Sin City, de Robert Rodriguez y Frank Miller

sin_city_the_movieFrank Miller siempre rechazó la idea de que sus historias gráficas de “Sin City” fueran llevada a la pantalla, sin embargo el director Robert Rodríguez consiguió convencerlo enseñándole una muestra de lo que sería su visión cinematográfica mediante una escena que había grabado con Josh Hartnett y Marley Shelton. El aclamado escritor quedó tan maravillado que no solo permitió a Rodríguez llevar su admirada obra al cine sino que aceptó participar como co-director, haciendo que Rodríguez dimitiera del sindicato de directores. El resultado fue un traslado integró del papel a la pantalla en que los personajes trazados se convertían en actores de primera fila.

El film está estructurado en tres partes, basadas en tres comics de la serie que tienen, en mayor o menor medida, la venganza como tema.
El largo adiós: Protagonizada por Marv, un violento asesino que intenta redimirse y que conoce a una mujer, Goldie. Al despertar, después de haber hecho el amor con ella, se la encuentra muerta a su lado. Alguien quiere cargarle el muerto, pero no cuentan con la furia del desfigurado animal que destrozará todo lo que se ponga por delante con tal de vengar a su amada.
La Gran Masacre: Dwight es un detective que sigue a unos peligrosos sospechosos liderados por Jackie Boy hasta Old Town, el barrio de las mujeres más salvajes y peligrosas de Sin City. Una vez dentro del barrio los hombres a los que persigue Dwight son ajusticiados por las guerreras, descubriendo que no se trata de unos simples juerguistas, sino de un grupo de la policía, activando así una cuenta atrás para impedir que el viejo barrio vuelva a pertenecer a la pasma.
Ese Bastardo Amarilo: John Hartigan cumple condena en la cárcel tras haber impedido que el hijo del Senador Roark, mano de hierro en Sin City, violara a la pequeña Nancy Callahan. Ocho años después, al no recibir la puntual correspondencia de la niña, Hartigan confiesa todos los cargos de los que se le acusan consiguiendo la libertad y poniendo su olfato en busca de Nancy, para protegerla de nuevo de los lobos que la acechan.
Además de estas tres historias el film se abre y cierra con el personaje del sicario. El prologo es con el atractivo profesional manteniendo una conversación con una espectacular dama de rojo y el cierre transcurre en el ascensor del hospital, momentos después de lo acontecido en “La Gran Masacre”, con una de las chicas de Old Town.

“Sin City” posee todos los rasgos del cine negro: Voces en off de los personajes protagonistas, en especial hombres duros; mujeres fatales que conquistan a los protagonistas masculinos y marcan su destino en la historia; calles sucias y polvorientas llenas de chusma en donde todo el mundo sabe todo, pero sin decir nada; altos cargos corruptos, como senadores, obispos o policías. Frank Miller siempre ha confesado su admiración por ese tipo de cine y por los personajes a los que dieron vida Bogart o Cagney, así como también por Harry Callahan, personaje que inspiró a Hartigan. La ciudad que da título a las tramas es un personaje más y describe la cantidad de pecadores que caminan por sus calles.
Robert Rodríguez sigue los comics cual storyboard, plasmando en la pantalla todo lo que está en el papel, mezclando un blanco y negro digitalizado con colores llamativos en los momentos puntuales. Si, como trasladador del comic a la pantalla no hay duda de que Rodríguez consiguió triunfar, pero olvidó algo que sigue sin meterse en la cabeza de los cineastas que se enfrentan a celebres comics, y es que el séptimo arte posee un lenguaje diferente al noveno, y por lo tanto las armas con las que desarrollar la historia deben ser diferentes.
Reconozco que cuando salí del cine de ver la película lo primero que dije fue: “Impresionante, ha sido un orgasmo visual”. Así, con esas palabras. Pero claro, una vez reposada la película y, lo que empeora la cosa, revisionada empezamos a ver sus fallos cinematográficos y a descubrir que no son pocos. Curiosamente dichos fallos son consecuencia de haber querido ser fiel al comic. Apenas hay dramatismo ni emoción en las historias, y la continua voz en off acaba por hastiarnos. Tampoco ayuda el hecho de haber sido rodada íntegramente con pantalla verde, impidiendo que sintamos ver algo real e incremente su naturaleza de comic en movimiento. Así pues, no podemos considerar a “Sin City” una película propiamente dicha, sino más bien un experimento visual llevado a cabo por un fan del comic, cosa que posteriormente ha seguido sucediendo.
El nombre de Quentin Tarantino aparece como director invitado, cuando lo único que hizo fue dirigir una pequeña escena entre Clive Owen y Benicio del Toro sin mucho interés.

