Mentiras Arriesgadas, de James Cameron

¿Quién iba a pensar que a James Cameron le saldría una de las cintas más divertidas y disfrutables del cine de acción de la década de los 90? El megalómano director, por aquel entonces rompetaquilla (como de costumbre) gracias a “Terminator 2”, decidió hacer un remake de la cinta francesa “La Totale!” contado de nuevo con su amigo Arnold Schwarzenegger, consiguiendo otro éxito para su currículum.

La historia se centra en Harry Tasker, un agente secreto que persigue terroristas islámicos. Tasker ha ocultado toda su vida su verdadera profesión a su esposa, Helen, pero pronto descubrirá que ella también le ha estado ocultando cosas. A partir de ese momento Harry intentará descubrir su si esposa le sigue amando, a la par que debe combatir a los terroristas.

Cine de espías al más puro estilo Bond. Humor sin pelos en la lengua. Terroristas que quieren destruir USA. Una película de acción al uso en apariencia, hasta que aparece el elemento esencial y verdadero motor de la cinta, la crisis de la pareja. Si algo hace especial a “Mentiras Arriesgadas” es el saber contar una historia que se centra en la crisis familiar de los Tasker con empaque emocionante.
Efectivamente, Harry y Helen llevan casados muchos años y su vida es rutinaria y ni siquiera su hija les hace caso. Lo peor del asunto es que ambos se mienten, Harry oculta su verdadera profesión y Helen oculta a un extraño amigo con el que se ve a escondidas. Sin embargo, la señora Tasker es descubierta por su esposo y el buen hombre, en lugar de estallar de cólera frente a ella, decide ofrecerle otra nueva aventura con su máscara de agente secreto por la cual conocerá mucho mejor al hombre con el que lleva acostándose más de diez años. Claro, en ese momento las cosas se ponen feas, y no porque el matrimonio se tire los trastos a la cabeza al descubrir sus mutuos engaños, sino porque han sido secuestrados por los terroristas. ¿Qué hacer? No hay mejor solución para un matrimonio en crisis que plantar cara a las dificultades, y si éstas son un montón de tipos armados con una bomba nuclear, mejor que mejor. Si salen de eso el que se haya roto un plato en casa será algo sin importancia. En definitiva, lo que tenemos aquí es una película a favor del matrimonio, en que los terroristas de turno sirven para unir a los protagonistas haciendo que olviden sus problemas del pasado, y fortaleciendo su relación a partir de ese momento.

La película posee tres partes. Una primera en que se presenta al personaje de Harry Tasker al más puro estilo James Bond, enfundado en smoking y bailando un tango con una mujer espectacular para luego zambullirse en un tiroteo mientras escapa. Luego seguimos con la presentación de Helen, una mujer gris, costumbrista, a la que su esposo parece hacerle poco caso debido a su trabajo. La segunda parte abarca toda la crisis matrimonial de Harry y Helen. Aquí los terroristas no hacen aparición en ningún momento, siendo sustituidos por Simon, el amigo de Helen. La tercera parte abarca desde el momento que vuelven a aparecer los terroristas hasta el final, siendo en éste bloque cuando los lazos de afecto entre los protagonistas se fortalezcan por completo.

Conjugar cine de acción y humor la mayoría de las veces no queda bien o da situaciones de sobra conocidas, pero en el film de James Cameron ambos géneros se unen a la perfección gracias a que la película no se toma en serio a sí misma, de hecho todos los gags memorables bien podrían pertenecer a cualquier entrega de “Agárralo como puedas”. Ahí tenemos por ejemplo esa, desternillante, persecución a lomos de un caballo.

James Cameron realiza el film de forma fresca y amena, sus 140 minutos nunca aburren. El director vuelve a demostrar su gusto por las escenas bien diseñadas, con utilización de efectos especiales de última generación por aquel entonces para ayudar a las set pieces de acción, en especial el tramo final es todo un espectáculo pirotécnico con la destrucción del puente, además de la emoción que se vive en él cuando Harry y Helen se agarran del brazo.
Entre las secuencias más emblemáticas de la cinta tenemos la mencionada de apertura, todo un homenaje al mejor cine de espías. El tiroteo en el lavabo, con ese pobre anciano que ve su momento de relax en el water interrumpido por el sonido de los disparos. La persecución a caballo, capaz de interrumpir, y sorprender, a los músicos de un hotel. Todo el tramo final, desde el momento en que Harry y Helen son capturados, es cine de acción desatado y sin freno, con el mejor Schwarzenegger emulando a John Rambo, con chiste incluido dentro del film.
Ahora bien, la escena que caracteriza a “Mentiras Arriesgadas” la protagoniza Jamie Lee Curtis. Si, me estoy refiriendo al sugerente baile en ropa interior que nos ofrece la hija de Tony Curtis y Janet Leigh. La secuencia quedó grabada en la retina del público, en especial del masculino, pero no solo es sensacional por lo bien que luce la actriz, sino por el giro que da el personaje, quien, anclado en una vida aburrida, se desinhibe por completo y deja salir su lado salvaje dejando a su esposo, y a los espectadores, boquiabiertos. Además, en ella encontramos otro guiño al agente 007 en ese plano en que la figura de Schwarzenegger queda en medio de las piernas de Lee Curtis, emulando al poster de “Sólo para sus Ojos”, título que va muy bien con la secuencia en cuestión.

