Jóvenes Ocultos, de Joel Schumacher (por Patricia Domínguez)

Mi amiga Patricia me envía su comentario sobre el film realizado por Joel Schumacher en los 80 que trata el tema vampírico dese una perspectiva juvenil. Un título de culto que siempre pongo a la cabeza de la irregular filmografía del director y que Patricia nos comenta con acierto.

PHNOrTNUl4OyRV_mJóvenes Ocultos

“The Lost Boys” o “Jóvenes ocultos”, que viene a ser lo mismo en Español y como yo prefiero llamar a esta película por una cuestión de nostalgia, es una divertida comedia de vampiros dirigida por Joel Schumacher que vio la luz en el año 1987 y que fue muy bien recibida en los cines de Estados Unidos. Recaudó más de 32 millones de dólares y ganó el premio Saturn a la mejor película de horror de 1987. La película formaba parte de la tendencia de la década de 1980 por adaptar la figura del vampiro a la audiencia del momento. Cuenta con el protagonismo de los jóvenes actores Jason Patric, Corey Haim y Kiefer Sutherland y el coprotagonismo de Jami Gertz, Corey Feldman, Dianne Wiest, Edward Hermann, Alex Winter, Jamison Newlander y Barnard Hughes.

Para la realización de esta película Schumacher revisó la novela de Anne Rice “Entrevista con el vampiro” aunque otros elementos que influyeron en el director fueron filmes como “Nosferatu” (1979), “Drácula” (1979) y “El Ansia” (1983). Finalmente Janice Fischer, James Jeremias y Jeffrey Boam consiguieron un guión original que mezclaba terror y humor a partes iguales.

Tras el divorcio de sus padres Sam (Corey Haim) y Michael (Jason Patric) se trasladan con su madre Lucy (Dianne Wiest) a la casa de su abuelo (Barnard Hughes), un viejo que vive entre animales disecados en Santa Carla, una pequeña ciudad de California donde las desapariciones son cada vez más frecuentes y donde la superstición sobre la existencia de vampiros es más que un rumor. Cuando Michael empieza a comportarse de manera extraña, tras unirse a una banda de la zona liderada por un tipo llamado David (Kiefer Sutherland), Sam, su hermano pequeño, con la ayuda de dos chicos, que trabajan en una tienda de comics y supuestos expertos en el tema vampírico que le ayudan a descubrir que está ocurriendo en realidad, se ponen en marcha para destruir el origen de todo aquello, al vampiro jefe, pero, para poner fin a todo esto Michael tendrá que luchar con todas sus fuerzas.

No sé qué efecto tendría esta película en mí si la viese hoy día por primera vez, pero desde luego guardo un grato recuerdo de ella y me ha gustado verla de nuevo tras muchos años. Me parece que tiene el espíritu del cine de ese momento, cuando todavía se escribían guiones originales y frescos, de películas como Los goonies, Indiana Jones, Cuenta conmigo…. Tenían esa mezcla entre fantasía y realidad con una gran dosis de aventura, donde por supuesto los buenos siempre ganan. Películas que te hacían pensar que todo eso te podía ocurrir a ti, pero sobre todo y lo más importante, eran películas que nos hacían soñar.

Sentimentalismos a parte, recomiendo esta película por muchas razones:
Es ágil, entretenida, divertida, con una gran banda sonora a cargo de un acertadísimo Thomas Newman que recurre a numerosos temas de los ochenta interpretados por grupos como Inxs, The Doors, Mummy Calls, Echo, Troy Seals…por citar algunos.
Por ser una buena adaptación del genero vampírico a la época en la que fue rodada y que hoy día revivimos, tanto estética como musicalmente hablando, los 80.
Para ver a un jovencísimo Kiefer Sutherland convertido en un rebelde y sanguinario chupasangre, a un guapísimo Jason Patric sufriendo por no caer rendido a la llamada de la sangre y por supuestísimo para recordar al tándem Corey Feldman y Corey Haim, protagonistas de muchos filmes de ese momento y hoy día algo olvidados.

Curiosidades y cotilleos:

Keena Wynn y John Carradine (un veterano de las películas de vampiros) fueron elegidos originalmente para realizar el papel del abuelo. Wynn murió antes de comenzar el rodaje y Carradine se encontraba demasiado enfermo.

El título original (The Lost Boys) es una referencia a los Niños Perdidos de la historia de Peter Pan y el país de Nunca Jamás.

Por aquellos tiempos Kiefer Sutherland, el malo de la peli, estaba apuntito de casarse con Julia Roberts. Esta boda nunca se llevó a cabo ya que Julia se lio con el otro protagonista del film Jason Patric, el bueno de la película.

Anuncios

Un pensamiento en “Jóvenes Ocultos, de Joel Schumacher (por Patricia Domínguez)

  1. Muy buen analisis. De la Banda Sonora me quedo con el temazo de “Cry Little Sister” que abre el film y describe cuando Michael está siendo inducido al vampirismo.
    Enhorabuena amiga !!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s