Equilibrium, de Kurt Wimmer

equilibrium_dvd.jpgS. XXI, tras una III Guerra Mundial el Régimen vigente ha tomado una decisión para erradicar todo el mal del mundo y que no vuelvan ha suceder acontecimientos tan desastrosos, eliminar los sentimientos de todo ser humano. Para ello todos los habitantes de Libria deben inyectarse un producto llamado Prozium, el cual les imposibilita a sentir. El Clérigo Preston es el mejor de los clérigo, un grupo para detener y eliminar a todo rebelde que está contra el Prozium, y contra el líder.

En “Fahrenheit 451” se nos planteaba un fututo en donde la lectura estaba prohibida y todo libro debía ser quemado, bien en esta película que nos ocupa no solo los libros son eliminados, sino toda obra de arte para impedir que el hombre sienta. Y es que, como comentan al principio del film, la causa por la que se crean las guerras y todo el mal es por el hombre, pero si se le quita al hombre la capacidad de odiar toda amenaza será liquidada. Pero no se puede erradicar solo el odio, sino todo sentimiento como es el amor, los celos, la felicidad, el miedo, la duda que nos hace ser seres humanos, por tanto hablamos de un futuro en que el hombre ha dejado de ser hombre, en que se ha convertido en una marioneta dirigida por un dictador. No se puede negar que esto plantea un dilema moral, pues si que es cierto que sí pudiéramos erradicar el odio de todos nosotros el mundo sería algo mejor, pero destruiría nuestra naturaleza humana.

Como no podía ser de otra manera, existe un grupo rebelde que quiere destruir al líder y abrir los ojos al mundo, pero para detenerlos existen los Clérigos, un grupo entrenado para eliminar toda amenaza contra el sistema de manera limpia y eficaz. Dichos Clérigos son similares a los Jueces de “Juez Dredd”, entran al lugar del crimen, interrogan a los sospechosos y los sentencian a ser incinerados. El mayor de los Clérigos, Preston, es el mejor agente pero comete un error una mañana en que no se toma su dosis de Prozium (que tiene mucho en común con Prozac), por lo cual comenzará a tener dudas, y lo más importante a sentir y plantearse si lo que ha hecho en el pasado está bien.

Si a mi me dicen que esta historia está basada en un relato de Phillip K. Dick me lo creo, porque tiene todos los elementos del escritor. Empezando porque se desarrolla en el futuro, pasando por el dilema moral que se nos plantea al mostrarnos una sociedad donde todo es pacifico y ordenado al precio de que nadie siente y terminando por el protagonista que vive dentro del sistema y que abre los ojos para enfrentarse a él. Y es que el director, Kurt Wimmer parece que con este film quiere hacer un homenaje a toda la ciencia-ficción espectacular, pues no solo hace una ligera similitud con el film de Truffaut quemando obras de Arte, sino que el protagonista es similar al de “Minority Report”. Por supuesto todo este envoltorio de ciencia-ficción es rellenado con espectaculares secuencias de lucha herederas de “Matrix” de los Wachowski, que contienen verdaderos momentazos, como ese primer tiroteo a oscuras que emula al videojuego “Doom” al ponernos la pistola en plano subjetivo y ver como caen los hombres a los que se dispara, o el tiroteo final en el pasillo, sin apenas utilizar cámaras lentas, cosa que es de agradecer. Incluso a Wimmer se le pasa por la cabeza homenajear a “Blade Runner” con ese plano del ojo de Bale viendo como está empezando a arder la ciudad que nos recuerda a uno de los primeros planos de la película de Scott.

Respecto a los momentos de “Matrix” hay que aclarar que me refiero más que a los tiroteos, a el estilo visual y a que bebe del Manga Japonés en la creación de planos, ese plano de Bale en contrapicado con las pistolas recién disparadas. Tal vez sea por eso, que el film irradia sensación de comic o videojuego en más de una ocasión, pero hay que reconocer que es un buen espectáculo.

Christian Bale da vida a Preston, el hombre que defiende Libria y todo lo que representa hasta que deja de inyectarse su dosis de Prozium. El actor siempre ha sabido llevar a buen puerto sus personajes y este no le es muy complicado. Le secundan un puñado de actores conocidos como son Taye Diggs, Sean Bean, Emily Watson y dos Prison Breaks como son Dominic Purcell y William Fichtner.

Lo Mejor: Su discurso moral relleno de espectáculo

Lo Peor: Aún no se ha estrenado aquí

Anuncios

4 pensamientos en “Equilibrium, de Kurt Wimmer

  1. Será irregular pero al menos pasas en buen rato viendola, y las escenas de peleas y tiroteos están muy bien planificadas.

    Saludos.

  2. Primero, felicidades por tu blog.

    Respecto, a “Equilibrium”, estoy muy de acuerdo contigo, es todo un ejemplo de ciencia ficción espectacular y con gran mensaje de fondo. Una película muy recomendable.

    Saludos.

  3. Gracias Rodi.

    Solo espero que algún día pueda ver esta película editada por aqui ya que es una vergüenza que films como este, o como muchisimas otras películas, entre ellas coreanas, queden sin llegar a nuestras pantallas. Y para mas inri, es que esta ni siquiera la editan en DVD aqui.

    Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s