Regreso al Futuro (Back to the Future), de Robert Zemeckis

“Cuando esa maravilla legue a los 140 km por hora vas a ver algo acojonante.”

Si hiciéramos una encuesta sobre cuál es el coche más famoso de la Historia del Cine seguramente encontraríamos en primera posición el DeLorean, que es, a la vez, la maquina del tiempo más conocida del Séptimo Arte gracias a la Trilogía Regreso al Futuro.


Ahora que se acaban de cumplir 25 años del estreno de esta maravillosa película creo que es un buen momento para dedicarle un comentario y regresar al pasado.

Todo comenzó a principios de los 80. Bob Gale y Robert Zemeckis idearon una historia sobre un joven que viaja atrás en el tiempo reencontrándose con sus padres. La idea entusiasmó desde primer momento a Steven Spielberg, padrino cinematográfico de Zemeckis. Sin embargo el director, que no quería volver a fallar a su mentor dándole otro fracaso de taquilla como habían sido sus anteriores films, decidió probar suerte ofreciéndola a Columbia y Disney. La primera la rechazó por ver en ella un retrato juvenil alejado de sus producciones, más cargadas de sexo y violencia. La Disney, sin embargo, la rechazó cuando descubrió que el protagonista enamoraba a su madre en el pasado. Parecía que el proyecto no saldría adelante, pero entonces apareció “Tras el Corazón Verde”, la cual se convertiría en el primer éxito comercial del director y le abriría las puertas a realizar su película. Zemeckis volvió a ofrecerle la idea a Spielberg, quien, encantado, la produjo junto con sus colaboradores Frank Marshall y Kathleen Kennedy para la Universal.

Marty McFly es un joven que sueña con convertirse en una estrella de rock. Su familia nunca ha conseguido nada importante, siendo todos ellos unos perdedores, con su padre a la cabeza, el cual debe hacer el trabajo a su compañero Biff. La noche antes de salir con su novia Jennifer de excursión Marty recibe la llamada de Emmet Brown, un científico amigo suyo, para que se reúnan esa misma moche y pueda enseñarle su nuevo invento, una máquina del tiempo en la que, debido a un trágico suceso, Marty viaja hasta 1955, cuando sus padres tenían su edad e iban al instituto.

Lo dije a primeros de año cuando comenté “El Secreto de la Pirámide” y lo repetiré ahora, la década de los 80 fue la edad de oro para el cine juvenil, y de eso tiene gran parte de culpa la película presente.
“Regreso al Futuro” tiene todos los ingredientes del mejor cine juvenil, siendo una gran aventura que mezcla ciencia-ficción con comedia y que tiene a adolescentes como protagonistas.

El punto de partida que utilizó Bob Gale para crear el proyecto fue ¿qué pasaría si viajara en el tiempo hasta el momento en que mi padre tenía mi edad? A partir de ahí creó junto a Zemeckis, admirador de las historias con viajes en el tiempo, una inteligente historia en donde se juega con el tiempo y donde se demuestra cómo todos los actos que se realizan tienen importancia en hechos venideros.

Todos, en algún momento, hemos oído historias de boca de nuestros padres sobre su juventud y sobre cómo se conocieron. Pero una cosa es lo que te cuentan y otra cosa distinta es cómo pasó en realidad.
En el caso de Marty sus padres siempre han dicho que se conocieron por accidente, cuando el padre de su madre, su abuelo, atropelló a su padre y lo metió en casa para cuidarlo. Luego fueron juntos al baile de instituto y se besaron por primera vez, estando juntos hasta el día de hoy. Todo muy idealizado y bonito, pero con algunas omisiones como descubre Marty en su viaje a 1955. Por ejemplo la personalidad de su madre, que deja de ser la puritana en 1985 a una chica bastante espabilada en 1955 que incluso fuma y bebe a escondidas para sorpresa de su hijo.

La presencia de Marty en 1955 cambia el curso de las cosas, poniendo así en riesgo su propia existencia. Como ya he dicho todo acto tiene una consecuencia. La madre de Marty, Lorraine, conoció a George porque su padre lo atropelló con el coche. Claro, Marty, que tiene ante él a su padre con su misma edad, está a punto de presencia el hecho, pero no recuerda que gracias a eso sus padres se conocieron e interfiere siendo él atropellado. Problema grave, su madre lo conoce a él en lugar de a George y se enamora, algo impactante y escalofriante, que tu madre se enamore de ti. Será entonces cuando comience la cuenta atrás para Marty, que debe conseguir unir a sus padres para que él y sus hermanos lleguen a existir a la vez que debe llegar a tiempo al DeLorean para regresar a 1985 por medio del rayo de la enorme tormenta que va a tener lugar. Y es que el problema de Marty no es sólo conseguir que sus padres se enamoren, sino poner en marcha la máquina del tiempo para regresar a su época. Para ello contará con la ayuda de Doc Brown, 30 años más joven de cómo lo conoce Marty, el cual queda sorprendido ante el gran descubrimiento que realizará dentro de tres décadas pero que, sin embargo, no quiere tener ninguna información sobre su futuro personal, ya que eso condicionaría su vida a partir de ahora, algo realmente cierto, pues si supiéramos que nos va a suceder en, por ejemplo, 48 horas seguramente actuaríamos de otra forma.

La película presenta un esquema que se repetirá en sus secuelas. En primer lugar tiene la obligatoria presentación de personajes, muy bien planteada, pues en apenas veinte minutos conocemos a todos los personajes que tendrán importancia en la aventura de Marty, y que, al final, sufrirán algunos cambios, como son sus padres, el malvado Biff, el director del instituto y, por supuesto, Doc. A continuación tenemos la presentación de la máquina del tiempo y el prime viaje que realiza Marty en ella, acabando en el Hill Valley de 1955, cuando casi todo eran campos abiertos y su residencial estaba anunciado para ser construido. Es entonces cuando se nos presenta el primer problema. ¿Cómo va a conseguir el protagonista regresar a su tiempo si la máquina funciona con plutonio? En su búsqueda de la única persona que puede resolverlo, Doc, interfiere por accidente en la vida de varias personas dando pie al segundo, y más importante, gran problema, la relación amorosa de sus padres. Esto es algo muy bien ideado por Gale y Zemeckis, el que un problema tan gordo como el regresar a casa en el tiempo pase a ser más secundario cuando está en juego la existencia del protagonista por medio de sus padres. Una vez se ha desarrollado toda la trama en que Marty, con ayuda de Doc, trata de subsanar el entuerto que ha montado llega la emocionante carrera contrarreloj final con la esperanza de regresar al futuro.

El guión está milimétricamente cuidado para que todo acto y personaje tenga importancia. Por ejemplo, gracias al panfleto que le dan a Marty en 1985 puede regresar a casa en 1955, ya que sabe cuándo va a caer un rayo. Muchos personajes aparecen en 1955 en su aspecto adolescente, como el alcalde Goldie Wilson al que Marty dice que será alcalde frente a la mofa de su jefe, que ve imposible que un negro consiga tan alto cargo público. Fascinante me parece el cambio que sufre la familia de Marty cuando éste regresa después de su aventura, siendo casi todos unos triunfadores y Biff un limpiador de coches. Esa vuelta a la tortilla se debe a la breve, pero impactante, acción que realiza George, plantar cara y dar un puñetazo a Biff, pasando así de ser un chico tímido con el que todos se meten a toda una personalidad en el instituto.
En principio se iba a utilizar una nevera como máquina temporal pero luego se decidió que fuera un coche para que tuviera más estilo, y de paso no arriesgarse a que algunos niños se metieran en sus neveras pensando que así vaiajarían en el tiempo.

Existen muchas frases y referencias del film que han pasado a la memoria cinéfila de miles de personas (¡¡1,21 gigabatios !!, condensador de flujo), pero la propia película homenajeaba ya otros films, como “Star Trek” o “Star Wars”, y hace un guiño al Presidente de Estados Unidos por aquel entonces, Ronald Reagan, que en 1955 era conocido como actor. Lorraine llama a Marty Calvin Klein debido a su ropa (en España se tradujo como Levis Straus porque la marca de Klein no era conocida).
Un detalle curioso es que en la actuación musical de Marty tocando “Johnny B. Goode” el guitarrista de la banda se pone en contacto con su primo, que no es otro que Chuck Berry, autor de la canción. Esto mismo, que el personaje principal de la historia interfiera en hechos históricos, sucedería casi una década después en la película oscarizada de Zemeckis “Forrest Gump”.

La mirada que se lanza a 1955 es una mirada realista, aunque con detalles nostálgicos. Se trata de la época en que el adolescente adquiría importancia en la sociedad norteamericana, que aún se mostraba inocente, pues la guerra de Vietnam no había tenido lugar. Los jóvenes se reunían en las cafeterías y bebían batidos mientras en las máquinas de discos sonaba rock. Es muy elogiable el cambio que padece la plaza del ayuntamiento de Hill Valley (lugar que aparece en los tres films) entre 1955 y 1985, estando en la primera limpia y cuidada mientras en la segunda está llena de pintadas y sucia.

