Stanley & Iris, de Martin Ritt

Iris King es una madre viuda. Un días conoce al Stanley Cox, el cocinero de la fabrica en que trabaja, comenzando así una nueva amistad.

He aquí una historia sencilla de amistad entre dos personas de mediana edad que tienen problemas normales como llegar a fin de mes o encontrar trabajo.
Iris King es una viuda que tiene dos hijos a los que mantener. Si ya es duro el haber perdido a un esposo ejemplar convirtiéndose así en el único pilar que mantiene su hogar, lo es más teniendo que soportar las continuas peleas de su hermana con su cuñado o el asimilar el embarazo de su hija adolescente.
Stanley Cox, por su parte, es un hombre que sirve para todo. Sabe cocinar, limpiar, tiene buena voluntad e iniciativa además de ser buena persona. Si embargo posee un problema que le hace tener dificultades en todos los trabajos, no sabe leer. Esta situación le obliga a vivir en un garaje y a tener que meter a su padre en un asilo por la sencilla razón de que no puede mantenerle.
En un principio la relación de Iris y Stanley es similar a la de maestra y alumno al pedirle él que le enseñe a leer, pero poco a poco irá evolucionando hasta conocerse mejor y descubrir que ambos están solos. Aunque Iris se niegue a empezar una nueva relación por respeto a la memoria de su marido, al cual sigue queriendo, Stanley le abrirá los ojos diciéndole que él no piensa cambiar al hombre que la hizo feliz ni sustituirle.

Si bien el film tiene oportunidad para el dramón de lagrima fácil, no lo consigue gracias a la buena mano de Martín Ritt para guiar la historia como del guión de Harriet Frank Jr. Es que a pesar de tener situaciones del palo “Mamá estoy embarazada”, “Acaba de morirse mi padre y estoy solo” o “Te quiero y no puedo vivir sin ti” la película las narra de manera sencilla, sin entrar en dramatismos, con una narración que contiene elipsis y narra los acontecimientos de manera sutil. Así pues por ejemplo, el momento en que el padre de Stanley fallece nos resulta dramático por lo que eso significa para el personaje, sin necesidad de llegar al llanto de Stanley ni al griterío, incluso creo que uno de los mejores momentos lo impulsa ese hecho, que es cuando Stanley le pida a Iris bajo la lluvia que le enseñe a leer.
La sencillez con que está contada la historia y, sobre todo, la forma en que los personajes se dicen las cosas es lo que hace que la película nos gane. Si algo defina a Stanely e Iris es la sinceridad aplastante y sin tapujos, así pues cuando estén a solas él no negará su deseo de acostarse con ella o de decirle verdades con respecto a lo que piensa sobre serle tan fiel a un marido enterrado. La película contiene muy buenas frases que no resultan nada forzadas, algo extraño en estos productos románticos, tales como “Tres son demasiados en una sola cama” en referencia al fantasma del marido de Iris.
Como cosas en contra podríamos decir que algunos hechos se acontecen sin apenas explicación por el uso de elipsis, cómo el ascenso de Stanley gracias a sus dotes creando artilugios que lo hacen irse a Chicago. También puede contener momentos edulcorados o ridículos como Stanley dando voces en la biblioteca demostrando que ya sabe leer. Pero se lo perdonamos, que para algo la peli dura poco más de hora y media y está plagada de buenas intenciones.

Jane Fonda y Robert De Niro dan vida a la pareja del título consiguiendo que nos creamos sus personajes de clase obrera con dificultades en la vida. La Fonda rebosa energía y vitalidad como madre luchadora, mientras Bob vuelve a demostrar el poder de su sutileza cuando descubren que no sabe leer (ojo a cómo el personaje las pasa canutas para descubrir unas aspirinas). Mencionar que De Niro volvió a demostrar que podía dar vida a personas normales, alejadas del arquetipo mafioso o violento, gracias a este film y a “Enamorarse” con Meryl Streep , otra muestra más de su carisma y profesionalidad. Como comparación con otra peli de actores carismáticos que dan vida a personas trabajadoras podríamos mencionar “Frankie y Johnny” con Pacino y Pfeiffer.

Un bonita película de amistad y amor entre dos personas entradas en los cuarenta a los que dan vida dos grandes rodada de manera clásica y con música de John Williams.

Lo Mejor: La química entre Fonda y De Niro. No caer en el drama fácil.

Lo Peor: Algunos momentos algo torpes y el final resuelto de manera algo brusca.

Anuncios

5 pensamientos en “Stanley & Iris, de Martin Ritt

  1. Ich hörte man gerade diesen Satz sagen und ich bin vom Wort “Helfen” verwirrt. Ich bin ganz sicher, das war der Satz, den die Frau gesagt hat und die Frau kommt aus Deutschland. Also, warum hat sie nicht “für die Hilfe” gesagt? Ich erkenne schon Gerunde. Aber man braucht in diesem Fall keinen Gerund zu verwenden, denn es eine Substansivform von “helfen” schon gibt, oder

  2. Pues yo le he pasado un traductor automático de alemán al español y madre mía lo entendía mejor en aleman!!!

    esta peli no la he visto, así que poco a decir sobre ello.

  3. Yo ví la película, de casualidad, quiero decir me perdí el comienzo, pero me pareció estupenda. La ayuda mutua también qe ambos personajes se dan durante la película. La tenacidad de Iris. Al fin ellos estaban o se sentían solos. Buen final…. buenísima, la recomiendo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s