Alien Quadrilogy

cabecera

Hace treinta años llegaba a las pantallas la historia de la Nostromo y del bicho alienígena más cruel y memorable que nos ha dado el cine. La Saga Alien se caracteriza por poseer cada película el sello del director que se ha puesto detrás de la cámara en cada una de ellas, consiguiendo una serie interesante con dos grandes películas y otras dos más irregulares.

alienAlien, de Ridley Scott

Tras escribir para John Carpenter el film de fin de carrera “Dark Star” el guionista Dan O´Bannon ideó junto a su amigo Ronald Shusett una historia de terror en el espacio inspirada en una leyenda sobre la Segunda Guerra Mundial en que unos monstruos averiaban un bombardero y comenzaban a matar a la tripulación. Cuando buscaban vender el proyecto llegó a las salas de cine “La Guerra de las Galaxias” con su consabido éxito comercial que hizo a toda productora seguir explotando el filón de películas espaciales. La FOX vio en el proyecto presentado por O´Bannon y Shusett una oportunidad de realizar una película ambientada en el espacio con bajo presupuesto. El productor Walter Hill retoco un poco el guión, cosa que no gustó a O´Bannon. El propio Hill se iba a sentar en la silla del director pero sus duras jornadas de trabajo como productor se lo impedían y tuvieron que buscar a otro. En principio sonaron nombres como Jack Clayton o Peter Yates, pero finalmente se escogió a un joven director británico cuyo primer film, “Los Duelistas”, había causado sensación en Cannes. Su nombre era Ridley Scott. Cuando leyó el guión Scott se puso manos a la obra, entusiasmado, esbozando un montón de storyboards en que plasmaba su visión de la historia. El problema en ese momento radicaba en encontrar a alguien que pudiera conseguir llevar a la realidad dichos bocetos, y esa persona la encontraron en el pintor suizo H.R. Giger, autor del “Necronomicón”. Gracias al autor, Scott no solo encontraría a la persona perfecta para llevar a cabo sus escenarios e imaginería sino que encontraría en uno de sus dibujos la forma de la malvada criatura que daría nombre al film.
El 25 de Mayo de 1979 llegaba a las pantallas norteamericanas “Alien”, con una frase promocional inquietante: “En el espacio nadie puede oír tus gritos”.

La nave comercial Nostromo se dirige de regreso a la Tierra tras recoger minerales. La computadora de la Nave, conocida como Madre, despierta del sueño artificial a los siete tripulantes informándoles de una posible señal SOS en una pequeña luna situada en los limites del espacio conocido. A pesar de la oposición de gran parte de la tripulación la nave pone rumbo a la luna para llevar a cabo la misión. En el aterrizaje la nave sufre daños que deben ser reparados mientras un grupo de tres personas sigue la señal SOS. El pequeño grupo llega hasta lo que parece una nave extraterrestre en donde uno de los tripulantes descubre un nido de huevos y sufre el ataque de un parásito nacido de uno de ellos que se le pega al casco. De nuevo en la nave se intentará separar al parásito del rostro del hombre, pero por riesgo a que éste muera se decide esperar. Horas después el extraño ser con forma de araña ha desaparecido y el hombre se encuentra bien. Mientras están comiendo el recién despierto tripulante sufre un dolor de estomago. De su barriga emerge una criatura que acaba con su vida y escapa. A partir de este momento comenzarán a morir los distintos miembros de la tripulación.

Como bien idearon sus guionistas “Alien” posee una historia propia de Serie B. Una nave espacial. Una pequeña tripulación. Un monstruo alienígena que comienza a matar sin piedad a cada uno de ellos. Con esos tres elementos crearon el guión, sencillamente. Y con ese guión el director Ridley Scott supo crear una Obra Maestra del cine de terror enmarcado en el terreno de la ciencia-ficción.

1979_alien_0061

“Alien” recuerda en la estructura de su segundo acto a la novela de Agatha Christie “Diez Negritos”. Tenemos siete tripulantes, todo parece normal hasta que el parásito con forma de araña ataca al oficial Kane. A partir de ese momento comienza a subir la tensión, no se sabe qué es esa cosa. Cuando parece que Kane está fuera de peligro comienza el juego de asesinatos con su muerte en forma de parto. La criatura ha nacido, huye y se esconde por la nave. Lo que en principio parece ser una cacería contra ese pequeño monstruo por parte de la tripulación acaba siendo una matanza en que los cazadores se convierten en presas. No hay lugar en la nave donde puedan estar seguros.
Una de las grandezas de “Alien”es no resaltar a un personaje por encima de otro. Todos los miembros de la tripulación nos son presentados y descritos psicológicamente con igual interés. Eso hace que no sepamos quién va a ser el siguiente en morir, llevándonos la sorpresa final al comprobar quién será el último pasajero que le plante cara al bicharraco. Esta característica nos lleva a estar siempre en tensión e inquietos mientras visionamos la película, la cual posee un alto grado de terror psicológico gracias a su atmósfera claustrofobia en la que nos envuelve de la misma forma que a los personajes.
La historia se enriquece aún más al poner como verdaderos villanos a los propios seres humanos, representados en la compañía propietaria de la nave, quienes quieren aprovecharse de esa recién descubierta forma de vida trayéndola a la Tierra. Para llevar a cabo la misión de trasportarla a la Tierra han infiltrado en la tripulación a un robot que se convertirá en otro contrincante para los tripulantes del Nostromo.

