Tiburón (Jaws), de Steven Spielberg

La novela “Tiburón” llamó la atención de los ejecutivos de la Universal, que sin dudarlo compraron los derechos antes si quiera de que el libro se publicará. El director Steven Spielberg se vio interesado desde que leyó el manuscrito que circulaba por las oficinas del estudio, consiguiendo que los productores confiaran en él para llevar a la pantalla la historia de un terrible tiburón que atemoriza una pequeña ciudad de playa.

“Tiburón” es el primer film puramente terrorífico de Spielberg. Con un fabuloso inicio en que el logotipo de Universal es inundado por el sonido acuático y comienzan a aparecer las inolvidables notas musicales de John Williams a medida que vemos en plano subjetivo el fondo del mar ya nos inquietamos. A continuación vemos un grupo de jóvenes iniciar la temporada de verano en una fogata, para seguir a dos de ellos, un chico y una chica, dispuestos a meterse en el agua. El chico, más rezagado, no entra en el mar, pero la chica ya se ha zambullido a varias leguas y nada tranquilamente desnuda. Todo parece normal, no se distancia mucho de una comedia de verano, pero todo cambia cuando volvemos a ese plano subjetivo bajo la superficie y nos vamos acercando a la chica. La música aparece levemente en ese momento, hasta detenerse de golpe en el momento en que la chica nota algo. Su angustia por medio de chapoteos desesperados y gritos provoca una incomodidad al espectador, que no sabe que la está atacando. Al breve instante será sumergida bajo el agua sangrienta.

Con esa secuencia de apertura Spielberg ya ha presentado al espectador al villano sin mostrarlo físicamente, pero alertándonos en todo momento en que el mar aparezca en pantalla.
El jefe Brody, jefe de policía de Amity, sirve para crear un vínculo con el espectador. Hombre de ciudad, ha sido trasladado junto a su familia a la pacifica ciudad de Amity. Todo cambia en el momento en que descubran el cuerpo descuartizado de la chica y el jefe diagnostique que ha sido por el ataque de un tiburón. Esto le enfrentará con el alcalde de la ciudad pues la temporada de verano, que es de lo que comen los ciudadanos dela región, está a punto de inaugurarse y no hay peor publicidad que decir que hay tiburones en sus playas. Brody optara por dejar abiertas las playas aún en contra de su idea, consiguiendo otra trágica muerte. Una vez suceda esta, el jefe de policía seguirá insistiendo en cerrar las playas, cosa a la que acceden los ciudadanos hasta que cazan un tiburón, grande, si, pero no el que buscan según el oceanógrafo recién llegado. Tras otro ataque feroz del enemigo que los rodea Brody no tendrá más que tomar la decisión de ir a capturar al escualo.

El enfrentamiento entre el hombre y la naturaleza está muy presente en la película transmitiendo una atmosfera malsana e inquietante. Como el jefe Brody, el espectador observará en todo momento el mar angustiado porque lo peor esté por llegar. Es maravilloso ese contraplano en que Brody observa el mar a la vez que un vecino le habla sobre un vado, manteniendo en primer término al vecino y en el fondo, con excelente profundidad de campo, el relajado baño de una señora a la que el jefe no pierde de vista.

Hay dos partes en la película. La primera es la que acontece en el pueblo de Amity mientras en sus cercanas playas se suceden los continuos ataques del tiburón, al cual nunca veremos más que por medio de las consecuencias de sus terribles actos. En esta parte conoceremos las distintas personalidades de los protagonistas. Se refleja el miedo de los ciudadanos y la avaricia de otros muchos para capturar al escualo y llevarse la recompensa que ofrece la madre de un niño asesinado.
La segunda parte representa la caza del tiburón por parte de los tres protagonistas en mar abierto. Sensacional esa forma de presentarlos en el barco introduciéndose en alta mar a través de la mandíbula de un tiburón. Están entrando en terreno hostil, donde ellos pasan a ser la presa. Esta parte, además de contener uno de las partes finales más terroríficas y angustiosas de la historia del cine, contiene aroma de cine de aventuras. El buen humor de Quint en la partida se mantendrá hasta el final en que el terrible monstruo ponga fin a su idílica cacería.

