Biutiful, de Alejandro González Iñárritu

Observen el rostro que protagoniza el poster de la película. En él podemos adivinar qué es “Biutiful”. Tristeza, dolor, sufrimiento. En ese instrumento publicitario encontramos lo mejor y lo peor de la película. Lo mejor, el actor que da vida al protagonista, Bardem. Lo peor, el drama que alcanza lo excesivo y llega a rozar el tremendismo.

Parecía que tras “Babel” la carrera de Alejandro González Iñárritu daría un giro, ya no sólo por ser el fin de su colaboración con el guionista Guillermo Arriaga, sino porque, según se dijo, ponía fin a su Trilogía del Dolor, dejando las puertas abiertas al director a explorar nuevos géneros y temas. Sin embargo Iñárritu sigue explotando la cara más dura de la vida en su nueva película, consiguiendo otro film digno de emparejarse con sus tres anteriores y formar la Cuatrilogía del Dolor.

La historia gira en torno a Uxbal, un hombre que vive junto a sus hijos en el Raval de Barcelona. El hombre vive a costa de los inmigrantes que explota y tiene la capacidad de hablar con los muertos al poco de morir para saber qué han dejado pendiente. Su vida cambiará cuando sepa que padece en cáncer y que no hay forma de curarlo.

La filmografía de Iñárritu se caracteriza por representar historias al límite mediante personajes que se debaten entre la vida y la muerte. “Biutiful” sigue ese camino, con la única diferencia con sus anteriores films de que aquí no tenemos historias cruzadas ni un montaje desestructurado. Todo se centra en Uxbal, en su camino por marcharse de la mejor forma posible, haciendo el bien por las personas que ama, sus hijos.
Eso es lo más biutiful que puedo ver en ésta película, el deseo del protagonista por buscar lo mejor para sus pequeños, y la transformación que sufre ayudando a quien antes explotaba. A parte de eso, todo me resultó muy pesado, una carga de situaciones extremas en que el director parece reclamar el llanto por parte del espectador. Y es que no hay una sola escena en que no se muestre una situación que produzca impotencia. Todo es negro, muy negro. La Barcelona que se muestra es la respuesta pesimista a la mostrada por Woody Allen hace dos años (con Bardem también como protagonista), apenas tiene luz, sino sombras dibujadas por la inmigración, la droga y la explotación. Es el ejemplo de cine tremendista, del drama mal hecho, aquel que no te clava de vez en cuando un alfiler, sino el que te lo mantiene clavado durante todo el metraje, hincándolo más y mas a medida que avanza, consiguiendo ser una tortura.

Iñárritu dirige el film casi siempre cámara al hombro para captar esa realidad escondida que existe en las ciudades de la forma más veraz posible. Y si, realismo transmite la película, el mismo que produce ver un telediario o algún programa crudo de “Callejeros”, pero llega un momento en que al director se le nota la falta de ideas tras la cámara. La mayoría de escenas interiores suelen ser travellings que ayuden a adentrarnos en el mundo de Uxbal y dar realismo a la escena sin cortar, sin embargo esos moviemientos de cámara carecen, en la mayor parte, de una función que vaya más allá de eso, demostrando así el mexicano estar unos pasos más atrás de su amigo Cuarón, todo un experto en planos secuencia.
Los planos que más me gustaron del film son aquellos en que se puede vislumbrar cierta poesía visual (las dos manos unidas, el amanecer en la playa) que al menos ayudan a dar un poco de respiro al tono del film, así como también me parecen interesantes las escenas inquietantes en que aparecen muertos, demostrando que el director mexicano podría terne buena mano dirigiendo una de terror puro y duro.

Iñárritu escribió la historia en solitario para luego elaborar el guión con ayuda de Armando Bo y Nicolás Giacombe. A lo largo de la historia descubrimos que sobran muchas cosas, y es que además de la historia de Uxbal, que ya tiene guisa de por sí (a parte de llevar la vida que lleva y enterarse que va a morir tiene una esposa exalcohólica y bipolar), tenemos otras tramas secundarias sin apenas desarrollo o, directamente, metidas con calzador, tal es el caso de la historia entre los dos asiáticos o la de Uxbal y su hermano por dejar libre el nicho de su padre. Eso demuestra que Iñárriru quiere abarcar más de lo que puede. A parte tenemos el aspecto fantástico-místico del film, la capacidad de Uxbal para hablar con lo del más allá, algo que nos tenemos que tragar a palo seco si queremos seguir la historia medianamente.

Un detalle que me llamó la atención es el cambio de formato que sufre la película. El principio se abre en formato panorámico 2:35:1 para luego pasar a un 16:9 durante toda la parte de desarrollo del film y finalmente volver a un 2:35:1 ¿Por qué? Pueden ser caprichos de Iñárritu y del director de fotografía Rodrgio Prieto, pero personalmente creo que el formato panorámico se usa cuando Uxbal decida buscar la redención a través de sus hijos, mientras que el 16:9 desmenuza toda la parte ultradramática pesimista.
La Banda Sonora vuelve a estar compuesta por el habitual del director, Gustavo Santaolalla, que vuelve a hacer uso de la guitarra en compañía con otros instrumentos de percusión para resaltar el toque urbano.

Los actores son lo mejor de la película, empezando por Javier Bardem que vive, respira y suda al personaje de Uxbal. Bardem es la película, sin él sería un barco que se hunde sin freno. El oscarizado actor carga sobre sus hombros con todo el peso transmitiendo verdad en todo momentos, tal es el realismo conseguido por retratar a un personaje marginal que cuando habla con su voz áspera y ronca, en muchas ocasiones, ni se le entiende. Esto que digo no es broma, es algo que me preocupó mientras la veía, y me gustaría que alguien me dijera si también le pasó, pero es que había escenas en que no me enteraba de qué hablaba, ni él ni el resto del reparto, con lo cual o bien la sala en que la vi tenía fallos de sonido o el tratamiento de sonido original es así, destacando más los efectos de ambiente que los diálogos. Sea como fuere no resta calidad a la labor interpretativa de los actores, todos estupendos, entre los que podemos ver acompañando a Bardem a Eduard Fernández, