres aguardan. No baja nadie. El tren vuelve a ponerse en marcha. Los hombres parecen marcharse pero un sonido los detiene, una harmónica. Se nos presenta Harmónica de la mejor manera posible, demostrando su valía con el revolver frente a tres hombres. El girar del molino, la mosca, el crujir de los dedos, la gota de agua cayendo, el tren, la harmónica, los disparos son los sonidos que marcan el ritmo de la secuencia.

La matanza en el rancho McBain: Iniciada como una escena costumbrista donde vemos los preparativos que hacen el padre junto a sus hijos para la llegada de Jill hasta que el sonido nos alerta. El sonido de los animales cesa anunciando que algo no va bien, sin embargo la familia intenta mantener la calma y seguir como si fuera normal. McBain se dirige al pozo cuando de nuevo cesa todo sonido. De pronto las aves echan a volar y un disparo rompe la calma. McBain observa hacia su granja y ve caer muerta a su hija. De nuevo disparos que ponen fin a su existencia. El más pequeño de la familia sale a ver qué ha pasado y, junto a su terrorífica sorpresa, entra por primera vez la partitura de Morricone acompañando a los bandoleros que salen de entre la maleza. Un hombre se para frente al niño y lo observa. Uno de los suyos dice lo llama por nombre y eso lo lleva a matar al niño. La secuencia resulta impactante y demuestra, de nuevo, cómo el sonido es tan importante para llevar a cabo la historia.

El rescate en el tren: Harmónica está preso en el tren de Morton. Frank ha pedido que no se le dañe hasta que regrese de ocuparse de Jill. El que ha llevado a Harmónica a Frank cae muerto después de descubrir bajo el tren a Cheyenne escondido. Morton y sus secuaces rodean a Harmónica. Pronto Cheyenne entra en acción, primero a través de los cristales, subido sobre el vagón, después dentro de él. Finalmente eliminará al último pistolero con un efecto sorpresa, pero antes jugará con él paseándolo por el vagón. El sonido de los pasos de Cheyenne sobre el vagón aportan intriga a la secuencia. Finalmente Cheyenne liberará al detenido. En especial me gusta cómo la secuencia posee la intriga de no saber muy bien por donde va a salir Cheyenne ni de qué forma.

El duelo final: Si hablamos de Leone tenemos que hablar de sus duelos. En esta ocasión rememora el duelo de “La muerte tenía un precio” en donde el Coronel descubre la razón por la cual quiere darle muerte a Indio. Frank va a zanjar su asunto con Harmónica y descubrir de una vez quién es. Los dos se apartan a un lugar solitario y se sitúan uno frente a otro. Frank intentará buscar la posición que mejor le venga para disparar. Harmónica se acercará y se detendrá a unos pasos de él. A medida que se acerca el momento Harmónica recuerda al hombre que lo obligó a portar una Harmónica y la razón por la cual se la puso en la boca. Una vez rememorada la razón que lo mueve desenfundan. Los disparos alertan a Jill, que acompañada de Cheyenne no tiene nada que hacer más que esperar. Harmónica se acerca a Frank, que empieza a perder la vida, y le pone su harmónica en la boca. La Muerte se ha cobrado su deuda.

Son cuatro ejemplos, sin embargo la cinta posee mucho más, como la presentación de Cheyenne en la cantina, el viaje de Jill por lo grandes paisajes rocosos o la angustia de la mujer por encontrar algo de valor en la casa que le ha dejado su difunto esposo. Todo ello realizado con un nivel de detalle impresionante.
Con la película Leone quería homenajear al western americano por todo lo alto. Como anteriormente he citado, en la cinta se dan cita todo los tópicos del género. La llegada del ferrocarril, el hombre que busca venganza, la mujer que se descubre como empresaria o el villano que viste de negro. Todo ello se da lugar enmarcándolo en grandes paisajes que rememoran las cintas de John Ford o Anthony Mann. También hay lugar para mostrar detalles propios de su filmografía, como el uso del primerísimo primer plano de los personajes o el personaje del hombre sin nombre, esta vez personificado por Harmónica, personaje que debía haber interpretado Clint Eastwood pero que rehusó.

El guión fue escrito finalmente por el propio Leone y Sergio Donati. Bertolucci y Argento tan sólo vieron sus nombres asociados a la historia. Se dice que el guión no ocupaba más que veinte páginas, lo cual no es de extrañar viendo las breves líneas de diálogos que posee.
El nivel técnico es impecable, de nuevo los escenarios se realizaron en gran medida en Andalucía, concretamente en Granada. Mención especial para la fotografía y la Banda Sonora.
Tonino Delli Colli fotografío la película de manera excepcional, destacando todo detalle con un uso de la luz excelente. El panorámico está utilizado de manera perfecta, sin desperdiciar en ningún momento un plano. El resultado es como un gran cuadro que no te cansas de ver.
Ennio Morricone firmó una de sus obras maestras creando la música antes de que la película estuviera finalizada. La composición esta creada a partir de los cuatro personajes principales y sobre ellos la desarrolla. Sería impensable imaginar otra música con las imágenes que la película nos muestra.

