Amélie, de Jean-Pierre Jeunet

amelie002-170-69104Amélie es una joven francesa que trabaja como camarera en la cafetería “Les 2 Moulins”. La noche del 30 de Agosto de 1997 descubrirá una cajita escondida tras una losa de su cuarto de baño. Si devuelve esa cajita a su dueño y éste se alegra, Amélie se propone dedicar su vida a ayudar a los demás.

Tras demostrar su personal estilo audiovisual en film como “Delicatessen” o “La ciudad de los niños perdidos”, ambas codirigidas con Marc Caro, y dirigir la cuarta entrega de “Alien”, el director francés Jean-Pierre Jeunet presentaría en el año 2001 al que se convertiría en su personaje más famoso.
¿Por qué nos gusta Amélie? Verdaderamente yo fui al cine a verla, sin saber apenas nada del argumento, con una amiga que había leído buenas criticas sobre ella y decidió que nos metiéramos a la sala donde se proyectaba. La sensación al salir era altamente positiva, no porque hubiéramos visto el peliculón del año, sino porque salíamos del cine como unos niños pequeños a los que le habían dado una fiesta sorpresa inesperadamente. Esto no nos pasaba solamente a nosotros, sino al resto de la sala, que salía con una sonrisa en los labios. Y es que el secreto de “Amélie” radica en conseguir transmitir optimismo mediante una factura visual deliciosa.

La historia trata de una chica que hace el bien por los demás. Así pues consigue devolverle a un hombre sus recuerdos de niñez; escribe una carta a una mujer viuda en nombre de su marido fallecido hace años; graba videos a su anciano vecino incapaz de vivir fuera de su piso debido a su problema de huesos, por el cual es conocido como el hombre de cristal; hace de celestina entre un cliente habitual de la cafetería en que trabaja y una compañera; roba el gnomo del jardín a su padre haciéndolo viajar por medio mundo para que el hombre se decida a emprender un viaje. La chica busca la felicidad de los demás, pero no solo porque le apetezca, sino para sentirse bien consigo misma y tener una meta en la vida. Y es que si alguien necesita ayuda en la película es la propia protagonista, que sufre una soledad marcada desde su niñez en que su padre la trataba como una mera paciente enferma de corazón y su madre, fallecida cuando Amélie aún era una niña, le daba clases sin salir de casa, lo cual hacía que la niña se exiliara en un mundo de fantasía con amigos imaginarios. Amélie debe replantearse su vida y buscar su propia felicidad, debe ser egoísta por una vez y mirar por ella misma. Si no lo hace, acabará sola sin que nadie la quiera.
Lo que la película trata de decirnos es que debemos pensar en nosotros mismos tanto como en los demás. Ni debemos ser egoístas ni volcarnos completamente en otras personas. Hemos de encontrar el equilibrio que nos haga la vida más dulce en todos los aspectos.

El director francés nos regala una película que bien podría paladearse con la vista, un cuento de hadas moderno rico en texturas cinematográficas. Hay pocos planos de “Amélie” que no nos transmitan una sensación de bienestar, tal es el caso que cada secuencia de la película la defino como una pequeña gominola visual. Jeunet vuelve a deleitarnos con sus excesos caprichosos y sus movimientos de cámara imposibles en donde demuestre su creatividad visual cercana al comic, marcada con su fotografía verdosa característica. Para un servidor la mejor secuencia del film se produce al final, cuando Amélie da por perdida su esperanza de conquistar a Nino. La joven se encuentra en la cocina, triste, preparando la cena, soñando con que Nino ha ido a buscar comida para ella. Cuando piensa que Nino está en su casa, la cortina que hay a su espalda se mueve de la misma forma en que lo está imaginando, pero se vuelve y Nino no está. A continuación recibe un regalo del hombre de cristal, un sabio consejo. Cuando va a salir en busca de Nino se lo encuentra de frente en el rellano de su puerta. Se miran tímidos. No dicen una sola palabra. Entonces ella le pone el dedo en la boca y le señala una parte de su cara en donde puede besarla. Una secuencia preciosa entre ambos, en silencio.

