El Aprendiz de Brujo, de Jon Turteltaub

El poema de Goethe dio lugar a la famosa sinfonía creada por Paul Dukas que sirvió como acompañamiento a uno de los fragmentos animados más famosos de la Historia del Cine en la película de Disney “Fantasía”. Ahora se retoma la base de la historia para realizar un producto juvenil destinado a toda la familia apadrinado, de nuevo, por la casa del ratón Mickey con Jerry Bruckheimer y Nicolas Cage como artífices del proyecto.

En el S. VIII Merlín tenía tres discípulos, Balthazar, Veronica y Horvarth, quienes lo ayudaban a combatir a las oscuras fuerzas del Mal lideradas por Morgana. Sin embargo Horvarth se reveló contra Merlín uniéndose a la bruja y ayudándola a matar al hechicero. Veronica consiguió absorber a Morgana en su interior y Balthazar las encerró a ambas en una cárcel con forma de matriuska, algo que repitió con todo esbirro maligno concluyendo con su antiguo compañero Horvarth. Las últimas palabras de Merlín anunciaban la llegada de un nuevo merliniano al que Balthazar debe encontrar para adiestrar en el arte de la magia y así destruir a Morgana de una vez por todas.

Desde luego el 2010 no está siendo el año de Jerry Bruckheimer. El productor de varias de las películas veraniegas más taquilleras ha visto como sus dos proyectos del año se hunden en la taquilla. Primero fue “Prince of Persia”, la cual, después de todo, ha conseguido beneficios a escala mundial, y posteriormente, de forma más sangrante, la película que nos ocupa, “El Aprendiz de Brujo”, y sinceramente hubiera preferido que el desplome en taquilla más duro se lo hubiera llevado la cinta de aventuras protagonizada por Jake Gyllenhaal.
No esperaba gran cosa de la película protagonizada por Nicolas Cage, de hecho me temía lo peor después de la anterior película Disney en que participó, también dirigida por Jon Turteltaub, “La Búsqueda 2”, sin embargo la sorpresa que me he llevado viendo “El Aprendiz de Brujo” ha sido muy positiva. Al contrario que otras películas estrenadas este año, como por ejemplo “Airbender”, “Furia de Titanes”, “Alicia en el País de las Maravillas” o la citada “Prince of Persia”, la última propuesta familiar con sello Disney consigue ofrecer un divertimento de primera con una historia, eso si, cargada de tópicos. Nos encontramos con lo mismo de siempre, joven muy torpe pero inteligente comienza un camino de aprendizaje guiado por un viejo maestro que le enseñará a confiar en sí mismo para enfrentarse a las adversidades y poder conseguir, de paso, a la chica de sus sueños. Ya está, y con esa historia a día de hoy, tal y como está el panorama hollywoodiense, es de agradecer que no se nos engañe en ningún momento. Porque la película es lo que es, un pasatiempo juvenil veraniego bien realizado con un ritmo que no decae nunca. No llega a la calidad cinematográfica que tienen los mejores capítulos de Harry Potter, por poner un ejemplo juvenil que tiene la magia como motor argumental, pero al menos, en sus escasos 100 minutos, no se detiene a meter conversaciones trascendentales ni situaciones de gran peso dramático que poco aporten a la trama. Hay chistes malos (bastantes), personajes que molestan (ese morganiano discípulo de Horvarth) y momentos románticos dignos de MTV con la canción moderna de turno incluida, pero me dio igual por el buen rollo que transmite en todo momento.

Jon Turteltaub se ha labrado la mayor parte de su carrera como un director de encargo que ha trabajado mayormente para la Disney. Bruckheimer contó con él para dirigir “La Búsqueda” y desde entonces se han aliado, sin embargo la idea de ponerse tras las cámara para dirigir la historia de magos fue de su amigo Nicolas Cage, verdadero artífice del proyecto.
Tuteltaub, como director en nomina que es, dirige el film de la forma más correcta posible, sin grandes alardes de genialidad. La primera secuencia no es una buena carta de presentación, todo hay que decirlo. En ella se nos narra la historia de Merlín y la profecía del merliniano, así como el viaje que emprende Balthazar por encontrar al joven heredero. Dicho bloque es lo peor de lo peor en todos los aspectos, dirección, montaje e incluso efectos especiales. Vamos, que si sólo nos dejaran ver dicha secuencia para juzgar el film podríamos ponerlo entre lo peor del año con todas las de la ley, a la altura, o incluso por debajo, de cualquier episodio de Grandes Relatos. Afortunadamente la trama pega un salto a la actualidad (en donde, por cierto, han querido ser muy políticamente correctos y borrar las Torres Gemelas en la panorámica que hay del Nueva York del año 2000) y comienza el espectáculo 100% Disney, con guiño a Toy Story incluido. Conocemos a Dave, el joven protagonista, y su amor por Becky, así como la revelación de Balthazar al encontrar en él al merliniano de la profecía, el cual, accidentalmente, libera a Horvarth de su cárcel, comenzando así una nueva batalla, que se pospondrá hasta el presente año 2010, por encontrar antes a la matriuska en donde está encarcelada Morgana. Y todo eso nos es narrado de manera desenfadada, con algunos gags que funcionan y escenas de acción espectaculares, siendo las mejores la batalla en Chinatown y la persecución en coche. Tenemos también la secuencia que homenajea a la obra que da título al film y que ya protagonizó Mickey Mouse, con el joven Dave ordenando a las fregonas que limpien a ritmo de los acordes de Dukas actualizados por Trevor Rabin.
El tema de la magia ofrece al film la posibilidad de mostrar una gran capacidad de inventiva, y lo logra por medio del brujo oriental o el cruce del coche al otro lado del espejo. Lamentablemente no quedé muy satisfecho con la forma que tiene los magos de enfrentarse debido al abuso del rayo de plasma, una especia de onda vital actualizada.

