El Caballero Oscuro (The Dark Knight), de Christopher Nolan

Batman y James Gordon siguen luchando juntos contra el crimen para erradicarlo de las calles de Gotham. A ellos se les une el fiscal del distrito Harvey Dent, admirado por el pueblo. Sin embargo deberán hacer frente a un nuevo criminal que siembra el caos allí donde va y que se hace llamar Joker.

Siempre he dicho que “Batman Begins” significó un correcto y necesario lavado de cara para el personaje después del destrozo que hizo Schumacher, pero nunca me ha parecido la gran película que pregonan muchos. Con la secuela que ahora nos llega siempre he tenido más esperanzas, y expectativas, por dos razones fundamentales. El guión corría a cargo de Jonathan y Christopher Nolan, que cuando se unen dan lugar a trabajos tan notables como “The Prestige”, y en esta ocasión el enmascarado se enfrentaba de nuevo en la gran pantalla a su villano más célebre, el Joker.
La película ya empezaba a provocar expectación a mediados del año pasado cuando se dio a conocer el aspecto que luciría el villano, acercándolo a lo macabro y a la obra de Lee Bermejo, pero fue desgraciadamente a raíz de la muerte del actor que le dio vida, Heath Ledger, cuando más se empezó a hablar del film. Muchos afirmaban que el actor había creado algo tremendo e inolvidable. Al estrenarse la película en Estados Unidos recibió unas críticas muy favorables, ya no solo para el desaparecido interprete sino para el film en sí, y se ha convertido en una de las más taquilleras de la historia. Hemos tardado casi un mes en tenerla aquí, y la pregunta siempre es la misma: ¿cumplirá las expectativas? Muchas películas no y se quedan por debajo (caso de la última de Indiana Jones) pero la cinta de Nolan no solo las cumple sino que consigue ser más grande de lo que pudiéramos imaginar.

Para empezar diré que el calificativo de película “de superhéroes” se le queda pequeño. “El Caballero Oscuro” va más allá de lo que cualquier adaptación de comics pudiera haberlo hecho llegando a alcanzar el calificativo de cinta de cine negro. Porque no nos engañemos, la trama policiaca, los diálogos, el largo número de personajes que aparece teniendo mayor o menor importancia, son tan densos que bien podrían lidiar con cualquier film del género que se precie. Puede que haya personas a las que la película no les guste tanto porque esperaban ver una película más de Batman en donde el enmascarado hiciera las mismas piruetas con una trama simple. Pero no deberían quejarse, sino enorgullecerse al encontrarse con un ejercicio de película policiaca en donde el héroe enmascarado se luce de lo lindo y donde se adapta ligeramente uno de los mejores comics como es “El Largo Halloween” al introducir de manera brillante al fiscal del distrito Harvey Dent.

La película gira en torno a tres personajes fundamentales: Jim Gordon, Harvey Dent y el Joker. Pero ¿y Batman? Bueno, diremos que Batman se identifica con cada uno de los personajes y evoluciona gracias a ellos teniendo con cada uno dualidad, tema muy recurrente en el cine de Nolan.
Batman-Jim Gordon: El teniente de policía es el principal aliado del murciélago y juntos pretenden alcanzar el mismo objetivo: detener y eliminar a las bandas mafiosas que asolan la ciudad. Gordon es la cara visible y la voz del enmascarado, además de ser el único policía con el que mantiene contacto. El teniente adquiere mucho más protagonismo en esta que en la anterior y se convierte es el perfecto policía, preparado siempre para su deber.