La definición psicológica de los personajes está muy bien planteada en pantalla.
El jefe Brody, como ya he comentado, es un hombre de familia, que ejerce eficazmente como jefe de policía hasta que aparece el tiburón. El problema para Brody no es solo el escualo, sino su miedo irrefrenable a meterse en el agua por temor a ahogarse. Su decisión a ir a por el tiburón a la mar lo convierte en un personaje heroico que planta cara a sus miedos.
Matt Hooper es un especialista en tiburones enviado por petición de Brody para que le asesore acerca del bicho al que persiguen. Hooper será el guía científico y el que dictamine que el tiburón al que buscan es mucho mayor de lo que piensan, apoyando a Brody en su decisión de mantener las playas cerradas se convertirá en su aliado para capturar al escualo.
Quint es un cazador de tiburones, la representación viviente de un lobo de mar a la antigua usanza que pretende atrapar al tiburón por todos los medios.
Es sorprendente como se relacionan estos tres personajes y como entre ellos se establece una relación cercana a la amistad, consiguiendo un paralelismo con el nombre del pueblo, Amity. Brody necesita a Hooper y Quint ya que es un inexperto sobre la materia y su papel no será más que el de recibir órdenes hasta el final. Pero es el enfrentamiento entre los dos últimos lo más interesante.
Mientras Quint representa la vida marina práctica y artesanal, Hooper es la parte científica y moderna. Ambos conocen los medios marinos, pero puestos en práctica de distinta forma. Es brillante ese enfrentamiento entre ambos por medio del aplastamiento de sus respectivos recipientes en que beben. Quint aplasta una lata mientras Hooper hace lo propio con un vaso de plástico. Sin embargo la mejor parte entre ambos es en el duelo por medio de cicatrices, en donde ambos protagonizarán su conversación más alegre que irá desviandose hasta el trágico recuerdo del Indianápolis, barco que naufrago y en cuyo naufragio Quint se vio por primera vez con los tiburones. Este relato queda como uno de los cúlmenes de la película, alcanzando un aura trágica.

Spielberg consigue con “Tiburón” su primera gran obra cinematográfica por medio de herramientas que con las que ya había experimentad en “Duel” y que aquí desarrolla mucho más mediante el excelente uso del panorámico en tramos como el anterior citado o cuando Brody echa carnaza en el agua y aparece el gigantesco tiburón, que elevan a Spielberg a otro nivel, coronándolo por medio de su excelente ritmo y montaje. Secuencias terroríficas como la que abre el film, la de la sumersión de Hooper a un pequeño barco hundido, todo ello rematado con el climax final, son de escuela.
El no mostrar excesivamente al tiburón salvo en el último tercio es todo un acierto (obligado en parte, pues el tiburón mecánico que construyeron daba demasiados problemas), una muestra más de ese suspense que el director tan bien sabe transmitir, sugiriendo más que mostrando, secundado esta vez con la excelente y terrorífica partitura de Williams, que firma aquí su segunda colaboración con el director tras “Loca Evasión”.
El guión corrió a cargo del autor de la novela, Peter Benchley, y de Carlo Gottlieb, aunque hubo muchas reescrituras que pospusieron el rodaje y donde los nombres de Spielberg, y sobre todo John Milius tienen importancia. De hecho es a Milius a quien debemos el monologo sobre el Indianápolis que cita Quint.
Hay determinados momentos de comedia que suavizan la atmósfera inquietante como son los ya citados entre Quint y Hooper, o el aviso de la mujer de Brody a su hijo una vez vea esta la imagen de un tiburón devorando un barco, contradiciéndose a ella misma.

El reparto lo componen Roy Scheider como el Jefe Brody, personaje al cual el actor sabe dotar de inseguridad y angustia, reflejando esa transformación en un hombre valiente al final. Richard Dreyfuss se inauguraría con Spielberg en este film dando vida a Hooper, el ictiólogo enviado por el centro oceanográfico, al cual el actor da vida dando rienda suelta su vis cómica con esos enfrentamientos con Quint o su aparición en casa de Brody, donde se sirve de comer él mismo. Robert Shaw interpreta magistralmente a Quint, la personificación del hombre de mar, el aventurero. Su presentación en pantalla no podría ser mejor que mediante sus afiladas uñas rajando una pizarra donde está dibujado un tiburón.

Ganó 3 oscars correspondientes a Montaje, Banda Sonora y Sonido, siendo nominada además para Mejor Pelicula.

“Tiburón” supuso un gran éxito de taquilla, el primero para Spielberg. Aunque la crítica la recibió de forma fría el tiempo la ha puesto en su sitio, como una de las mejores películas de terror de la historia que supera a su original literario. Y no solo eso, sino que consiguió inaugurar el termino blockbuster veraniego, así como meter el miedo en el cuerpo a los espectadores, incapaces de entrar en el agua sin rememorar al terrible escualo gigante.

Lo Mejor: La excelente atmosfera que posee y su climax final.

Lo Peor: Esas secuelas que hicieron.

Anuncios

4 pensamientos en “Tiburón (Jaws), de Steven Spielberg

  1. Estupenda peli, para mí la mejor de Spielberg, John Williams estuvo fenomenal, las actuaciones, suponiendo el tipo de película, muy buenas.
    Lo peor: Toda la basura de peliculass que quisieron copiar su éxito.

  2. CON LA PRIMERA QUEDE PSICOCIADO, PARA NO BAÑARME EN EL MAR, SIN EMBARGO A ESTAS ALTURAS ES UN CLASICO, Y SI HABLAMOS DE LAS SECUELAS HUMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMM

  3. que horror cuando en Fuerteventura en la playa del faro de la Entallada me bañaba tan tranquila pa dentro pa fuera si es ahora no me baño en ninguna playa salvaje

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s