Una Historia Verdadera (the Straight story), de David Lynch

Alvin Straight vive placidamente junto con su hija Rose en Iowa. Un día reciben la noticia de que un familiar ha sufrido un infarto, y Alvin, enfermo de diabetes, decide realizar un viaje de más de 500 Km. en un pequeño cortacesped para verlo.

Una de las películas “raras” en la filmografía de ese genio llamado Lynch. Rara, porque a diferencia de la mayoría de sus films, no hay personajes extraños ni fantásticos, ni escenas de sexo salvaje, ni giros inesperados. Esta es una película pequeña (pero grande), con una historia sencilla (pero compleja), e intimista (pero universal).

La historía de Alvin Straight es la de un hombre que ha vivido mucho, y ha viajado más, y ahora debe realizar un último viaje, solo, sin nadie. Un viaje no solo a través del Medio Oeste Americano, sino a través de su vida y sus recuerdos. Como él mismo dice, “este viaje lo hago para tragarme mi orgullo”, ese orgullo que le ha hecho no hablarse con una persona muy importante en su vida, por eso debe hacerlo solo, y en una pequeña maquina cortacesped a la que añade un remolque. A través de su odisea se encontrará con personas a las que conocerá y hablará de su vida, dandoles pequeños consejos y lecciones (maravillosa la metafora de la familia a través de unas ramas). Straight realizará el camino con calma, sin prisa, es mejor llegar tarde que nunca.

Lynch comienza con grandes planos generales de los paisajes de Iowa y sus alrededores que estarán presentes a lo largo de toda la cinta, para deleitarnos a continuación con un plano general de dos casa (que parecen sacadas del mismo pueblo que “Terciopelo Azul”) y como se va acercando poco a poco a una ventana a través de la cual escucharemos un ruido que nos dará pistas de lo que ha ocurrido. El director realiza una película intimista, con grandes momentos entre los protagonistas (vease ese plano en que Alvyn y su hija contemplan la tormenta), y con inteligente utilización de los planos cortos (Rose mirando a través de la ventana como un niño coge una pelota de footbal; o el momento en que el veterano de la guerra narra sus vivencias) y un final que merece quitarse el sombrero, sin palabras, tan solo con miradas y primeros planos, la mejor manera de terminar esta historia.

Además de la gran dirección de Lynch, hay que remarcar la magnifica fotografía, a cargo de Freddie Francis (que ya trabajó con Lynch en “El hombre elefante” y “Dune”) gracias al cual, podemos contemplar los grandes campos y los maravillosos amaneceres a traves de los cuales se desarrolla la historia; y la magnifica Banda Sonora compuesta por otro habitual Lynch, el gran Angelo Badalamenti, capaz de dotar de emoción a los personajes y envolverlos con un halo intimista. Su tema para Rose es una joya indiscutible dentro de su extenso repertorio.

El reparto está magnifico en su conjunto, pero hay que remarcar dos nombres por encima de todos: Richard Farnsworth, quien da vida a Alvyn (y fue nominado al Oscar por dicha interpretación), y lo construye con una carga emocional memorable y admirable durante todo el viaje, su personaje lleva encima un peso más grande que el remolque que lleva atada la cortacesped, sus monólos adurante gran parte del film estan llenos de sabiduría y honradez, y su escena final es de las que hay que enmarcar; por otro lado tengo que alabar a Sissy Spacek y su interpretación como Rose, la hija de Alvyn, una mujer que tiene un pequeño problema a la hora de hablar, que ha sufrido mucho y que tiene en su padre a la única persona que la quiere. Además también quiero citar mi sorpresa al encontrar entre el reparto a Harry Dean Stanton (visto en “Corazón Salvaje”, “Twin Peaks:Fuego camina conmigo”, o “Sonny”), en un pequeño papel que se excede poco más que del cameo.

En definitiva, me ha parecido una gran película, emotiva y que habla de los asuntos que tenemos pendientes pero que solo recordamos en los malos momentos, con el miedo de que sea demasiado tarde para enmendarlos.

Anuncios

2 pensamientos en “Una Historia Verdadera (the Straight story), de David Lynch

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s