Podemos diferenciar dos parte. La primera parte nos describe la forma de la vida de la tripulación dentro del Nostromo y sus personalidades. Es un tramo de ritmo lento, digno heredero de “2001: Una Odisea del Espacio”. Los largos planos en que nos muestran con detalle el interior de la nave. La forma en que se despiertan los tripulantes. Las relaciones entre sí. Hasta la llegada de los pasajeros a la nave alienígena y su regreso al Nostromo dura este primer tramo, cuya lentitud precede a la angustia que estamos a punto de experimentar.
La segunda parte comienza una vez nace el Alien del pecho de Kane. El suspense hace aparición progresando hasta el terror en estado puro y poniéndonos alerta en todo momento. El in crescendo que posee esta parte es increíble, sin apenas dar respiro al espectador. Ni siquiera cuando parece que la criatura está destruida estamos tranquilos. La calma se encontrará solamente cuando los créditos finales aparezcan.

Ridley Scott supo ganarse a la gente con esta película, desde luego. Y es que el director británico consiguió tocar el cielo mediante una dirección sublime, en que cada escena está tan bien rodada que es imposible ponerle pega alguna. El director se toma su tiempo para presentarnos el ambiente donde se va a desarrollar la historia, poniendo especial atención a todo escenario que aparece, consiguiendo dejarnos helados cuando nos descubre al tripulante Alien fosilizado dentro de la nave extraterrestre. Ahora bien, si por algo hay que seguir alabando hoy día al señor Scott es por saber jugar tan bien con el suspense y el terror en la segunda parte de la cinta. El sangriento nacimiento del bicho del pecho de John Hurt a pasado a las enciclopedias de la Historia del Cine con toda justicia. La primera aparición del Alien en su estado gigante tras el personajes interpretado por Harry Dean Stanton es impactante, al igual que esa escena en los conductos de aire, en que por medio de la luz de una linterna vamos a tropezarnos inesperadamente con el monstruo. Los veinte últimos minutos se desarrollan prácticamente sin dialogo, con el enfrentamiento final entre Ripley y el Alien, demostrándonos Scott lo que es conseguir inquietar con imagen y sonido de ambiente.

born

Además de por su inmejorable puesta en escena hay que destacar la forma en que se muestra al monstruo. El director tuvo una máxima en el rodaje, da más miedo lo que creemos que hemos visto que lo que vemos realmente. O sea, es más terrorífico aquello que no vemos pero qué sabemos que está ahí. Así pues el Alien es mostrado de forma rápida y con el detalle más mínimo, suficiente como para darnos escalofríos. Solo al final podemos contemplarlo de forma completa.

La ambientación y dirección artística son fabulosos y crearon escuela. Scott se basó en los dibujos de Moebius y H.R. Giger creó algo imborrable, digo heredero de Lovecraft. El Alien fue creado por Carlo Rambaldi. La criatura posee una fisonomía inolvidable, especialmente gracias a su cráneo largo, sus dientes metálicos y a la segunda boca expansiva que se encarga de atravesar cualquier miembro del cuerpo. Para otorgarle mayor peligro se le añadió facilidad para camuflarse entre los huecos de la nave, ácido en lugar de sangre, con lo cual podía herir a alguien si recibía alguna herida y ayudaba muy bien a la hora de plantear alguna escena de suspense, pues gracias a la aparición de algún rastro de ácido sabemos que hay un Alien cerca.
La Banda Sonora fue obra de Jerry Goldsmith, quien crearía una composición inquietante que otorgara a las imágenes más intranquilidad.
El reparto no era muy conocido por aquel entonces. Tom Skerrit es Dallas, capitán de la nave Nostromo, siempre siguiendo las ordenes que le envían los jefe de la Compañía. Sigourney Weaver es la Teniente Ripley, segunda oficial al mando. Tras sus breves segundo en “Annie Hall” Weaver consiguió tener aquí su primera gran oportunidad que no desaprovechó dando vida a Ripley, personaje que al principio estaba pensado para un hombre. El personaje de Ripley es el que más se opone a la decisión de introducir al parásito alienígena en la nave y quién demostrará al final de la cinta poseer más valor del que aparenta. John Hurt es Kane, el oficial que sufre el ataque de la araña Alien. Hurt quedó grabado en la mente de cinéfilos como el hombre que dio a luz al primer Alien en el cine. Veronica Cartwright es Lambert, la cual muestra ciertos roces con Ripley, especialmente cuando no les permite entrar en la Nave. Harry Dean Stanton es Brett, el técnico con pocas luces que se queja de su salario. Ian Holm es Ash, el tripulante científico que esconde más cosas de las que parece. Yaphet Kotto es Parker, el otro técnico de la Nave que forma dúo con Brett, pero que se muestra mucho más agresivo y presto a la batalla.