Batman-Harvey Dent: Se podría decir que su relación es idéntica a la del enmascarado con Gordon en el aspecto de detener a la mafia. Sin embargo surge algo mucho más interesante entre estos dos personajes. Mientras Batman es el defensor del pueblo por la noche, el que le llena de esperanza, Harvey Dent lo es por el día, adquiriendo el calificativo de caballero blanco de Gotham. Dent significa para Batman la esperanza, la oportunidad de abandonar por fin su vida de luchador y ser siempre Bruce Wayne, sabiendo que puede vivir en paz con un buen hombre protegiendo Gotham, él cree en Harvey Dent y no perderá nunca la confianza en el fiscal.
Batman-Joker: La antítesis en estado puro. El ying y el yang. El bien y el mal. Y sin embargo, tristemente, el uno no podría existir sin el otro. Al final de “Batman Begins” el teniente Gordon anuncia a Batman que un nuevo criminal está en la ciudad actuando con una puesta en escena similar a la del vengador. Joker no es sino el primer criminal de Gotham que ve en Batman su modelo, su punto de partida. Si al héroe le sienta bien llevar mascara y asustar a los criminales tras la imagen de un murciélago, ¿por qué no va a funcionar para los villanos? Joker es un ser nacido para el mal, marcado con cicatrices que esconden un alma sin nombre ni ideales, tan solo existe para hacer explotar el mundo y corromper a los seres humanos llevándolos a su mayor extremo de desesperación. Al payaso no le importa el dinero, ni el poder, solo es feliz con el sufrimiento, la anarquía. Batman, por mucho que le cueste aceptarlo, es igual salvo en la finalidad de sus actos, no busca reconocimiento, tan solo que la justicia prevalezca en su ciudad. Los breves encuentros entre ambos darán para conversaciones de lo más interesante donde se pone en tela de juicio la integridad de las personas.

Si en la anterior película Nolan tardaba en arrancar un poco y se perdía en las escenas de acción, en esta entra a saco desde el momento en que el Logo de Warner aparece. El director se marca unos primeros minutos mediante el atraco a un banco brillantes, de los que te sorprenden. Es tal el ritmo, el montaje y la forma de llevarla a cabo que hace que nos olvidemos del torpe Nolan de la anterior. Y es que el director se marca grandes secuencias a lo largo de los 150 minutos que dura la cinta sin apenas caídas de ritmo y con una puesta en escena intachable. Para citar una de las mejores, si no la mejor, la que se sucede en un interrogatorio entre tres personajes. Primero entre dos de ellos en que la fotografía ilumina a uno (el bueno) para dejar en sombra al otro (el malo), dando lugar a una iluminación cegadora donde aparece el tercer personaje en discordia y soltar toda su rabia.
No todo es acción en el film, sino secuencias propias del suspense llevadas a cabo de manera brillante. Para ello nada mejor que jugar con el montaje en paralelo que pone alerta al espectador y lo avisa de que algo malo va a suceder. Este montaje se sucede durante todo el metraje en momentos de lo más memorables consiguiendo alcanzar cotas de Gran Cine.
El guión está mucho mejor desarrollado que la anterior. David S. Goyer se queda reducido a la parte de la historia mientras los Nolan escriben completamente el guión. Como he citado anteriormente, el guión del film es más complejo por la trama policiaca que envuelve a los gangsters en donde hay un batiburrillo de nombres y hechos que nos hacen perdernos un poco. Los personajes como Gordon o Batman/Bruce Wayne está mucho mejor definidos quedando este último como algo más secundario dentro de la trama. Alfred y Lucius Fox quedan en un plano secundario, como meros ayudantes y asesores, con algunas que otras frases de lo más prescindible que buscan la sonrisa del espectador, aunque cumplen su cometido. Rachel Dawes juega un papel muy importante en la trama y tiene más fuerza. Los nuevos personajes como Harvey Dent o el Joker poseen las mejores frases del libreto y elevan el producto final a la categoría de épica. Cierto es que no todo es perfecto, ya no solo por esas frases citadas y pronunciadas por los amigos de Batman, sino por un suceso que ocurre y marca a dos personajes fundamentales en el film. Pues bien, dicho suceso seguirá marcando a uno de ellos hasta el final para al otro parecer no importarle tanto, con lo cual ahí la película patina un poco y le impide llegar a ser perfecta.
La música, los efectos especiales, el sonido, la fotografía, el diseño de producción. Todo está a la altura de las expectativas ofreciéndonos un espectáculo de primera al que no se le puede poner pega técnicamente.

