Sin Tiempo para Morir (No Time to Die), de Cary Joji Fukunaga

Parecía que no llegaríamos a ver en pantalla la vigesimoquinta aventura del Agente 007. A los retrasos en el inicio de producción (debido a la sustitución del inicialmente previsto Danny Boyle por el norteamericano Cary Joji Fukunaga) o las continuas reescrituras de guion (con incorporación a última hora de Phoebe Waller-Bridge) que hicieron que el estreno se pospusiera de finales de 2019 a Abril de 2020, llegó la COVID-19 cual villano megalomano poniendo en jaque al mundo y al propio James Bond en su visita a las salas. Si ya a la hora de poner en marcha “Goldeneye” o “Skyfall” la franquicia había afrontado serios problemas de producción (conflictos con los derechos y quiebra de la MGM), la presente crisis hizo replantearse a sus distribuidores la forma de hacer llegar la última aventura protagonizada por Daniel Craig a los espectadores, barajando incluso la posibilidad de estrenar en streaming como hicieran Disney o Warner con muchos de sus estrenos. Afortunadamente, Barbara Broccoli no pareció dar su brazo a torcer. James Bond se concibió para el cine, y es en el cine donde se debe ver. Los problemas han sido varios, y los retrasos hacían presagiar lo peor. Finalmente, 007 ha vuelto a salir indemne y, aunque se ha hecho de rogar (se estrena con 6 años de diferencia con respecto a “Spectre”, el periodo más largo de la Saga sin cambio de interprete en el papel), no tenemos mas que celebrar su regreso con sabor a despedida.

Sigue leyendo

Goldeneye, de Martin Campbell

¿Por Inglaterra, James?
No. Por mí.

A lo largo de su historia, la franquicia de James Bond ha tenido que hacer frente a tantos obstáculos como su propio protagonista. En 1990, en pleno desarrollo de la que debía ser la tercera entrega protagonizada por Timothy Dalton (anunciada en el Festival de Cannes con el subtítulo “Property of a Lady”), la MGM/United Artists fue adquirida por Pathé, quien pretendía distribuir las películas del personaje a través de las televisiones. Ante esto, Danjaq (que poseía los derechos del personaje) interpuso una demanda contra dicha decisión, lo cual paralizó la realización de la decimoséptima película del Agente Secreto creado por Ian Fleming.
Finalmente, después de tres años de incertidumbre, se dio comienzo a la producción de la cinta con un guion escrito por Michael France y con Barbara Broccoli y Michael G. Wilson como productores de la misma, debido al frágil estado de salud en que se encontraba Albert. R. Broccoli. Sin embargo, los problemas no habían terminado. Timothy Dalton, quien se suponía que debía seguir dando rostro al personaje, anunció que se bajaba del carro, alegando tanto motivos legales (su contrato finalizó en 1990) como personales (no se veía protagonizando otra aventura de 007 transcurridos tantos años con respecto a la anterior). Había, pues, que buscar un nuevo Bond. Y, como ya sucediese anteriormente, eligieron a un eterno candidato, Pierce Brosnan, quien no pudo ser el sustituto de Roger Moore debido al contrato que tenía con la serie “Remington Steele”.
El guion de France tuvo que ser revisado por Jeffrey Caine y Bruce Feirstein debido a la similitudes que existían con respecto a la película de James Cameron “Mentiras Arriesgadas”. Y es que, durante los seis años de ausencia en las pantallas de Bond, las nuevas estrellas de acción Schwarzenegger, Stallone y Willis había implantado un estilo característico que era copiado, y ante el que los creadores querían estar a la altura pero sin asemejarse demasiado. Finalmente se dio comienzo a la producción de “Goldeneye” en Enero de 1995, con el estreno fijado para Noviembre del mismo año.

A James Bond se le encomienda la misión de localizar un satélite ruso capaz de lanzar impulsos electromagnéticos que deshabiliten todo instrumento electrónico llamado Goldeneye. Durante su misión, el Agente 007 se volverá a encontrar con un viejo compañero al que deberá hacer frente.

Sigue leyendo

El Regreso de la Momia (The Mummy Returns), de Stephen Sommers

El éxito de “La Momia” propició que se diese luz verde para realizar una secuela, la cual no se hizo mucho esperar. De hecho, se estrenó justo dos años después de la primera aventura, repitiendo casi la totalidad del equipo técnico y artístico. Siguiendo la máxima de Hollywood de que toda continuación debe ser más grande, Stephen Sommers decidió apostar por una aventura más excelsa en lo visual en detrimento de una historia de manual donde los personajes quedaban asfixiados y poco desarrollados.

Hace 5000 años un guerrero conocido como el Rey Escorpión quiso gobernar el mundo enfrentándose a los ejércitos de Egipto. Tras siete años de lucha, el Rey Escorpión hizo un pacto con Anubis para que le ayudase a lograr su objetivo a cambio de su alma. En 1933, el matrimonio O´Connell formado por Rick y Evelyn, en compañía de su hijo Alex, encuentran un arca que contiene el brazalete que pertenecía al Rey Escorpión, sin imaginar que están a punto de embarcarse en una nueva aventura por salvar el mundo y de volver a enfrentarse a temible Imhotep.

Sigue leyendo

La Momia (The Mummy), de Stephen Sommers

A principios de los 90 hubo un afán por resucitar a los grandes clásicos del cine de terror. Así sucedió con, entre otras, las literarias “Drácula de Bram Stoker” de Coppola, “Frankenstein de Mary Shelley” a cargo de Kenneth Branagh, el relato del Doctor Jekyll y Mr. Hyde a través de su sirvienta en “Mary Reilly” o una aproximación al mito del Hombre Lobo ambientado en el mundo de los negocios en la fallida “Lobo” de Mike Nichols. Aunque todas ellas fueron realizadas bajo el paraguas de la Columbia, los monstruos protagonistas habían crecido y se hicieron populares en la gran pantalla durante la primera mitad del S.XX gracias a las películas de la Universal con el rostro de Béla Lugosi o Boris Karloff.
Alrededor de 1992 la Universal quiso resucitar uno de sus monstruos más celebres, la Momia. El proyecto de partida era una cinta de terror de presupuesto ajustado impulsada por el productor James Jacks, quien en un primer momento quería al escritor Clive Barker para llevarla a cabo. La visión tétrica, oscura y sexual del director no casaba del todo con el plan de Jacks y decidió prescindir de él buscando nuevo sustituto. Tras barajar nombres como George A. Romero, Joe Dante o Wes Craven, Jacks se vio en un callejón sin salida para su resurrección. Entonces, en 1997 recibió la llamada de Stephen Sommers, quien por aquel entonces era conocido por haber realizado para Disney “Las Aventuras de Huckleberry Finn” o “El Libro de la Selva: La Aventura Continua”. El director le contó a Jacks su idea de ofrecer al público una Momia bajo el barniz del más clásico cine de aventuras, con Indiana Jones como principal referente. La idea convenció a Jacks y, aún más, a los mandamases de la Universal, que aceptaron inflar el presupuesto para llevar a cabo su mayor apuesta para el verano de 1999.

Sigue leyendo

El Guerrero nº 13 (The 13th Warrior), de John McTiernan

“He aquí que veo a mi padre, he aquí que veo a mi madre, a mis hermanas y mis hermanos. He aquí que veo el linaje de mi pueblo hasta sus principios. Y he aquí que me llaman, me piden que ocupe mi lugar entre ellos, en los atrios de Valhalla, el lugar donde viven los valientes para siempre.”

Uno de los episodios más memorables de “Los Simpsons” es aquel en que Mel Gibson ofrece en Springfield un pase de prueba sobre su versión de “Caballero sin Espada”. Todos los habitantes del pueblo la adoran, salvo Homer. Contrariado y afligido por las nefastas opiniones que tiene de su visión el habitante de Springfield, Gibson decide contar con su asesoramiento para alterar el resultado y acercarlo más a su visión.
Ese episodio (que bien podría funcionar para describir cómo funciona el gran tinglado de Hollywood, y más hoy día con la influencia de lo que se escribe en las redes sociales) refleja perfectamente qué pudo suceder para que la cinta dirigida por John McTiernan tuviese un retraso de dos años desde que estuvo finalizada hasta que llegó a la gran pantalla.

Ahmad Ibn Fadlan es un poeta árabe que es expulsado en calidad de embajador hacia el norte tras ser descubierta una relación amorosa con la mujer de un importante hombre de la corte. En su camino se encuentra con un grupo de nórdicos que se dirigen a un pueblo para defenderlo del ataque de unas monstruosas criaturas. Ahmad será elegido como el decimotercer guerrero que deberá unirse en la misión.

Sigue leyendo

Viuda Negra (Black Widow), de Cate Shortland

El personaje de Viuda Negra llevaba clamando por una película en solitario desde hacía años, antes incluso de que llegasen las películas individuales de superheroinas capitaneadas por “Wonder Woman” y seguida por “Capitana Marvel”. El éxito de las mismas seguro que impulsó el que diese luz verde a tan añorado proyecto, siendo toda una sorpresa que anunciasen la realización de la aventura en solitario del personaje interpretado por Scarlett Johansson a continuación de “Vengadores: Endgame” visto su desenlace. Dicho anuncio trajo consigo multitud de rumores, incluyendo una hipotética resurrección o una narración de los orígenes de la espía rusa antes de entrar a formar parte de S.H.I.E.L.D.
Al final ni lo uno ni lo otro. En otro de esos movimientos tan característicos de MARVEL, pillan desprevenido a todo aquel espectador prejuicioso ofreciendo una cinta de acción y espionaje en que se habla de la importancia de la familia que se elige y de la subsanación de los errores del pasado.