Como es habitual en Ridley Scott existe una versión del director que elimina una conversación entre Dallas y Ripley e incluye una escena explicativa en que los miembros de la tripulación escuchan el SOS procedente de la luna.
Cabe decir que en España se subtituló como “El octavo pasajero”, cosa que es un poco incorrecta ya que ¿ese no debería ser el gato?

La película fue todo un éxito de taquilla y de critica, recibiendo el premio Oscar a Mejores Efectos Especiales. Ridley Scott tuvo las puertas abierta a Hollywood y se embarcó en la película que lo elevaría definitivamente a los altares del genero fantástico. Sigourney Weaver experimentó un ascenso en su carrera y se convirtió en una de las mejores actrices de su generación.

Angustiosa, claustrofóbica, escalofriante. “Alien” es una película inolvidable, una pieza maestra del cine de terror.

Lo Mejor: Todo.

Lo Peor: Nada.

aliens_ver1Aliens, de James Cameron

Mientras esperaba a que Arnold Schwarzenegger finalizara el rodaje de “Conan el Destructor” para incorporarse a “The Terminator” James Cameron escribió el guión de “Aliens”, secuela del film dirigido por Ridley Scott por el que Cameron sentía mucho respeto y del que pensó que se podía sacar mucho más jugo. Cuando les mostró a los directivos de la FOX el guión y les desveló su intención de dirigirlo dudaron de que pudiera llevarlo a cabo, así que hicieron un pacto, si “The Terminator” conseguía ser un éxito Cameron tendría luz verde para realizar la película. El film del robot asesino procedente del futuro triunfó abriéndole a Cameron las puertas para llevar a cabo su visión del mundo Alien. Se trasladó a Inglaterra para rodar la película de la misma manera que se había hecho la anterior, sin embargo hubo bastantes enfrentamientos entre el equipo inglés y el director americano, así cómo varias discusiones sobre la elección de Bill Paxton para dar vida al soldado Hudson. Para la labor técnica y creación de los Aliens el director llamó a su colaborador Stan Winston, quien evolucionó en el diseño de la criatura. Siete años después del estreno de “Alien” llegaba a las pantallas su secuela, “Aliens”, la cual mantenía la tensión y el suspense de la primera incrementándolo con un emocionante espectáculo de acción.

La nave de salvamento de la Nostromo que transporta a la Teniente Ripley es rescatada después de estar cincuenta y siete años a la deriva por el espacio. El relato de la superviviente es recibido con escepticismo por parte de la empresa Weyland que informa a Ripley de que la luna en donde tuvieron contacto con la forma extraterrestre ha sido colonizada y llamada LV-426. Después de un tiempo se pierde conexión con la colonia de LV-426 y se informa a Ripley, requiriendo sus servicios para acompañar a un grupo de marines en misión de rescate. Al llegar al Planeta encuentran a una pequeña niña llamada Newt y descubren que un grupo de colonos están incubando seres alienígenas en su interior. En la búsqueda por encontrar a éstos colonos se tropezarán con una manada de Aliens, comenzando así una batalla sin tregua.

Frente al tempo pausado de la primera película “Aliens” va directa al grano funcionando como una montaña rusa en donde la acción va en aumento a medida que avanza la historia dando como resultado una película de horror adrenalínica.
No podemos negarlo, a pesar de seguir manteniendo el tono de film de terror, “Aliens” es una película bélica. Los marines enviados en misión de rescate creen que se enfrentan a bichitos inofensivos para descubrir que su enemigo es una raza exterminadora que ataca inesperadamente en un terreno que ha hecho suyo. Esto puede esconder una lectura sobre la guerra de Vietnam, con los marines emulando a los americanos que piensan acabar su labor rápido para encontrarse en un terreno hostil e incontrolable donde los reyes son los nativos. Podemos decir que con “Aliens” James Cameron intenta homenajear al cine bélico en general , así se entiende ese primer tramo del film en que se nos presentan a los personajes en la nave dirigiéndose al Planeta LV-426 como si fuera la versión futurista de “La Chaqueta Metálica”, con el sargento negro gritando y dando órdenes a sus soldados.

ripley1_

Más grande, ese es el lema que se marca en toda secuela. Si en la primera película solo había un alienígena en esta James Cameron tira la casa por la ventana y crea toda una legión de bichos asesinos que se lo harán pasar muy mal a los valerosos marines. En “Aliens” se expande el Universo que gira en torno a las criaturas y se da mucha más información sobre la creación de los huevos aliens y su desarrollo. Existe una Reina Alien encargada de poner huevos, los cuales para conseguir dar a luz vida necesitan de huéspedes que los alojen en su interior. Estos huéspedes son los pobres colonos que trabajan en la central del Planeta. Las criaturas se muestran ésta vez mucho más inteligentes y demuestran una coordinación en el ataque de grupo y a la hora de preparar una trampa a sus oponentes.