La historia podría haber dado mucho más de si, es cierto, pero como producto Disney que es, y estando producido, además, por quien la produce, no debemos pedir muchas peras al olmo. Me gustó la idea de que se le diera una explicación científica a la magia justificando así que el personaje de Dave estudie física y sea el primer merliniano. Lo que si podrían haber cuidado mucho más es el enfrentamiento final, bastante pobre para lo que la situación requiere, en donde se desperdicia por completo al personaje de Morgana.
Resulta increíble es que para un libreto de manual, mil veces visto, se hayan requerido hasta cinco guionistas, ¿tan mal está encontrar un solo guionista en la Meca del Cine para semejante historia?

Nicolas Cage, además de producir la cinta, encabeza el reparto dando vida a Balthazar Blake, el mago encargado de buscar al joven discípulo de Merlín, y lo cierto es que hasta salí satisfecho con el trabajo del sobrino de Coppola, bastante alejado de sus últimas incursiones histriónicas en proyectos de índole similar (aún no puedo olvidar su ridícula y patética escena en la secuela de “La Búsqueda” cuando se encuentra en el Palacio de Buckingham). Jay Baruchel está bastante competente como joven aprendiz de mago, no resulta tan repelente como parece al principio. Alfred Molina está mucho mejor que en “Prince of Persia” dando vida al villano Horvarth. La guapa Teresa Palmer es Becky, el amor del joven protagonista. Monica Bellucci aparece brevemente dando vida a Verónica, por lo que podaríamos calificarla de artista invitada.

“El Aprendiz de Brujo” es un divertimento Disney más que aceptable, mejor que otros productos de carácter similar estrenados éste año.

Lo Mejor: Es un producto de consumo rápido bien realizado que no engaña.

Lo Peor: La historia podría dar más de sí. El prologo. Algunos chistes malos.

Anuncios

8 pensamientos en “El Aprendiz de Brujo, de Jon Turteltaub

  1. Lo que está claro es que era muy difícil que fuera peor que la anterior peli de Turteltab “La búsqueda 2” jajaja. De las pocas críticas no tan negativas que he leído por ahí jeje.

    Será cuestión de verla,.. pero cuando salga en formato doméstico claro, que no hay prisa! xD

  2. Bueno, quizá me anime, pero no en el cine, desde luego, por lo menos es entretenida, porque últimamente nos han querido vender pelis de entretenimiento que luego eran un auténtico rollazo 🙂

  3. Yo iba a esperar a verla en formato doméstico, pero fui al cine porque me salió gratis debido a las fiesta de mi barrio, jeje. De todas formas salí bastante satisfecho como ya he dicho, pero no espereís ninguna maravilla, ni siquiera una película buena, sino sólo un pasatiempo.

    Saludos a ambos !!!

  4. Toby Kebell (Johnny Quid en “Rockanrolla”),Drake, sale tanto en “Prince of Persia” como en ésta,es uno de los hermanos de Jake Gyllhenhal.
    A ver en qué película le mete “el tito Jerry” porque suele hacer contratos de 3 películas.

  5. Ya decía yo que me sonaba el aspirante estrafalario a brujo maligno, pero más por la cinta de Ritchie que por su primera colaboración con Jerry.
    Gracias por la información Disparatado Treintañero 😉

  6. Yo la vi hace un par de días, y ni he hablado de ella en mi blog, porque no es que me horrorizara, pero me dejo totalmente indiferente, no creo que haya nada por lo que se la recuerde jamás. Es cierto que la película remonta después de ese espantoso principio, que me hizo pensar “Dios mío, que me he metido a ver!”, pero ese guión plagado de chistes, alguno graciosillo, pero en general muy malos, y muchos en momentos que merecerían un poco más de dramatismo, hacen que baje bastante el nivel. Estoy totalmente de acuerdo en que la historia podría haber dado muchísimo más, y se queda todo en la superficie. Me hubiese gustado un poco más de seriedad y un carácter mas adulto en algunos momentos.

    Por lo menos Nicolas Cage, que de normal no me gusta nada, está bastante bien en este papel. Tengo que reconocer que salí mucho más satisfecha de “Prince of Persia”, me lo pasé mucho mejor.

    Saludos y bienvenido!;)

  7. Hola!
    Este pelicula es fabulosa, la parte que mas me gusto es la de las escobas que me recuerda a la mitica pelicula FANTASIA. Creo que a Cage le queda muy bien el papel de mago.

    Saludos,
    Ricard

    PD: Mucha suerte en 20Blogs!

  8. Hola Soffi, gracias por el recibimiento, jeje. La película me gustó mas que “Prince of Persia”, me parecío más divertida y amena. Cuando vas a ver una peli con el sello Bruckheimer sabes lo que vas a ver. Por cierto, las dos reseñas que me quedan por poner en el blog éste mes serán películas del productor.

    Ricard me alegro que te gustara la película, y si, la secuencia de las escobas es un homenaje/copia de la película “Fantasía”.

    Saludos y Gracias !!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s