El guión está firmado por el propio Jeunet y Guillaume Laurant. El director afirma que el personaje de Amélie está basado en él mismo y que la mayoría de los hechos que aparecen en el film son casi autobiográficos.
La dirección artística y la fotografía ayudan a crear un París mágico en que los rincones más famosos aparezcan como nunca antes.
El ritmo de la película mezcla tramos vertiginosos, como el propio inicio en que la voz en off del narrador nos describe la niñez de Amélie, con otros más pausados, como la historia de la mujer viuda. Quizás los altibajos que esto produce jueguen en contra del film pero no hace mella en el resultado final afortunadamente.
La Banda Sonora de Yann Tiersen juega un papel fundamental en la película convirtiéndose en un personaje más. “El Vals de Amélie” es conocido por todo aficionado a la música y al cine.
Audrey Tautou es Amélie, sin posibilidad de discusión. Fue el papel que la dio a conocer aunque ya había participado en varias películas. Sus grandes ojos, su corte de pelo, su deliciosa sonrisa, ella es Amélie, y siempre lo será. Mathieu Kassovitz es Nino, un chico tan extraño y solitario como Amélie, que trabaja en un sexshop y en el túnel del terror mientras colecciona fotos de fotomatón pegándolas en un álbum. Serge Merlín es Raymond Dufayel, también conocido como el hombre de cristal, un hombre malhumorado amante de la pintura al que le hace falta tener compañía. Entre el personaje y Amélie se crea una bonita historia de amistad que comienza a través de un cuadro de Renoir que siempre pinta Dufayel una vez al año y en el que le cuesta pintar a la chica del vaso de agua, la cual se convertirá simbólicamente en Amélie al plantear quién es en realidad y qué pinta en el cuadro (la vida). Rufus es Raphael Poulain, padre de Amélie, un hombre callado inmerso en la jardinería tras la muerte de su esposa. Claire Mourier es Madame Suzanne, la dueña del café en donde trabaja la protagonista. Jamel Debbouze es Lucien, el joven que trabaja en la tienda regentada por el ruin Collignon y que se encarga de repartir los pedidos. Dominique Pinon es el celoso compulsivo Joseph, encariñado primero por Gina y después por Georgette, dos trabajadoras del café Les 2 Moulines.

La película consiguió un enorme éxito de público y crítica. Fue la sorpresa europea del 2001. Obtuvo cinco nominaciones en los Oscars y varios premios del cine europeo y de la Academia Francesa.
“Amélie” es una película optimista, agradable de ver, que transmite un mensaje positivo y nos enseña a ser mejores personas.

Lo Mejor: Su mágica puesta en escena. Audrey Tautou. La Banda Sonora.

Lo Peor: Está un poco sobrevalorada.

Anuncios

7 pensamientos en “Amélie, de Jean-Pierre Jeunet

  1. Parece que Amélie no es un caramelo para todos los paladares, jeje. Espero ofrecerle pronto algo que le siente mejor amigo.

    Saludos.

  2. No entiendo la manía de la gente hacia este filme. Los hay mil veces peores y a nadie le parece mal.

    Creo que lo más bello de AMELIE es la forma en la que está contada. Y su BSO, y sus actores (sobre todo Tautou)…

    Para mí, buen filme de Jeunet que nunca hará nada mejor (creo). También está bien DELICATESSEN (por si alguien no la ha visto y le apetece adentrarse en el mundo del autor).

    Saludos

  3. “Delicatessen” me gustó bastante, la que tengo pendiente es “La ciudad de los niños perdidos”. “Largo Domingo de Noviazgo” la revisioné el otro día y sigo achacándole demasiado metraje y una falta de profundidad en la historia de amor entre Tautou y Ulliel.

    Saludos.

  4. Amigo mío, hermosa elección: Amelie es una de las películas más tiernas de los últimos años. Y de ternura no andamos sobrados precisamente. Imposible no enamorarse de la dulce Tautou.

  5. Siempre he considerado”Amelie” la obra maestra de Jean-Pierre Jeunet.

    “Delicatessen” también me gusta, más que nada por su indiscutible originalidad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s