Casino Royale, de Martin Campbell

James Bond es ascendido como agente doble cero, a pesar de sus métodos bruscos y violentos. Su nueva misión le lleva hasta el Casino Royale en Montenegro en donde tendrá que vérselas con Le Chiffre, quien ayuda a financiar el terrorismo, en una partida de cartas. Junto a Bond estará la bella Vesper Lynd, quien le ayudará a la hora de entrar en la partida.

Vigésimo primera aventura oficial del agente 007 en las pantallas (si obviamos la parodia realizada en 1967 y la película de Connery “Nunca digas nunca Jamás”). Después de la partida de Brosnan como Bond y la posterior compra de la MGM por Sony, estaba claro que el rumbo que iba a tomar la franquicia iba a ser distinto a lo Ya conocido. De entrada, se dio a conocer la nueva aventura del famoso agente británico, nada más y nada menos que “Casino Royale”, la primera novela que escribió sobre el personaje Ian Flemming, y de la que el mismísimo Tarantino mostró su interés por dirigirla, para halago a los productores, aunque al final se quedo a las puertas. Y es que esta “Casino Royale” no ha estado exenta de polémica desde que se dio a conocer el nombre del nuevo James Bond, el notable actor Daniel Craig, que ha participado en películas tan memorables cómo “Camino a la Perdición” o “Munich”. Desde su presentación oficial ha habido muchas personas que han alzado sus voces en contra de dicha elección, aunque cómo yo siempre digo, será mejor esperar al resultado final. Y ya lo tenemos aquí.

Para empezar tengo que decir que este James Bond es un nuevo James Bond, de echo en el título deberían haberle subtitulado algo como “James Bond Begins”, porque esto es un renacer del agente, algo nunca visto antes. Y es que al tratarse de la primera novela de Flemming, los productores han querido ser fieles y convertirla en la primera misión cinematográfica del personaje eludiendo las veinte películas anteriores. Para muchos seguro que es un craso error, pero yo creo que siempre viene bien tomar algún que otro nuevo rumbo.
El principio no es el típico en que salen los circulitos y el personaje aparece disparando hacía el espectador. En esta ocasión la pantalla se nos vuelve en Blanco y Negro ya en los logos de las productoras para comenzar con un brevísimo prólogo en que Bond va a pasar de ser un simple chico de los recados a agente doble cero. En ese breve prólogo seremos testigos de la dureza y mala leche que gasta el agente, además de su frialdad, nunca expresada antes de tal manera.
Seguidamente veremos que Bond es un fuera de la ley dentro del MI6, alguien que hace las cosas a su manera como meterse en una embajada y volar un tanque explosivo. A su jefe, M, la trae loca, y más si el agente sabe cómo meterse en su casa para introducirse en su ordenador. Posteriormente irá por libre siguiendo una pista que le conducirá hasta Le Chiffre, a quien sus superiores le ordenaran seguir y jugar con él una partida de poker en Montenegro, desplumando al tipo y consiguiendo con él un trato para que les entregue a los terroristas a quien financia.

El Bond protagonista de esta película es un Bond frío, duro, impulsivo, con cara de pocos amigos, de gatillo fácil, pero que también sangra, sufre y lo pasa mal. Si estábamos acostumbrados a que a 007 sólo le saliera una cicatriz en la ceja o un poco de sangre de la boca, aquí lo veremos sangrar por todos los poros, se romperá los nudillos, y tendrá cicatrices a mansalva por el rostro. También protagonizará una cruel tortura, y en mi opinión una de las mejores secuencias de todo el film, en que castigarán sus partes nobles.
Otro punto a diferencia de sus predecesoras, el villano. Porque ¿cuántos villanos tiene “Casino Royale”? Vale que Le Chiffre es un mal nacido que ayuda a financiar al terrorismo, pero también tenemos a los africanos, al que está por encima de Le Chiffre, y unos cuantos más. Esta película no va de un tío que quiere destruir el mundo ni dominarlo, sino de las redes que planean golpes terroristas y la cantidad de piezas que se mueven alrededor de ellas, ya sea por interés o en contra de su voluntad.
Ahora hablemos de la chica. Vesper Lynd es la ayuda de Bond en Montenegro, a pesar de que no se lleven bien al principio. Ya iba siendo hora que alguna chica Bond fuera capaz de echarle en cara a 007 su machismo y egocentrismo. Si bien es cierto que con ella protagonizará algún que otro momento cómico que me recordó ligeramente a “Sr. Y Sra. Smith” (el momento en que hablan de la ropa que ponerse), todas las demás secuencias que protagonizan están perfectamente tratadas y son de los mejor de la cinta, destacando el sensacional momento de la ducha. Además que puedo decir, sin ningún tipo de spoiler, que gracias a Vesper Lynd entendemos un poco por que Bond se comporta posteriormente con las mujeres de la forma en que lo hace.

