Master and Commander, de Peter Weir

master_and_commander_the_far_side_of_the_worldA principios de los años 90 el productor Samuel Goldwyn Jr. y el escritor Patrick O´Brian se reunieron para hablar sobre la posible adaptación de las novelas escritas por el autor protagonizadas por el Capitán Jack Aubrey y el médico Stephen Maturin. El proyecto acabó posponiéndose tanto que O´Brian no pudo ver llevadas sus aventuras a la gran pantalla debido a su fallecimiento en el año 2000. Goldwyn Jr. no perdió el interés de realizar una película que honrara la literatura del escritor y le ofreció el proyecto a Peter Weir, quien aceptó de inmediato, pues se considera un gran admirador de las novelas. Weir trabajó duramente y acabó realizando una película que homenajeaba ya no solo al escritor sino a todo el cine de aventuras marítimas.
De las veinte novelas que componen la serie de aventuras creadas por O´Brian se eligió parte de la primera, “Capitán de Mar y Guerra”, y de la décima, “La Costa más lejana del Mundo”, con tal de crear un esquema que funcionara cómo película.

Estamos en 1805. Las batallas marítimas dictan el rumbo de la Guerra Napoleónicas. El navío británico HMS Surprise con el Capitán Aubrey al mando recibe órdenes de capturar al buque de la Armada Francesa Acheron.

“Master and Commander” habla de honor, del cumplimiento del deber, de disciplina, del patriotismo y, sobre todo, del orgullo inglés que empuja a los hombres a navegar más allá del horizonte con tal de conseguir su objetivo. La película nos relata fielmente lo que era la vida náutica a principios del S. XIX, y lo hace a través de sus personajes. Tan solo hay dos secuencias de batalla, una al principio y otra al final, con lo cual estamos ante una historia humana sobre los marineros que sirven en la fragata inglesa. Observaremos como nace entre ellos la camaradería, el compañerismo, incluso el miedo ante la mala suerte que los rodea demostrando los supersticiosos que son los hombres del Mar.
Los dos personajes principales son el Capitán Jack Aubrey y el doctor Stephen Maturin. Amigos desde hace años, comparten su amor por la música y largas charlas respecto al mundo en que viven dejando a relucir sus diferencias. Aubrey es un capitán de barco, cuyo cometido es liderar a sus marineros para llevar a cabo sus misiones cueste lo que cueste. No se detiene ante nada y su tozudez lo lleva incluso a cometer elecciones erróneas que darán que hablar entre la tripulación. Aún así es un hombre altamente respetado conocido como “el afortunado”, inteligente estratega y valiente en el combate que sabe inspirar a sus hombres para dar su vida por Inglaterra. Maturin, por su parte, es un científico, un hombre naturista y humanista, preocupado por el bienestar de los marineros, tanto físico como psicológico. Su confianza con Aubrey le hará plantarle cara y cuestionar algunas de sus decisiones dejando claro el lugar de cada uno, Jack es Capitán mientras Stephen un médico, su amistad no puede influir en ese aspecto a bordo del barco, en que las vidas de los hombres están en sus manos.

Peter Weir realiza una película impresionante. El director nos narra absolutamente todo lo que se cuece en un buque de guerra desde el principio en que empieza a amanecer y se cambia la guardia. Todo nos es mostrado con un detalle y una perfección cinematográfica que nos inunda y nos transporta a ese mundo a lo largo de dos horas. Para conseguir un realismo mayor a bordo del barco el director balancea suavemente la cámara para que tengamos la sensación de estar subidos junto a la tripulación y que la experiencia sea mayor. Como he citado tan solo existen dos secuencias de batallas, lo que hace que el resto del metraje sean conversaciones o hechos en la nave mientras surcan el mar, y Weir sabe narrar tan bien y llevar cada tramo a buen puerto que todo pasa como un soplo de aire fresco en un día caluroso.

masterandcommanderthefarsideoftheworldcrowe

El director rueda grandes escenas en donde demuestra lo buen narrador que es, en especial a la hora de mostrar cosas desagradables como la amputación de un brazo a un joven guardiamarina, el castigo a latigazos que sufre un marinero, el suicidio de un miembro de la tripulación debido a la presión que sufre o la operación que se hace a sí mismo Maturin. La ambientación juega otro papel fundamental en la narración al saber conjugar tempestades con un sol abrasador y suaves brisas nocturnas. Se tuvo la oportunidad de rodar en las Islas Galápagos, algo que nunca se había hecho, dotando al film de más riqueza visual.
El guión corrió a cargo de Weir y John Collee, creando una historia que recoge el espíritu de las novelas y nos describe perfectamente tanto la vida náutica como la psicología de los personajes.
La utilización musical es mínima, tan solo unas breves piezas clásicas y algún tema compuesto para el film con el objetivo de dar más emoción en las escenas de acción.

Russel Crowe es el Capitán Jack Aubrey. Inmenso, Crowe crea al personaje otorgándole dignidad, autoridad y una pizca de comicidad que le viene muy bien y le aporta humanidad. Repite con él tras “Una Mente Maravillosa” Paul Bettany dando vida al Doctor Maturin, para mi la mejor interpretación que ha realizado el actor. Les secundan un puñado de buenos actores que crean una tripulación variopinta y creíble en donde tenemos un cocinero cascarrabias, un gafe al que culpan de las desgracias que los acompañan, dos jóvenes guardiamarinas que deja claro la temprana edad con la que se podía acceder al servicio. A estos personajes les dan vida entre otros James D´Arcy, Billy Boyd, Robert Pugh, Max Pirkis o Lee Ingleby. Queda claro que estamos ante un film no solo de aventuras, sino bélico al no aparecer ninguna mujer salvo en la breve parada para comprar provisiones.

La película recibió una excelente acogida por parte de la crítica, aunque el público no la secundó tan bien como se esperaba, coincidiendo ese año con otro capitán de barco bastante pintoresco que surcó las carteleras en verano. Aún así la cinta de Weir posee una calidad irreprochable que recibió diez nominaciones a los Oscars (entre ellos Mejor Película y Mejor Dirección) de las que ganó dos correspondientes a Mejor Fotografía y Mejor Edición de Sonido.

“Master and Commander” es una gran película de aventuras que nos adentra en el mundo de la marina en el S. XIX de manos de uno de los autores cinematográficos más prestigiosos.

Lo Mejor: La dirección. La ambientación. El Reparto. Es buen cine de aventuras.

Lo Peor: Casi nada, quizás algún tramo de la batalla final demasiado convencional.

Anuncios

2 pensamientos en “Master and Commander, de Peter Weir

  1. Muchas gracias Cr. Me sorprende que hayas dado con mi blog buscando información sobre ese actor que desconozco.

    Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s