El Último Mohicano (The Last of the Mohicans), de Michael Mann

last_of_the_mohicans_ver21757. Inglaterra y Francia luchan por adueñarse de territorios norteamericanos, para combatir a la milicia franco-india los ingleses reclutan a granjeros e indios de la región. Las hijas del coronel Munro se dirigen al fuerte William Henry, donde está su padre, pero caerán en una trampa de la que saldrán vivas gracias a la ayuda de tres hombres, los últimos de una especie.

Sobre la novela de James Fennimore Cooper se han realizado varias adaptaciones cinematográficas, sin embargo es la de Michael Mann la más recordada y exitosa. El director rodaba así su primera superproducción hollywoodiense en que dejaría patente su personal estilo a la hora de narrar con la música como elemento narrativo apoyándose en una grandiosa fotografía y unos buenos actores.

La película nos narra dos historias de amor paralelas protagonizadas por las dos parejas de hermanos del film. En primer lugar, y de forma mucho más evidente, tenemos la protagonizada entre Cora, hija de un importante oficial británico, y Nathaniel, un piel blanca adoptado por los mohicanos también conocido como Ojo de Halcón. Ambos viven en mundos completamente distintos pero eso no impide que nazca entre ellos un respeto que se convertirá en amor a medida que avance su camino hasta el fuerte William Henry. Entre ambos personajes nos encontramos con Duncan, enamorado desde niño de Cora, que pondrá todos los impedimentos posibles por entrometerse. La otra historia romántica tiene lugar entre los hermanos de ambos, Alice y Uncas. Los dos personajes destacan por su extrema timidez que les impide decirse lo que sienten, sin embargo sus leves miradas y, sobre todo, su fatídico destino dejarán claros éstos sentimientos.
La trama romántica tiene lugar en un escenario altamente hostil. América está sufriendo una guerra entre dos países en continuo enfrentamiento que buscan gobernar los territorios de Canadá. Las primeras victimas de esta guerra son, como siempre, los inocentes, los nativos que se ven obligados a participar en ella para no perder sus propiedades y que cada vez sienten más repulsa por los que los gobiernan, apareciendo levemente el fantasma de lo que vendrá pocos años después, la Independencia. Otra consecuencia de la guerra en Norteamérica es la desaparición de especies nativas, este es el caso de los mohicanos y de los hurones, clanes rivales que combaten para los ingleses y los franceses respectivamente.

El director Michael Mann consigue una obra visualmente poderosa en que cada escena consigue transmitirnos sensaciones. La apertura ya nos engulle gracias al sonido de tambores compuesto por Randy Edelman y Trevor Jones apareciendo ante nosotros el vasto territorio norteamericano y continuando con la cacería de un ciervo que llevan a cabo los protagonistas. En especial hay tres motivos, que son rasgos propios del director, por los que esta película es de las más sólidas a nivel de dirección de Mann. La primera es la magnifica descripción de los sentimientos que empujan a los personajes por medio de las miradas, en que el dialogo es mínimo y son los silencios los que narran la escena. Esto puede verse en el momento en que Uncas observa a Alice subir por unas rocas, o, sobre todo, en la escena en que Cora y Nathaniel se besan por primera vez, tras haber contemplado el ataque al fuerte y estar presenciando el infierno. La escena posee lirismo, describiéndola el director por medio de primeros planos en donde los besos son protagonista. Otro motivo es por la magnifica utilización de los escenarios naturales, mostrándolos con una belleza que acrecienta el espectáculo que estamos viendo. Por último tenemos la impresionante secuencia final en que se trata de liberar a Alice y acabar con Magua, villano hurón del film. Los dos puntos anteriormente citados se unen en este tramo de cerca de ocho minutos de manera magistral para crear una secuencia emocionante. El momento en que Uncas lucha con Magua por Alice, y cuando ésta decide seguirlo hacia la muerte, tiene una fuerza visual irrefutable, posiblemente lo mejor del film.