Sigue leyendo

El Patriota (The Patriot), de Roland Emmerich

La carrera de Roland Emmerich vivió un pequeño giro en el 2000. Tras fracasar (o mejor dicho, no rendir tanto en taquilla como se esperaba) con su versión de “Godzilla”, el director alemán decidió virar la vista al pasado, en concreto hacia la Guerra de la Independencia Americana. Abandonaba así su amor por la temática fantástica pero no por enardecer el orgullo yanqui.

Benjamin Martin es un veterano Coronel de la guerra franco-india que vive en paz con sus siete hijos tras fallecer su esposa. Al explotar la Guerra por la Independencia de las Colonias, Martin se mantendrá neutral hasta que la vida de sus seres queridos esté en peligro.

Enmarcada dentro del cine épico que tanto ha contentado al gran público a lo largo de los años (y del que hecho de menos alguna película en condiciones), “El Patriota” ofrece cerca de tres horas de gran espectáculo siguiendo los cánones del género, en especial se la ha llegado a considerar (no sin razones) hermana de otra célebre cinta de los 90 también protagonizada por Mel Gibson, “Braveheart”. Sigue leyendo

Waterworld, de Kevin Reynolds

El futuro. Los casquetes polares se han derretido cubriendo toda la Tierra conocida. Muchos supervivientes han aprendido a vivir en comunidades flotantes, oxidadas, incívicas y arcaicas. Otros, han preferido optar por una vida errante. En medio de todo ello, existe la esperanza de encontrar Tierra Seca, desde la que empezar de nuevo.

El Naufragio de Kevin

Existen muchas películas cuya fama se debe más a los rodajes bajo los que se han realizado que al resultado de la misma. Si bien existen grandes películas que han surgido de los infortunios meteorológicos o de un ambiente tóxico plagado de egos desmedidos, la gran mayoría que sufren este tipo de problemas y contratiempos acaban resultando salpicadas, o directamente ahogadas, una vez llegan a la gran pantalla. “Waterworld” es una de ellas.

Sigue leyendo

Cruella, de Craig Gillespie

La Disney sigue apostando por renovar/reinterpretar sus clásicos animados acercándolos a una nueva generación. Después de la descafeinada versión en live-action de “Mulán” le toca el turno a una de las villanas más célebres de la filmografía Disney, nada más y nada menos que Cruella de Vil. En cualquier ranking de villanos célebres de la casa del ratón Mickey (y ya puestos, de la Historia del Cine) no es difícil encontrarse en primeros puestos con ésta amante enfermiza de las pieles y, por ende, enemigo número uno de toda asociación animalista que se precie. El personaje ya tuvo su versión en carne y hueso bajo el rostro de Glenn Close en la primera adaptación en carne y hueso de un clásico Disney como es “101 Dálmatas”. En dicha cinta se trasladaba de manera literal la versión animada (como años después se acostumbraría a hacer con otros clásicos), logrando un notorio éxito de taquilla que vería continuación en una absurda e irritante secuela. Ahora, se vuelve a abordar el personaje convirtiéndola en completa protagonista y narrando sus años mozos.

Estella es una joven que sobrevive mediante actos delictivos en el Londres de los 60 juntos a sus compinches Horacio y Gaspar. Sin embargo, la verdadera vocación de la joven es crear diseños de moda y ser tan grande como la diseñadora más famosa de Inglaterra, la Baronesa.

Sigue leyendo

La Vida de David Gale (The Life of David Gale), de Alan Parker

Llega un momento en que los amantes del cine han consumido tanto material audiovisual que el disco duro de la memoria acaba haciendo una especie de desfragmentacion automática mediante la que mantenga películas completas, tramos importantes de otras y mande al cajón de reciclaje aquellas que, por diversos motivos, no le han dejado huella alguna. Personalmente, hay muchas películas que sé que he visto pero de las que apenas guardo un recuerdo que me permita mantener una conversación sobre la misma. Dentro de dichas películas estaba “La Vida de David Gale”, la cual he revisionado (resucitado) gracias a la pasión con que hablaba de ella una persona muy especial, a quien le impactó en cine y a quien quiero dedicar la presente reseña.

David Gale es un prestigioso profesor y activista en contra de la Pena de Muerte que es acusado de matar a una amiga y sentenciado a dicha condena. Tres días antes de su ejecución solicita hablar con una periodista, a la que relatará los hechos e intentará convencer de su inocencia.
Sigue leyendo