En busca de la Felicidad (The Persuit of Happyness), de Gabriele Muccino

Chris Gardner trabaja como vendedor de un aparato innovador destinado para realizar radiografías. Desgraciadamente su vida dista de ser feliz, pues apenas consigue vender los aparatos que tiene en casa lo que conlleva cumplir con los pagos mensuales de la casa y que su hijo tenga que ir a una guardería en donde no les enseñen más que a ver la tele. Cuando su mujer los abandone Gardner tendrá que luchar para conseguir un trabajo honrado y digno en una empresa de finanzas, para lo cual realizará unas prácticas previas por las que no cobrará. Junto a su hijo vivirá la peor época de su vida, en que se verán viviendo como unos sin techo, durmiendo en estaciones de tren, cuartos de baño, moteles y hogares de acogida. Sin embargo los golpes de la vida no conseguirán tumbar a Chris e impedirle conseguir su ansiado trabajo dándole a su hijo una vida mejor.

Sorprendente éxito ha conseguido esta historia de superación personal que nos narra los problemas que vivió el protagonista hasta conseguir su puesto en una importante empresa de bolsa. Con un cierto aroma a telefilm, y con la frase previa de “Basada en hechos reales”, la película consigue alejarse de dicho producto televisivo gracias al carisma de su protagonista, Will Smith. El actor consigue una convincente creación como Chris Gardner que le ha valido su segunda nominación al Oscar como Actor. No es para menos, pues sobre él recae todo el peso del film que consigue levantar en todo momento.
Sobre la historia, pues resulta previsible, sobre todo cuando uno ya va con antecedentes y sabe que el personaje en que se inspira la película acabó convirtiéndose en multimillonario. Aún así resulta algo incomodo ver todos las cosas por las que pasaron Chris y su hijo, hasta el punto de que la película se convierta en un sin fin de desgracias acumuladas (la secuencia en que están en la estación de metro y se meten a dormir en un servicio es simplemente desalentadora). Por suerte la película trata de transmitir ese aire a historia con final feliz y buenas esperanzas, en que por muy mal que estés si trabajas duro y te esfuerzas puedes llegar lejos. Como no, se hace mención a cosas muy americanas (como la Declaración de Independencia), que propaguen a USA como la tierra de las oportunidades, en donde un hombre sin trabajo, que vive en la calle puede llegar a ser alguien importante en la vida. Algo así como un historia con aires de Frank Capra, pero sin el toque del maestro.

Gabriele Muccino realiza su primer trabajo en Hollywood poniéndose al servicio de una estrella como Smith. Sin ser nada del otro mundo, el director consigue transmitir la sensación de desesperación que vive el protagonista junto a su hijo, pero repito sin Smith esta película no valdría más que para emitirla en Antena3 a medio día. Además de protagonizarla, Smith la produce, así que no es extraño que a su hijo en la ficción le de vida su hijo en la vida real, Jaden, consiguiendo ambos notables momentos emotivos en donde se ve su complicidad. Completan el reparto Thandie Newton como la esposa de Gardner y Brian Howe como un socio de la empresa de finanzas que echa una mano a Chris.

Película con buenas intenciones que tiene en Hill Smith su principal reclamo, además de su hijo Jaden. Si no fuera por ellos la película no dejaría de ser un telefilm más.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s