El Paciente Inglés (The English Patient), de Anthony Minghella

english_patient_ver2Al principio de la II Guerra Mundial un hombre sufre un accidente con una avioneta en el desierto de África. Años después, en Italia, finalizando la guerra, el hombre, completamente desfigurado, no recuerda quién es. Mientras está siendo trasportado sucede una desgracia en la carretera. Una enfermera marcada por el dolor, Hana, decide quedarse con él en un monasterio hasta que muera. Será en el recinto cuando el desfigurado empiece a recordar su vida y el amor que vivió antes de llegar al estado en que se encuentra.

Tras dos años adaptando la novela de Michael Ontdaatje, el director Anthony Miinghella consiguió rodar la película “El Paciente Inglés” con un presupuesto que no llegaba a los 40 millones de dólares y un reparto casi en su totalidad europeo. Le respaldaron el productor de cintas como “Amadeus” o “Alguien voló sobre el nido del cuco”, Saul Zaetz, y los hermanos Weinstein, a través de su compañía Miramax, que aceptaron financiar la película mientras otras productoras se negaron. El resultado fue una de las películas más hermosas de cuantas se recuerdan, con un estilo cinematográfico que recuerda a los grandes clásicos de David Lean.

La película nos relata una historia acerca del dolor que sufren los personajes por culpa del pasado, con la guerra como telón de fondo y una historia de amor imborrable en la memoria de uno de ellos. Los protagonistas están heridos por diferentes motivos. Una vez en el monasterio cada uno de ellos aprenderá a enfrentarse al pasado.
El hombre desfigurado que ha hecho que la enfermera decida quedarse en el monasterio para que muera en paz es el Conde húngaro Laszlo de Almásy, quien estaba en África realizando un trabajo para la Sociedad Geográfica diseñando mapas del desierto cuando apareció en su vida Katherine Clifton, esposa de un fotógrafo inglés enviado para tomar fotografías del desierto. Almásy odia pertenecer a alguien, sin embargo con Katherine su vida cambiará consiguiendo que se enamore como nunca y viva con la mujer un amor prohibido, cuyas consecuencias le obligaran incluso a pactar con los alemanes.
Hana es la enfermera que cuida de Almásy. La joven se encuentra rota por dentro, ha perdido las ganas de vivir, cree que posee algún mal por el cual las personas que están a su lado mueren. En la guerra Hana ha perdido a su amor y a su mejor amiga, lo cual explica su ánimo. Curiosamente será a través de la persona que sabe que va a morir con certeza, Almásy, con la que Hana reencuentre la alegría y las ganas de vivir, comenzando con el paciente una bella amistad.
Estos dos personajes con los protagonistas del relato y ambos protagonizan, a la vez que una amistad, una historia propia. Almásy revive su historia de amor con Katherine y Hana vuelve a nacer gracias a la presencia del paciente y de otros dos personajes que aparecen en el monasterio inesperadamente, y que también poseen su propio drama personal a causa de la guerra. En primer lugar tenemos a Caravaggio, un espía que trabaja para los aliados y que busca a la persona por la cual sus manos fueron mutiladas. El espía reconoce haber sido ladrón y posee ciertos detalles por los que gracias a él Almásy recordará más detalles de su vida pasada. El otro personaje es el zarpador Kip. Especializado en desactivar bombas y de origen Sij, el hombre siente una continua obligación para con su deber, sintiéndose culpable por cada persona que muere a causa de una bomba.

El monasterio en que se hospedan puede tener cierto sentido metafórico, pues se encuentra en ruinas por dentro mientras por fuera parece en buen estado. Así pues cada personaje vive una guerra interior a la que debe hacer frente.
El final del film posee esperanza al tener a Hana como protagonista subida en un coche y dejando atrás el monasterio, símbolo del pasado, mirando hacia delante con la esperanza de un mañana mejor en que el sol brille.

