La Saga Crepúsculo: Luna Nueva, de Chris Weitz

Hay que ver lo que está dando de sí la Saga Crepúsculo. Hacía mucho tiempo que no veía tanta euforia entre las jóvenes por una película. Reconozco que no estaba en mis planes hablar de la segunda parte de la historia ideada por Stephanie Meyer y llevada al cine por Chris Weitz, pero el otro día me puse a verla, en unas de esas tardes en que no apetece absolutamente nada, y al terminar me quedé igual que antes de verla, salvo que habían pasado dos horas y cinco minutos. Ante todo he de decir que respeto la opinión de las/os fans e incluso envidio el que vivan con expectación la espera entre cada nueva entrega, yo ya perdí esa sensación cuando se estrenó “La Venganza de los Sith”. Ahora bien, aquí voy a comentar la película, que no la novela porque no la he leído, y voy a dar mi opinión con respecto a lo que he visto.

La historia comienza en el punto donde terminaba la anterior, Bella y Edward viviendo su amor felices y contentos con la aprobación de la familia vampiro. Pronto sucede un percance en la fiesta de cumpleaños que le han preparado a Bella y que obliga a los Cullen, incluido Edward, a marcharse. La joven queda sola con el corazón destrozado y el recuerdo de su amado vampiro que la ha dejado. Sumida en una depresión encontrará consuelo en Jacob, su amigo indio que esconde un secreto.

Para mí sorpresa el principio de la película plantea una cuestión bastante interesante, y es que Bella teme envejecer mientras su amado es inmortal, lo cual la lleva a ver un futuro en que el fin será que ella muera y Edward sufra su pérdida hasta el punto de ansiar la muerte. Un dilema bastante prometedor éste en que los amantes ven peligrar su relación debido a la mortalidad de una y la inmortalidad del otro. Desgraciadamente todo queda en mero esbozo y a continuación la película vuelve a adquirir un aire de folletín amoroso digno de telenovela que se amplía gracias a la presencia de Jacob Black. El relato entre Bella y Edward es cómo una versión light de “Romeo y Julieta”, para subrayarlo, y dejarlo más claro aún, ponen el libro de Shakespeare en la almohada mientras Bella duerme y en la clase que comparten los amantes proyectan la película. Ambos pertenecen a diferentes mundos pero eso no debe interponerse en su amor. Lástima que uno de los miembros de los Cullen esté tan sediento de la sangre de Bella, pues por esa razón Edward deberá marcharse.
Una vez Edward desaparece toma escena Jacob, el cual ha madurado y está a punto de dar un gran paso en su verdadera naturaleza, la de ser hombre lobo, pero antes de eso intentará conquistar a Bella, la cual reconoce cierto amor hacía él pero no puede negar que siente aún más por el vampiro. Una vez oído esto el joven indio inicia su andadura cómo hombre lobo, sin olvidar la amistad que profesa hacia Bella, a la cual protegerá.
Así, lo que nos encontramos en “Luna Nueva” es un triángulo amoroso en que Bella es el objeto de deseo de dos jóvenes con secretos monstruosos.

La primera entrega llevada al cine me supuso, y esto puede molestar a algunos/as, varios momentos de carcajada cómo no habían conseguido soltarme ninguna de las comedias destinadas a ello. Repito, respeto el trabajo de Stephanie Meyer, pero para mí los vampiros siempre han vivido de noche, sin posibilidad de exponerse a la luz del día. Pues bien, en la primera entrega cinematográfica no pude parar de reír cuando Edward Cullen muestra porqué no puede darles la luz del sol a los de su raza. Brillan. No me lo podía creer. Esperaba que dijera que su piel se descompone o que se hacen invisibles o algo que resultara escalofriante, pero no, la razón es que brillan como si llevaran purpurina por todo el cuerpo. A partir de ese momento, siento decirlo, no puedo tomarme en serio esta historia de vampiros y hombres lobo por mucho que me quieran vender que de lo que de verdad trata es sobre el amor y la castidad, lo cual queda muy claro mediante los besos castos y puros que se procesan los protagonistas.
Argumentalmente “Luna Nueva” no avanza mucho más con respecto a la primera entrega. Salvo la tensión sexual que crece en Bella gracias al personaje de Jacob y la breve visita a la familia Volturi, que tampoco es que aporte gran cosa, la película narra lo mismo que “Crepúsculo”, consiguiendo ser aburrida. Eso sí, aquí se reinventa al licántropo como ya hiciera con el vampiro. No hay necesidad de Luna llena ni es necesario que sea de noche para que las peludas criaturas hagan aparición, solo basta con mosquear a los indios para que den paso a su espíritu animal.

