Origen (Inception), de Christopher Nolan

Después de que “The Dark Knight” se convirtiera en una de las películas más taquilleras de la historia la Warner dio carta blanca a Christopher Nolan para realizar un ambicioso proyecto personal al que llevaba dando vueltas alrededor de una década. Así la productora, agradecida con el director por revivir por todo lo alto al hombre murciélago y, seguramente, obligándolo a firmar a cambio por una tercera entrega, otorgó a Nolan la friolera de 160 millones de dólares para realizar el film que requeriría cientos de traslados por todo el mundo dada su naturaleza de thriller internacional. El director volvió a contar con su equipo habitual y llamó a varios actores con los que había trabajado anteriormente que se unirían a Leonardo DiCaprio, Joseph Gordon-Levitt, Ellen Page y Marion Cotillard para llevar a cabo su particular sueño.

El mundo de los sueños siempre ha intrigado a los seres humanos, siendo utilizado por diversos filósofos, escritores y artistas para exponer opiniones y crear historias en que tengan cabida la ciencia y la fantasía. Con “Origen” el director británico desarrolla una rica historia en donde se mezclan ciencia-ficción, romanticismo y acción dentro del mundo de los sueños.

En esencia, y según el propio Nolan, “Origen” es una película de atracos. Pero no de atracos corrientes, sino de robos que se desarrollan en la mente de los individuos cuando éstos están durmiendo. Nuestro protagonista, Dom Cobb, es el mejor ladrón de sueños del mundo, el extractor número 1. Junto con su equipo es capaz de abordar la mente de cualquiera en estado de somnolencia y extraer cualquier idea que existan dentro de ella. Ahora bien, la película, como todas las grandes del género, ofrece un golpe maestro que sea todo un reto para nuestros protagonistas, y eso es Origen propiamente dicho, que significa no extraer una idea sino implantarla, con lo cual la inmersión en la mente del objetivo debe ser mucho más profunda y estar planificada al milímetro.
Así tenemos en el film todos los pasos que exigen una buena película de atracos. Primero, presentación del equipo, cada componente tiene una tarea específica y debe realizarla al máximo nivel; Segundo, exposición del plan, algo más complejo de lo habitual al tratarse del mundo de los sueños; Tercero, ejecución. Curiosamente existe otra película del director que expone tres pasos con los que conseguir realizar un buen truco de magia, y es que “Origen” tiene mucho en común con “The Prestige”, pues ambas requieren la total atención por parte del espectador para que no se pierdan en ningún punto y para, al final, quedar asombrados ante lo que han visto.

De esta forma, si nos quedamos con lo básico, podemos vislumbrar una historia de suspense visualmente deslumbrante, pero si escarbamos un poco más, si, como dicen en la cinta, pasamos a otro nivel, encontraremos una historia más interesante que posee los dos temas que han inundado la filmografía de Nolan, la obsesión y la culpa.
El protagonista de la cinta, Dom Cobb, es un fugitivo, se le busca por algo que hizo en el pasado y que lo tortura día a día. Aceptar el trabajo que se le ofrece no sólo significaría regresar a casa, sino alcanzar la redención.
Cobb es igual que Bruce Wayne, que Leonard, que Will Dormer. Un alma torturada que ya no puede dormir sin necesidad de recurrir a los sueros del sueño. “Origen” se convierte así en el drama de un hombre que debe luchar contra sus recuerdos, contra lo más escondido de su subsconsciente, lo cual, si no lo vence, puede volverse contra él en cualquier momento y volverlo loco a la par que puede destruir cualquier plan que esté ejecutando en ese instante.
Gracias al reto que se le plantea a Cobb el título del film adquiere un significado diferente que el de implantar una idea. Y es que para vencer a los demonios que torturan al ser humano en su mente hay que ir al principio, al punto en donde la pesadilla se creó, al origen del mal.

Antes de alabar el trabajo del director y su equipo voy a mencionar el que yo creo que es su punto flaco, el metraje. Si hay algo que creo que Nolan debe aprender es que menos es más. Me explico, hay redundancia a la hora de exponer el funcionamiento dentro del mundo de los sueños, demasiada conversación que gira sobre el mismo tema. Si ya nos ha explicado al principio cómo nuestros personajes pueden encontrarse en un sueño dentro de otro sueño no necesito que me lo vuelva a explicar veinte minutos después. Es decir Nolan teme pasar de A a C saltándose B, consiguiendo demasiados subrayados y quedando como un tipo inteligente que se cree más inteligente de lo que es por alargar diálogos metafísicos, con lo cual esa complejidad que decían tener la película no lo es tanto, de hecho creo que es una película bastante fácil de seguir, con la excepción del ambiguo plano final en donde Nolan juega con el espectador ofreciéndonos la posibilidad de elegir el final que deseemos.
En resumen, que de haber durado 15 minutos menos seguramente podría decir que es una Obra Maestra.

