Sufre, de Chema Caballero

En un mundo plagado de Sufrimiento, todos Sufrimos. El sufrimiento es una espiral donde reina el caos. Transforma la luz en oscuridad. En un mundo donde no hay Dios solo puedes destruirte o ser destruido.

“Sufre” fue llevado a cabo por Chema Caballero, un joven que desde niño mostró cualidades para la interpretación y que se ha ido formando con el paso de los años, primero en grupos de teatro granadinos y luego en la ESAD de Málaga, en donde actualmente finaliza Interpretación y estudia Dirección.

El germen de “Sufre” lo encontramos en un poema escrito por José Luis Guerrero, amigo de Chema, quien, tras leerlo, decidió llevarlo al formato visual. En ese momento Chema estudiaba el Teatro de la Muerte de Kantor, lo cual fue crucial para inspirarse y elaborar la estética en que debía llevar a cabo el poema de Guerrero en imágenes.
Antes de rodar el director decidió experimentar en sus carnes el sufrimiento por medio de una performance, titulada “Ayúdame a sufrir”, en la que involucró a varios conocidos, a los cuales invitaba y pedía colaboración sin que supieran de la intervención de los demás. Dicha performance se basaba en que Chema se colocaba de rodillas frente a todos mientras el texto de Sufre sonaba por boca de Francisco de Paula, actor granadino. Durante ese montaje de imágenes obsesivas proyectadas, la gente aguardaba para participar obedeciendo unas órdenes bastante duras mediante las que insultaban, escupían e incluso golpeaban al performancer. Para Chema eso no sólo era una forma de entender mejor el sufrimiento, sino una manera de pagar por todo el mal que él había causado anteriormente en su vida, así pues podríamos entender dicho experimento como una forma de buscar el perdón mediante el dolor. Una vez pasada la performance el director estaba preparado para rodar las rocambolescas imágenes que darían forma al proyecto y mediante las cuales expulsaría de nuevo el odio que había absorbido en su performance.
En palabras del director el sufrimiento es algo que padecemos diariamente a lo que no podemos dar respuesta. Para él “El hombre nace, sufre y muere”, por lo que toda nuestra vida es un camino de dolor en que nos planteamos el por qué de dicho sufrimiento sin recibir una respuesta clara, asemejándolo así a la figura de Dios.
Todo éste trayecto vital de dolor fue lo que llevó a Chema a dar a luz “Sufre”.

Creo que no hay mejor palabra que pueda definir la sensación que se tiene mientras se ve el cortometraje que la que da título al mismo, y eso ya me parece un logro. “Sufre” son nueve minutos de imágenes rocambolescas, terroríficas, hipnóticas y repugnantes, una experiencia visual que no deja indiferente, de hecho en el último Festival de Málaga recibió tanto aplausos como abucheos, siendo el único trabajo de videocreación en recibir éstos últimos.
Tengo que admitir mi fascinación por muchas de las imágenes que pueblan el trabajo, un verdadero logro por parte del director conseguirlas con escasos recursos y saber montarlas y casarlas con el texto que no cesa de sonar mediante la voz de Francisco de Paula. A pesar de que el proyecto surgió del poema que acompaña a las imágenes creo que tendría la misma fuerza sin el mismo, es decir que texto e imagen no se necesitan forzosamente, sencillamente se complementan, pues cada uno por separado sigue poseyendo fuerza. Uno de los defectos que veo al trabajo es que sobran planos en que se muestra al actor recitando el texto, al igual que me gustaría ver una versión sin texto, sólo con una música demencial como compañera de las imágenes. Tampoco me gusta el final, demasiado convencional por medio de un grito poco creíble e impactante.
“Sufre” no es fácil de ver, si tuviera que resumirlo o decir de qué trata diría que es una inmersión al fondo de una mente enferma y trastornada, una cárcel de locura y desequilibrio que hace daño por medio de imágenes muy desagradables que pueden herir la sensibilidad del espectador, es más, recomiendo no ver la videocreación si se acaba de comer (o se está a punto de ello) o si se tiene un día de bajón. La tormenta de imágenes llega a ser tal que llegados a un punto queremos que termine (como todo sufrimiento), y es que nos encontramos ante un film abstracto de terror. Puede que Chema se haya pasado con algunas imágenes del todo gratuitas y de mal gusto que provocan verdadera repulsión, pero, nos guste o no, ayudan a la finalidad del proyecto, que no es otra que transmitir dolor al espectador y removerlo en su asiento.
Repito: Contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad del espectador.

El trabajo fue proyectado en el Festival de Cine de Málaga 2010 en la sección de videocreación y lo hará en el Festival Cortomenar de Madrid 2010.

Anuncios

Un pensamiento en “Sufre, de Chema Caballero

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s