Sherlock Holmes, de Guy Ritchie

La nueva película sobre el personaje de Conan Doyle no deparaba cosas buenas debido a las noticias que llegaban sobre ella. En primer lugar se anunció una relectura del personaje convirtiéndolo en consumado luchador y héroe de acción, basándose en el comic (no publicado) de Leonard Wigram y John Watkiss, que parecía demasiado alejado del original literario. En segundo lugar el anuncio de que se rodarían nuevas escenas y se haría un nuevo montaje debido a que los productores de la cinta quedaron horrorizados con lo que vieron una vez concluida la cinta. Por último las imágenes que nos mostraban mediante trailers, nada atrayentes salvo por el carisma de los actores. Finalmente la película ha visto la luz, y el éxito no se ha hecho esperar. En lo que a mi respecta he de decir que tras verla he salido muy satisfecho, cómo hacía mucho no salía tras ver una cinta comercial hollywoodiense.

Nos encontramos en el Londres del S.XIX. Holmes y su amigo el Doctor Watson atrapan a Lord Blackwood, quien será ajusticiado en la horca. Poco después se descubre que el villano ha renacido de su tumba jurando traer un nuevo mundo, eliminando a los que no le sigan. Holmes deberá encontrarlo con la ayuda de Watson.

Una trama de corte fantástico. Un villano que quiere dominar el mundo. Típico. Afortunadamente este “Sherlock Holmes” no se sustenta en la trama, la cual me parece muy acertada como primera aventura cinematográfica por su sencillez, sino que se sustenta en los personajes, o mejor dicho, en el personaje. El Holmes de Downey Jr. (verdadera alma de la función, como ya sucedía en “Iron Man”) es un hombre altamente inteligente que demuestra su capacidad deductiva en todo momento, que practica con el violín mientras medita, desordenado en su vida doméstica, que demuestra ser un experto en el disfraz, pero al que también le encanta dar golpes y enfrascarse en una buena pelea a la vez que ocultar su aspecto en los periódicos. El personaje muestra además su antipatía hacia el género femenino por diferentes razones, hacia la figura de la prometida de Watson por alejarlo de su lado y hacia Irene Adler por ser la única mujer que lo saca de sus casillas. Es un Sherlock Holmes moderno que posee las características que Conan Doyle le dio, con lo cual no podemos decir que se hayan alejado excesivamente del original literario.

Como ya he citado la trama de misterio es básica, ideal para presentar al personaje, ahora bien la verdadera base de la película es la fortificación de la relación entre Holmes y Watson. Holmes se encuentra algo deprimido, y no hay otra razón que la marcha de su amigo a vivir junto a su prometida, dejándolo con la única compañía de la Sra Hudson. Así pues tenemos como verdadero objetivo de Holmes el conseguir que Watson no lo abandone en sus aventuras, y para conseguirlo se las apañara de diversas maneras que desembocarán en continuas discusiones entre ambos.

La relación Holmes-Watson ha dado mucho de que hablar a lo largo de la historia, y aunque se pueden sacar cientos de lecturas al respecto hay que ser realistas, son dos amigos a los que les gusta compartir aventuras detectivescas, y eso la película lo refleja perfectamente. Al igual que Holmes, Watson se nos redescubre como un hombre atlético con grandes dotes para el combate y el uso de armas, no en vano tienen un completo historial como soldado. Aunque quiera abandonar la vida de aventurero en favor de su futura esposa descubrirá que lo lleva en la sangre y que le encanta correr peligros.

Reconozco que el hecho de que Guy Ritchie dirigiera la cinta me daba un poco de miedo. El hombre, aunque no sea de mis directores predilectos, es bueno en lo suyo, cintas de gangsters ingleses con ritmo de videoclip, y no lo veía rodando una cinta de aventuras. Pues bien, Ritchie me ha ganado, el que fuera esposo de Madonna y ahora le haya quitado media fortuna ha realizado su película menos personal, seguramente, pero la más sencilla y honesta de su filmografía, sin dejar de lado, eso sí, su ritmo vertiginoso. La primera secuencia es una presentación en toda regla de lo que nos vamos a encontrar a lo largo de las dos horas y poco que dura. Persecuciones, una pizca de misterio, peleas, alguna que otra fantasmada en las secuencias de acción y diálogos ingeniosos entre los dos protagonistas principales. El director inglés rueda de la forma más convencional posible, centrándose en el verdadero pilar de la función, los actores, pero sin dejar de lado ciertos manierismos visuales insertados mediante flashback o flashforwards. Me refiero a los momentos en que Holmes explica las cosas o, en especial, a las escenas de combate, donde la cámara lenta que explica cómo derrotar al adversario se descubre más como un capricho visual que como elemento narrativo. Pero como la película es entretenida y puro espectáculo se lo perdono.