Robert Zemeckis ya había demostrado tener talento tras la cámara y ser un digno aprendiz de Spielberg. Con “Regreso al Futuro” volvió a demostrar su naturaleza de artesano fílmico con escenas planificadas y narradas al detalle. No hay que esperar mucho para ver la calidad del film, justo después del logo de Universal y de que aparezcan las letras “Steven Spielberg Presents” encontramos la primera secuencia que nos describe a la perfección sobre qué trata la película, el tiempo. Un largo travelling nos muestra multitud de relojes, todos ellos sincronizados, para pasar a determinados inventos que sirven el desayuno y a detalles de vital importancia para la trama, como el anuncio del robo de plutonio en televisión o la aparición de un reloj del que está colgado un personaje de la misma forma que acabará colgado Doc al final del film en homenaje a la película “El Hombre Mosca” de Harold Lloyd. Marty es presentado por medio de sus pies y dejando en el suelo el monopatín, nada casual ya que protagonizará sobre dicho vehículo una de las escenas más emblemáticas y emocionantes del film, la persecución en la plaza de Hill Valley.

Otro momento memorable es la presentación del vehículo del tiempo y el momento en que realiza su primer viaje dejando las marcas de fuego bajo los pies de Doc y Marty.

El director consigue aportar la frescura característica en este tipo de producciones sin que en ningún momento decaiga el ritmo y creando ingeniosos gags visuales. De hecho “Regreso al Futuro” es una de esas película que puedes ver cuantas veces quieras sin cansarte, sabiendo que vas a disfrutar como un niño. Esta última vez que la he visto he llegado a emocionarme como nunca gracias a su tour de force final, que comienza en el momento en que George queda a solas con Lorraine en el coche. El puñetazo de George a Biff; el baile en que un beso puede decidir el destino de Marty; Johnny B. Goode tocado por Marty; la carrera contrarreloj en que Marty se sube al DeLorean y Doc trata de unir los extremos del cable lanzándose desde el reloj de la torre al suelo para que el rayo fluya por él y dé al DeLorean. Un tramo final con un montaje, un ritmo y una planificación extraordinarios que hace padecer a todas las producciones juveniles de aventuras que se han realizado en los últimos años.

Los efectos especiales han envejecido pero sigue siendo un placer ver cómo desaparece el coche con los destellos fluorescentes. De todas formas no son los protagonistas en ningún momento, Zemeckis quiso utilizar los menores trucos artificiales posibles.
El maquillaje es digno de mención al convertir a unos jóvenes Crispin Glover, Lea Thompson y Thomas F. Wilson en unos cincuentonces en la escenas que tienen lugar en 1985.
La Banda Sonora corre a cargo de Alan Silvestri, quien se convirtió en el compositor inseparable del director desde “Tras el Corazón Verde. Silvestri siguió un apunte de Zemeckis, que la hiciera más grande. Por esa razón el compositor creó una gran banda sonora orquestal que aportará a la película más emoción.
Huey Lewis grabó dos canciones para el film, “Power of Love” y “Back in Time”, y apreció en el film como el jurado que dice a Marty ser muy ruidoso tocando música.

Uno de los problemas que sufrieron a la hora de realizar la película fue el actor que daba vida a Marty al principio. Eric Stoltz fue impuesto de algún modo por la productora, pero Gale y Zemecksi dijeron que si no estaban contentos con su trabajo buscarían a otro. Y eso fue lo que sucedió. Stoltz llegó a rodar varias escenas pero no convencían al director, por lo que buscaron un sustituto, siendo elegido el primer actor en que Zemeckis puso el ojo, Michael J. Fox. Fox se hizo famoso con “Teen Wolf” y, sobre todo, con la serie “Family Ties”, la cual parecía hacer imposible su participación en la cinta, pero el actor, encandilado con el guión, aceptó la oferta de Zemeckis encadenando el rodaje de la serie con el de la película, lo cual hizo que durmiera apenas dos horas al día alcanzando un agotamiento físico y mental. Aún así el actor respondió de forma sobresaliente y siempre será recordado como Marty McFly, el viajero en el tiempo más famoso del cine. Chritopher Lloyd es Emmet Brown, más conocido como Doc, al cual el actor decidió interpretar basándose en el director de orquesta Leopold Stokowski. El resultado fue una interpretación excelente ayudada por los pelos al estilo Einstein y sus enormes ojos saltones. Lea Thompson es Lorraine Baines, la madre de Marty que demuestra ser todo una picarona en sus años mozos. Crispin Glover es George McFly, padre de Marty, un chico tímido, aficionado a la ciencia-ficción y voyeur. Thomas F. Wilson es Biff, el villano de la función, quien pretende a Lorraine y se enfrenta a Marty en una gran persecución en donde acaba cubierto de estiércol. James Tolkan es Strickland, el director del instituto. Claudia Wells es Jennifer, la novia de Marty. Billy Zane aparece como uno de los compinches de Biff.

