Cuento de Navidad (A Christmas Carol), de Robert Zemeckis

508405Sobre la inmortal obra de Charles Dickens se han realizado incontables versiones, de las cuales la mejor para un servidor es aquella relectura actual que hizo Richard Donner con Bill Murray como protagonista titulada “Los Fantasmas atacan al Jefe”. Ahora llega otra nueva versión para la colección de manos de la compañía Disney y Robert Zemeckis, quien sigue experimentando con el motion capture al igual que hiciera con “Polar Express” o “Beowulf”. El resultado es un film visualmente rico que traslada fielmente la historia de Dickens.

Como bien es sabido, “Cuento de Navidad” trata sobre un viejo avaro llamado Ebenezer Scrooge que no celebra las Navidades y que carece de humanidad. En Nochebuena se le aparece el espíritu de su viejo socio fallecido y le comunica que recibirá la visita de otros tres espíritus para que lo ayuden a enmendar los errores de su vida antes de que sea tarde.

Para empezar, la nueva propuesta no ofrece nada nuevo a las otras versiones argumentalmente hablando, el mensaje de ser bondadosos y caritativos en épocas festivas queda perfectamente plasmado durante toda la travesía temporal que hace que Scrooge se redima. Ahora bien, en lo que respecta a la forma he de decir que he vuelto a quedar prendado con el trabajo del director de “Forrest Gump”, y no me refiero a sus caprichos de convertir actores de carne y hueso en personajes animados infograficamente sino al virtuosismo con el que nos narra la historia, donde vuelve a hacer gala de su cariño por los planos secuencia que nos sumergen en el Londres Victoriano o por el tempo que demuestra en los momentos de suspense, en especial en la llegada del tercer espíritu. Me encanta también cómo el director decide abrir la obra, con el libro de Dickens abriéndose ante nosotros para dejarnos leer la primera frase y adentrarse en la historia con la imagen del fallecido Marley. En la secuencia se nos define Scrooge, quien no duda un segundo en quedarse con las monedas que deberían acompañar a su difunto socio en su camino por el más allá.

El mayor error que le veo al film, y que le impide ser redondo, es que le falta esa emoción final que exige el relato, tal vez sea debido a lo conocido de la historia, pero en mi opinión le hubiera venido de maravilla un poco más de detenimiento en personajes claves como Belle, la novia de Scrooge, quien no sale más de cinco minutos, insuficientes para descubrir la relación que mantuvo el viejo protagonista con ella.

Sobre la técnica del motion capture me gustaría decir que se ha avanzado considerablemente con respecto a “Beowulf”, pero no es así. Los decorados y ambientación son impecables, en ese aspecto ninguna pega, sin embargo los personajes siguen siendo demasiado muñecos en lo que respecta a los secundarios, otra cosa bien distinta es Scrooge, quien está realizado con todo lujo de detalles para dar vida a su decrepito rostro.

001-ACC-ACC_2009_Feb17_01153FF

La cinta se ha estrenado en 3D, es más, Zemeckis la ha concebido para ser disfrutada en dicho sistema y eso se nota en los títulos de apertura o en los continuos golpes y saltos que Scrooge da por las calles de Londres en su viaje de redención. El sistema tridimensional ayuda mucho a la hora de narrar las partes fantasmagóricas, hasta tal punto que los más pequeños podrían asustarse en algún momento, y eso es otro punto a favor para el film, posee una oscuridad sorprendente para ser Disney quien firma la producción.

La Banda Sonora merece mención por ser otra vibrante y enérgica partitura de manos del incondicional del director, Alan Silvestri. El espíritu navideño se paladea en cada tramo musical y eso ayuda a las imágenes que contemplamos. Para poner la guinda Andrea Bocelli canta la canción final, 100% Navideña.
Jim Carrey se encarga de prestar sus facciones a Scrooge en todas sus edades, así como también a los tres espíritus. De haber realizado el film en imagen real no dudaría en afirmar que estaríamos ante una de las mejores interpretaciones del actor, alejada de toda mueca vana. Gary Oldman es Bob Cratchit, el secretario de Scrooge, Marley y el pequeño Tiny Tim. Bob Hoskins es el Señor Fezziwig. Robin Wright vuelve a repetir con Zemeckis para prestar su rostro a Belle, personaje que requería más presencia en pantalla por parte del director. Otros actores que han participado son Colin Firth, Fionnula Flanagan o Cary Elwes.

“Cuento de Navidad” ha vuelto renovada con las últimas técnicas infográfícas y en espectacular 3D para ser disfrutada mejor. Tal vez su fecha de estreno haya sido errónea y eso le perjudicará en la taquilla, pero estoy seguro que es mucho mejor film que la nueva destrucción mundial de manos de Emmerich o los vampiros teenagers. Robert Zemeckis vuelve a demostrar sus dotes para la narración fílmica y a dejar patente que el motion capture no es más que otra herramienta para llevar a cabo su visión, sumergiéndonos de manera increíble en el mundo de Dickens.

Lo Mejor: El intachable virtuosismo visual de Zemeckis. Scrooge. Su oscuridad y fidelidad.

Lo Peor: Lo desdibujados que quedan varios secundarios. La técnica del motion capture sigue sin ser perfecta en los personajes. Le falta una pizca de emoción.

Anuncios

3 pensamientos en “Cuento de Navidad (A Christmas Carol), de Robert Zemeckis

  1. Bastante de acuerdo, especialmente en el tema de la oscuridad, creo que Zemeckis ha sido muy osado haciendo un film muy tétrico…aunque tb creo que se ha pasado en persecuciones para demostrar virtuosismo.
    Por otro lado tienes razón en que el motion capture no acaba de ir del todo bien…muchas veces parece la intro de cualquier videojuego de alta definicion…me pasó tb con Beowulf, los personajes parecen robots y apenas parpadean…hoy leía una critica que decía que los ojos de los personajes no tienen vida…y es totalmente cierto.

  2. Si bien los ojos parecen no tener vida en la mayor parte de metraje creo que también hay que destacar escenas en donde si consiguen tener, como ese maravilloso momento en que Scrooge está frente a un entristecido Cratchit en la visión del futuro.

    Saludos.

  3. Totalmente de acuerdo, la versión de Bill Murray es muy buena, moderna, conserva la filosofía de Dickens y te ries en toda la película. Del film de Zemeckis, destaco otra escena en 3D que me impresionó aparte de la que mencionaron por ahí: el baile de un joven y alegre Scrooge con su prometida

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s