El guión lo escribió el propio Cameron y sorprende descubrir en los diálogos tal cantidad de tacos y referencias sexuales, en especial cuando después se puso muy correcto, y soso. Una de las características de los personajes del film es que son, en un 90%, mentirosos. Todos los personajes ocultan algo, en especial una identidad.

Los efectos especiales y el empaque visual están muy bien creados, con la salvedad del uso de especialistas, que son muy fáciles de reconocer.
La Banda Sonora corre a cargo del compositor de las dos primeras Terminator, Brad Fiedel, creando una composición que mezcle temas de intriga con otro más desenfadados que sirvan para la trama cómica.

Arnold Schwarzenegger se pone a las ordenes de Cameron por tercera vez para dar vida a Harry Tasker, posiblemente la mejor interpretación de Arnie, con permiso de su cyborg. Sin duda, el director ha sabido sacar del austriaco lo mejor. Sorprende la complicidad que existe entre Schwarzenegger y su partenarie, Jamie Lee Curtis, algo fundamental para el film. Ambos crean una pareja peculiar y divertida con grandes momentos. Lee Curtis brilla como Helen, la esposa del agente secreto que verá su vida dar un vuelco y, por cierto, la escena en que es rescatada por Harry de la limusina la rodó ella misma. Tom Arnold da la replica a Arnie como su amigo y compañero Albert Gibson, un espía con una vida domestica desastrosa. La bella hawaiana Tia Carrere es Juno Skinner, la misteriosa marchante de arte que llama la atención de Harry como sospechosa. El actor fetiche de Cameron, Bill Paxton, da vida al patético Simon, el vendedor de coches que miente para seducir a mujeres. Grant Heslov es Faisil, el joven nuevo miembro del equipo de Harry. Art Malik es el líder de la Yihad Carmesí. Charlon Heston aparece brevemente como jefe del Servicio de Inteligencia Omega, Spencer Trilby.

El éxito taquillero volvió a visitar a James Cameron. Además la cinta recibió nominaciones y premios, entre ellos el Globo de Oro a Mejor Actriz de Comedia para Jamie Lee Curtis.

“Mentiras Arriesgadas” es una comedia de acción desenfadada, con un cierto grado de incorrección política, una película diferente dentro de la filmografía de James Cameron. Una pena que la secuela quedara aparcada y el director se pusiera a hacer películas menos arriesgadas en busca de Oscars.

Lo Mejor: La perfecta mezcla de comedia desenfadada con el mejor cine de acción. Jamie Lee Curtis, y su baile.

Lo Peor: Se notan demasiado los especialistas. Que nunca se realizara la secuela.

Anuncios

3 pensamientos en “Mentiras Arriesgadas, de James Cameron

  1. Una auténtica gozada y una de las mejores películas de acción de los 90. Y el striptease de Curtis es emblemático 🙂

    Ojalá Cameron se dejara de secuelas de Avatar y volviera a hacer algo de este estilo o de Terminator. Lo cierto es que el nuevo rumbo que ha tomado su carrera no es muy de mi gusto, aunque tampoco lo desprestigiaría como hacen otros. Pero prefiero al Cameron que utilizaba los efectos especiales al servicio de la historia y no el que los utiliza como principal reclamo.

    En fin… que esta película me encanta y es una de mis preferidas del género. Lástima que cuando la gente repasa la filmografía del director, parece como que se les resiste nombrar ésta entre las mejores, quizás por su -para mi genial- tono paródico.

    Saludos 😉

  2. Si Pliskeen, Cameron debió seguir el camino que habia empezado con éste film gamberro en lugar de ponerse a hacer películas con historias de amor pastelosas.
    Y es cierto, “Mentiras Arriesgadas” casi nunca aparece en los rankings del director, cuando es de sus mejores pelis.

    Saludos 😉

  3. Qué buena crítica, la primera vez que vi Mentiras Verdaderas, como se estreno por aquí, me fascino, yo también me quede eclipsado con el striptease de Jamie Lee Curtis.
    Lo sorprendente, es lo bien diseñado y elaborado que están las escenas de acción, ni en las mejores de bond he visto esas secuencias, disfruto en familia cada vez que veo esta cinta de Cameron, sin duda una de mis preferidas………Saludos

    PD: Para mí la secuencia de la destrucción del puente, es la mejor lograda hasta ahora en el cine de acción.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s