La dirección corre a cargo de Martin Campbell, que ya presentó a Pierce Brosnan como agente 007 en “Goldeneye” y ahora ha hecho lo propio con Daniel Craig en esta nueva película. Entre ambos films la diferencia es significativa. Reconozco que me gustan las pelis Bond de Brosnan, pero “Goldeneye” siempre la he considerado algo fallida en el sentido que le faltaba acción y de que algunos personajes eran muy agotadores. Pues bien, será por eso que “Casino Royale” la considere mejor película, porque tiene acción a raudales muy bien llevada y encauzada por Campbell considerando que es un encargo y que su anterior film fue la decepcionante “La Leyenda del Zorro”. Además consigue planos más que buenos, y como he citado anteriormente, la secuencia de la tortura merece estar ya entre las clásicas de la Saga. Posiblemente sea la mejor cinta en la carrera del director.
En la escritura del guión ha intervenido Paul Haggis, guionista de “Million Dollar Baby”, “Flags of our Fathers”, y de la sobrevalorada “Crash”, que también dirigió. Creo que es a él a quien le debemos dar las gracias por introducir violencia y un toque de realidad a la trama, y por habernos convertido a James en el nuevo Bond que es, con cierto cinismo y una frialdad característica de un asesino (no se por qué, pero creo que a este hombre le gusta mucho “24”, porque si este Bond coincide con Jack Bauer pueden destrozar todo un país).
La música vuelve a correr a cargo de David Arnold, que inteligentemente no usa hasta el final el mítico tema de Bond. Su música es muy buena, sobre todo en los momentos en que James y Vesper están a solas. La estupenda canción corre a cargo de Chris Cornell.

El elenco interpretativo está formado por Mads Mikkelsen como Le Chiffre, el banquero que llora sangre y financia actividades terroristas; Jeffrey Wright como Felix Leiter, un aliado de Bond en el juego; Giancarlo Giannini como el enlace de Bond en Montenegro, Mathis; y Judi Dench repitiendo por quinta vez su rol de M, quizás un error ya que si es la primera misión de Bond deberían haber contratado a otra persona que rompiera totalmente con lo anterior, pero siempre es agradable ver a la actriz británica. Destacan sobre todo Daniel Craig como James Bond, para que los que no creían en él vean que queda muy bien como agente secreto, y cómo sin poseer el atractivo que tenían sus predecesores llena la pantalla cuando sale de smoking. Quizás su rostro de tipo duro lo encauzaba más bien hacia el papel de villano, pero ha sido una elección muy inteligente y valiente por parte de los productores. Eva Green está muy bien como Vesper Lynd, su simple belleza ya hubiera sido suficiente, pero si además le añadimos que la muchacha tiene talento interpretativo altamente demostrado la cosa está más que salvada.

Una estupenda película de acción que marca un punto y a parte dentro de la Saga Bond. Tanto Craig como Green se comen la pantalla y las escenas de acción están muy logradas. Un divertimento de primera.

Lo Mejor: Es una renovación del personaje excelente. Su ritmo. Daniel Craig y Eva Green.

Lo Peor: Nada de especial relevancia.

Anuncios

Un pensamiento en “Casino Royale, de Martin Campbell

  1. Pues lo del trailer parece que se cumple, y si como bien dices, es un punto y a parte dentro de Bond, tendré que pasarme por el cine a ver una de Bond, cosa que no he hecho NUNCA jejeje.

    Me gusta eso de que hayan eludido algunas cosas de Bond y hayan empezado de cero un poco con su primera misión, y con Bond muy hijo puta xD

    Fabuloso comentario tio!

    Te digo algo cuando la vea

    Saludos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s