Toy Story 2, de John Lasseter

movie_poster_toy_story_2Al año de “Bichos” la PIXAR volvería a las pantallas con una apuesta de éxito segura, la secuela de “Toy Story”. No es muy habitual que las secuelas con sello Disney llegaran a las pantallas, y en el caso de “Toy Story 2” se barajó la posibilidad de estrenarla directamente en video pero visto el resultado no se desaprovechó la oportunidad de mostrarla en pantalla grande.

Si la primera hablaba de la sustitución que sufre un juguete al llegar otro al hogar, en este caso nos encontramos con el abandono. Al principio del film Woody sufre una rasgadura en el hombro que le impide irse con Andy al campamento de vaqueros, quedándose en casa hasta que mamá lo arreglé. El temor de Woody, iniciado por terribles pesadillas, crece aún más con la reaparición de Wheezy, un pingüino que solo sirve para mancharse de polvo desde que su sonador dejo de funcionar. Gracias al pingüino la película entrará en el terreno de la aventura al ir en su rescate Woody, pues mamá lo ha puesto en venta en un mercadillo, donde un orondo vendedor de juguetes secuestrará a Woody llevando a Buzz, Sr. Patata, Rex, Hamm y Slinky en busca del vaquero.
El abandono aparece también a través de un nuevo personaje, Jessie. La muñeca era la compañera inseparable de su dueña hasta que esta creció y la dio para vender en otro mercadillo similar al que ha puesto la madre de Andy.

Así pues “Toy Story 2” nos llega a decir que los juguetes temen que crezcamos, ellos son nuestros mejores amigos de pequeños pero una vez llegamos a la edad adulta pasan a un segundo termino, los dejaremos abandonados o nos desharemos de ellos. Claro que no todos los seres humanos son así, La película introduce un personaje humano con gran importancia como es Al, el vendedor de juguetes. Bien, podemos decir que Al es un friki, un coleccionista que busca muñecos fuera de lo común para venderlos al mejor postor y mostrarlos en un museo.
Si en “Toy Story” descubríamos el origen de Buzz y su depresión al conocer su naturaleza de juguete, aquí vemos el origen de Woody y cómo el vaquero fue una estrella cuya imagen estaba en todo tipo de productos. En sus aventuras le acompañaban Apestoso Pete el Capataz, Jessie la vaquera y su fiel corcel Perdigón, los cuales han estado bajo el dominio de Al encerrados en cajas hasta que llegara la figura más cotizada de la colección, Woody. No hemos de negar la carga nostálgica que tiene el momento en que Woody descubre su origen, pues muchos juguetes representan un boom extraordinario en el momento de su creación y luego pasan a segundo termino o directamente se olvidan. El dilema de Woody será si vuelve con Andy para acabar abandonado cuando sea mayor o irse con su panda de rodeo para ser famoso expuesto en un museo.

La película no olvida a Buzz, protagonizando este lo que podría llamarse “La Odisea de los Muñecos”. Él será el cabecilla del grupo de rescate formado por Rex, Patata, Hamm y Stinky, que tendrán que surcar un largo trecho desde la casa de Andy al almacén de juguetes de Al, donde aparecerá la Némesis de Buzz perjudicando así las cosas, él mismo.
Lasseter siempre ha admitido que Buzz Lightyear esta inspirado en films de ciencia ficción, pues ¿qué mejor que hacerle entrar en situaciones propias del género? El prologo es una maravilla, con Buzz enfrentándose a todo tipo de robots y peligros hasta llegar ante su enemigo, el General Zurg. Ese tramo es vibrante y digno del mejor videojuego con homenajes a “Star Trek”, “Star Wars” o “2001”. En el transcurso del film todo lo que concierna a Buzz tendrá algún paralelismo con films fantásticos, rematado con una frase dicha por el villano que nos deja tanto descolocados como partiéndonos de risa.

a20john20lasseter20toy20story20220woody20buzz20lightyear20dvd20review202211

Si hurgamos muy en el fondo “Toy Story 2” no posee un gran avance argumental. Muchas situaciones se repiten en plan guiño a la anterior y la aventura de rescatar a Woody se asemeja un poco a la anterior en que había que rescatar a Buzz enfrentándose al mundo exterior. Aquí tan solo se amplia mucho más gracias a los medios técnicos que han avanzado y a que se trata de una secuela, cuya máxima siempre suele ser: más grande todavía.
A pesar de resultar muy similar a la anterior “Toy Story 2” no oculta su naturaleza de comedia pura y dura con toques de homenajes-parodias. Todo resulta fresco, dinámico y muy, muy divertido. John Lasseter volvió a encargarse de la dirección en que la primera secuencia es fiel a la naturaleza que representa, un videojuego, y no oculta que lo que estamos a punto de ver es un divertimiento audiovisual de primera. Si por algo es remarcable “Toy Story 2” a nivel técnico es por sus sensacionales secuencias de acción que alcanzan la genialidad en ese apasionante climax final en el aeropuerto. Como pega diré que el momento musical sobra, ya que la película aguanta muy bien sin canciones, pero Lasseter parece que necesita ese guiño Disney e introduce el relato de Jessie a través de una canción, que no vamos a negar que es bonita y que la secuencia esta maravillosamente realizada.
De nuevo aparecen muchos juguetes reconocibles y por fin se pudo introducir a la Barbie, cosa que en la anterior no se consiguió. Más allá del simple cameo Barbie aparece como secundaria al dar vida a una guía turística de los almacenes de Al seduciendo a los juguetes protagonistas, y se marca un gag final junto con el Capataz memorable.
Como no podía ser de otra forma PIXAR se homenajea a si misma, y esta vez lo hace introduciendo a un personaje protagonista de un cortometraje suyo, Geri. El anciano resulta ser el restaurador de figuras que limpia a Woody y lo deja como recién estrenado en una secuencia fenomenal con un excelente dominio del montaje y tempo (atención a ese momento alfiler). Además siguen con algo ya propuesto en “Bichos”, las tomas falsas.
Tom Hanks y Tim Allen volvieron a prestar sus cuerdas vocales a Woody y Buzz, mientras Joan Cusack lo hizo para Jessie y Kelsey Grammer para Pete el Capataz.
Randy Newman volvió a crear una partitura a la altura de las circunstancias, diferenciando la parte épica de Buzz frente a la nostálgica de Woody.

“Toy Story 2” superó a su predecesora en técnica y en recaudación, además de ser galardonada con el Globo de Oro a la Mejor Comedia, pero la historia resulta una ampliación de lo anterior narrado, quedando un poco a la sombra de su predecesora.
John Lasseter cerró así un ciclo dentro de PIXAR, el que podríamos llamar más Disney, en que las historias eran accesibles para toda la familia. Lo que vendría a continuación sería muy diferente de lo antes realizado, un cúmulo de historias destinadas a todos los públicos pero orientadas sobre todo a los más mayores.

Lo Mejor: Es muy divertida. El prólogo. Las secuencias de acción.

Lo Peor: Estar a la sombra de su original.

Anuncios

Un pensamiento en “Toy Story 2, de John Lasseter

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s