El final del film dejaba la puerta abierta a una continuación, pero nunca durante el desarrollo y creación del film se pensó en ninguna secuela, sino que Zemeckis decidió terminarla así en plan broma, ya que era una incógnita si funcionaría en taquilla y resultaba muy arriesgado pensar en segundas partes. El propio director afirma que si hubieran tenido pensado hacer las dos posteriores en el momento de hacer la primera habrían hecho firmar a todos los actores y no habría cometido el error de subir a Jennifer al coche, ya que luego le daría vida Elisabeth Shue.
Aún así las secuelas poseen una estructura calcada a la presente, además de guiños y escenas idénticas, como la clásica en que Marty se desmaya y se despierta llamando a su madre y afirmando haber tenido una pesadilla.

El film se estrenó en verano de 1985 convirtiéndose en la película más taquillera del año.
Recibió cuatro nominaciones al Oscar: Mejor Guión, Sonido, Canción y Edición de Sonido, ganando éste último.

Emocionante, original, divertida. “Regreso al Futuro” es cine juvenil y comercial bien hecho. La película de viajes en el tiempo más famosa del cine. Una película emblemática para la generación de los 80. Una Joya.

Lo Mejor: Todo.

Lo Peor: Nada.

Anuncios

10 pensamientos en “Regreso al Futuro (Back to the Future), de Robert Zemeckis

  1. Pingback: Importancia Del Ahorro | animes.cl

  2. Una auténtica joya, sin duda. Procuro revisionar la magnífica trilogía -pese a que la tercera sea un poquitín más floja- una vez cada año, y puedo certificar que envejece como el buen vino. Un guión simplemente perfecto (sin cabos sueltos, algo dificil en una película de viajes en el tiempo) y un reparto y una dirección magníficos. Un film redondo, sin un sólo error. Y la priemra secuela está a la altura, cosa también dificil.

    Respecto a la década de los 80, yo voy más lejos y afirmo, sin reparos, que fue la década dorada del cine de entretenimiento en general, y del fantástico y de ci-fi en particular. El cine comercial de hoy en día está a años del luz de aquél. Y no lo digo sólo por nostalgia.

    Saludos 😉

  3. Una de mis peliculas favoritas, de pequeños las veia sin parar y reconozco que siempre quise se Marty Mcfly!!!

    Gran post y gran analisis!! me ha gustado mucho.

    PD: he añadido tu blog al mio, aki te dejo mi blog, por si quieres hacer lo mismo. Un saludo! Gracias!!

    http://worksz.wordpress.com/

  4. Es sin lugar a dudas mi película favorita y nunca me canso de verla.

    Por cierto,si usas el buscador de mi blog encontrarás una reseña que hice de los cambios en el reparto de la película.Sí,hablo de Eric Stoltz…

    Saludos.

  5. Si Pliskeen, los 80 fue la época dorada del cine de entretenimento, aunque esté considerada por los “entendidos” como la más floja de la historia del cine.

    Migue, me alegro que te haya gustado el análisis. Gracias por enlazarme, te devuelvo el favor.

    Hola Disparatado Treintañero. Ya vi los cambios de reparto que comentas, y me resultó muy raro ver a Stoltz como Marty.

    Saludos !!

  6. Pues no sé Pliskeen, yo siempre he leído que los 80 es la década más denostada por los críticos y demás “entendidos”, según dicen porque bajó mucho la calidad del cine con respecto a los 70. De todas formas yo creo que toda década tiene sus cosas buenas y malas, y en cuanto a cine de entretenimiento para mi no hay ninguna como la de los 80 y gran parte de los 90.

    Saludos !!!

  7. Hola muy buenas tardes mi nombre es susan ,bueno les dejo mi comentario acerca de la película , es mi favorita la veo a cada momento espero que al igual que yo les guste esta película amigos se la recomiendo a todos ok byee cuídense ah y felicitarle al director …. byeee

  8. ¿Saldrá alguna vez a la luz lo que rodó Eric Stoltz como Marty? Yo solamente tengo fotos.
    Por cierto,a lo mejor hay sorpresas en la edición en blu-ray de las películas,o eso dicen…

  9. Puede que para el Blu-Ray introduzcan esas escenas de Stoltz como Marty. De todas formas no me pillaré la edición azulada por el momento, hasta que la encuentra a un precio más asequible como me sucedió con la Trilogía El Padrino.

    Saludos 😉

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s