f100engpat

Poesía en movimiento. Ocurre a veces que una película se nos inyecta como si fuera un poema, como si cada escena fuera un verso escrito en imágenes. “El Paciente Inglés” produce esa sensación. Hay en sus imágenes una poesía viva, un lirismo cinematográfico inolvidable. Es innegable que Anthony Minghella creó con este film una verdadera Obra de Arte.
La primera escena en que el desierto se nos presenta y aparece la avioneta sobrevolándolo habla por si misma consiguiendo envolvernos en la historia que estamos a punto de presenciar. Minghella dirige da manera algo contemplativa, es posible, pero no es para nada aburrida. El director se detiene en las imágenes para describirnos a los personajes en ese momento, para incrustarse en sus sentimientos y sacarlos a relucir. La cinta posee escenas absolutamente maravillosas, tales como la visita de Hana a la iglesia y su visión de las pinturas a la luz de una lámpara, en donde el movimiento de la cuerda en el que está subida simula una danza en que baila con las paredes pintadas.
Se establecen dos ambientes distintos entre los flashbacks que retratan la historia de Almásy con Katherine y el presente en el monasterio italiano. Para los flashbacks se tiende a una fotografía más amarillenta, sepia, acorde con el escenario donde transcurre, Egipto. Las grandes montañas de arena se nos presentan con tal riqueza que es imposible no recordar “Lawrence de Arabia”, consiguiendo retratar el desierto de manera espectacular y sobrecogedora. Para el presente la fotografía tiende a ser más azulada, con colores algo apagados.
El guión ayuda perfectamente a que la película posea ese aroma poético, con frases sensibles y cuidadas, con unos diálogos muy bien llevados en que los personajes queden definidos.
La música de Gabriel Yared es una delicia, intimista, bella, capaz de hacernos emocionar con escenas como la del final en que Almásy lleva a Katherine a la cueva de los nadadores y esta le revela sus sentimiento desde el primer momento en que lo vio.

El elenco interpretativo esté perfecto, no hay ninguno que desentone, consiguiendo cada uno una brillante interpretación. Ralph Fiennes es Almásy, el paciente desfigurado en fase terminal que rememora su historia de amor. El actor inglés está perfecto como el personaje, creando un galán en su memoria para luego pasar a ser un ser torturado por la perdida de su amada. La bella Juliette Binoche consigue conquistarnos con su Hana, la enfermera. Personalmente siento debilidad por la actriz en todo lo que hace. Kristin Scott Thomas es Katherine, la amada del protagonista, una mujer casada que vive un adulterio. Scott Thomas consigue crear un personaje algo frió, ideal para conseguir cierta dualidad con el de Hana y conquistar al inconquistable Almásy. El gran Willem Dafoe es Caravaggio, posiblemente mi personaje favorito del film, el espía marcado por la tortura física y psicológica a la que le sometieron los alemanes que le obliga tomar drogas para soportar el dolor y que llega al convento en busca de venganza. Colin Firth es Geoffrey Clifton, el esposo de Catherine, un hombre que sirve a Inglaterra fielmente y que ama a su mujer, en quien descubre la marca de la traición. Naveen Andrews es Kip, el zarpador que vive con Hana un breve romance.

La película acabó siendo un éxito y arrasó en los Oscars de 1996 al llevarse nueve estatuillas: Mejor Película, Dirección, Actriz Secundaria (Binoche), Música, Fotografía, Dirección Artística, Montaje, Vestuario y Sonido.

Sensible, poética, triste, bella, existen muchos adjetivos para describir la película pero solo se pueden sentir mientras se ve. “El Paciente Inglés” es una película imprescindible que se ha convertido en clásico con toda justicia.

Lo Mejor: Todo.

Lo Peor: Nada.

Anuncios

14 pensamientos en “El Paciente Inglés (The English Patient), de Anthony Minghella

  1. Una de mis películas favoritas de la historia, y uno de tus mejores comentarios. Me gustaría decirte que cada día escribes mejor, y que consigues en tus comenterios, crear las sensaciones que las películas crearon en mí cuando las ví. Hace poco volví a ver esta película porque Patricia (mi novia), no la había visto, y ojalá hubiera sabido explicarle porque tenía que verla, como lo has hecho tú.
    Por otro lado decirte, que cuando cené con el gran Willem Dafoe, deseé ser un aatolondrado dolescente para decirle que quise ser actor cuando lo ví en e La última tenteció de Cristo (de la que espero comentario), y en el Paciente Inglés, ejemplo de que no existen los personajes secundarios, y sí los actores mediocres.

    Enhorabuena monstrou!

  2. Ángel, no pueden gustarnos todas las pelis, jajaja. Para mi “El Paciente Inglés” ya digo que es una excelente pelicula romantica, con una dirección sobresaliente por parte de Minghella.

    Alex me alegro que te haya gustado el comentario, y me alegro que Patri por fin la viera. Muchas gracias por tu apoyo, y espero comentar la peli de Scorsese antes de el verano, junto con otra que sé que tienes ganas que escriba, también del maestro con tu querida Pfeiffer.

    Saludos.

  3. Amigo Ramon…por supuesto que el cine es para gustos y si a todos nos gustarán las mismas cosas sería muy aburrido…
    A veces es cuestión de un mal día y la verdad es que nunca volví a verla…a lo mejor me pasaría como con “La edad de la inocencia” que cuando la vi en su momento en versión doblada me pareció insoportable (creo que tuvo mucho que ver la espantosa narración de Nuria Espert) y cuando la volví a ver (obligado por un amigo) en Versión Original me pareció una obra maestra.
    Con “El paciente inglés” no logré conectar, no me emocionó….en fin, quizá algún día la vuelva a ver.

