Batman, de Leslie H. Martinson

Batman y Robin deben enfrentarse a sus peores enemigos que planean impedir la cumbre de líderes mundiales.

La película realizada en los años 60 no es sino un episodio gigante de lo que fue la famosa serie de televisión y que sirvió para venderla a los distintos países, pues en USA se estrenó finalizada la primera temporada de la misma. Desde luego fue la mejor carta de presentación para que los espectadores estuvieran preparados. Este Batman es un fiel reflejo de lo que fue el superhéroe durante los años 60. Mucho color, muchos villanos, y mucho desenfado. En contra de la imagen que tenemos ahora del caballero oscuro, el Batman sesentero carecía de tormentos y preocupaciones, más allá de capturar a los villanos, y luchaba siempre de día. Además siempre es acompañado por el chico maravilla, Robin, con lo cual la serie debería haberse llamado “Batman y Robin”. Ambos forman el dúo dinámico de Gotham y acuden al rescate siempre que se les avisa, aquí es por medio de un teléfono y no de la batseñal, que aparece brevemente. Los enmascarados lucen durante los más de 90 minutos de metraje todos sus utensilios y vehiculos con los que cruzar tierra, mar y aire.

La película se abre con un aviso que nos advierte de que lo que estamos a punto de ver puede resultarnos absurdo y chocante. Y no se equivoca. “Batman” no es un film de acción a pesar de tener los famosos golpes “Puff” “Clam” “Sash” y un largo etcétera en grandes letras de colores, ni un film de misterio a pesar de tener que resolver un caso, sino una película enmarcada dentro del absurdo donde las frases sinsentido sirven para resolver enigmas y situaciones de lo más inverosímiles. Así por ejemplo tenemos ese momento en que Batman debe enfrentarse e un tiburón (de goma) para posteriormente arrepentirse de la muerte de tan noble animal, o la forma que tiene de deshacerse de una super-bomba (por su tamaño) por el muelle sin saber muy bien donde lanzarla.
Ahora nos quejamos en muchas producciones de superhéroes del abuso de villanos, pues aquí no tenemos ni más ni menos que a cuatro de los villanos más representativos del murciélago. Joker (traducido como Arlequín), Catwoman (o sea la mujer gata), el Pingüino, y Enigma (conocido por aquel entonces como Acertijos) son los encargados de poner en peligro Gotham y a todo el mundo con Batman como única resistencia. Entre los cuatro forman un cuarteto malévolo bastante desnivelado en cuestión de importancia individual. De todos ellos el que menos voz de voto tiene es Joker, el cual solo obedece las ordenes de sus compañeros. Catwoman hace su papel de seductora cuando esta sin más cara pero demuestra poca fiereza tras su antifaz en la batalla. El Pingüino se erige líder del grupo al tener matones a su servicio y un submarino de lo más vistoso. El Acertijos se divierte con el submarino de su orondo compañero para lanzar enigmas de lo más discutibles al cielo.

El director de la cinta fue Leslie H. Martinson, artifice de episodios televisivos de la serie de Batman como de otras muchas famosas. En el film el director sigue los patrones marcados por su homonimo original televisivo.
Adam West fue Batman durante muchos años, siempre acompañado por Burt Ward como Robin. Ambos son verdaderos iconos de los años 60 con sus apretados y coloridos disfraces de carnaval. Lee Meriwether es la felina y hermosa Catwoman. Cesar Romero es Joker con su cara pintada de blanco con algún que otro hueco sin tapar. Frank Gorshin es Acertijo y Burgess Meredith el Pingüino. Cabe decir que en la serie de TV Batman era acompañado también por Batgirl.

A pesar de todos sus errores vistos a día de hoy no podemos negar que el film, así como la serie, posee su encanto y es un reflejo de lo que fue el personaje de Batman durante los 60.

Lo Mejor: Ver a Batman y Robin enfrentándose a una gran galería de villanos con desenfado. Ser mejor y tener más personalidad que las de Schumacher.

Lo Peor: Representa la peor época del personaje.

Anuncios

4 pensamientos en “Batman, de Leslie H. Martinson

  1. Buff bufff a mi esta película que en su momento vi en el cine imagino que en alguna sala de reestreno, así como la serie me da cierta grima por el daño que hizo al personaje. Por otro lado es curioso ver como influyó en la cultura televisiva americana, porque es común encontrarse con homenajes a esta serie.
    Hace un tiempo encontré por satélite un telefilm con Adam West y Burt Ward interpretándose a si mismos investigando un misterio que tenía que ver con la serie, con lo cual nos encontrabamos con secundarios de la serie y multitud de guiños…era curiosa sin duda

  2. Hombre, daño al personaje no hizo en su momento puesto que era lo que en ese momento era Batman. Yo la veo y me entra cierta nostalgia al recordar lo bien que me lo pasaba viendola de niño antes de que llegará la de Burton y mi visión del murcielago cambiara para siempre.

    Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s