Fast & Furious 8 (The Fate of the Furious), de F. Gary Gray

“Fast and Furious 7” pareció poner punto y final a un camino que comenzó en 2001 y resurgió por sorpresa en 2009 con el regreso de los actores originales en la cuarta entrega. La muerte de Paul Walker presagiaba un cambio de rumbo a la hora de idear las nuevas entregas, las cuales fueron anunciadas recién estrenada la séptima entrega. Y es que Vin Diesel no iba a frenar el carro que le daba de comer, con lo cual anunció, ni mas ni menos, unas futuras tres entregas que funcionarían como nueva trilogía. Casi nada. Al reparto de habituales, donde repetirían hasta los villanos previos, se unía la presencia de Charlize Theron, coronada como reina del cine de acción tras su Imperator Furiosa, personaje cuyo apellido auguraba su incorporación en la Saga automovilística.

Tras un golpe en Berlín, Dominic Toretto traiciona a su amigos aliándose con la hacker internacional Cipher. Para detenerlo, el grupo tendrá que trabajar en equipo con su viejo enemigo Deckard Shaw.

Sigue leyendo

Fast & Furious 7 (Furious 7), de James Wan

La Saga automovilística más famosa del cine sufrió un duro revés en Noviembre de 2013. Uno de los rostros de la Saga, Paul Walker, fallecía en un accidente de coche en lo que parecía una macabra broma del destino. La producción de la séptima entrega se detuvo a la espera de saber qué hacer, pues el actor había grabado gran parte de su participación pero faltaban aún varias escenas. Tras varias reuniones se decidió seguir con la película y utilizar a los hermanos de Walker para rodar las escenas restantes. La película, esperada tras el desenlace de la sexta parte, se convirtió en uno de los títulos con más éxito de 2015.

Toretto y sus compañeros deben enfrentarse a Deckard Shaw, quien busca destruir al equipo que casi mató a su hermano y lo puso en manos de la justicia. Para detenerlo, Toretto aceptará trabajar para una agencia secreta de vigilancia comandada por Mr. Nadie.

Sigue leyendo

Ghost in the Shell, de Rupert Sanders

Un servidor tiene al anime “Ghost in the Shell” en un altar. Cuando corría el año 1995 llamó mi atención el poster de la citada película en mi videoclub habitual. El llamativo elemento publicitario con la protagonista luciendo unas enormes gafas oscuras y un arma sobre una ciudad futurista, sumado a la crítica que la vendía cómo el tipo de película que realizaría James Cameron, captaron de lleno mi atención. Ya había visto “Akira”, pero el impacto que me supuso ver la cinta realizada por Mamoru Oshii no lo volvió a igualar ningún anime a pesar de ver posteriormente auténticas joyas. Sobre su universo expandido (manga, secuela, series) no conozco nada, más allá de su existencia. Aunque suene absurdo, la cinta del 95 poseía tanto valor que siempre he temido acercarme al resto de productos por miedo a perjudicar su recuerdo.
El anuncio de que Hollywood estaba interesado en rodar una adaptación siempre llamó mi interés. Aunque parecía ser irrealizable (tanto como parece ser “Akira”) por diferentes problemas, finalmente fue Spielberg quien adquirió los derechos en 2008 para dar luz verde al proyecto años después. Una vez anunciada la realización del film, el mayor aliciente no era solamente ver en acción real los trazos del anime, sino la actriz que daría vida a la protagonista, una Scarlett Johansson consolidada como estrella de acción.
Sigue leyendo

Armageddon, de Michael Bay

armageddonposterEn el año 1998 sucedió algo habitual en el cine como que dos películas de temática similar llegasen a las pantallas compitiendo entre ellas. Si el año anterior sucedió con la temática volcánica (“Dante´s Peak” VS “Volcano”), en el 98 fueron los meteoritos los que siguieron con la moda del revival del cine de catástrofes que por entonces estaba tan de moda (con el fenómeno “Titanic” como máximo exponente). Así, primero llegó a las pantallas “Deep Impact” de manos de Spielberg y su productora Dreamworks. La película se centraba en lo que sucedía en la Tierra al conocer la noticia de que un asteroide se está aproximando. De la misma forma, la película producida por Jerry Bruckheimer bajo el manto de Disney narraba un hecho similar pero de forma muy diferente. Mientras la cinta dirigida por Mimi Leder se centraba mucho más en el drama humano, introduciendo la misión comandada por Robert Duvall en el espacio, la que tenía a Michael Bay al frente abrazaba el espectáculo de evasión puro y duro con una nueva muestra de su estilo destructivo.

Sigue leyendo

Network, de Sidney Lumet

Si bien Hollywood se caracteriza por dar a luz grandes producciones, también posee nombres entre sus oficinas preocupados por ofrecer una visión de la realidad que llegue a las grandes masas e invite a la reflexión. En la década de los 70 (la mejor del cine norteamericano para un servidor), el cine de Hollywood tomó conciencia a través de productos que alzaban la voz contra el sistema político y mostraban la sociedad norteamericana a ras del suelo. En ese marco, un experto del tema como Sidney Lumet (“Tarde de Perros”) realizó este dardo contra el mundo de la televisión.

