Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, de Alfonso Cuarón

Antes de que “La Cámara Secreta” llegara a las pantallas se anunció que Chris Columbus no seguiría ejerciendo como director ya que había estado demasiado tiempo lejos de su familia. En seguida se buscó a un sustituto que siguiera narrando las aventuras del niño mago y, tras tentar a directores como Marc Forster, Guillermo Del Toro o Kenneth Branagh, se consiguió llegar a un acuerdo con Alfonso Cuarón, cuyo trabajo con la adaptación de “La Princesita” había encandilado a la escritora J.K. Rowling. Cuarón, que no conocía nada acerca del mundo creado por Rowling, aceptó tras hablar con Gael García Bernal, Diego Luna y el propio Del Toro, los cuales le pusieron al tanto sobre el niño mago y le animaron a tomar las riendas de la nueva entrega, la cual sería todo un punto de inflexión para la Saga.

Harry regresa a Hogwarts por tercer año ciñéndose una nueva amenaza sobre él. Sirius Black, antiguo siervo de Voldemort, ha escapado de la prisión de Azkaban. El peligro es tal que el ministerio de magia ha enviado dementores, oscuras criaturas que congelan el alma y son capaces de absorberla.

Esta tercera entrega nos presenta a un Harry que debe enfrentarse a sus miedos, personalizados no por Sirius Black sino por los dementores. Lo que más diferencia a ésta entrega de todas las demás es que Voldemort no aparece, no es el villano del episodio ni quien se encuentra detrás del misterio. Todas las aventuras del niño mago hasta entonces se caracterizaban de un final que demostraba que las apariencias engañan, pues bien, aquí podemos decir que no podemos fiarnos en ningún momento de nada de lo que se nos diga, porque esta entrega es la que más se merece ese calificativo, una película en la que nada es lo que parece y que sorprende a medida que se va desenredando todo.
Es una historia sobre el paso de la niñez a la madurez, en donde el protagonista se reencontrará con su pasado una vez más y descubrirá nuevos detalles sobre sí mismo.

Resulta complicado hablar de esta entrega ya que cualquier cosa que se diga puede estropear su visionado, es posiblemente la más compleja de todas las historias a pesar de, repito, no tener al archienemigo de por medio.
Está claro que Cuarón aportó savia nueva a la Saga, tal fue su grano de arena que en cada nueva entrega estrenada desde entonces se puede observar algún que otro rasgo implantado por él en la presente entrega. El director mexicano se desenvuelve a las mil maravillas mediante sus característicos travellings que nos narran con todo detalle qué está sucediendo de forma elegante y poderosa. Escenas como el vieja en el tren en que aparecen por primera vez los dementores (terrorífico), el vuelo sobre Buckbeak (maravilloso, gracias en parte a la portentosa Banda Sonora), el paseo nocturno en Hogwarts con el mapa del merodeador o la escena en la casa de los gritos (que parece resolver el misterio y no es más que un preludio) dejan constancia de la calidad del film ante el que nos encontramos.
Sin embargo donde creo que Cuarón consigue encandilarnos por completo es cuando Harry y Hermione revisitan los acontecimiento previos para modificarlos. Y es que estamos ante una película de viajes temporales muy bien ejecutada, en donde pasado y presente (o presente y futuro) se cruzan rememorando las películas dirigidas por Zemeckis y concluyendo con un encantamiento final (el Patronus) espectacular.

Aquí sí que podemos decir que nos encontramos ante una entrega más oscura que las anteriores, y ya no sólo por la fantástica fotografía de Michael Seresin (el habitual del director, su amigo Emmanuel Lubezki, no pudo hacerse cargo de ella por motivos de agenda) sino también por el tratamiento de la historia, con los dementores como verdaderos seres terroríficos y Sirius Black como la personalidad enigmática sobre la que gira la trama. Hay que añadir que ayuda bastante a la historia el estilo gótico que se le da a los escenarios, el cambio de aspecto de los personajes a través de sus ropajes y su desaliñado aspecto, remarcando su paso a una edad más adulta.
Los efectos especiales sorprenden a través del grifo Buckbeak pero siguen siendo imperfectos, en especial en los que respecta al hombre lobo, poco terrorífico en mi opinión.

Steve Kloves se tomó varias libertades para adaptar el libro, sin embargo dichos cambios tuvieron la aprobación de Rowling, quien quedó encantada con la adaptación. Los personajes sufren una evolución, Kloves quiso subrayar el despertar sexual que estaban viviendo los protagonistas de forma sutil y el terror que provocaba en Harry la figura del dementor, a la vez que mostraba a la perfección la trama de misterio que presentaba Sirius Black. Cuarón dio pistas de lo que se podría ver en futuras entregas, aunque muy sutiles.
John Williams volvía a componer la música, esta vez al completo, consiguiendo la mejor partitura de la Saga hasta la fecha para un servidor. Temas como “A Window to the Past” hablan por sí solos y demuestran la calidad del trabajo del compositor.

