Dreamgirls, de Bill Condon

Effie White, Deena Jones y Lorrell Robinson componen el grupo llamado las Dreamettes que se presenta a un concurso de talentos. Allí serán descubiertas por el visionario con aires de empresario Curtis Taylor, quien les conseguirá un trabajo como coristas de la estrella afroamericana Jimmy Early. Al poco tiempo las tres chicas comenzarán su carrera en solitario formando el grupo “Deena Jones y las Dreams”.Basada en la Obra teatral de Broadway que el guionista de “Chicago”, Bill Condon, adapta y dirige a la gran pantalla.

Como espectáculo musical no se puede comparar con la película dirigida por Marshall (que tampoco es que sea de mi admiración), pues aquí Condon utiliza breves números musicales fuera del escenario en que cantan las chicas. El mejor de todos ellos el protagonizado por el descubrimiento (salida del OT americano) Jennifer Hudson, sola en un escenario.
La historia se basa ocultamente en la vida de Diana Ross y las Supremes, además de en el florecimiento de la música negra a finales de los 60. El vendedor de coches, y posterior magnate de discográfica, Curtis Taylor es una persona que sabe muy bien como vender la música, buscando ritmos nuevos que lleguen a todo el mundo. A la hora de formar el trío The Dremas, no dudará en quitar protagonismo a la mejor voz del grupo de amigas, Effie, para centrarse en Deena que tiene una voz más exportable y con la que se puede jugar en la mesa de mezclas. Y es que el negocio de la música tal como nos lo muestra esta película se basa en la imagen, en marketing. Mientras Effie tiene una gran voz, Deena tiene una imagen digna de portadas de revistas que, en el fondo, es lo que vende.

Si como musical no se puede alzar al Olimpo de las grandes producciones Hollywoodienses, en lo que respecta a la historia tampoco es que sea nada del otro mundo. No tiene mucha originalidad, ni es nada que no hayamos visto en otras producciones recientes (como puede ser “Ray” que además comparte protagonista masculino).
Condon sabe darle ritmo a una historia trillada gracias al ritmo de las canciones, pero aún así contiene momentos de bajón inaceptables en una producción como esta.
Por suerte salvan la función los actores, empezando por la citada Hudson que realiza una notable interpretación como Effie White, la joven que es expulsada del trío. Eddie Murphy es junto a Hudson lo mejor de la función, lo que da vida a la película, su Jimmy Early es una especie de James Brown, con un tramo final memorable. Jammie Foxx sabe dotar a Curtis de ambición y poder, mientras Beyoncé está correcta como la lider de The Dreams. Completan el reparto un recuperado Danny Glover, Anika Noni Rose como la tercera de las cantantes que mantiene una relación con Jimmy, y Keith Robinson como el compositor C.C.

En la última ceremonia de los Oscars parte con 8 Nominaciones, 3 de ellas a Mejor Canción. Sus mejores bazas en la esperada noche son Hudson y Murphy, quienes no me extrañaría que se fueran con la estatuilla bajo el brazo (aunque tampoco hagan nada del otro mundo, ojo).
Aceptable película musical en donde brilla el elenco interpretativo, lástima que la historia se desinfle a medida que avanza.
5/10

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s