Además de a las criaturas también se hace evolucionar a Ellen Ripley, ya condecorada como clara protagonista del film. La Teniente sufre continuas pesadillas que la devuelven una y otra vez a la nave donde se enfrentó a la criatura. Al principio reacia a ir a la misión de rescate acaba accediendo para enfrentarse a su miedo y poner fin a la pesadilla eliminando de una vez por todas a esos monstruos. En la misión Ripley demostrará tener un gran valor y desarrollará su sentido materno gracias al personaje de la niña pequeña Newt, a la cual promete no abandonar pase lo que pase, lo cual lleva a nuestra protagonista a enfrascarse en el terreno dominado por los Aliens para rescatar a la niña en uno de los momentos más álgidos de la cinta.
Con éste rasgo se hace un paralelismo entre Ripley y la Reina Alien, ambas preocupadas por cuidar de sus crías, tema resumido de forma maravillosa en esa memorable escena en que la gigantesca criatura hace aparición frente a Ripley y Newt, obligando a la Teniente a amenazar a los huevos de la Reina si no las deja marchar. El instinto materno tira mucho.

Si en “The Terminator” James Cameron ya demostró dotes de buen director para las escenas de acción en “Aliens” lo reafirma superándose a sí mismo y creando situaciones impactantes que nos harán sudar la gota gorda. Y es que si “Aliens” merece un calificativo ese es emocionante, ya que estamos ante una salvajada visual en el mejor sentido de la palabra. Es una película brutal, que no ofrece respiro al espectador y que posee momentos que nos clavan con las uñas en la butaca. Ya al principio el director nos ofrece algo de tensión mediante ese juego tan bueno con el maullido del gato y la pesadilla de Ripley en que un Alien sale de su pecho. A continuación nos describe a los marines y cómo Ripley es recibida con cierta mofa entre la tripulación. Cuando llegamos al Planeta LV-426 la intriga aumenta y vuelve a hacer aparición la claustrofobia. El esperar a mostrar a los Aliens es todo un acierto en esta parte. A pesar de saber cómo es su aspecto no podemos estar en calma, sintiendo lo mismo que Ripley, angustia y miedo. La película alcanza su primer tramo álgido en la exploración del nido Alien, en donde el grupo de marines va a conocer a sus terribles presas. Una vez más los monstruos demuestran sus cualidades de camuflaje y los eliminan sin compasión. La única diferencia con respecto al anterior film es que aquí no es aparición de Alien y muerte de un humano, sino aparición de cientos de Aliens y comienzo de escena de acción, no olvidemos que nuestros protagonistas humanos son marines y van armados con rifles que no dudan en disparar, con lo cual tenemos grades escenas de disparos sin cese en donde los Aliens también sufrirán bajas.
Éste momento sirve de preámbulo para el plato fuerte de la película, sus últimos cuarenta y cinco minutos, verdaderos tour de force narrativo en que los gritos, el miedo, los disparos, las explosiones y la épica harán aparición mediante un ritmo frenético. El encierro de Ripley y Newt en la habitación junto con la araña alien, el asedio de los Aliens a nuestros protagonistas en su sala de mando, la huida por los túneles, la captura de Newt por un Alien que surge de entre el agua, el rescate de Newt por parte de Ripley con ese gran descenso en ascensor en que la protagonista se prepara para entrar en combate armándose con el rifle y el lanzallamas. La aparición de la Reina Alien comenzando con ese primer plano de Ripley y Newt dándose la vuelta y descubriendo el horror absoluto. El enfrentamiento final entre Ripley y la Reina cuerpo a cuerpo con la mítica frase de “Aléjate de ella, puerca”. Emoción sin freno, simple y llanamente.

aliensk-6751

James Cameron se encargó de escribir el guión. Además de hacer evolucionar a Ripley y los Alienes siguió mostrando como amenaza humana a la Compañía Weyland, obsesionada en conseguir Aliens para traerlos a la tierra. De nuevo se introduce un personaje robótico en Bishop, el cual no cae bien a Ripley debido a la mala experiencia que tuvo con Ash. La única pega que le encuentro a la película es la forma de finalizar el film. Parece que se ha eliminado a todo Alien, cuando, de repente, aparece la Reina Alien en la nave de huida de nuestros protagonistas y se enfrenta a Ripley, la cual la elimina lanzándola al espacio. Clavadito al del film original solo que más espectacular en su realización.

El diseño artístico sigue siendo de primera y el diseño de las criaturas muestra una mejoría física con respecto a la anterior, otorgándoles mejores movimientos. Stan Winston creó a la Reina Alien, en cuya escena de presentación aparece cual reina de las arañas con sus largas patas y una cresta majestuosa. El resultado es escalofriante.
La Banda Sonora fue obra de James Horner, el cual tuvo muy poco tiempo para llevarla a cabo, lo cual lo llevó a enfadarse con Cameron y a jurar que no volvería a trabajar para él. Once años después le compondría la Banda Sonora para “Titanic”.

