Mission: Impossible – Fallout, de Christopher McQuarrie

Resulta curioso que haya que retroceder hasta 2006 para hallar el punto de inflexión en la Saga iniciada por Tom Cruise hace ya más de 20 años. Y digo curioso porque “Mission Impossible III” pareció ser la última entrega de la serie al convertirse en la menos taquillera además de (aparentemente) marcar el fin de las relaciones entre Cruise y Paramount tras los excesivas salidas de tono del actor durante dicha época (su actuación en el show de Oprah sigue siendo legendaria). Sin embargo en aquella entrega Cruise cruzó su camino con J.J. Abrams, quien se convertiría en precursor junto a la estrella de las nuevas entregas de Ethan Hunt otorgando una naturaleza más propia de serial. Así, cinco años después de la tercera entrega llegaría “Protocolo Fantasma” bajo los mandos de Brad Bird en lo que parecía un cambio generacional con la incorporación de Jeremy Renner. Nada más lejos, el éxito de aquella entrega constató que “Mission: Impossible” es lo que es gracias a Cruise, y que sin él el invento no tiene sentido.

Tras fracasar en una misión, Ethan Hunt y sus compañeros deberán embarcarse en una carrera contrarreloj por impedir que armen y detonen unas bombas nucleares.
Sigue leyendo

Anuncios

Spy Game, de Tony Scott

Cuando se piensa en el género de espías es inevitable que venga a la cabeza cualquier aventura protagonizada por James Bond o similar. Sin embargo el trabajo de espía es más complejo y turbio que el que nos pintan en las exóticas aventuras destinadas a ofrecer un buen pasatiempo. Uno de los autores que más veracidad ha dado al género es John LeCarré, al mostrar al funcionario al servicio de inteligencia como un tipo gris que se debe estrujar los sesos tras la mesa de un despacho para intentar detener una amenaza inminente que ponga en jaque al país para el que trabaja. En 2001 el director Tony Scott se acercó al género con una película que trataba de mostrar las dos caras del oficio a través de una pareja protagonista de envergadura.

En su último día al servicio de la CIA Nathan Muir deberá hacer frente a su última misión: salvar la vida de quien fue su protegido, Tom Bishop, encarcelado y a punto de ser ejecutado en una prisión China.

Sigue leyendo

Jurassic World: El Reino Caído (Jurassic World: Fallen Kingdom), de J.A. Bayona

Cuatro años después del incidente en Jurassic World se ha abierto el debate sobre qué hacer con respecto a los dinosaurios supervivientes en Isla Nublar, a punto de desaparecer debido a la erupción de su volcán. Claire partirá en una misión de rescate con la ayuda de Owen para tratar de salvar a las criaturas que siguen en la isla.

Sigue leyendo

Jurassic World, de Colin Trevorrow

Si por algo recordaré 2015 a nivel cinematográfico fue porque supuso el regreso a la gran pantalla de multitud de Sagas. Evidentemente la que acaparó más los focos fue el retorno de Star Wars, pero antes que ella volvieron James Bond, Ethan Hunt, Terminator o Mad Max. Además de las citadas también regresó a los cines la Saga Jurásica basada en las novelas de Michael Crichton que inauguró Spielberg en 1993 en una nueva entrega que funcionaría como inicio de una nueva Trilogía.

Sigue leyendo

Independence Day, de Roland Emmerich

Desde que H. G. Wells escribiese “La Guerra de los Mundos” y Orson Welles hiciera temblar a todo Estados Unidos con su emisión radiofónica la representación que han tenido los visitantes de otros mundos casi siempre ha sido terrorífica y hostil con salvedades como el amigo E.T. El género de extraterrestres en el cine alcanzó notoria popularidad a mediados de los 50 y 60, con la llegada del hombre a la luna, y desde entonces el cine fue poniendo su ojo en cómo serían los habitantes de otros planetas y cómo la raza humana les haría frente. En 1996 las invasiones extraterrestres coparon las salas con “The Arrival” y la ruidosa “Independence Day”, siendo ésta última la que se convertiría en todo un fenómeno planetario.