Salvo ese desliz, que desde ya digo puede variar con posteriores visionados y no parecerme tan innecesarias esas explicaciones, la película es enorme, un gran espectáculo, un peliculón llamado a hacer escuela dentro de la ciencia-ficción como hace ya 10 años hiciera “Matrix”. No son pocas las coincidencias entre “Origen” y el film de Wachowski, sin ir muy lejos la propia productora, la Warner. En ambas el mundo del subsconsciente ofrece a los personajes posibilidades ilimitadas para crear sus propios mundos, en donde existen vigilantes que pueden atacar al que haya invadido la mente, las proyecciones en la de Nolan y los Agentes en la de los Wachowski. Ambas comparte una escena en donde dos personajes pelean en el aire, pero en la de Nolan no se utiliza efecto bala y todo lo que se ve en esa, espectacular y asombrosa, escena es un decorado giratorio real. Salvo esos leves detalles, “Origen” es una película original, con alma propia, que bebe de la mejor sci-fi, con K. Dick en cabeza, y que dará para largas conversaciones sobre ella.

La duda estaba en el aire. ¿Qué haría Christopher Nolan después de “The Dark Knight”? Lo más fácil antes de enfrascarse en la tercera entrega del hombre muriélago hubiera sido realizar una película pequeña, de bajo presupuesto, pero no, el director va y hace un más grande todavía dando la vuelta al mundo para regalarnos una película tan grande, o más, que la última aventura de Batman. Eso sí, decir cuál de las dos es mejor película lo veo bastante absurdo ya que son dos géneros y universos diferentes, lo que está claro es que en ambas se nota la mano del director.
Parece que el director por fin le ha cogido el truco a dirigir grandes escenas espectaculares en que se sepa en todo momento qué sucede. La secuencia de apertura establece las bases del film, el montaje alterno de los sueños por medio de una puesta en escena en donde se cruzan la sobriedad de los diálogos con la emoción de las escenas de acción. De este modo la película avanza con pulso firme, ofreciéndonos imágenes oníricas inolvidables, como ese paseo por París o el episodio protagonizado por DiCaprio y Cotillard en la ciudad soñada, con otras cargadas de emoción en donde la acción se desborda rememorando al mejor Michael Mann, como la persecución en coche con tren incluido y, sobre todo, la pelea en el pasillo del hotel.

El montaje es tan importante como lo fue en las previas “Memento” y “The Prestige”. Aquí Nolan juega con su particular matrioska al poder introducir un sueño dentro de otro sueño dentro de otro sueño, y así sucesivamente, ofreciendo posibilidades ilimitadas. Pero lo mejor del juego es cómo utiliza el tiempo en cada nivel del subsconsciente, siendo mayor cuanto más dentro de la mente se esté, por esa razón el plano de la furgoneta cayendo se muestra (demasiadas veces a mi parecer) en cámara ultralenta y en el hotel se alcanza la gravedad cero por la que todo parece ir algo más despacio, para dejar patente la velocidad que existe en cada nivel en que se encuentran los personajes.

Puede que el film recuerde a otros films anteriores, como la citada “Matrix”, “Dark City” o “Paprika”, pero, aún así, el guión posee ingenio y originalidad. Ya el hecho de jugar con los sueños y convertirlos en escenario para un crimen corporativo tiene merito pero también la creación de personajes y el darles una función específica me parece remarcable. El elenco de personajes está compuesto por un extractor, el que debe extraer o implantar la idea; el hombre a punto, el cual demuestra ser un hombre de acción que protege a los soñadores; la arquitecto, encargada de diseñar el escenario donde van a tener lugar los sueños; el falsificador, capaz de suplantar cualquier identidad dentro del sueño; el turista, un mero espectador al que le interesa que todo salga bien; el químico, creador del suero por el cual los protagonistas pueden estar dormidos el tiempo que necesiten para cumplir su misión; el objetivo, la persona a la que van a atacar mientras duerme; el fantasma, el verdadero villano del film, capaz de aparecer cuando menos se espera.
Nolan crea además su particular universo en donde tienen vital importancia los tótems y en que las ciudades son tan protagonistas como los propios personajes.

