12676.jpg¿Podía superar Disney el éxito de Blancanieves? Lo que parecía algo imposible se convirtió en realidad gracias al siguiente film animado del Mago. La adaptación del cuento de Collodi, “Pinocho”.

La historia de Pinocho es conocida por todo el mundo. Geppetto es un juguetero que fabrica un niño de madera y pide a la estrella azul que sea un niño de verdad. El deseo le es concedido pero Pinocho deberá desenvolverse por un mundo lleno de tentaciones, sabiendo diferenciar entre el bien y el mal, para lo cual contará con la ayuda de Pepito Grillo, que representa a su conciencia.

Pinocho no se puede decir que sea un cuento infantil, sino más bien un cuento aleccionador dirigido a todo el mundo sobre la desobediencia y el comportamiento de los niños (y no tan niños). El film muestra las tentaciones en las que cae el niño de madera y sus consecuencias. La primera de ellas es el no asistir a la escuela para convertirse en un actor, una celebridad. Lo que al principio parece divertido y le hace sentirse querido se convertirá en una jaula donde será un esclavo a manos de Stromboli. La segunda vez volverá a ser persuadido para viajar a la isla de los juegos con un montón de niños, en donde podrán campar a sus anchas haciendo todo tipo de actividades: beber, fumar, pelearse (dichas actividades aparecen en el film explicitamente, lo cual resulta sorprendente si se piensa que va dirigida al público infantil). Sin embargo al pasar un tiempo en la isla se convertirán en burros. Ambas tentaciones no solo se pueden achacar a niños como representa la película, sino también a adultos, pues ¿quién no ha tenido la tentación de hacer algo incorrecto alguna vez y lo ha hecho para después pagar las consecuencias? Además de las tentaciones Pinocho miente y como consecuencia sufrirá una ampliación nasal bastante molesta, hasta tal punto que crecerá un nido en su rama. Y es que los niños buenos no dicen mentiras, y él debe comportarse bien para llegar a ser un niño de verdad.
Los personajes que inducen a Pinocho a actuar de forma irresponsable están personificados en el film por un zorro y un gato, cosa fundamental a partir de ese momento en los films Disney de dotar de capacidades humanas a animales.
Pepito Grillo entra también en ese ámbito, y ha llegado a convertirse en uno de los personajes más celebres de Disney, tanto que ha vuelto a ser utilizado en otros films de cuentos como el de “Mickey y las habichuelas Mágicas”. Él representa la conciencia de Pinocho, quien le debe guiar en el duro mundo que le rodea, sin embargo como toda conciencia nunca aparece a tiempo. Cuando Pinocho es tentado por primera vez el grillo se ha quedado dormido en casa, y la segunda vez le adelanta en una carrera dejando a Pinocho atrás y volviendo a ser seducido.
Disney adaptó la obra de Collodi (que tenía una versión en que al final del cuento Pinocho era castigado muriendo cruelmente) suavizándola considerablemente aunque manteniendo su esencia. A pesar de esa suavización siempre he considerado “Pinocho” como uno de los films más dramáticos de la casa de Mickey, tal vez comparable a los de “Bambi”. Secuencias como el niño siendo maltratado por Stromboli, el pobre Gepetto buscando a su hijo bajo la lluvia, o la secuencia de los burros-niño muestran un gran dramatismo.

“Pinocho” fue un laborioso trabajo que dio bastantes quebraderos de cabeza a Disney, tanto que una vez terminados los primeros dibujos sobre Pinocho y un laborioso trabajo de la película, mandó eliminarlo todo y empezar de nuevo, con lo cual podemos suponer que este proyecto era muy personal para él. El resultado tuvo su recompensa. El film es posiblemente el más conseguido de los que él supervisara y ofrece cine de primera categoría en donde mezcla de manera magistral ternura (los momentos entre Gepetto y Pinocho, los personajes del pez Cleo y el gato Figaro) con drama (El viaje de Pinocho a través de sus errores). Aún hoy día sigue siendo una experiencia ver este maravilla en donde tenemos muy buenos momentos de lenguaje cinematográfico, como en ese acercamiento en plano subjetivo de Pepito dando saltos a la casa de Gepetto, o el travelling a través de todo el pueblo hasta la casa, por no mencionar la maravillosa secuencia marina bajo el agua en donde realmente parece que haya una cámara rodando a los dibujos. La casa de Gepetto es otra muestra más de los dibujantes, pues toda ella está decorada con figuras, incluso los muebles, pero lo que más sorprendente resulta es el dinamismo de los dibujos en secuencias de gran movimiento como la del baile de relojes. Otro alarde técnico es el Hada Azul y su destello, aún hoy día sigue dejándonos con la boca abierta cómo consiguieron tal efecto mágico. La secuencia de la ballena también es muy celebrada pues consigue crear tensión al mostrar el rescate de Gepetto por parte de pinocho, como curiosidad decir que la primera vez que vemos a la ballena esta tiene la forma de casco de un soldado Nazi (quizás una metáfora de la guerra a la cual va un hijo a salvar a su padre). Como curiosidad citar la primera escena en que aparece el libro de Pinocho para ser abierto por Pepito Grillo, y a su lado aparecen dos libros más que acabrían formando parte de la tradición Disney como son “Alicia en el País de las Maravillas” y “Peter Pan”.
El film consiguió ganar dos Oscars a Mejor Banda Sonora y Mejor Canción por “When you wish upon a star”, tema que es cabecera del mundo Disney y que hoy día acompaña al logotipo de la compañía en sus films.

pinocho.jpg

Valoración: Obra Maestra