  4. Totalmente de acuerdo con tus apreciaciones!

    Un film colosal en todos los aspectos, con aroma de auténtico clásico.

    Enhorabuena, genial analisis. Yo tb opino como Alejandro, eres un monstruo y cada día escribes mucho mejor, sigue asi amigo!! 😉

    Un saludo

  5. No sé qué decir porque reconozco que me gustó bastante pero decir que es un clásico y que es imprescindible… no sé no sé.

    Tengo mis dudas porque a ratos, y ahí estoy con Ángel, me aburrió un poquillo.

    Saludos!!!

  6. Ángel te entiendo perfectamente. Todos tenemos nuestros días, y sobre todo hay peliculas que cambian de manera bestial en Version Original. La que has dicho de Scorsese posee un doblaje bastante flojo, de hecho el 93 pasó una cosa muy rara con las pelis de Columbia que contrataron a dobladores nuevos y el resultado fue muy malo (el caso de “En la linea de fuego” o “El último gran heroe” donde Eastwood y Suache tenian una voz que no les pegaba).

    Muchas gracias por al apoyo Javi, me alegro que te haya gustado el comentario de la peli.

    Alberto te entiendo, de hecho mi madre me dijo el otro día que cómo era capaz de ponerme a verla otra vez, jajaja.

    Saludos !!!

  7. El tema del doblaje del 92/93 no fue algo raro…surgieron unos nuevos estudios en Galicia que hacían doblaje y lo hacían a mitad de precio, eso hizo que los estudios de Barcelona y Madrid fueran a la huelga y durante un tiempo todo se dobló en Galicia…
    Si te fijas además de las películas que nombras “Máximo riesgo” de Stallone tb tiene ese doblaje o fíjate en el final del fugitivo…en el momento que Harrison Ford entra en la sala a denunciar quien asesinó a su mujer…su voz es otra diferente….
    saludos

  8. Desconocía ese dato historico en nuestro país. Ya me explico porque casi todas las peliculas de ese año tuvieron el doblaje que tuvieron. De hecho ahora que lo mencionas es cierto que Tommy Lee Jones en “El Fugitivo” tiene la misma voz que Eastwood o Schwarzenneger en las pelis de ese año.
    Muchas gracias por la información Ángel.

    Saludos.

  9. Hasta que no ví esta,tan genial como bella película,no llegué del todo a entender porqué al cine se le denominaba Séptimo Arte…

    acaso porque no sea sino Alter Ego de una idea ¿?

    llamemos idea…sea un libro…

    si esta obra de arte hubiese estado inspirada en la
    de por sí, yá, brillante y lúcida mente de Anthony
    Minguella, no sería ya una obra de arte….sería……
    ……Puta Magia……….

    ..qué es, lo que es,este peliculonm…

    Magia Mágica Summa

    Besos desos…. amigos… mounstruoussss todos …ea…

  10. …ya no hablamos de lo malísimamente mal que me ha sentado enterarme del muy reciente fallecimiento de Anthony Minguella…lo ácido del chocolate… será…

    JoooDerrrrrrrrrrr

  11. ..-..Bueno…eso de muy reciente que dije…tampoco es así exactamente mente….que ya ha llovido desde entonces…..disculpen el patón supra ……….

  12. Hola, estoy de acuerdo con tu crítica, es una pelicula que me enamoró desde el día que la ví. Recuerdo que era adolescente (tenia 15,16) cuando la vi. Las escenas del avión en el desierto…esas cosas me quedaron grabadas siempre. Ahora que pude conseguir la peli y la banda de sonido, me doy cuenta que sigo enamorado de este film jeje.

    La escena en la que él lleva a su amada por el desierto, buscando ayuda, lleva de fondo el tema “I´ll be back” (del cd de la banda de sonido) que cada vez que lo escucho, se me llenan los ojos de lágrimas.

    Tengo entendido que Miramax, después de esta película, se perfiló como una de las grandes productoras de Hollywood, al nivel de las otras como Warner, la Columbia, etc.

    Saludos.

  13. Muchas gracias Maxi, me alegra que también te guste esta maravillos cinta, y su Banda Sonora.

    Miramax adquirió mucho prestigio por el éxito en los Oscars de la película, pero llevaba ya años teniendo presencia en los premios, y la seguiría teniendo hasta que los Weinstein la vendieran.

    Saludos !!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s