Sigourney Weaver volvió a dar vida a Ellen Ripley de forma magistral. La actriz otorga fuerza a su protagonista y consigue emocionarnos durante todo el tramo final consiguiendo crear una de las féminas del cine de acción más memorables de la historia. James Cameron contaría con actores norteamericanos, entre los cuales encontramos varios fetiches en su filmografía que ya había trabajado con él en “The Terminator” o volverían a hacerlo después. Michel Biehn es Hicks, el soldado que mejor relación entabla con Ripley, tanto que se entreve una posible relación futura entre ambos. Lance Henriksen es el androide Bishop, leal colaborador de los humanos. Bill Paxton es Hudson, el soldado más charlatán del grupo. Janette Goldtein debutó en el cine dando vida a Vasquez, la tía más dura de cuerpo de marines cuya imagen armada con el rifle de asalto a quedado grabada en la retina de mucha gente. La niña Carrie Henn da vida de forma magistral a Newt, la pequeña encontrada por la que Ripley siente un sentido materno. Henn no volvió a participar en ningún otro film pero comenzó una amistad con Sigourney Weaver que aún hoy dura.

Existe una Versión del Director que incluye casi veinte minutos más entre los cuales tenemos la noticia que recibe Ripley al principio sobre el destino de su hija o la forma de vida que llevan los colonos en LV-426 antes del ataque de los Aliens, el cual se produce en una escena también eliminada en que los padres de Newt van a explorar la Nave alienígena.

“Aliens” fue otro éxito de taquilla y consiguió siete nominaciones a los Oscars, Mejor Actriz para Sigourney Weaver, Dirección Artística, Banda Sonora, Montaje, Sonido, Efectos de Sonido y Efectos Especiales, consiguiendo llevarse éstos dos últimos.

Emocionante, terrorífica, salvaje, impactante. “Aliens” es toda una experiencia fílmica que demuestra cómo se puede hacer una secuela a la altura de la original.

Lo Mejor: Su intensidad y emoción. Sigourney Weaver, sobre todo en el tramo final.

Lo Peor: Sus similitudes en el tramo final con la original.

10520Alien 3, de David Fincher

Abandonar la Saga de Alien no estaba en los planes de la FOX que se puso a buscar un nuevo argumento para continuar las aventuras de la Teniente Ripley. Los problemas no se hicieron esperar. Se presentaron varias versiones de guión, a cada cual peor. Los directores escogidos iban cayéndose del proyecto. El presupuesto se esfumaba antes de empezar la producción del film. Walter Hill y David Giler rescribían el guión a medida que se rodaba la película. El director escogido para llevar a cabo la película fue el debutante David Fincher, procedente del mundo de la publicidad y el videoclip que acabaría teniendo una guerra con los productores con respecto al desarrollo y montaje final de la película. Tal fue el disgusto del director que se negó a participar en posteriores montajes y a renegar de ésta tercera entrega.

Ripley, Newt, Bishop y Hicks se encuentran de vuelta a la Tierra. Desafortunadamente la Reina Alien colocó un huevo dentro de la sala donde se encuentran. El huevo se abre y aparece la araña alien que revienta el cristal de Ripley y la invade. El abrazacaras alien daña la nave y eso hace que la computadora active un aterrizaje de emergencia que lleva a Ripley a un Planeta Prisión conocido como Florina 161 en donde toda la población está compuesta por hombres que forman una comunidad religiosa. En el aterrizaje mueren todos menos Ripley, que es recogida con miedo debido a que los presos llevan sin ver una mujer durante muchos años. La Teniente ignora que en su interior porta un Alien y mucho menos que aún sigue escondida en la nave la araña, la cual utiliza a un perro como huésped de otra criatura Alien que nacerá y comenzará a matar a todos.

“Alien 3” posee un punto de partido interesante gracias al ambiente donde se desarrolla, el Planeta Prisión regido por creencias religiosas. Gracias a ello se establecen temas universales como el enfrentamiento entre Bien y el Mal, la Fe y la aparición de la tentación a través de la llegada de Ripley, la cual se convierte en un tentador manjar físico para los necesitados presos.
Me gusta mucho como queda el tema de invasión en la película. Al igual que Ripley acaba invadiendo y perturbando la coordinada sociedad masculina del Planeta ella acaba invadida en su interior por la criatura que más odia en el Universo.
Desgraciadamente todo esto queda levemente esbozado y la película acaba mostrando sus cartas rápidamente, se trata de otro film de asesinatos sin freno por parte del Alien y donde Ripley con ayuda de los presos intentarán detenerlo. Parece que los productores querían algo similar a la primera entrega, un lugar cerrado, primordialmente metalúrgico, donde se desarrollara la acción y se presentaran rápidamente a los personajes con el monstruo matando a diestro y siniestro desde el momento de su nacimiento. En resumidas cuentas, tomaron el camino fácil para hacer taquilla.

Por mucho que le disguste a David Fincher “Alien 3” será siempre la película con la que se estrenó en cine. Y tampoco es tan mala carta de presentación, peor era la de James Cameron con “Piraña 2”. El director muestra en el film un cuidado en la puesta en escena y en el uso del lenguaje cinematográfico que dejan asomar al posterior perfeccionista que sería. De nuevo vuelve a hacer aparición una atmósfera claustrofóbica en donde Fincher utiliza el plano subjetivo del Alien, cosa que antes no se había hecho, y movimientos de cámara alrededor de los personajes en los momentos de inquietud. Sin embargo el resultado final es bastante irregular, a pesar del esfuerzo del director, debido al ajustado presupuesto que le habían dado para trabajar y a un guión que presentaba lugares comunes con respecto a las anteriores entregas a la hora de mostrar los asesinatos del bicho, los cuales no poseen suspense ni tensión alguna.