El reparto está brillante en su conjunto resaltando de nuevo tres nombres en concreto. Gary Oldman adquiere más protagonismo y llena de alma noble al teniente James Gordon. El personaje en esta ocasión se muestra fiel a su deber aunque descuidado con su familia. Aaron Eckhart interpreta a Harvey Dent brillantemente, como el hombre recto y justo que quiere limpiar Gotham, para pasar a un hombre corrompido y marcado por el dolor que cede sus decisiones a una moneda marcada por una cara. Sin duda alguna, se le ha hecho justicia a un personaje que estaba maldito en el cine. Heath Ledger realiza una inolvidable interpretación como Joker. Si bien el doblaje es penoso, lo cierto es que el actor en VO gana mucho y consigue crear algo único mediante su voz gangosa y sus gestos, con el espeluznante tic de la lengua como toque de gracia. Nunca he considerado al australiano como uno de los grandes, pero he de decir que lo recordaré siempre como este escalofriante personaje.
Christian Bale sigue siendo un Batman/Bruce Wayne de lo más acertado, cediendo esta vez su protagonismo a personajes más secundarios. El actor diferencia muy bien entre el enmascarado defensor de la justicia y el playboy farsante que va acompañado por espectaculares mujeres. Maggie Gyllenhaal sustituye a la señora Cruise como Rachel Dawes. El cambio me parece acertado puesto que se ha ganado en calidad interpretativa aunque le veo el pequeño pero de que a Gyllenhaal le falta el carisma suficiente para que el personaje nos llegue todo lo que debiera. Si en la anterior recuperaban a Rutger Hauer en esta se hace lo propio con Eric Roberts como jefe del hampa, y hemos de reconocer que el actor está muy convincente. Morgan Freeman y Michael Caine vuelven a hacer lo mismo que en la anterior sin mucho esfuerzo.

Me es imposible no poner una pequeña reseña en donde citar dos cosas muy similares con el Batman de Burton. Joker fue el primer villano que enfrentó contra Batman y que fue interpretado de manera brillante por Jack Nicholson. Bien, las comparaciones son odiosas, pero tanto el de Nicholson como el de Ledger son dos creaciones colosales, únicas, sin punto de comparación salvo el nombre y el origen (el comic). Nicholson fue un Joker de lo más divertido a la vez que psicópata, con sus bromas como principal eje de actuación. Ledger por su parte crea algo irracional, un desquiciado pintado de blanco cuyas cicatrices marcan una sonrisa permanente y le hacen intimidar a cualquiera.
Tanto Burton como Nolan se superan en las secuelas, y lo hacen poniendo a Batman de forma más secundaria y superando, además de imponiendo más su autoría, lo creado en la anterior. Como colofón final, ambos concluyen en sus respectivas secuelas con un final pesimista para el justiciero, mientras Burton le daña al perder a Selina, Nolan lo hace al convertirlo en un proscrito y contraponiendo el final de la presente frente al de “Batman Begins” donde se le engrandecía.
Y, esto ya más nota personal, porque desde “Batman Returns” un servidor no disfrutaba ni lo pasaba tan bien en una sala de cine con una película ya no solo del hombre-murciélago, sino de superhéroes. Amén de que con ambas la expectación era grande y el resultado más que satisfactorio, con la diferencia que la de Burton la vio un chico de 9 años y la de Nolan un joven de 24.

“El Caballero Oscuro” es una excelente película policiaca, un thriller bien fabricado con magnificas secuencias de acción y buenos personajes. El adjetivo de Obra Maestra se le queda algo grande, pero se queda a las puertas por pequeños fallos que bien podrían haberse pulido. Lo que no se le queda grande es decir que significa el mejor trabajo tanto de su director como del recordado Heath Ledger.

Lo Mejor: La dirección y puesta en escena de Nolan. El Joker, Gordon y Harvey Dos Caras. El montaje.

Lo Peor: Algún que otro chiste sin gracia.

Anuncios

13 pensamientos en “El Caballero Oscuro (The Dark Knight), de Christopher Nolan

  1. Hola Ramón. No he escrito antes en esta crítica porque hasta ayer no pude ver el film (fui a verla el miércoles pero vendieron más entradas de la cuenta y acabamos denunciando al cine. Ya te contaré la que lié).

    Siempre tengo miedo cuando voy a ver una película de la que tanto se habla. Con Begins ya me pasó. La película me gustó bastante, pero creo que mucha gente se “flipó” demasiado. Esta nueva aventura me ha gustado más. Dent es el corazón de la película. Es el caballero de la luz, como le dicen en un determinado momento. Joker genial (¿no te recuerda su final al del anterior Joker demasiado?). La chica mejor, aunque tenga el dudoso honor de ser la primera chica Batman fea. Lucius cada vez recuerda más a un personaje de 007, y Alfred resulta cada vez más insustancial (podrían habernos ahorrado un par de chistes malos suprimiendolo).
    La película tiene fuerza, es intensa y profunda, pero como la anterior, peca de ser excesivamente larga. Cuando llega el tramo final, las cosas suceden excesivamente rápidas, teniendo en cuenta el larguisimo principio. El tema de la captura del chino se lleva demasiados minutos de la historia para no terminar en nada. Igualmente ocurre con Roberts el hermanísimo, actor olvidado que siempre fue de mi gusto. joker merecía un final apoteósico, y no el que tiene, si tiene alguno…
    Resumiendo, la película es más que notable. Posee muy buenas interpretaciones, un guión muy inteligente, y momentos emocionantes.