El reparto de jóvenes siguió creciendo, ya no sólo físicamente sino artísticamente. Daniel Radcliffe siguió los consejos de Cuarón y vio películas como “Los 400 Golpes” y “Ladrón de Bicicletas” para saber qué buscaba el director a través de su personaje. Al elenco conocido se sumó Emma Thompson como la profesora de predicciones Trelawney, tan divertida como lo estuvo su ex Branagh en la anterior; Julie Christie aparece brevemente como Madame Rosmerta; David Thewlis es Lupin, el nuevo profesor contra las artes oscuras, quien sabe bastante sobre Harry y Sirius Black; Timothy Spall es Peter Pettigrew, un enigmático personaje que tuvo mucho que ver con el destino de los padres de Harry. Debido al fallecimiento de Richard Harris se tuvo que buscar un nuevo actor para dar vida a Dumbledore y, tras estudiar la posibilidad de contar con otros dos magos ilustres, como fueron Christopher Lee o Ian McKellen en la Trilogía del Anillo, se decantaron finalmente por Michael Gambon, quien le dio al personaje un toque más hippie.
El mayor reclamo interpretativo era ver al actor que servía como imagen promocional a la cinta, el encargado de dar vida al prisionera de Azkaban del título, un Gary Oldman que llevaba tiempo apartado del cine comercial y que volvía por la puerta grande con un personaje aparentemente hecho a su medida, peligroso y desquiciado, pero que escondía mucho más de lo que aparentaba demostrando poder dar vida a personajes de buen corazón por los que sentir aprecio, no en vano Sirius Black es uno de los mejores personajes de la Saga cinematográfica, y en gran parte es gracias a la labor de Oldman, quien seguiría siendo recompensado por la Warner al recibir el papel de Comisario Gordon en el reinicio de Batman.

“Harry Potter y el Prisionero de Azkaban” encandiló a la crítica y volvió a sorprender al público gracias a su nueva estética del mundo Potter. Curiosamente es la menos taquillera de la Saga cuando en casi todas las encuestas es considerada la mejor, pero eso también sucede en otras ilustres Sagas.
Alfonso Cuarón renovó a Harry Potter con una película de fantasía estupenda en donde tienen cabida fantasmas, hombres lobo, asesinos, casas encantadas y viajes en el tiempo. La mejor de la serie junto a la primera. Una Pura Delicatessen.

Lo Mejor: El paso adelante que supone dentro de la Saga. Su fuerza visual. La Banda Sonora.

Lo Peor: Los efectos especiales del hombre lobo.

Anuncios

10 pensamientos en “Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, de Alfonso Cuarón

  1. A mí es, sin duda, la que más me ha gustado de las que he visto de la Saga. Aunque leyendo esto dan ganas de volver a verlas todas de nuevo.
    Un beso

  2. Totalmente de acuerdo en todo. No solamente es la mejor pelicula de la saga, sino que es una gran pelicula por si sola, sin compararla con las demas. Tiene de todo, emocion, suspense, aventuras, risas, emocion, e incluso, como tu dices, terror, en momentos como el del tren o el de la prediccion de la profesora Trelawney. Tambien hay que tener en cuenta que el libro en el que basa es tambien uno de los mejores de la saga, y con la historia mas interesante. Pero eso no lo quita merito a Cuaron, y al resto del equipo (especialmente, la maravillosa fotografia de Seresin), que saben captar el hecho de que los personajes se estan haciendo mayores y, como darle un nuevo estilo a la historia. Cierto es lo que dices de que el estilo oscuro y costumbrista de Cuaron ha sido adaptado en todas las entregas siguientes. Pero lo que realmente me gusta es su manera de alternar escenas espectaculares, como la del vuelo del hipogrifo, con momentos mas intimistas con un guion muy maduro. La banda sonora es de mis favoritas desde que la oi por primera vez.

    En cuanto a Sirius Black, es el mejor personaje de la saga, me encanta, y Gary Oldman esta fantastico interprentandole. Aunque de los nuevos actores, tambien me gustan muchisimo David Thewlis (Lupin es otro personaje que me encanta) y Emma Thompson, y de los antiguos, Alan Rickman esta aun mejor que en las anteriores.

    Y tambien opino que lo peor es el hombre-lobo, que es muy inferior a los demas efectos de la pelicula. Creo que aun no se tiene muy claro como trasladar a los hombres lobo a la pantalla en peliculas que no sean de animacion.

    En fin, estupendo tu comentario. Un saludo!!!

  3. Sin duda, junto a la 1era la única película de la saga digerible para un servidor. Cuarón es un señor director y lo demostró en uno de los films más oscuros y talentosos de la saga.

    Eso si, como bien dices, algunos FX cantan un ratito.

    Esperemos que las 2 últimas vuelvan a la oscuridad más absoluta, sino es asi, al mago ya le pueden dar viento xD

    Saludos!

  4. Parece que respecto a la tercera entrega tenemos consenso, es la mejor de la Saga junto con la 1ª, si tuviera que hacer un ranking no sabría cuál poner de las dos a la cabeza.
    Este viernes iré a ver la primera parte de “Las Reliquias de la Muerte”, a ver qué tal van a cerrar la Saga.

    Gracias por comentar !!!

    Saludos 😉

  5. Coincido con todos. La mejor de la saga aunque tampoco nos emocionemos porque se salva especialmente porque el resto son muy pesadas, sobre todo al revisionarlas. Es la más entretenida por historia y porque Cuarón está ahí. También la más accesible a quien no sea fan de la saga Potter.

    Saludos

  6. Alberto, es cierto que la mayoría de Potter llegan a ser pesadas por repetir mismo esquema (preludio en el mundo muggle-llegada a la escuela-nuevo profe de artes oscuras-misterio), pero la primera y la tercera son muy buenas y son las que mejor funcionan a nivel individual.

    Saludos !!

  7. para mi los hombres lobos es mi pasion(no se enojen)pero el personaje q lo interpreta lo hace bien(remus lupin).Es la mejor pelicula de Harry Potter q vi d todas x la simple razon d q esta lupin.Me causa mucho miedo en el tren pero se q despues pasa y no hay q temerle.¡AGUANTE LOS HOMBRES LOBOS!

  8. Remus Lupin es un nuevo profesor de defensa contra las artes oscuras y supongo q es el unico licantropo d el grupo de los buenos q hay.Despues esta Greyback q es un mortifago unico q no tine la marca tenebrosa.Ademas q es un licantropo¡grax x dejarme expresarme!Veliza

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s