3271598440.jpgReed Richards y Sue Storm están a punto de casarse, pero una nueva amenaza llega a la Tierra, y los 4 Fantásticos tendrán que detenerla.

Antes de nada decir que no soy un acérrimo lector del grupo Marvel en que se basa esta película, pero si he leído alguna que otra historieta y debo reconocer que como adaptación es correcta en cuanto a realizar chistes malos de los que hacían gracia por los años 60, pero que hoy día han dejado de tenerla. Tengo que confesar que yo a la primera parte la defiendo levemente como producto de consumo rápido que es y porque iba sin pretensiones, además de que me entretuvo. Pues bien, la secuela que tenemos aquí repite el esquema de la anterior con la única diferencia de introducir un personaje nuevo que parece ser el villano, y no es más que un pobre que obedece ordenes de una nube gigantesca que se elimina planetas (forma absurda de ahorrarse la creación de ese gran personaje que es Galactus).

Si en la anterior se nos narraba las dificultades que tenían los héroes para adaptarse a sus poderes, cómo Reed se debía declarar a Sue, Johnny haciéndose el chulo, y Ben Grim con problemas debido a su nuevo estado, aquí se nos presenta el mismo esquema. En lugar de dar el paso de pedir de salir a Sue, ahora Mr. Fantastico debe dar el paso al matrimonio, Ben sigue siendo el coleguita del elastico y teniendo sus piques con Johnny, el cual es el que tiene ahora los problemas de adaptación al ser tocado por Estela Plateada, lo cual le impide tocar a nadie puesto que cambiaria las habilidades.

Me parece muy bien que repitan el esquema si les funciono, ahora bien podrían haberlo hecho de otra manera, como por ejemplo con más dramatismo y no metiendo chistes fáciles en momentos supuestamente dramáticos, como cuando Johnny está cayendo a la tierra y, en lugar de mostrarlo hundido, lo muestran frente a un camello. Y es que en lugar de hacer una secuela superior (cosa que había hecho “Spider-Man”), hacen una secuela que no avanza nada en lo anterior contado, y que, para demostrarlo, dura menos de hora y media. Es más, recuperan al Dr. Doom (era de esperar) para aparecer el hombre como aparecía en la anterior, o sea en plan humano sin rasguños, cosa que se sacan de la manga en su encuentro con el heraldo. Es una pena que un personaje tan carismático dentro del Universo Marvel sea tan maltratado en el cine, porque si hubieran sido inteligentes, en esta ocasión se lo hubieran ahorrado, se habrían centrado más en Estela Plateada y Galactus seguramente habría aparecido aunque solo fueran 5 minutos. Lo mejor de la película es, sin duda, Estela Plateada, aunque sus apariciones son breves, son lo que hace que la película no aburra en extremo, y encima suelta las mejores frases del film con más naturalidad que el cuarteto protagonista.

Elegir a un director con tan poco personalidad cinematográfica como Tim Story no sé a quien se le ocurriría, pues el hombre repite incluso secuencias que ya estaban en la anterior (allí un rescate en el puente de Brooklyn para aquí ser un rescate igualito en Londres). No aporta nada de tensión a la historia, salvo los momentos del Heraldo sobre su tabla, o el prologo, pero eso a más para los de Fx, porque vamos creo yo que el presupuesto (150 millones de $) se lo han fundido solo en hacer al personaje plateado.

Del reparto poco que decir. Reconozco que Chris Evans me gusta como Johnny Storm, le aporta esa prepotencia y chulería que la Antorcha. Ioan Gruffud no me pega como Mr. Fantastico, pero como la esencia del personaje se la han cargado, el hombre hace lo que puede. Michael Chiklis vuelve a ponerse su traje de goma naranja y a pasar claustrofobia. Jessica Alba no es Sue Storm por mucho que quieran vendernos, a pesar de tener unos bonitos ojos gracias a las lentillas. Julian McHamon seguro que no quería pasar el suplicio del maquillaje y pidió que su personaje tuviera la misma apariencia que en la anterior y unas frases estupidas. Doug Jones con su cuerpo y Laurence Fishburne con su voz prestaron su talento para crear a Estela Plateada, que exige ya una película en solitario.

Lo mejor: Estela Plateada. La Partitura de John Ottman. Es corta.

Lo Peor: Es igual que la anterior. El Dr. Doom.