Alien-3-2

Caben destacar tres momentos como son el funeral de Newt y Hicks en montaje paralelo al nacimiento del Alien con las palabras bíblicas de fondo, el cara a cara entre Ripley y el monstruo en la enfermería con el plano más celebre de todo el film y el Destino de Ripley lanzándose al reactor. Quizás esta última escena quede algo floja debido a la pobreza de los efectos especiales y a la nula emoción que posee un momento que requería todo lo contrario, pues recordemos que se trata de algo que siempre se ha temido desde la primera entrega como es que la protagonista muera por culpa de la criatura.

El guión ya hemos citado que desaprovecha el punto de partida de desarrollar la historia en un ambiente marcado por las creencias católicas, pero si a eso sumamos la brutal decisión de eliminar a los acompañantes de Ripley en la nave por capricho y la nula creatividad en su segunda mitad obtenemos un libreto cojo.
La dirección artística se decantó de nuevo por un ambiente industrial rememorando a la primera entrega. La fotografía es más amarillenta y apagada. La Banda Sonora de Elliot Goldenthal es de lo mejor de la cinta, incluyendo un track de corte religioso que queda bastante bien con el planteamiento ideológico del film. Los Efectos Especiales son los peores de toda la Saga, y es que se nota mucho el ajuste de presupuesto.
Una vez más el Alien fue modificado. Se le eliminaron los cuernos que le nacían de la espalda y se le dotó de mucha más velocidad a la hora de caminar por las paredes. Quizás por nacer de un perro se le muestra casi siempre andando a cuatro patas.

Sigourney Weaver encabeza de nuevo el reparto dando vida a la Teniente Ripley en su faz más trágica y triste, que sufre en sus carnes el descubrimiento de portar en su vientre a un monstruo. Su imagen con cabeza rapada dio la vuelta al mundo. Charles S. Dutton es Dillon, el guía espiritual del Planeta por así decirlo. Charles Dance es Clements, el médico con el que Ripley hace buena amistad que esconde un triste secreto. Paul McGann es Golic, un interno con graves problemas mentales que tiene vital importancia en la caza del monstruo. Lance Henriksen da vida de nuevo a Bishop brevemente. Pete Postlewaite es otro de los internos que ayudan en la caza del monstruo.

En DVD apareció la llamada Versión del Director con varios minutos de metraje que incluían un inicio más largo y una cambio con respecto al nacimiento del Alien, el cual nacía de una vaca en lugar de un perro. Por supuesto en este montaje Fincher no colaboró ni dio su consentimiento.

La película fue un fracaso, y es que después de dos película tan enormes ésta tercera acabó resultando muy floja. Recibió una nominación a los Oscars correspondientes a Efectos Especiales.

La oveja negra de la Saga por así decirlo, y todo debido a tener precedentes tan buenos. “Alien3” es un film aceptable, bien dirigido y con un punto de partida interesante que hace aguas a mitad de la cinta.

Lo Mejor: El esfuerzo en la dirección.

Lo Peor: No desarrolla la idea base. Cae en situaciones conocidas.

poster-alienresAlien: Resurrection, de Jean-Pierre Jeunet

El final de la tercera entrega, unido a su mala recaudación en taquilla, parecía poner punto y final a la Saga protagonizada por la Teniente Ripley, sin embargo los tiburones de Hollywood sabían del potencial que “Alien” tenía y no pensaban dejar de explotar al monstruo. Se barajaron muchas posibilidades a la hora de retomar a la criatura, incluso se anunció el titulo de “Alien VS Predator”, cosa que se haría realidad unos años después. Sin embargo, y de forma sorprendente, se anunció una cuarta entrega de nuevo protagonizada por Sigourney Weaver. El anuncio era demoledor, pues contradecía las leyes de la continuidad, ya que Ripley fallecía en “Alien3”.Aún así las mentes pensantes de los guionistas trabajaron sin descanso hasta conseguir una explicación coherente al regreso de Ripley, incluso se planeo convertir “Alien3” en un sueño de la protagonista. Finalmente el guionista Joss Whedon (creado de “Buffy Cazavampiros” y “Firefly”) dio con la temática por la cual Ripley volvía a vivir, la clonación. Para sentarse en la silla de dirección tentaron a varios directores europeos, como Alex de la Iglesia o Danny Boyle, siendo escogido finalmente el francés Jean-Pierre Jeunet, el cual implantaría su particular sello a la Saga.

Han pasado doscientos años. Un grupo de científicos a bordo de la nave comercial Auriga experimentan con restos de sangre de Ellen Ripley hasta conseguir clonar tanto a ella como a la criatura que lleva en su interior. Cuando la cría, una Reian, alcance su estado de gestación llegara la nave Betty portando varios cuerpo humanos mantenidos en hipersueño para servir como huéspedes a las criaturas. Los científicos piensan poder controlar a los Aliens, pero se equivocan. Los monstruos se sublevan y comienzan a matar a todos los tripulantes de la nave, quedando solo los pasajeros de la Betty junto con otros dos miembro del Auriga y Ripley, quien ahora posee varias características alien que la hacen más mortífera. Pronto los humanos deberán iniciar una carrera contrarreloj para destruir la Auriga antes de que llegue a la Tierra.