Sigue leyendo

Ready Player One, de Steven Spielberg

Imaginemos por un momento que somos Ernest Cline. Hemos escrito una novela que homenajea en esquema a “Charlie y la Fábrica de Chocolate” de Roahl Dahl utilizando el mundo de los videojuegos como telón de fondo e introduciendo a lo largo de toda la trama referencias populares de los 80. El libro se convierte en un exitazo y se suma a esa pasión desatada por todo lo que recuerde a la citada década. Un gran estudio como Warner compra los derechos para realizar la adaptación cinematográfica y, por si eso fuese poco, nos ofrece escribir el guion. ¿Qué más se podría pedir? Que el director más famoso de dicha década, precursor de títulos míticos e intocables de la misma, la realizara. Dicho y hecho. Spielberg se encargaría de dar vida a la aventura de Parcival y sus amigos en busca del Huevo Dorado de Halliday. Imaginémoslo. Nos sentiríamos las personas más afortunadas de la Tierra. Tal y como debe sentirse Ernest Cline.
Sigue leyendo

Han Solo: Una Historia de Star Wars (Solo: A Star Wars Story), de Ron Howard

Cuando Disney adquirió Lucasfilm y anunció una nueva serie de películas que ampliara la Saga que George Lucas inauguró en 1977 lo hizo no sólo mediante una nueva Trilogía que continuara las aventuras de los Skywalker 30 años después, sino creando su propio Universo Expandido mediante spin-offs. El primero de dichos proyectos llegó hace año y medio bajo el título “Rogue One”, película que funcionó gracias a notables secuencias bélicas y a la aparición especial de Darth Vader. Ahora, apenas cinco meses después del estreno de la que es la más controvertida cinta de la serie (y que con el tiempo, espero, se reivindique por lo atrevida que es), “Los Últimos Jedi”, llega el segundo de estos spin-off, centrado en la figura del contrabandista más famoso de la galaxia, Han Solo.

Sigue leyendo

Una Cuestión de Tiempo (About Time), de Richard Curtis

Los viajes en el tiempo han llenado multitud de relatos de ciencia-ficción. Casi siempre que aparecen son usados para cambiar hechos del pasado que alteren las líneas temporales en las que viven los protagonistas. Aunque la mayoría de películas con viajes en el tiempo puede entroncarse en el género de la acción y la aventura (“Terminator” y “Regreso al Futuro” son obras capitales) también se han utilizado para realizar comedia (“Atrapado en el Tiempo”, otro clásico) o cintas románticas. En éste último caso se puede citar “The Time Traveller´s Wife”, con la cual comparte protagonista femenina la película presente que dirigiese Richard Curtis en 2013.
Sigue leyendo

Ronin, de John Frankenheimer

Dos años después de sustituir a Richard Stanley y embarcarse en ese despropósito titulado “La Isla del Dr. Moreau” (cuyo germén es mucho más interesante que la película en sí como puede verse en el documental “Lost Soul”) el director John Frankenheimer fabricó éste thriller de acción que le sirvió para redimirse del citado remake y volver a demostrar su notorio talento tras la cámara.
Sigue leyendo

Vengadores: Infinity War (Avengers: Infinity War), de Anthony & Joe Russo

El Universo se siente amenazado por Thanos, Titán que busca sin descanso las Gemas del Inifinito, con las cuales alcanzar el poder ilimitado. Sólo los Vengadores pueden detenerlo.

2008 fue el año de Batman y Joker, sin discusión. Sin embargo, antes de que “El Caballero Oscuro” se estrenase, el último fin de semana de Abril de 2008 llegó a las pantallas del mundo “Iron Man” (en Estados Unidos, y como ocurriría con muchas otras cintas de MARVEL Studios después, lo haría una semana después). La que parecía ser una película más basada en un superhéroe de cómic guardaba tras los créditos finales un easter egg con la aparición sorpresa de Nick Fury. Se ponía así la primera piedra de un proyecto que iba más allá de películas individuales sobre personajes que llevaban aguardando largo tiempo a que se les hiciese justicia. Y ya entonces, aunque no nos diésemos cuenta, MARVEL estaba cambiando las reglas del juego. En esos primeros años (los pertenecientes a la conocida Fase 1) los productos de la nueva productora cinematográfica eran bien recibidos por los fans, entregando casi siempre cintas entretenidas con altas dosis de comedia dirigidas a toda la familia, lejos de la profundidad oscura (y algo pretenciosa) de los celebrados Batman de Nolan. Pero MARVEL siempre ha sido fiel a sí misma y ha elaborado un Saga cinematográfica con alma de serial donde la meta estaba clara en cada tramo (“Los Vengadores” sigue siendo a día de hoy una de las mejores cintas basada en un cómic y su secuela “La Era de Ultrón” siempre la consideraré infravalorada). Pero todo quedaba a la puerta de algo más grande, y cada nueva película de sus personajes dejaba una migaja de pan con el nombre de un personaje en el horizonte: Thanos.

Sigue leyendo