El reparto lo forman la bellísima Claudia Cardinale como Jill, representación de belleza y caracter. Henry Fonda es Frank, Leone lo escogió porque quería ver al actor en un papel malvado, algo que bordó. Jasón Robards es Cheyenne. Robards otorga al personaje humanidad y humor. Charles Bronson es Harmónica. Su rostro hierático y étnico ayuda al personaje, uno de los mejores en la carrera del actor que acabaría convertido en justiciero de por vida. Gabriele Ferzetti es Morton, el cruel empresario que ve cómo su vida llega a su fin por culpa de una enfermedad. Los tres pistoleros del principio son Jack Elam, Al Muloch y Woody Strode aunque se dice que Leone quiso para esos personajes a Eastwood Lee Van Cleef y Eli Wallach.

“Once upon a time in the West” no resulto ser éxito en Estados Unidos, aunque si lo fue en parte de Europa. La productora decidió eliminar del metraje veinte minutos por considerarle excesivamente larga, afortunadamente con el tiempo se montó tal y como fue concebida demostrando cuán importante es el tempo. Nos encontramos prácticamente ante una película muda que podría funcionar perfectamente sin los diálogos que hay en ella.

Todo un homenaje al genero realizado con maestría por parte de Sergio Leone, que realizaría el mejor western de su filmografía, y su segunda mejor película.

Lo Mejor: Todo, pero por resaltar algo, la puesta en escena en que encajan a la perfección imagen y sonido.

Lo Peor: No lo sé.

About these ads

9 comentarios to “Once upon a time in the West, de Sergio Leone”

  1. Pliskeen Says:

    Grande Leone, muy grande. Creo que es su mejor western, sin embargo, es del que menos recuerdos tengo, ya que la trilogía del dólar me la he visto un puñado de veces, quizás también porque eran esas películas, y no ésta, las que más veces echaban por tv.

    Y “Érase una vez en America” es una obra soberbia y su mejor película, sin lugar a dudas.

    Saludos ;)

  2. Javi Says:

    Una de mis películas favoritas, y para mi gusto rivaliza con “Érase una vez en América” como la mejor película de Sergio Leone.

    ¿Qué tal fue verla en pantalla grande? :)

    Un saludo y enhorabuena por la critica!!

  3. Juan Ferrandiz Pastor Says:

    en este desierto de Tabernas podemos proponer de crear una atraccion turistica mas amplia para atraer los turistas amantes del cine western, y hacer un homenaje permanente a los grandes actores que vienieron en este luigar par esta buenas peliculas,y tambien rendir homenaje mas grande a Sergio Leone.de forma en crear una memoria historica para este cine del oeste en Tabernas.
    Un fan del oeste y del desierto de Tabernas, unico desierto en Europa a 29km de Almeria.

  4. Ramón Says:

    Plikeen, yo también pienso que “Érase una vez en América” es la Mejor Película de Leone seguida de ésta, que es su mejor western.

    Javi, verla en pantalla grande fue un placer, éncima en 35mm. La copia era italiana y pertenece al montaje completo de la película, del que ´podemos disfrutar en DVD.

    Juan, ayer precisamente ví un reportaje de lo que mencionas, se veía el lugar donde Leone rodó sus westerns. Estuve hace muchos años, y tendré que hacer una visita en breve para revivir dónde caminaron los pistoleros cinematográficos.

    Saludos y gracias ;)

  5. Jesús Says:

    Pues a mí, “Hasta que llegó su hora” es el western de Sergio Leone que menos me gusta (sin contar “Agáchate maldito”, que no he tenido ocasión de verla). Tendré que revisarla por tercera vez.

    De Leone sigo prefiriendo La Trilogía del Dólar, sobre todo “La muerte tenía un precio” y tengo pendiente de ver “Érase una vez en América” que me la bajé pero tenía un doblaje horrendo.

    Saludos.

  6. Ramón Says:

    Jesús al igual que tú mi favorita de la Trilogía del Dolar es “La Muerte tenía un Precio”, pero no llega a la excelencia de “Hasta que llegó su hora”, y sobre “Érase una vez en América” te recomiendo que la veas en VO, ya que los dos doblajes, el del 83 y el de la edición en DVD, chocan bastante, en especial sobre DeNiro, ya que no lo dobla su inseparable Solans.

    Saludos.

  7. Saben de Cine 3 | No sé de cine Says:

    [...] hablamos de CinemaDreamer y esta semana nos deleitan con uno de los mejores Western de la historia, Once upon a time in the West, de Sergio Leone. [...]

  8. Jordi Vergés Says:

    Lo Peor: yo sí lo sé. Que después de ver esta película, no hay nada más que ver en mucho tiempo. Sergio Leone estira las escenas con una lentitud que lejos de pesar, se desliza ligera como una pluma por los sentimientos del espectador, absolutamente hipnotizado ante los acontecimientos como si estuviera uno mismo ante el destino, como los personajes. Cine en mayúsculas, del que ya no se hace. Henry Fonda magistral, te quedas pasmado. Claudia Cardinale se te queda en la cabeza como la melodía de Morricone y desearías estar tú dando el callo en las vías del tren sólo para verla poniéndote un cazo de agua para beber… El habla lacónica, la imagen barroca… sencillamente la película lo tiene todo. Es LA película. Saludos

  9. fpealvarez Says:

    Pues también me pareció mejor “The Good,…” porque “Once upon…” la encontré demasiado lenta. No le vi mucho trabajo al papel de Fonda; he visto malos mucho peores. Y en cuanto a lo mejor del western, me quedo antes con varias de John Wayne, y sigue siendo la mejor de la historia para mí The Searchers.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 35 seguidores

%d personas les gusta esto: