The Wrestler, de Darren Aronofsky

untitledCuando vemos a esos enormes guerreros de lucha libre con su cara de pocos amigos lo último que se nos viene a la cabeza es que tras su imagen se pueda esconder una vida triste llena de soledad. Esta película consigue demostrarnos que es posible tal hecho consiguiendo emocionarnos.

Randy “The Ram” Robinson es un luchador veterano cuya edad dorada pasó con los 80. Ahora, veinte años después, su carrera profesional sobre el cuadrilátero no es tan prospera como antes, aceptando combates de baja categoría en los cuales hace lo único que sabe, dar un buen espectáculo. Un susto a su corazón hará que se replantee su vida y busque una estabilidad de la que carece.

Directa al corazón. “The Wrestler” es una de esas pequeñas películas que las ves y parece que es un drama más, pero que rememorándola descubres que te ha calado más de lo que creías, en especial al pensar en el protagonista, el viejo luchador. Y es que la película acaba siendo un retrato triste sobre la soledad que rodea a personas a las que el tiempo les ha jugado una mala pasada. Por un lado a Randy, luchador profesional que ya ha alcanzado una edad en la cual subirse al ring puede matarlo. El combatiente vive en un remolque a duras penas, sin más compañía que alguna cerveza y sus fotos de tiempos pasados. Cuando le dé un paro cardiaco querrá darle a su vida un giro reencontrándose con su hija e iniciando una relación, pero es luchar contra muchos años haciendo una única cosa, lo único que sabe: luchar sobre un ring delante de cientos de personas. Por otro lado tenemos a Pam, cuyo nombre artístico es Cassidy, bailarina de striptease que ha visto como sus buenos años con los clientes han pasado para dar paso a cuerpos más jóvenes. La bailarina tiene su código, un cliente es un cliente, aunque con Randy es posible que su vida pueda cambiar y tener una estabilidad.

Me gusta cómo la película le da un giro al mundo del wrestling, cómo nos muestra a estos guerreros musculosos y salvajes en el ring que se matan entre ellos como unos colegas entre bastidores que charlan animadamente sobre cómo van a divertir al público. Porque se trata de eso, de dar un espectáculo violento en donde, por muy preparada que esta la puesta en escena, se dejen la piel y sangren. Se exhiben como en un circo sangriento.
No dejan de ser duros los combates que nos presenta el film, y sobre todo cuando antes de cada uno de ellos vemos a los luchadores hablando tranquilamente entre ellos. Y es que las peleas del film son realmente impactantes, en especial una que parece que no vamos a ver en que ambos guerreros están sangrando por todo su cuerpo.

Darren Aronofsky sabe cómo debe mostrar esta historia, desde la más sincera honestidad, sin grandes pretensiones, siguiendo al protagonista con largos travellings cámara en mano desde su espalda consiguiendo algo cercano al documental. El director ha creado este film pensando en sus actores o, mejor dicho, en su actor, un inmenso Mickey Rourke que consigue emocionar. La cámara siempre está mostrándonoslo, tan solo hay una secuencia en que no aparece, que tiene al personaje de Cassidy como centro. Hay varias escenas verdaderamente emotivas, aunque me gustaría remarcar aquella en que Randy está en una convención de viejos luchadores y observa a su alrededor en qué se han convertido sus compañeros, demostrándole que el tiempo no perdona ni a los colosos.
El guión de Robert D. Siegel es de altura y define muy bien los sentimientos que invaden tanto al protagonista como a los secundarios, sin caer en sentimentalismo baratos de telefilm, que podría haber sido el caso.
El reparto está impresionante, y se centra sobre todo en tres nombres. Evan Rachel Wood es Stephanie, la hija de Randy la cual no quiere saber nada de su padre por haberla dejado abandonada. Aunque su papel es breve comparte con Rourke dos secuencias inolvidables. Marisa Tomei es Cassidy, la bailarina de striptease. Resulta un poco increíble que los clientes pasen de esta mujer porque está impresionante, tanto físicamente como interpretativamente. Ahora toca el plato fuerte, el hombre que merece llevarse todos los honores de que esta película sea grande, Mickey Rourke. El actor no está inmenso, está mas que eso. Su interpretación es impresionante llegando a emocionarnos más de una vez. Rourke consigue que sintamos simpatía por su personaje gracias a pequeños detalles, a mí sobre todo me ganó el verlo como un luchador musculoso que necesita gafas para leer. No es exagerado hacer una comparación entre Rourke y su personaje. Ambos tuvieron su edad dorada en los 80, los 90 no le sentaron bien y ahora en el nuevo milenio ha reaparecido en varias películas hasta conseguir con esta presente salir de nuevo en primera línea. Para remarcar más esto prestad atención a su monologo final, pura emoción desbordada en lo que parece ser la confirmación de que ha vuelto para quedarse.
La guinda la pone Bruce Springsteen con su canción en los créditos.

Una buena película, sin discusión. Sincera, honesta y triste. Un drama de los de verdad. No os la perdáis.

Lo Mejor: Su honestidad. Mickey Rourke.

Lo Peor: Que tengamos que creer que Marisa Tomei está pasada de moda en el film.

Anuncios

5 pensamientos en “The Wrestler, de Darren Aronofsky

  1. La he visto en v.o.s y es buena,buena…sean penn ya tiene al tio oscar,k le den a mickey por esta impagable “interpretación” y por los premios k nunca le dieron o los muchos más k le tenian k haber dado,culpa suya meterse en tantos líos,pero no habia k dudar de su talento interpretativo.Y marisa,ais madre,fantástica actriz y lo demás respecto a ella casi no lo puedo escribir aki públicamente.
    Aronofsky correcto,y sobretodo sincero y como se ha dicho honesto,kno es poco,técnicamente será mejor the fountain o requiem pero esta es otra historia.Hay k verla no es un telefilm,para nada.Penn es bueníssimo,pero se nota su estilo a veces muy académico,tito rourke viene desde el fondo.

  2. T-1000 estoy contigo en que a Rouke le deben dar el Oscar, por mucho que me guste Penn, como has dicho ya tiene uno y lo de Rourke es para quitarse el sombrero una y otra vez.

    Xa según tengo entendio la estrenan el 27 de febrero.

    Gracias a ambos.
    Saludos.

  3. COJONUDA!!!

    La vi ayer mismo. No me pude resistir.

    Haré una reseña en condiciones cuando se acerque el estreno pero me ha parecido lo mejor de ARONOFSKY con diferencia.

    Saludos!!

  4. Tus comentarios son cada vez mejores y más trabajados, amigo Ramón. Gracias por mantener un blog de tanta calidad, que nos hace pasar tan buenos ratos y a mí, en particular me “cineculturiza”
    Un anbrazo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s