(500) Days of Summer, de Marc Webb

Ya iba siendo hora que el cine USA (aunque sea bajo el calificativo de “independiente”) nos sorprendiera con una historia romántica alejada de los deficientes y crispantes títulos que nos han llegado los últimos años.

Tom es un joven que trabaja en una agencia de publicidad y que conoce a Summer, quien ha comenzado a trabajar en la misma empresa como secretaria. El chico se enamorará de la chica, pero la chica no.

Por fin tenemos los chicos nuestra película romántica, una cinta narrada desde la perspectiva del individuo masculino de la relación, destinada a aquellos corazones rotos por culpa de una mala pécora que juega con los sentimientos de los demás sin darse cuenta del daño tan grande que hace.
La cinta dirigida por Marc Webb narra la relación entre Tom y Summer desde el primer día que se conocen hasta el último en que se encuentran. 500 días llenos de risas, lágrimas, felicidad, tristeza, diversión y aburrimiento. 500 días narrados de manera excelente por medio de flashbacks y flashforwards que nos sitúan en diferentes días de la relación de tal forma que comparan los primeros días llenos de felicidad con los últimos en que aquella llama de pasión se ha extinguido por parte de uno de los individuos de la pareja, malhiriendo al otro.

Marc Webb planifica una puesta en escena de lo más ingeniosa, atreviéndose a introducir un divertido momento musical que transmite al espectador la misma energía que posee el protagonista en ese momento. Una de las secuencias más memorables es aquella en que Tom se dirige a una fiesta de Summer y la pantalla se parte en dos mostrándonos la imaginación y la realidad a la par. Es una secuencia que resume perfectamente el estado emocional en que se encuentra Tom a lo largo de todo el film, imaginando ser el hombre de la vida de Summer al igual que ella lo es de la suya, desgraciadamente la realidad es bien distinta y el chico no tendrá otra que aceptarla.

El guión escrito por Scott Neustadter y Michael H. Weber es excelente al describirnos la relación desde el punto de vista de Tom de manera realista, hasta el punto de sentirnos identificados en mayor o menor medida. Una de las cosas que más gracia me hizo, por lo real que me reaulta, fue cuando se contrapone lo que dice Tom al principio sobre Summer, en que le encanta su sonrisa, el lunar de su hombro, su forma de dormir, para luego pasar a odiar todo aquello con el fin de autoconvencerse de que no siente lo mismo hacia ella.

La banda sonora es una maravillosa selección de canciones que acompañan y apoyan en todo momento a la historia.
Tanto los títulos de apertura como los fondos en que se nos muestra el día en que nos encontramos dentro de la relación están muy bien realizados y describen muy bien la atmósfera que la envuelve, así si el fondo es un día soleado es que la relación va de maravilla, mientras si está nublado o con borrascas es que está en una etapa tempestuosa.

Joseph Gordon-Levitt y Zooey Deschanel componen una pareja con química en la pantalla, consiguiendo crear dos personajes realistas con personalidad. Un gran trabajo de interpretación por parte de ambos, que se sienten bien acompañados por un elenco de secundarios competente.

No es descabellado decir que “(500) Days of Summer” puede ser el equivalente actual a “Annie Hall”, pues ambas nos describen una relación con sus altibajos narrada de forma cronológica desordenada y en donde el personaje principal se atreve a hablar directamente a cámara.

“(500) Days of Summer” es una cinta romántica muy reivindicable, con un guión estupendo y unos actores notables. Hacía falta una película como ésta.

Lo Mejor: El guión. El montaje. Los actores. La secuencia musical y la de Imaginación/Realidad.

Lo Peor: El final me parece demasiado “happy”.

P.D. Aqui les dejo con un excelente y original comentario escrito por Ángel que capta la esencia del film.

Anuncios

4 pensamientos en “(500) Days of Summer, de Marc Webb

  1. Primero agradecerte la referencia, gracias por la generosidad…por otro lado estamos ante una de las películas sorpresas del año, que si bien no es excelente si que ha sido más que notable, desde su puesta en escena a su dedicatoria inicial y su final que tu calificas de demasiado feliz…aunque yo creo que ese final responde a una gran verdad…todo en la vida es fruto de la casualidad

  2. De nada Ángel.
    Respecto al final creo que depende tambien de cómo cada cual lo interprete, auque por conversaciones que he tenido al respecto creo que soy el único que ve felicidad en él, jeje.

    Saludos.

  3. Para mí es un final que permite ambas interpretaciones. Pero yo me quedo con un pesimista final porque tras Summer viene Autumn, detalle que nos puede dar a entender que el ciclo se va a repetir.
    Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s