Encontramos varios cambios en la producción de la secuela. El director escogido es Chris Weitz, artífice del descalabro financiero “La Brújula Dorada”. Esperaba que el resultado fuera mejor que la anterior, pero nada más lejos de la realidad. Estamos ante un producto destinado para fans, en donde hay que exprimir al máximo las presencias masculinas. Imagino que muchas féminas gritarían de alegría al ver a su admirado Edward Cullen caminando hacia Bella a cámara lenta con música de moda acompañándolo. No es para menos, está realizado para ello, aunque quede ridículo. Y lo peor no es eso, sino que cada dos escenas que aparece el vampiro, una de ellas es de la misma forma, relentizando la imagen para que así las chicas disfruten y parezca que el vampiro tiene más importancia de la que en realidad posee. Pero ahí no queda la cosa para contentar a las fans, sino que se exprime el físico de Jacob Black, el cual sale medio desnudo tres cuartas partes de la película, demostrando cómo ha ganado musculatura sobradamente. Gracias a él he encontrado en “Luna Nueva” una nueva escena cómica, y es cuando Bella se cae de la moto. La chica se hace sangre y en su ayuda va Jacob, el cual no tiene otra cosa que darle para que se limpie que su camiseta, que se la quita de la forma más sexy posible para subir la temperatura a cualquier chica.
En las secuencias de acción, que no exceden de dos, tampoco podemos decir que se desenvuelva muy bien. De nuevo Weitz utiliza la cámara lenta con música moderna consiguiendo que secuencias que deberían tener algo de emoción o suspense parezcan videoclips promocionales.

Destaca entre el equipo al español Javier Aguirresarobe como Director de Fotografía, consiguiendo otorgar a la cinta colores más cálidos con respecto a lo anterior.
El compositor Alexandre Desplat elabora un precioso tema principal que se descubre como lo mejor de la cinta. Desgraciadamente el compositor ve cómo su trabajo queda ensombrecido entre tantos temas de grupos musicales.

Ahora comentemos el reparto un poco. Kristen Stewart es Bella. La actriz no es mala, ya ha demostrado que tiene madera en otras películas, pero aquí le toca un personaje algo repelente, y es que la chica protagonista parece no saber muy qué quiere, jugando con el amor de dos chicos, pero no de dos chicos corrientes, sino de un vampiro y un hombre lobo, ahí es nada, y encima busca emociones fuertes para así tener visiones de su ausente vampiro. Stewart se pasa toda la película como dormida, como si lo que pasara a su alrededor no fuera con ella, y eso hace que el personaje quede peor aún. Robert Pattinson tampoco está mejor. El actor, al igual que Stewart, no podemos decir que sea malo, es joven y debe demostrar muchas cosas, pero como Edward Cullen parece que le falta sangre (y nunca mejor dicho). El chico vampiro parece encontrarse siempre deprimido, sin demostrar en ningún momento ese amor eterno que dice sentir por la chica. El emergente Taylor Lautner se lo curra, las cosas como son. Los productores estuvieron a punto de despedirlo para la secuela porque físicamente no daba con el papel y el chico les demostró que podía adquirir musculatura, cosa que está claro que consiguió. De los tres diría que el más convincente es él. Completan el reparto Ashley Greene como Alice, hermana de Edward, Anna Kendrick como Jessica, amiga de Bella, Billy Burke como Charlie, padre de Bella, o Graham Greene como Harry, amigo de la familia Swan. Michael Sheen, Dakota Fanning y Jamie Campbell Bower dan vida a varios miembros de los Volturi, clan aristocrático vampiro que parecía que iba a dar más juego del que en realidad ofrece, quedándose como otras de las decepciones de esta secuela.

La película es un producto exclusivo para fans que está reventando taquillas a cada nueva entrega. Curiosamente tras ver la película he visto el tráiler de la tercera entrega, “Eclipse”, y parece que no posee nada nuevo que no haya mostrado ya está Saga en el cine. Aún así, seguro que me la trago en formato domestico.

Lo Mejor: La melodía de Desplat.

Lo Peor: Es larga y no avanza con respecto a la anterior.

Anuncios

17 pensamientos en “La Saga Crepúsculo: Luna Nueva, de Chris Weitz

  1. JAJAJA! Tanta palabra para tan poco cine. La peli es realmente bochornosa y aburrida. El hombre lobo depilado debió de pasar mucho frio.
    La peli es una especie de mezcla entre Buffi cazavamviros y los vigilantes de la playa poa niñas de 15 años.

    Por cierto la chica es una calienta….. de mucho cuidado.

    PD: Se avecina legión de carpeteras a defender a sus ídolos.

  2. Poco puedo decir de esta segunda parte porque no la he visto, pero ya que también comentas trazos de la primera te daré la razón, estas películas están hechas para adolescentes con las hormonas a mil, que ante el desierto de ídolos cinematográficos a los que venerar, se han lanzado como lobas a los brazos de un vampiro que parece un jarrón de Svarovsky si le da la luz.

    Como público potencial y mayoritario que son, les dan lo que quieren ver, musculitos, amores imposibles, suspiros en la almohada y un toque vampírico que nunca queda mal.

    Hace poco leía en un blog de cine, que una fan escribía indignada a una productora para pedir explicaciones por la copia que habían hecho del personaje de Jacob en la película de Benicio del Toro “El hombre Lobo” “porque todo el mundo sabe que el personaje de el hombre lobo lo creó Mayers” Después de esto poco se puede decir…

  3. Alex, estoy ansioso por leer comentarios de fans, a ver si se animan y escriben por aquí a defender a sus ídolos.
    Lo que comentas sobre la fan que dice que el hombre lobo es creación de Meyer ya es preocupante, Gelen. Yo pensaba que si algo bueno tenían los libros era que hacían leer a las/os jóvenes, pero veo que pueden llegar a perjudicarlos hasta tal punto de no ver que hay mucha, y mejor, vida literaria. Espero que lo de esa fan sea un caso aislado, porque si no temo que podamos llegar a escuchar incluso que Bram Stoker escribió Drácula basándose en las novelas de la autora.

    Saludos 😉

  4. A mi parecer Crepúsculo no estuvo del todo mal,aunque la verdad eso de que los vampiros puedan salir a la luz del sol es un poco humoristico,y Luna Nueva me quede un poco parada porque habian cambiado los rasgos de los actores y la verdad me quede un poco aburrida, pero me han gustado las dos pelis y estoy esperando que llegue la tercera y la cuarta entrega.

  5. Vergüenza debería pasar el que ha realizado la película, aunque seguro que el cheque que ha cobrado la hace desaparecer.
    Y envidia ninguna, un poco más de Wii Fit todos los días y arreglado, jajaja.

    Saludos !!

  6. Mi comentario mas propio es por las películas, todas mis amigas vieron la primera parte y para todas era buenísima, mi novio me regalo el libro, y lo lei; el libro es mas una historia de amor, completamente a mi parecer es una historia de amor, y el que el protagonista fuera un vampiro fue para darle algún vuelco a la historia, después de leer el libro me embarque a ver la película… mejor que no hubiese perdido mi tiempo en eso, ya que la película no es ni la decimosexta parte de lo que es el libro, la película trata de ser mas una película de vampiros, cuando el libro no lo es… y el amor entre los personajes en la pantalla, yo la verdad no puedo ver que exista, porque es demasiado absurdo y sin sentido, ya que todo lo que lo hace posible en el libro no se ve reflejado en la película.

    De luna nueva, al cambiar el director la película como tal mejoro mucho, aunque le siguen dando importancia a los personajes por su forma fantasiosa y no por el amor que se observa en los libros. También les puedo decir que Jacob NO es un licantropo, es un “metamorfo” o así lo define la escritora, y es una habilidad heredada por sus ancestros, claro que esto solo lo definen en el ultimo libro!…

    Pero como fan de los libros y una critica realmente dura del cine no puedo mas que estar de acuerdo con ustedes al decir que la saga llevada al cine deja mucho que desear.

  7. Todo el mundo la pone fatal, y si, es mala de narices, pero superior a su horripilante antecesora, todo haya que decirlo. Al menos la fotografía está algo más cuidada…

    Aún así, no pasa del 2 XD

  8. Pues no sé yo, creo que tanto la primera como la segunda están parejas en calidad por mucha mejor fotografía que tenga la secuela.

  9. Una película verdaderamente lamentable, peor si cabe aún que la primera parte. Ni siquiera mínimamente entretiene, como si hacen otras malas películas (“Transformers”, por ejemplo).

    Dos horas de metraje inane, aburrido, en el que apenas pasa nada, con escenas ridículas (la visión de Bella y Edward corriendo idílicamente por el bosque). Chris Weitz es incapaz de aportar personalidad al producto, quedando como un mero peón al servicio de la productora (y por desgracia la cosa no mejorará con “Eclipse” del mucho más interesante director David Slade, ya que la Summit ha despedido al montador de éste y ha montado la película como ha querido).

    Y para colmo las dos últimas partes en 3D. ¿Puede haber algo más insufrible que ver “Crepúsculo” en 3D?

    Saludos.

  10. Hola Jesús, veo que te sumas al grupo de detractores de esta saga juvenil. No tenía conocimiento de que las dos últimas películas serían en 3D, aún así no contarán con mi entrada (como no lo han hecho para ninguna de las dos primeras). Y sobre la tercera no entiendo por qué el enfrentamiento entre la Summit y Slade, dudo mucho que haya hecho algo peor a lo ya visto.

    Saludos !!

  11. Por cierto Ramón, ya he visto “Alicia en el País de las Maravillas”, en 3D, y no quiero comentar nada todavía, esperaré a que la comentes para dejar mi opinión.

  12. Jesús, también he visto “Alicia…” y no sé si pondré comentario en breve, solo puedo decir que me uno a las opiniones de decepción. Esperaba más de Burton, además creo que tiene la peor escena de toda su filmografía.

    Saludos !!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s