sincity6

El guión procede también directamente del comic, cada frase y cada monologo son sacados de los libros de Miller. De las tres historias elegidas por el director las más conseguidas son la primera y la tercera. ¿Razón? Sus protagonistas. Tanto Marv como Hartigan poseen un carisma arrebatador que nos hace simpatizar con ellos aunque no estén callados en sus pensamientos. La historia central protagonizada por Dwight apenas posee interés y se antoja demasiado lenta, consiguiendo que la película pegue un frenazo de ritmo preocupante, además de una puesta en escena caducada.
Rodríguez vuelve a participar en todas las facetas posibles (producción, montaje, fotografía, música, efectos especiales) dejando claro que él es autor absoluto de sus películas. Nunca he sentido una admiración hacia el cineasta pero hay que reconocerle el esfuerzo que pone en cada trabajo, a pesar de los resultados.
Los efectos visuales cantan de forma intencionada ya que el director quería que la película poseyera un aroma de irrealidad. Casi todo o que vemos en el film a parte de los actores está realizado por ordenador, desde los coches hasta los edificios, incluidas las sombras de los personajes. Mencionar que el color de la sangre cambia un poco en cada episodio, en el de Marv es roja, en el de Dwight suele ser blanca y en el de Hartigan amarilla, concordando con cada tramo que narra.
La música corrió a cargo de Carter Burwell, Robert Rodríguez y John Debney, cada uno centrándose en una historia concreta.
El montaje alterna las tres historias cruzando a los personajes. Así por ejemplo tenemos a Dwight en el bar cuando Marv está en plena investigación o a este último cerca de Hartigan cuando se reencuentra con Nancy en el mismo bar.
El reparto está formado por un elenco de reconocidos interpretes que se lo pasan pipa en este experimento. Mickey Rourke volvió a trabajar con el director tras “Once upon a time in México” para dar vida a Marv de manera magistral y utilizando gran cantidad de maquillaje que afeara su rostro, cosa que puede parecer imposible. Jaime King es Goldie, la mujer de la que se enamora Marv y que acaba asesinada, y su gemela Wendy, la cual busca tanta venganza como el sanguinario desfigurado. Elijah Wood es Kevin, el salvaje animal con especial cariño por las cabezas. Carla Gugino es Lucille, agente de la condicional de Marv, bollera y predestinada a sufrir el hambre de Kevin. Rutger Hauer es el Cardenal Roark, dueño de Kevin. Clive Owen es Dwight, el hombre misterioso que acaba enfrascado en una refriega entre prostitutas y policía. Rosario Dawson es Gail, la valkiria amazona, líder de las mujeres en Old Town y antigua amante de Dwight. Michael Clarke Duncan es Mamut, el guarda que coacciona a Gail para que se rindan. Benicio del Toro es Jackie Boy, causante de todo lo que va a suceder en Old Town. Brittany Murphy es Shelley, actual amante de Dwight y ex de Jackie Boy que trabaja en el bar al que van todos los protagonistas. Alexis Bledel es Becky, la joven prostituta que esconde a sus compañeras más de lo que aparenta. Devon Aoki es Miho, la fría asesina especialista en cercenar miembros. Bruce Willis es Hartigan, el noble policía que busca cumplir con su deber protegiendo a Nancy Callahan. Junto a Rourke, el mejor actor de la cinta. Jessica Alba es Nancy, la joven a la que Hartigan espera proteger que se ha acabado convirtiendo en sexy bailarina de bar. Nick Stahl es Roark Junior y el bastardo amarillo, el hombre que persigue a Nancy y tortura a Hartigan. Michael Madsen es Bob, antiguo compañero del policía al que da vida Bruce Willis. Josh Hartnett es el hombre misterioso cuya presencia avisa de que la muerte se acerca.

“Sin City” es un film atractivo visualmente, un ejercicio experimental que traslada directamente las historias de Frank Miller a la pantalla. Se habla de segunda parte, pero mejor que lo dejen como está.

Lo Mejor: Las historias de Rourke y Willis. Su esfuerzo visual.

Lo Peor: Su vacío fílmico.

Anuncios

4 pensamientos en “Sin City, de Robert Rodriguez y Frank Miller

  1. No me gustó nada.
    Además de condenadamente aburrida, mal interpretada. Y no porque sus actores fueran malos (nada más lejos de la realidad), sino porque el empeño en plasmar los diálogos del cómic tal cual a la pantalla, hacía que sus interpretaciones parecieran todas sobreactuadas; eso sin mencionar que la voz en off aún les hacia quedar más en rídiculo.
    Otro tanto en contra, par amí, fue trasladar tres historias en una sola película.

    Lo único reseñable es toda la parafernalia visual. Pero si por ello debemos salvar la película y convertirla al estatus de película de culto, entonces hagamos lo mismo con la aberración de The Spirit (aunque ésta más que fallida es de vergüenza ajena, directamente)

    Saludos 😉

  2. A mí me gustó bastante. Muy fiel a la historia y además recoge las dos mejores que escribió MILLER sobre SIN CITY en los comics: 1. La de Marv 2. La del cobarde bastardo (Yellow Bastard).

    Creo que si encima la comparamos con el truño infumable que trató de hacer Miller en cine con SPIRIT, la de Rodriguez sale ganando como una obra maestra.

    Saludos

  3. Ya sabes mi punto de vista acerca de la peli. Visualmente muy interesante, pero que no inventa nada (el buen cine negro hace mucho que existe) y resulta muy floja en cuanto al resto.

    El film no aguanta posteriores visionados, y eso deja que pensar.

    un saludo tio!

  4. The Spirit casi que paso de verla, con lo que he leido me sobra.
    Otra cosa que me gusta de Sin City, su poster, jeje.

    Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s