Una buena idea lo de la clonación, muy de actualidad en aquellos días con la oveja Dolly. Gracias a ello se recuperaba a Ripley y al Alien que porta en su interior, pero además conseguían hacer evolucionar a ambos otorgando un nuevo aire a la Saga.
La Teniente Ellen Ripley es ahora mucho más letal al poseer ácido en lugar de sangre y mucha más habilidad corporal. Poco queda de la Ripley asustadiza, aquí tenemos a una fría mujer con un cínico sentido del humor que no duda matar a todo aquel que se ponga en su camino. Para más Inri existe ahora un vinculo entre ella y las criaturas que peor se lo han hecho pasar, pues poseen la misma sangre y gracias a ella la Reina ha vuelto a ver la luz. Ripley se convierte así en la madre de los monstruos, entre los cuales está a punto de florecer la bestia definitiva.
Los Aliens siguen siendo letales, pero aquí muestran como novedad la capacidad de aprender rápidamente y de matarse entre ellos para conseguir sus objetivos. La Reina Alien ya no solo se limita a poner huevos sino que gracias a ADN humano ha sido capaz de crear un sistema reproductor propio, un útero del cual nacerá el Alien Humanoide.

Si en la anterior entrega querían recuperar el aire de la primera película dirigida por Ridley Scott aquí se hace lo propio queriendo emular a James Cameron incrementando el número de Aliens e introduciendo a un grupo de mercenarios de armas tomar. Si bien no consigue llegar a la épica de “Aliens” la cinta de Jeunet propone una aventura espacial amena en donde la diversión y el despliegue de medios técnicos está garantizado.

alien-resurrection-4

El director francés implanta su estilo en la cuarta entrega de las criaturas espaciales dotando a la imagen de una atmósfera verdosa donde su original imagineria visual y su narración caracterizada por planos visualmente atractivos hagan que la película pase en un suspiro. Al contrario que en las otras cintas los Aliens no tardan en aparecer y se nos muestran en todo su esplendor baboso. Los primeros veinte minutos vuelven a servir para situarnos y presentarnos a los personajes y para añadir alguna escena de tensión entre los científicos y los aliens, a quien creen amaestrar. Previamente a que los Aliens salgan de sus celdas y comience la carnicería Jeunet introduce ya alguna secuencia de acción como es la pelea en la cancha de baloncesto entre Ripley y los mercenarios. Una vez se dé la alerta y los monstruos consigan escapar la película empezará a adquirir emoción, especialmente cuando Ripley contempla todos los experimentos que se han hecho para llegar a conseguirla y en la escena bajo el agua, que se erige como el mejor momento del film. Como punto negativa hemos de citar su bajón de ritmo tras éste momento.
Una de las cosas que más me gustan de “Alien: Resurrection” es el toque gore que se le da al final de la cinta cuando Ripley es abrazada por su hija, la Reina, y el Alien humanoide nace. La verdad es que es repugnante ese engendro mitad monstruo mitad humano que nace del vientre de la Reina Alien. Para dar más vidilla al asunto se muestra la señal de afecto que siente por su verdadera madre, Ripley, lamiéndole la cara con su larga lengua.
De nuevo hemos de citar como punto negativo la resolución de la película. Parece que no se cansan en hacernos creer que el Alien ha muerto para hacerlo aparecer en la nave de huida inesperadamente y enfrentarse de nuevo a Ripley, la cual para eliminarlo elige el espacio, solo que aquí la muerte del Alien es más desagradable al ser absorbido por el espacio exterior a través de la rotura en un cristal, descomponiéndose poco a poco.

El guión de Joss Whedon es aceptable y va directo al grano con una trama sencilla en que prima la acción y en donde lo más complejo radica en la forma que tienen de conseguir a Ripley. Como guiño a la primera entrega a la nave Auriga se le llama Padre, en lugar de Madre como en el primer film.
Los efectos especiales son mucho mejores que en la tercera entrega. Pitof, colaborador de Jeunet, se encarga de supervisar los efectos especiales que consiguen crear unos aliens visualmente espectaculares por ordenador.

Una vez más Sigourney Weaver da vida a Ellen Ripley, que aquí aparece mucho más malévola que en las anteriores entregas. Winona Ryder es Call, la joven tripulante del Betty que esconde un secreto. Ryder aceptó participar en el film sin leer el guión debido a su admiración por la Saga. Ron Perlman es Johner el tío más divertido de la película. Aunque en principio los productores pusieron pegas a la elección de Perlman lo cierto es que el actor consigue dar vida al personaje más memorable de la cinta con el permiso de Ripley. Dominique Pinon es Vriess, el paralítico al que le gusta husmear más de la cuenta por naves ajenas para mangar algo. Brad Douriff es el Doctor Gediman, orgulloso de conseguir a Ripley y los Aliens, que sufrirá una muerte de lo más desagradable. Dan Hedaya es el General Perez, el cual busca conseguir beneficios con los Aliens. Michael Wincott es Elgyn, capitán de la Betty.