El diseño de producción es extraordinario, jugando con diferentes arquitecturas que crean los escenarios en que se desarrolla la historia. El rodaje tuvo lugar en países como Francia, Japón, Canadá, Marruecos, Inglaterra y Estados Unidos, representados cada uno por medio de una iconografía característica y engrandecidos por la impresionante fotografía de Wally Pfister.
Lo efectos especiales rinden a buen nivel, aunque a veces rechinen un poco. Lo más increíble es que para escenas tan difíciles como la del hotel en gravedad cero se prescindió de infografía CGI y se rodó en un escenario real.

La Banda Sonora de Hans Zimmer acompaña de maravilla a las imágenes, dotándolas de un aroma onírico e impregnado de emoción las escenas de acción. El uso de la canción de Edith Piaf es muy inteligente y tiene vital importancia en la trama.

Los diferentes países que aparecen en el film están representados además por actores que realizan muy buenas interpretaciones. Leonardo DiCaprio sigue demostrando su innegable capacidad interpretativa con Dom Cobb, un personaje de acción, el cerebro del equipo, al que el actor otorga profundidad psicológica. Joseph Gordon-Levitt demuestra tener madera para la acción dando vida a Arthur, la mano derecha de Cobb. Ellen Page es Ariadne, la arquitecto, personaje que sirve como referencia para el espectador al ser la última en entrar al equipo y a la que se debe explicar el funcionamiento. Tom Hardy es el falsificador Eames. Ken Watanabe repite con Nolan tras “Batman Begins” para dar vida, con gran eficiencia, a Saito, el hombre que contrata a Cobb. Otro actor de la franquicia Batman repite con el director, Cilliam Murphy, encargado de dar vida al objetivo Robert Fischer. Dileep Rao es el químico Yusuf. La maravillosa Marion Cotillard sigue encandilándonos cada vez que aparece en pantalla como Mal, la esposa de DiCaprio. Si antes fueron Rutger Hauer y Eric Robert ahora Nolan recupera a Tom Berenger como padrino del personaje de Murphy. Pete Posthelwaite aparece brevemente como el padre de Murphy. Michael Caine, ya actor fetiche de Nolan, da vida de forma muy breve al suegro y maestro de DiCaprio.
Por cierto, DiCaprio ha estrenado dos films este año, y los dos son de lo mejor que ha llegado a las carteleras, además de que en ambos sus personajes tienen más de un punto en común y concluyen el film de forma ambigua.

La película ha conseguido convertirse en un éxito de crítica y público, esto último seguro que no lo esperaba ni el propio Nolan, y ya están comenzando los rumores sobre la próxima cinta del director, que no es otra que la tercera entrega de Batman. Se dice que el villano Enigma saldrá de uno de los miembros del reparto de “Origen”, y la papeleta está entre Gordon-Levitt, Hardy y DiCaprio, aunque también puede que la villana sea Marion Cotillard como Catwoman. Pase lo que pase ya se verá, ahora toca disfrutar del último invento de Nolan.

Original, intensa, visualmente deslumbrante. “Origen” es una experiencia cinematográfica, un sueño que cobra vida. Una de las mejores películas del año.

Lo Mejor: El gran espectáculo que ofrece mediante un guión bien elaborado. Los actores.

Lo Peor: Le sobran 15 minutos.

Anuncios

17 pensamientos en “Origen (Inception), de Christopher Nolan

  1. La ví ayer y me pareció aburridísima.
    La mitad del cine, dormido y confundido.
    Tenía que haberme ido a ver Salt o Toy Story 3.

  2. Como siempre digo Maria, como gustos hay colores. Mis padres salieron del cine también bastante frios y aburridos.

    Saludos 😉

  3. Casi se podría decir que DiCaprio apenas tuvo que cambiar el chip entre Shutter Island y Origen xD

    Lo peor es que estas películas, las que te dejan satisfecho al salir de la sala, es que sean las que menos abundan hoy día.

    Saludos 😉

    P.D.: Tanto Hardy como Gordon-Levitt me valdrían como Enigma (para lo poco que sé del perosnaje) Y Cotillard sería una Catwoman de lujo. Además, ya tengo ganas de verla embutida en cuero xD

  4. Hola!! La vi ayer en el cine y la verdad es que me gustó. Aunque este tipo de peliculas en plan “enrevesado” no son mis favoritas jeje tengo que admitir que está muy bien hecha y me ha gustado mucho como atan todos los cabos y enlazan unas cosas con otras…(no doy detalles para no destripar la peli a nadie jaja). Aunque si que estoy de acuerdo con Ramón en que le sobra un poco de tiempo, se me hizo algo larga en algunos momentos.
    Por cierto el dicaprio lo hace mu bien. ah! y que bien le sienta cumplir años, esta cada día mejor jajajaja

    Saluditos!

  5. Si Pliskeen, ya nos gustaría encontrarnos más con propuestas así en cartelera.
    Mmmm, Cotillard embutida de cuero, jeje, me gusta esa idea. Ojalá Nolan cuente con ella para la 3ª de Batman, después de todo les hace falta una chica.

    Hola Patricia, me alegro que disfrutaras de la peli, auque se te hiciera un pelín larga. Debieron meter tijera en algunos diálogos y en los planos de la furgoneta cayendo, resulta demasiado repetitivo.

    Saludos 😉

  6. Hola Ramón::
    Me gusta como haces los analisis de las peliculas. Es la primera vez que entro en tu blog y estoy encantado. Te he encontrado en el concurso de 20Blogs,yo participo en la categoria de Motor (Red Bull F1) si quieres pasate y votame si te gusta mi blog.

    Saludos,
    Ricard

  7. Como estas Ramón, discrepo un poco con tu critica, cada escena esta inteligentemente elaborada, pero a mi parecer todo se llevaba a un esbozo demasiado rápido, confuso e inherente, no digo que sea mala, pero pudo ser mucho mejor, a mi me gustan las películas difíciles, El caballero oscuro lo era , El silencio de los corderos lo era, a pesar de ello me mantenían en suspenso y la adrenalina me subía de principio a fin, aquí no encontré eso, como tú dices , le sobran como 15 minutos yo digo como media hora. Las escenas de acción no me parecieron del todo buenas, no vas a negar las escenas de la nieve, parecían la de un director principiante.
    Original?, no lo creo, para mi es una copia de Matrix y eXistenZ, hay una crítica del usario KesheR en Filmaffinity, que lo dice todo más detallado.
    Nolan aun no ha podido sobrepasar su anterior obra y a mi parecer no es el mejor estreno del año………………..saludos

  8. Hola Ricard. Gracias por pasarte por el blog, me alegra que te guste. Me pasaré por el tuyo.

    Edux, tienes razón, la secuencia de la nieve es la más floja de toda la película, pero no creo que sea desasatrosa, recuerda a las películas de Bond, a las cuales Nolan quería homenajear.
    A pesar de recordar a otras cintas de sci-fi si creo que consigue resultar original el saber unir tantos conceptos consiguiendo, para mi gusto, una película auténtica.
    En el penoso año cinematográfico que vivimos, la de Nolan está entre las 4 mejores películas que llevo vistas en cine.

    Saludos 😉

  9. Primeramente decir que es la primera vez que visito el blog y sin duda tras lo que he encontrado en este análisis (crítica es lo que yo hice pero esto va mucho más allá) volveré sin duda.

    A mí me ha gustado sobre todo como nos pinta el mundo de los sueños, tan realista y alejado de la “capa” onírica de mismamente Lynch.

    El mal de la película es que lo da todo explicando el mundo de los sueños, sus reglas, la misión de los miembros de su equipo en ese mundo, y a partir de ahí se pone a vivir de las rentas el resto del film en cuanto a “sorprendernos”, ojo, me encanta esa fase y creo que es la que más ata a todo el mundo a pesar de que insista en volver a explicar ciertas cosas y cuele de manera calcada una idea (me refiero a la paradoja de las escaleras, ya la explica, la vuelve a mostrar y remata con un “es una paradoja”) como si el espectador fuese estúpido.

    Como contras de la película, las escenas de acción se le siguen resistiendo, los personajes secundarios están poco desarrollados, y personalmente, ya que Nolan es un director que le gusta “hacerse pajas” con los números y ciencia de las cosas, que me explicase un poco más la ciencia de la extracción y trasfondo de personajes secundarios pero bueno…

    Por cierto, haciendo mía una frase de una colega bloggera para justificar la duración “Mientras se sueña no hay conciencia de tiempo alguno” además de que en mi opinión 15 minutos arriba o abajo no cambian el resultado final en una obra de este tipo, si se hubiese ahorrado esas re-explicaciones y hubiese metido más trasfondo de personajes y lo que he dicho anteriormente me hubiese parecido hasta mejor.

    Un saludo.

    P.D. Tengo mi visión en mi blog por si quizás te gustase leer otra opinión.

  10. Hola Onetwothree, antes de nada te agradezco que te hayas pasado y que te guste el blog.

    Sobre la peli, yo creo que los personajes secundarios están bien, cumplen su función en el golpe y no creo que necesitemos saber las tragedía de su infancia, el único que creo que si debería haber tenido más minutos es el personaje de Caine, que bien puede ser el suegro como el padre de DiCaprio.
    Es cierto, a Nolan le gusta enredarse más de lo que debiera en sus explicaciones y el ejemplo que has puesto sobre la paradoja de la escalera es muy acertado. Las escenas de acción son en lo que debería entrenar más el director, aunque la mayoría son muy buenas, con la salvedad de la citada antes de la nieve, peor fabricada que la de la persecución en coche por la ciudad o la del hotel.

    En fin, que me alegro que te haya gustado el comentario, ten por seguro que me pasaré por tu blog para leer tu opinión.

    Saludos 😉

  11. No tanto la infancia Ramón como las motivaciones de los secundarios para realizar el trabajo y sobre Caine, es un guiño del director hacia el actor, veo que no hay más ahí por ejemplo a no ser que, vuelvo a decir, se tratase de explicar algo más sobre la extracción o la arquitectura de los sueños.

    Es que esa parte me pareció el summun de los detalles “cool” que ha querido meter (me sentí como..lo había captado, me jode que me lo cueles de nuevo y más si encima me recalcas algo que ya se).

    Sobre las escenas de acción, es más en los tiroteos que en las persecuciones donde flojea la verdad, y la escena de la nieve a lo 007 (era “Al servicio de su majestad” la de la escena parecida?) petardea en el conjunto.

    Un saludo.

  12. Yo entendí que Saito es el que contrata a Cobb y al que le interesa que se cumpla, por eso participa; Arthur lo hace por la amistad que lo une a Cobb, además de por una compensación económica que se sobreentiende, lo mismo que Aimes; Ariadne es la única que si veo que explican muy poco, aunque accede por la experiencia que se le ofrece. Además a todos les motiva el hecho de hacer una implantación en lugar de una extracción.

    Tienes razón, la escena de la nieve homenajea la de “Al Servicio Secreto de su Majestad”, tal vez la homenajee tanto que por eso queda tan floja, jajaja. Fuera de bromas, es la escena más floja del film.

    Saludos 😉

  13. ¡¡¡PELICULACAAAA!!!! Disfruté como un enano. Cuatro acciones simultaneas, pero en distintos tiempos, pero dependientes unas de otras. Qué cosa más güenaaaaa. Qué peliculón, madre. ¡¡Nolan, quiero un hijo tuyo!!. Incluso estoy tentado de perdonarle a Dicaprio lo de Titanic y lo gordo que me cae…bueno, no.
    Ah, y yo tambien quiero ver a la Cotillard embutida en cuero negro… ¿si recojemos firmas servirá de algo?

  14. Estimado Profesor, me alegra que disfrutara con la última de Nolan tanto como un servidor, aunque su admirado Michael Caine sea una presencia anecdótica.
    Ah, y no sería mala idea lo de recoger firmas para ver a la Cotillard vestida de cuero, me apunto, jejejee.

    Saludos 😉

  15. Hola Ramón, me gustó mucho tu analísis, pero despúes de verla cuatro veces (sí cuatro), no crea que a la película le sobre nada. Cada vez que la ví, la disfrute más, no sé bien porque motivo. Creo que podría verla eternamente y cada vez encontraría algún nuevo detalle que se meaya pasado por alto. A no confundir: la película la entendí la primera vez que la ví, no creo que sea confusa ni mucho menos, sobre todo si uno presta atención. En cuato a a sobre-explicación, tal vez puede parecer redundante pero luego de tantas visiones le he encontrado diferentes significados.

  16. Muchas gracias Jessi. Puede que, como dices, una vez revisionas el film las explicaciones no parezcan tan redundantes, pero creo que si podría haberse ahorrado cosillas para conseguir una película mucho más redonda. La verdad es que tengo muchas ganas de volver a verla, y esperaba poder repetir en cine, pero creo que al final esperaré a la salida del Blu-Ray (que me pienso comprar en cuanto salga) para disfrutarla de nuevo todas las veces que quiera y así poder opinar mejor al respecto.

    Saludos !!

  17. Bueno, la verdad es que no veo la hora de tener el DVD en mis manos para poder ver cada detalle, creo que es una de esas películas que voy a ver eternamente, como Memento (despúes de casi diez años, todavía me siguen sorprendiendo ciertas cosas). Igualmente creo que las grandes películas hay que disfrutarlas en la pantalla grande. Lo que me causa cierta gracia es ver como la gente se exprime el cerebro tratando de entender uqe es realidad y que es sueño, cuando eso en sí ya no es tan importante una vez que uno comprende lo que realmente Nolan nos está tratando de decir.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s