Running Scared, de Wayne Kramer

running_scared.jpgJoe Gazelle trabaja para la mafia italiana. Tras un tiroteo le será encomendada la tarea de deshacerse de un arma que puede inculpar al hijo del jefe mafioso para el que trabaja.

Menuda sorpresa me he llevado con esta película, quizás fuese porque no esperaba absolutamente nada de ella y me encontré con un film muy entretenido.
Con un inicio ya prometedor en la habitación de un hotel, en donde se produce uno de los mejores tiroteos que he visto en años, la película no toma un segundo de respiro a nivel visual mezclando elementos tarantinianos con un estilo visual que recuerda al de Tony Scott, pasando por ciertos ramalazos a cámara lenta versión “Matrix”.
Todo ocurre en una noche aparentemente normal. Joe Gazella está cenando con su familia cuando de repente escucha disparos en la casa del vecino y descubrirá que el amigo de su hijo le ha robado la pistola que culpa a su jefe del asesinato de un policía. Comenzará así una de las noches más locas que han pasado los personajes recorriendo la ciudad en busca del chico que la ha robado. Los personajes que forman el elenco es bastante variopinto: un infiltrado, un mafioso italiano y sus secuaces, un policía corrupto, un padre obsesionado con John Wayne, un chulo elegante vestido de blanco, una madre de armas tomar, unos supuestos padres algo desquiciados y un niño que tiene más agallas que todos ellos juntos y que es el verdadero protagonista.
Y es que el chico se meterá en un apuro para salir de él y meterse en otro, importándonos más lo que le ocurra a él que a Gazella. En cierto sentido, esta película podría emular a un cuento infantil, y no digo esto por decir, sino por los maravillosos créditos finales (una obra de arte) en donde se nos narra de nuevo la historia a base de dibujos y en donde el niño es protagonista. Podría estar muy cercano a “Caperucita Roja”, ya que en paralelismo con el personaje del cuento el chaval va con una camiseta con colores rojos y confía en personas que no son sino lobos de ciudad. Y es que el muchacho, a pesar de tener mucho valor, no deja de ser un niño y no sabe en el bosque de peligros en que se ha metido, y del que le va a costar salir.

Como he mencionado antes, la galería de personajes que recorren el film es de lo más variopinto y recuerdan a personajes que bien podrían estar en una película de Tarantino o de Guy Ritchie. Además, y como es habitual en ese tipo de producciones, todos los personajes mantienen una relación conformando una película de historias cruzadas, en donde todo el mundo quiere lo mismo: al niño y a la pistola.
A la hora de plasmar una historia así hay que saber perfilar bien a los personajes y sobre todo llevar un buen ritmo durante todo el metraje. El director Wayne Kramer, que también es guionista de la cinta, lleva el proyecto a muy buen puerto, con mano firme y donde incluso se atreve a jugar con determinados elementos como es el suspense en esa magnifica secuencia en donde nuestro joven protagonista está en un cuarto de baño y a su espalda vemos la amenaza en forma de sombra a través de un cristal. Parece ser que a este hombre también le gusta el cine de Tony Scott ya que en más de una ocasión usa ese cambio de filtros y sobrepone imágenes como bien la gusta hacer al hermano de Ridley, además de que le va montar tiroteos de infarto. Madre mía la de tiros que tiene está película cuando se monta una gorda, yo reivindico el tiroteo del principio, verdadera muestra de cine de acción gamberro donde brota la sangre. Seguro que Peckinpah habría disfrutado con él. Lo peor de todo es esos momentos Matrix, en donde la imagen vuelve hacia atrás para contarnos como han pasado las cosas en el momento de los disparos. Se podría haber narrado de otra forma, pero como esto es un divertimento en donde todo vale, incluso referencias lynchianas (ese vagabundo drogata que parece ser el de Mulholland Drive y al que siempre mantiene Kramer entre sombras), se lo perdonamos.
running-scared-2.jpg
Quizás el mayor error del film es el poner de protagonista a Paul Walker, pues su personaje no llega a tener tanta importancia como cualquier otro del film, y sin embargo es en el que más se centra la película. Si el hombre hiciera algo como aportarle carisma, pero lo que más hace es pegar gritos y sacar la pistola al primero que se le pone delante. Deberían haber puesto en el cartel al joven Cameron Bright, verdadero prota, que se pasa toda la película huyendo de sus perseguidores, pero sin mostrar el menor ápice de miedo, y con el que el espectador empatiza. Vera Farmiga da vida a la mujer de Walker y aunque al principio parece que va a ser la típica esposa preocupada nos sorprende protagonizando uno de los mejores momentos del film. Qué frialdad tiene la mujer en esa secuencia en casa de un matrimonio al que ha ido en busca del niño, no sé porque Scorsese no la explotó más en “The Departed”. Chazz Palminteri tiene un papelito de policía corrupto, y el hombre está como siempre en su sitio. Karel Roden, que ya hizo de psicopata en “15 Minutos”, realiza aquí un papel un poco desquiciado como padre del joven protagonista y fan número 1 de John Wayne, a quien idolatra incluso para tatuarse la espalda con una imagen suya y verse más de mil veces “John Wayne y los cowboys”.

El director ya tuvo su reconocimiento por dirigir “The Cooler” y aquí no pierde el buen pulso. Lo peor es que el film en España se llamó “La Prueba del crimen” en lugar del título original “Running Scared” (Corriendo asustado), mucho más pegadizo pues concuerda con el estado en que huye el niño pero quizás pensaron los de marketing que parecía un título de terror, siendo así seguro que hubiera tenido más éxito del que tuvo, que fue ninguno.
Un thriller superior a la media que nos llega últimamente de USA y que merece la pena ver, el buen rato está garantizado.

Lo Mejor: La dirección, Cameron Bright, los tiroteos

Lo Peor: Paul Walker y el final

Anuncios

3 pensamientos en “Running Scared, de Wayne Kramer

  1. este saludo es para paul walker te quiero decir muchas cosas como eres lindo guapo y tienes lo ojos como el mar azules me soñe comtigo y fue un sueño lindo fue asi que yo venia del cole y encomtre y te dije tu eres el de rapido y furioso y me dijiste si y te pedi foto autografo y hablamos mucho un beso fuerte para tiiiiiiiii

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s