“Alien: Resurrection” acabó resultando obtener peores resultado que la tercera entrega poniendo punto y final, aunque hoy día se habla de una nueva entrega en forma de precuela, a las aventuras de Ripley. Aún así es una película muy entretenida que se presenta como un film primordialmente visual donde prevalece la acción.

Lo Mejor: La escena bajo el agua. Sus toques gore. La reinvención de Ripley.

Lo Peor: Querer emular a la segunda entrega errando en el intento.

Anuncios

8 pensamientos en “Alien Quadrilogy

  1. Las dos primeras son sin duda obras cumbre del cine, una maravilla…bravo por Ridley y por Cameron que decidió alejarse del tono de la primera y hacer un gran espectáculo…Por otro lado la versión del director de Alien 3 a pesar de que no contaba con la aprobación ni la implicación de Fincher me gusta más que la que finalmente se estrenó en los cines que se quedaba a medias entre una idea inicial interesante y un desarrollo algo pobre. La cuarta tenía sus momentos y merece un respeto…creo que es una saga donde a pesar de que las dos primeras picaron muy alto, se ha mantenido la dignidad…los aliens versus predators, para mi simplemente ni existen

  2. Reconozco no haber visto el montaje dell director de “Alien 3”, más que nada porque dicha cabecera para la pelicula es incorrecta debido a la negación de Fincher a participar.

    Saludos.

  3. Yo creo que de todas maneras vale la pena verla…yo hice la comparación viendo las dos versiones seguidas y desde mi punto de vista funcionaba mejor la segunda versión…desde el inicio que resulta mucho más interesante…siempre puedes planteartela como una versión alternativa…creo recordar que al inicio se especifica claramente que Fincher no ha tenido nada que ver.
    saludos

  4. Pingback: ALIEN: LOS HIJOS BASTARDOS « VIDEODROMO

  5. Vi la primera pelicula de Alien cuando tenia apenas seis años de edad (y a esa edad se sobre entiende que te crees todo lo que ves en la pantalla, crees que es real) y la verdad es que no pude dormir en mucho tiempo, pero auque si me asusto igualmente me gustó despertó en mi una fascinacion por la tematica alien, cuando tuve diez años tuve la oportunidad de ver la segunda parte, pues ambas me encantaron, de la primera pelicula recuerdo la escena cuando el androide averiado le dice a Rippley y compañia que nada de lo que hagan podra salvarlos, que el es indestructible, entonces ahi como que se acaba la esperanza, pero luego al final de la pelicula Ripley logra lanzar a la criatura al espacio, la cual intenta introducirse al propulsor de la nave pero nuestra heroina lo incinera logrando acabar asi con ella, entonces ahi viene la pregunta, claro esta con cierto alivio, “¿no que no?” X) , pero en resumen las dos pirmeras peliculas me gustaron la primera el suspenso y no saber como lidiar con tremendo bicho, con un final memorable, la segunda llena de accion y balas por doquier, pero pienso que lo mejor era que, si en la primera no pueden darle al monstruo en esta si, o sea ya no tenias que esperar al final de la pelicula para ver morir al alien, o los aliens, aqui si caen casi desde la primera batalla, se ven que no son inmunes a las balas y a la mala actitud de un marin, le tercera me parecio mas floja y volver al concepto de una sola criatura me parecio mala idea, la cuarta digamos que es solo una pelicula que verias un dia lluviosos en que no se te antoja salir a la calle, bueno eso es todo y me despido, espero poder leer mas comentarios

  6. No me preguntes por qué, pero he empezado a echarle un vistazo al post por abajo. He ido mirando los post y los contras que le has puesto a cada peli desde Resurrection, y conforme iba subiendo, pasado ya Aliens, iba pensando “en Alien lo mejor es todo y lo peor, nada”. Creo que la carcajada abierta que he soltado al llegar ahí ha tenido que despertar a mi compañero de piso, que andará aún durmiendo xDD

  7. A mí sobre todo me gusta la primera. Es la más contenida, la mejor ambientada, la más artistica, con esa atmosfera de comic de Metal Hurlant. Ridley Scott es un artista de la imagen y fué todo un acierto dejarle el timón de la película. La segunda fué la más taquillera de todas y a dia de hoy muchos la consideran el auténtico canon de la saga, pero yo no. Cameron es un buen preparador de cócteles, pero apenas sabe crear. Cada nueva entrega ha salido adelante a base de guiones tramposos y personajes de manual. Cada una es de un director de mucha personalidad, pero que no han aportado realmente mucho más que sus tics particulares a una saga que no es tal. No veo continuidad en las peliculas, Cada una es de su padre y de su madre. Y el problema es que la productora nunca supo muy bien que clase de material tienen entre manos. No es una simple peli de sustos en el espacio, ni de acción con grandes pistolas, es mucho más, tiene ecos de Lovecraft y de Metal Hurlant. Tal vez Prometheus conecte mejor con Alien al ser del mismo director y del mismo universo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s