Para que el trabajo de Ritchie se vea fortalecido la película cuenta con una producción de lo más cuidada. Los escenarios y ambientes londinenses se nos muestran con todo lujo de detalles, dejando ver la revolución industrial mediante el puente en construcción. La fotografía otorga personalidad al film, la imagen está llena de claroscuros altamente atractivos que ayudan al diseño de producción.
La Banda Sonora corre a cargo de Hans Zimmer, que vuelve a demostrar su talento apoyándose en un tema principal divertido y con personalidad. Zimmer se ha centrado por completo en la figura de Holmes para la partitura, pues ni Watson ni Adler poseen un tema característico, lo cual, esperemos, se resuelva en la futura secuela.

He de citar que el productor del film es Joel Silver, quien con esta película ha encontrado un nuevo filón a explotar que sustituya a “Matrix” dentro de su carrera, la cual no andaba muy bien últimamente. Seguro que con este nuevo “Sherlock Holmes” Silver pretende tener su propia “Piratas del Caribe”. A todo esto, en la nueva película del detective de Baker Street encontramos similitudes con otra Saga apadrinada por Silver en donde dos policías no dejaban de discutir mientras resolvían casos, con lo cual también podríamos enmarcar a la película en el terreno de las “buddy movies”.

El reparto es muy competente. Robert Downey Jr. es grande, con un talento descomunal y aquí vuelve a hacer gala de él para dar vida a Holmes con soltura y carisma. Él es el mejor efecto especial que tiene la cinta. Jude Law lo acompaña como Watson, y otra sorpresa que me he llevado. Law desprende corrección british con grandes dosis de ironía, pero lo mejor es la química entra él y Downey Jr., sin ella el invento se iría al traste. La guapísima Rachel McAdams es Irene Adler, la ladrona de guante blanco que da dolores de cabeza al protagonista. A mi con su presencia en pantalla me basta. Mark Strong repite con Ritchie en el papel del villano Lord Blackwood, aunque resulte de opereta no cae en el ridículo. Eddie Marsan es el Inspector Lestrade, el policía que se lleva los honores del trabajo de Holmes, quien siempre encuentra las palabras adecuadas para él.

Gracias al éxito de la cinta se ha anunciado la secuela, la cual quiero que se estrene lo más pronto posible, ya que si hubo algo que me disgustó fue que aparecieran los créditos finales, por cierto muy bonitos. Esperemos que para la siguiente sigan por el buen camino trazado y contraten a un actor de primera para el memorable personaje que debe mostrar su rostro.

Divertida, fresca, altamente entretenida. El nuevo “Sherlock Holmes” es una cinta de acción y aventuras de las que hacía tiempo no veíamos. Para los muy fieles de Conan Doyle un consejo, déjense llevar por la propuesta, merece la pena.

Lo Mejor: Es un divertimento a lo grande. Robert Downey Jr. y compañía.

Lo Peor: Que se acabe.

Anuncios

6 pensamientos en “Sherlock Holmes, de Guy Ritchie

  1. Me alegra saber que disfrutaste tanto o más que yo. Lo cierto es que nuestra opinión global es muy similar.

    Encantado de que hagan la secuela y que, por supuesto, mantenga o supere el nivel de ésta.

    Saludos 😉

  2. La acabo de ver y si bien no comparto tu entusiasmo, si he de decir que me ha parecido una película interesante y mucho más cercana al personaje de lo que se dice…además de que aquellos que han leido sus aventuras (yo he leido algunas) encontrarán referencias y chistes privados muy interesantes…

  3. Actualmente me he puesto a leer las novelas de Conan Doyle, estoy con la primera, “Estudio en escarlata”, y por ahora la representación que se hace de Holmes en la nueva peli no está muy desencaminada a cómo lo describe y muestra Conan Doyle, salvando algunos detalles claro.
    Respecto al film añadir que Downey Jr. se ha llevado el Globo de Oro, bravo por él, se lo merece.

    Saludos ;).

  4. acabo de descubrir el blog y me gusta bastante. en este caso coincido con tu apreciacion. A mi también me gustó bastante la pela Sherlock Holmes, soy un lector acérrimo y gran fan del personaje de Doyle y la pela resalta todo ese lado de la relación Holmes-Watson que aparece en los libros, donde se encuentran quizas los mas caracterisiticos rasgos de humor en la obra de Doyle, pero que lamentablemente quedan un poco como que olvidados frente a los fantasticos misterios detectivescos. La pelicula rescata eso, entre otras cosas y me parece genial. Para un fan de Doyle-Holmes, un gran visto bueno tambien.
    Ah, y coincido: al diablo con la pelicula, si esta Rachel McAdams es suficiente

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s