Antes que el diablo sepa que has muerto, de Sidney Lumet

before_the_devil_knows_youre_dead_ver2De la cantidad de dramas familiares que nos han llegado en los últimos años “Antes que el diablo sepa que has muerto” es uno de los más sólidos. Narrada con excelente oficio por Sydney Lumet y con un reparto en estado de gracia el film se ha convertido en una de las mejores películas de la década.

La historia gira en torno a Andy y Hank Hanson, dos hermanos que están pasando serias dificultades económicas. Andy posee un buen puesto en la empresa donde trabaja, pero sus errores en negocios y su adicción a la droga, unido a la infelicidad que está viviendo junto a su esposa, lo están arrastrando al fracaso. Hank, por su parte, es una persona más débil, que ha tenido mala suerte en la vida. Divorciado, debe pasarle a su exmujer la pensión alimenticia de su hija pequeña, a la cual promete cosas que no puede cumplir por estar sin blanca. Además mantiene una aventura con la esposa de su hermano, Gina. Andy seducirá a Hank con una propuesta, robar en la joyería familiar que regentan sus padres. Nada peligroso. Sin armas. Todo parece perfecto. Desgraciadamente las cosas no sucederán como se han planeado y desmenuzarán a la familia Hanson.

Nos encontramos ante una tragedia en todos sus sentidos que destroza la llamada unidad familiar. La codicia, la traición, la deshonra o el odio marcan a los protagonistas que actúan cegados por éstas pasiones. Hank y Andy han actuado impulsados por conseguir dinero de una forma fácil y sencilla. Charles, su padre, no perdonará a quién ha planeado el golpe a su joyería y ha destruido su vida. Ningún miembro de la familia parece tener salvación. Dicen que los seres humanos tenemos media hora para llegar al cielo antes que el diablo sepa que hemos muerto, sin embargo para los protagonistas del film parece que les va a ser imposible escapar de un infierno al que ellos mismo se han condenado.

Cuando parecía que Sydney Lumet no volvería a ofrecernos una buena película llegó a sus manos el guión idóneo para demostrar una vez más su buena mano para narrar historias. La primera secuencia ya nos pone sobre aviso del tipo de película que vamos a ver. Es una escena de sexo sin tapujos entra Hank y su mujer Gina que desemboca en una intima conversación entre ambos. Directa, sin contemplaciones ni florituras. Así es la película al completo, mostrando los hechos tal cual y de forma realista, consiguiendo un resultado impactante. El director coloca la cámara en el lugar idóneo para que sus actores carguen con todo el peso de la historia y la salven sobradamente.
Una de las señas de identidad del film es su montaje a base de continuos flashbacks que describan la situación de los personajes. Personalmente creo que éste recurso está muy bien para describir a los protagonistas antes de que se cometa el atraco y así ponernos en la respectiva situación de cada uno. Ahora bien, una vez ha sucedido el robo veo innecesario el seguir desarrollando la historia a través de flashbacks que se sigan centrando en cada personaje en lugar de utilizar un montaje en paralelo que entrelace a cada uno de ellos. Si hubieran hecho esto seguramente podría ser más sencillo diferenciar en la película dos partes, con el atraco marcando la mitad. Aún así el montaje que rige la película la ayuda a tener personalidad propia.

El guión escrito por Kelly Masterson es excelente y describe muy bien tanto los hechos como a los personajes. Ayuda a que la película adquiera más intensidad la utilización en momentos puntuales de la música compuesta por Carter Burwell.
El reparto se encuentra en estado de gracia, brillando todos los componentes. Philip Seymour Hoffman es Andy, el hermano mayor que se siente desplazado dentro del núcleo familiar debido a su condición de primogénito. Su codicia y necesidad de dar un cambio a su vida activa el plan de robar la joyería familiar. Seymour Hoffman vuelve a otorgarnos una impecable interpretación como miserable hermano e hijo. Ethan Hawke es Hank, el hermano menor. Más querido que Andy entre sus padre, Hank es una persona débil, fácil de manejar. Hawke está fantástico cómo el hermano asustado e inseguro. Albert Finney es Charles, el patriarca de los Hanson, un hombre que vive una vida normal junto a su esposa, regentando la joyería. El robo y sus consecuencias lo transformarán en un hombre que exigirá justicia. Finney pasa de ser una presencia invitada al principio para convertirse en un personaje con gran importancia y peso. Marisa Tomei vuelve a hacer gala de su explosiva belleza y de su talento interpretativo como Gina. Desgraciadamente su personaje realiza un camino a contrario al de Finney, comenzando con interés y terminando como florero. Rosemary Harris es Nanette, la madre de Nady y Hank y esposa de Charles. Será la primera víctima del atraco a su joyería y la desencadenante del desquebrajo familiar.

Fría, sin contemplaciones de ningún tipo y con un final demoledor, “Antes que el diablo sepa que has muerto” se convierte en una de las piezas mayores de Lumet, a la altura de “Doce hombres sin piedad” o “Tarde de Perros”. Un film impresionante.

Lo Mejor: La excelente labor de Lumet. Los Actores.

Lo Peor: La sobrecarga de narrar por medio de flashbacks.

Anuncios

4 pensamientos en “Antes que el diablo sepa que has muerto, de Sidney Lumet

  1. Desde mi punto de vista una de las mejores películas vistas el año pasado…curioso que con un presupuesto más o menos modestos y con un buen puñado de actores secundarios la mayoría se hace una película adulta e interesante….y la belleza de Marisa totalmente maravillosa…que bien está madurando esa mujer

  2. Ángel, estoy contigo en resaltar la belleza de Tomei, una actriz a la que le dañó el Oscar que le, según dicen, regaló Jack Palance.

    Estimado profesor, Finney corre el mismo camino que Peter O´Toole, solo que a él posiblemente ni le concedan el honorífico.

    Alberto, los falshbacks no es que cansen, es que hubiera sido mucho mejor en los sucesos después del robo narrar todo de otra forma. Aunque ya digo que gracias a ellos la peliculas posee personalidad propia.

    Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s