    Lo mejor: Supera a la primera por mucho. Es profunda y oscura.
    Lo peor: 2h 10m de Harvey Dent, y 20m excasos de dos caras. Joker merecía un final. ¿Por qué la hija de Gordon (la futura Batgirl), está tan escondida al final?

  2. Interesante comentario sobre esta notable pelicula; pero no me creo que te gustara la segunda entrega de Batman de tim burton con solo 9 años.

  3. Hola Alejandro, cuanta alegría tener noticias tuyas. Me alegro que te gustara la pelicula, yo ya la llevo vista dos veces, jeje (friki que es uno). El joker si que es cierto que merecía un final digno de su carisma, y me juego el cuello a que los Nolan le tenian reservado algo grande para una tercera entrega, algo así como “La Broma Asesina” en que el personaje escapará de Arkham y descubrieramos un poquito más de su pasado. Lastima de que Ledger ya no este con nosotros, espero que no se les ocurra contratar a otro actor para el personaje como han hecho con la Gyllenhaal. Sobre lo que comentas, si que me recordó al final que tiene en “Batman” de Burton cayendo, por suerte no llega al plagio por la decisión del hombre-murcielago en esta.
    Harvey Dent está perfectamente retratado, no me parece que Dos Caras ocupe poco metraje, es más aparece los momentos justos y necesarios como para convertirse en algo inolvidable.
    Sigo reivindicando a Oldman como Jim Gordon, papelon que se marca en esta secuela, con grandes momentos y buenas frases (y no como la anterior que tenia algunas vergonzosas).
    Total, que si pudiera optar a los Oscars yo diria que para Mejor Actor nominaría a Ledger y mejores secundarios a Eckhart y Oldman.
    Ah, y no se yo si Nolan sacara a Bat-Girl, lo que si me da miedo es que se centre más en el hijo de Gordon (¿posible Robin?).

    Hola José Romero, gracias por pasarte por el blog y me alegro que te gustara la pelicula. Creeme, recuerdo cuando vi “Batman Returns” en cine y lo entusiasmado que salí, amén de que la escena del lameton de Catwoman quedó marcada en mi retina. Las dos primeras de Burton me marcaron mucho, asi que es imposible que las olvide, jeje.

    Saludos.

  4. Gordon está genial, (olvidé nombrarlo en mi comentario). En la primera me parecio un desperdicio utilizar a Gordon para un papel tan pequeño y simplón.
    En cuanto a lo de Joker, recuerdo haber leido en algún sitio que se rodó una escena en la que Joker moría, pero que en los primeros visionados que se hacen de las películas para ver las opiniones del públieco, éste reaccionó negativamente a la escena por la muerte del actor. Nunca sabremos si es cierto o no.
    Espero que el excesivo protagonismo del pequeño Gordon se haya producido para reservar algo de misterio a Barbara. Lo sabremos en la próxima…

    José Romero, yo fui a ver Batman Returns al cine, y aunque era un poco mayor que Ramón, quedé prendado de la película, y sobre todo de la gatita sadomaso.

    Un saludo a ambos

  5. La verdad es que no entendí nunca el boom Begins, que a mi me pareció floja, o al menos no me pareció esa maravilla que la gente reivindicó con tanta insistencia, aunque es cierto que lo mejor que hizo fue que olvidáramos la anterior del innombrable.
    Sin embargo aquí si que me he encontrado una gran película con momentos que me recordaron a “Heat” no solo en la escena inicial sino en la escena del Joker y Batman en la sala de interrogatorios, que por momentos me recordaba a aquella conversación entre Pacino y de Niro, en la que ambos se reconocían que no sabían hacer nada más que lo que hacían.
    Nolan sigue dirigiendo mal las escenas de acción aunque en esta ha mejorado mucho.
    Leí por ahí que Nolan y Bale habían prometido hacer más Batman siempre que no les obligaran a poner a Robin o cosas por el estilo…y yo creo que al menos en la próxima no lo harán sobretodo porque con el éxito que está teniendo el film Nolan va a tener la sarten por el mango para hacer otra más con libertad creativa total.
    Pregunta puñetera: Si la Ledger siguiera vivo…hubiera ido tanta gente a ver el film??? ojo la pregunta no tiene nada que ver con la calidad pues para mi el film es impresionante.

