La Ruta hacia El Dorado

826796the-road-to-el-dorado-postersDos años después de “El Príncipe de Egipto” la Dreamworks presentaba su segundo largometraje de animación tradicional. En esta ocasión pusieron el ojo en el mito histórico de El Dorado. Puesto que su anterior largo parecía haber resultado demasiado adulto, en esta ocasión se decantaron por algo mas familiar, con un resultado destinado a los más pequeños de la casa.

Y es que “La ruta hacia el Dorado” entra más en el terreno de la comedia que de la aventura. Los dos protagonistas, Tulio (¿tan difícil era para los yanquis pronunciar Julio?) y Miguel, son dos pillos españoles que se dedican al hurto y a hacer trampas en el juego. Accidentalmente caen en el barco dirigido por Hernán Cortés con destino al Nuevo Mundo en busca de riquezas. Los dos muchachos escapan, llegan a tierra acompañados por el caballo Altivo, tras pasar una serie de peligros en el océano, y emprenden la búsqueda de El Dorado con la ayuda de un mapa que ganan en el juego. A su llegada a la ciudad oculta son confundidos con Dioses, oportunidad que aprovechan para coger toda riqueza que puedan y salir de allí. Pero no será tan fácil, ya que estarán muy vigilados por el sacerdote Tzekel-Kan.

“La ruta hacia el Dorado” esconde su moraleja en que no hay mayor tesoro que la amistad, y esto nos lo transmite enfrentando a los dos amigos. Tulio pretende salir lo más rápido posible de la ciudad con todo el oro que puedan transportar mientras Miguel le toma cariño a la forma de vida de los lugareños y le gustaría quedarse a vivir con ellos. Pero no solo radica ahí el problema, sino en otros dos personajes que los pondrán en peligro. Por un lado el villano Tzekel-Kan, el cual los venera como Dioses ofreciendoles siempre un sacrificio humano, a lo cual ellos siempre se niegan. El sacerdote descubrirá que no son lo que cree y le enfurecerá de tal modo que ponga en peligro sus vidas. Por otro lado tenemos a Chel, la avariciosa, y exótica, indígena que se gana el corazón de Tulio alejándolo de Miguel.

Parecía que Dreamowrks iba a volver a dar en el clavo. Una historia de aventuras desenfadada enmarcada en un mito de sobra conocido escrita por los mismo que crearon “Aladdin” y estaban planeando “Piratas del Caribe”. Pero el resultado es muy irregular. Bien que quiera tirar hacia la comedia, pero los dos protagonistas acaban por resultarnos algo cansinos al salir siempre de los problemas con chistes sin gracia y situaciones cómicas de sobra conocidas. Aventuras tampoco es que tenga muchas, tan solo hay dos episodios en todo el film que entraría aquí, el enfrentamiento con el Jaguar Gigante y la huida final para salvar la ciudad. Y lo de enmarcarla en un mito histórico pues queda bastante mal. Bien que a los films animados no les pidamos una rigurosidad histórica pero otra cosa es ver todas las invenciones de los guionistas que se nos muestran, desde que Cortés fue en busca de El Dorado cuando no fue así hasta que los habitantes de la ciudad hablen perfecto español desde su primer encuentro con nuestros protagonistas. Luego no pueden evadirse diciendo que es para toda la familia, sobre todo si meten a ese personaje con alto contenido sexual como es Chel, la morenita con anchas caderas.

Parecía que la compañía confiaba mucho en el producto, que técnicamente es bastante rico, con unos dibujos muy vivos y alegres. Para más seguridad y marcarse un tanto contrataron para la Banda Sonora al mismo elenco de “El Rey León”, o sea Hans Zimmer en la música y Elton John con Tim Rice para las canciones. Otro error ya que el resultado fue muy flojo, ninguna canción consiguió quedarse en los oídos de los espectadores. Zimmer cumple con ritmos de guitarra española, pero su trabajo queda algo ensombrecido por tanta canción.
El cast vocal lo forman Kevin Kline y Kenneth Branagh como Tulio y Miguel. Rosie Perez es Chel, y físicamente algún parecido tiene. Armand Assante es Tzekel-Kan y Edward James Olmos el bondadoso Jefe.

La película resultó un fracaso en taquilla convirtiéndose más en un producto familiar para disfrutar en casa.

Lo Mejor: Visualmente es agradable.

Lo Peor: Pierde la oportunidad de narrar un divertido film de aventuras.

Anuncios

2 pensamientos en “La Ruta hacia El Dorado

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s