Sigue leyendo

La Roca (The Rock), de Michael Bay

rockposterTras el éxito de “Dos Policías Rebeldes” los productores Don Simpson y Jerry Bruckheimer tuvieron claro que Michael Bay tenía potencial para convertirse en su nuevo director estrella. Sin esperar un minuto, los productores se pusieron manos a la obra con el que sería el siguiente proyecto de su firma, una cinta de acción rodada en un escenario tan llamativo y emblemático como es Alcatraz, pero el director inicialmente previsto, Tony Scott, declinó la oferta de dirigirla. En su lugar volvieron a confiar en Bay.

Un general del cuerpo de Marines de los Estados Unidos, cansado de la actitud pasiva del Gobierno con respecto a los hombres que perdieron la vida en misiones especiales, decide robar unos misiles con gas nervioso Vx y situarlos en la antigua cárcel de Alcatraz, secuestrando de paso a los turistas que estaban en ella. Para detener su plan el mando de inteligencia envía a un experto en armas químicas y a un misterioso prisionero que tiene información de primera mano de la vieja prisión.

Sigue leyendo

Logan, de James Mangold

Lobezno (Wolverine) es uno de los personajes más queridos del Noveno Arte. Gracias a su representación en la película de 2000 “X-Men” alcanzaría mayor popularidad entre aquellos que no lo conociesen. Desde entonces ha encabezado las películas grupales (con la salvedad de “First Class” y “Apocalypse”, donde aparece en breves cameos) y ha protagonizado aventuras en solitario. Como bien se ha demostrado en varios comics, tiene mucho potencial para embarcarse en historias que no tengan incluidos a sus compañeros mutantes, sin embargo en el cine dichas aventuras no estuvieron a la altura. La primera no dejaba de ser una, decepcionante, cinta de acción con una historia de manual, un casting bastante cuestionable y un maltrato a personajes conocidos (Deadpool como el caso más sangrante, menos mal que Reynolds se redimió el pasado año), sin citar los irrisorios efectos visuales. La segunda mejoraba un poco introduciendo al personaje en Japón por medio de loables secuencias de acción, sin embargo volvía a resultar demasiado superficial e insatisfactoria para lo que podía ofrecer. Tras ella, el director James Mangold y el actor Hugh Jackman anunciaron una nueva entrega que funcionaría como despedida. Y lo harían con total libertad, sin escatimar en crudeza, apostando por la calificación R (para mayores), a lo cual ayudó el éxito de “Deadpool”. Aunque las primeras imágenes dejaban ver algo inusual y diferente que hacía soñar con una película que rememorara El Viejo Logan de Mark Millar, fue su avance con la canción de Nine Inch Niles “Hurt” cantada por Johnny Cash la que logró elevar sobremanera el interés por el proyecto. Y es que, como la voz del viejo cantante relatando su dolor, “Logan” es una triste balada dedicada a un gran personaje. Ya iba siendo hora de que a Lobezno le rindiesen tributo como se merece, haciendo honor al dicho de que a la tercera va la vencida.

Sigue leyendo

Dos Policías Rebeldes (Bad Boys), de Michael Bay

badboysposterLa pareja de productores Don Simpson/Jerry Bruckheimer fue muy popular durante parte de los 80 y 90. Aunque al inicio de su carrera podemos encontrar títulos destacables como “Ladrón” de Michael Mann, es a partir de mediados de los 80 cuando viran hacia el cine palomitero con títulos como “Superdetective en Hollywood” o “Top Gun”. Su estilo es palpable en cada film, siendo la gran mayoría cintas de acción con una notoria influencia publicitaria. En el año 1995 presentaron tres cintas. Por un lado la fantástica cinta de Tony Scott “Marea Roja”, por otra el drama estudiantil protagonizado por Michelle Pfeiffer “Mentes Peligrosas”, y por último una comedia de acción protagonizada por dos rostros populares de televisión como eran Martin Lawrence y Will Smith. Aunque la promoción se volcó en aupar a sus protagonistas, la película sería la encargada además de presentar en sociedad a un director que se haría un nombre propio en el cine espectáculo, Michael Bay.

Sigue leyendo

Moonlight, de Barry Jenkins

moonlightposterSi por algo pasará a la historia la gala número 89 de los Oscars será por el desenlace con los sobres. Es posible (quizás me equivoque) que ese hecho acabe perjudicando injustamente con el tiempo a la cinta ganadora, “Moonlight”. Y es que, no nos engañemos, por muchos detractores que le acabaran saliendo a medida que se acercaba la ceremonia, “La La Land” merecía ganar. Personalmente era mi favorita, la que más desprendía ese aroma de “Gran Ganadora de Oscars” con orgullo, rememorando el Hollywood clásico. Si bien se alzó con el mayor número de estatuillas, a la película de Chazelle se le aguó la noche en el premio final. En un giro final de los acontecimientos más propio de un guion, la cinta dirigida por Barry Jenkins se alzó con el gran premio de la jornada coronándose como ganadora moral justo con otros dos (Secundario y Guión Adaptado). Y no me parece mal, al fin y al cabo era mi segunda opción.

Sigue leyendo

Actrices: Amy Adams

Corría Enero de 2003 y llegaba a las pantallas españolas la cinta de Spielberg “Atrápame si Puedes”. Como era lógico, me acerqué a verla, sin imaginar que entre su reparto me llamaría la atención una actriz que brillaba en apenas diez minutos de intervención. Una enfermera de personalidad inocente y familia conservadora que lucía braquets y lograba encandilar al protagonista, y a los espectadores. Así fue cómo descubrí a la que es una de las mejores actrices del actual panorama cinematográfico, Amy Adams.

amy1

Sigue leyendo