  6. Alejandro algo leí yo también sobre los pases previos en que el público no aceptaba el final del personaje por el fallecimiento de Ledger, aunque si acababa como en la de Burton han hecho bien en dejarlo como lo han hecho. El único problema es en vistas a la futura tercera parte, aún es pronto para hablar sobre ella, pero creo que se puede seguir utilizando al personaje sin que aparezca, como si fuera el punto de partida para nuevos villanos. Así, si en este film vemos que Batman tiene imitadores al principio, el Joker también puede y nadie mejor que introducir así al personaje de Harley Quinn.

    Angel yo creo que la pelicula hubiera sido un éxito de todas formas, solo por ver enfrentarse a Batman contra el Joker de nuevo. Eso si, es cierto que la muerte de Ledger ha servido para dar morbo y publicidad al asunto, tanto que esta alcanzando unas cifras astronomicas en USA, ya es la segunda pelicula más taquillera de la historia alli, pero en terreno mundial no está funcionando mejor que cualquier otra pelicula comercial. Esperemos a ver como sigue su carrera comercial.
    Lo de que Bale y Nolan no quieren a Robin lo han confesado varias veces, de hecho Bale afirmó que si introducian al personaje él dimitía de volver a ponerse el disfraz de murcielago. Así que no creo que lo metan, al menos eso espero.

    Saludos.

  7. En general muy bien resumido. Una pega, sobre lo que dices del montaje es verdad que se hace ameno en 2:30 minutos de cinta, pero a veces va muy acelerado y se pierden ciertas cosas…

    Saludos!!!

  8. Una reseña muy acertada. Para mi ha sido todo un acotencimiento, sin dudas, la mejor película de lo que va de año. “Batman begins” me parecio una buena película, pero no me entusiasmo, por el contrario “El caballero oscuro” me parece una obra maestra.

    Saludos.

  9. Para mi es la mejor del año junto a Wall·E. Me da rabia que Ledger no este vivo, la que se ha perdido el pobre. Se ha marchado dejandonos el mejor papel de su carrera.

    Saludos.

  10. Yo, antes que decir que es la mejor del año, procuraría acabar de ver todas las que quedan por ver, ¿no creéis? Además, personalmente me han atraído otras obras mucho mayores como ‘Antes que el diablo sepa que has muerto’, ‘No es país para viejos’, ‘Vampir-Cuadecuc’, ‘La noche es nuestra’ o ‘La niebla’. Desgraciadamente aún no he visto ‘Wall·E’.

    Un saludo, Ramón.

  11. Estimado Ramón, para mucha gente esta pelicula se ha convertido en lo Mejor del Año, inclusos a algunos es la mejor de la Decada, allá cada uno. De las que mencionas he visto tres: “No es país para viejos”, “Antes que el diablo sepas que has muerto” y “La Noche es Nuestra”. Las dos primeras me parecen grandes film y la de Gray buena sin más. Ahora bien, esos films, aunque nos hayan llegado a nosotros este año, pertenecen al año pasado. Es como la de “3:10 to Yuma” que nos llegará por fin en Septiembre,cuando yo la ví el pasado año que se estrenó en USA.
    Así que podemos decir que de las peliculas que pertenecen oficialmente al año 2008 la cinta de Nolan es de lo mejor sin duda, aunque por supuesto quedan muchas cintas de lo más interesantes por llegarnos, la gran mayoría con vistas a los futuros Oscars, con lo que esperemos que la calidad aumente.

    Un cordial saludo.

  12. En mi caso no tiene mucho mérito porque soy bastante batmanófilo. en cualquier caso he disfrutado a más no poder y mucho tiene que venir para que supere esta gran película.
    Definitivamente triste lo de Ledger pues nos hace imposible poder repetir uno de los mejores psicópatas que haya visto.
    Yo tb he repetido Ramón. 😄 😄 😄

  13. Hola Jose, jeje. Pues si, es una lástima lo de Ledger, espero qque el personaje no aparea interpretado por otro actor en posteriores films.

    Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s