mohicans_2

El guión corre a cargo del propio Mann y de Christopher Crowe. Primeramente decir que respecto al libro se toman muchas libertades creativas en post de una historia más dirigida a un público masivo en que el protagonista viva una historia de amor con el personaje femenino más fuerte, dejando a su hermano en segundo termino. A parte de ello nos encontramos con un guión al que si le hubieran recortado diálogos no le habría pasado nada, sino todo lo contrario. Con esto me refiero sobre todo a los momentos de romanticismo protagonizados por Nathaniel y Cora durante la segunda parte de la cinta, que llegan a rozar lo extremadamente cursi. Menos mal que a la hora de rodar las escenas el director consigue llevarlas a buen puerto.
La fotografía corre a cargo del gran Dante Spinotti. El director de fotografía otorga a la imagen belleza e intensidad con una fotografía naturalista. Destaca el momento en que la iluminación procede de una fogata en la escena de amor, otorgando más calidez al momento. Spinotti ya había trabajado con Mann en “Hunter y repetiría posteriormente con él en “Heat”, “El Dilema”, y la inminente “Public Enemies”.
La banda sonora del film es un portento de sobra conocido, raro es a quien no le suene el tema de apertura de la película. Edelman y Jones crean una composición magnifica que otorga más emoción a las imágenes. No solo sirve como acompañamiento sino también como elemento descriptivo.

El elenco del film está encabezado por el gran Daniel Day-Lewis como Ojo de Halcón, el papel heroico de acción por excelencia del intenso actor con el que demostró ser capaz de resultar atractivo físicamente y funcionar como héroe. La bella Madeline Stowe es Cora, pareja romántica de Day-Lewis. La actriz nos da un recital interpretativo por medio de su hermosa mirada en que todas sus líneas de dialogo parecen demasiadas para transmitir lo que siente. Wes Studi es Magua, el villano del film. Como siempre Studi da vida al indio violento. Russel Means es Chingachgook, padre adoptivo de Nathaniel y sanguíneo de Uncas, es la representación del fin de su raza, el último mohicano del título. Eric Schweig es Uncas, el callado hermano de Ojo de Halcón, cuya valentía contrasta con su timidez. Jodhi May es Alice, la dulce e inocente hermana de Cora que sufre un trauma al contemplar la violencia de la guerra. Steven Waddington es Duncan, el oficial enamorado de Cora que no acepta a Nathaniel. Maurice Roeves es el Coronel Munro, padre de las protagonistas, que muestra su mandato inglés cumpliendo las ordenes a raja tabla, sin importarle cómo sufran las mujeres e hijos de los nativos reclutados. Mencionar la breve aparición de Pete Postlethwaite y Colm Meany como oficiales ingleses.

La película se convirtió en el primer gran éxito de taquilla de Mann consiguiendo además el Oscar correspondiente a Mejor Sonido.
Intensa, con una gran belleza, en donde todo está orquestado para conseguir trasladar al espectador a esa época, dentro de esos bosques, “El último mohicano” es una gran película de aventuras, de las mejores de los 90.

Lo Mejor: Su puesta en escena. La música. La fotografía. La secuencia final.

Lo Peor: El exceso de romanticismo en los diálogos.

Anuncios

5 pensamientos en “El Último Mohicano (The Last of the Mohicans), de Michael Mann

  1. En esta película empezó mi “enamoramiento” de Daniel Day L. Ciertamente la banda sonora magnífica e igualmente los diálogos llegaban a parecerme a veces excesivamente “empalagosos”.ç

    Hope is your survival
    A captive path I lead
    No matter where you go
    I will find you
    If it takes a long long time
    No matter where you go
    I will find you
    If it takes a thousand years

    ¡Qué buena! y ¡Qué buenos recuerdos me trae!

  2. Pues la vi cuando se estrenó y no la tengo demasiado fresca, pero recuerdo que no me gustó nada de nada…
    Recuerdo momentos que me irritaron mucho como el uso que hacían del idioma indio y el inglés donde los personajes iban y venían sin venir a cuento y hablaban uno u otro din motio aparente…o un momento en el que llegando a una cascada para no caerse con la canoa se bajaban a pocos metros de ella…y no había corriente de agua ni nada por el estilo…al final lo mejor su imponente fotografía y su banda sonora (lástima que acabaramos aburriéndola de oirla hasta en las discotecas)

  3. Belem, has puesto el texto más sensiblero de toda la pelicula, aunque está muy bien planificado dentro de la cascada.

    Si mal no recuerdo el inglés lo hablan los mohicanos cuando están en presencia de ingleseses, nunca cuando están solos entre ellos. Lo de la cascada si es más cantoso, y lo de la banda sonora, pues bueno, yo la recuerdo más de cómo la machacó constantemente Antena 3, jeje.

    Saludos.

  4. Pues Belem, la canción de Clannad del film fue suprimida por el director en su director´s cut porque le parecía demasiado sensiblera.

    Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s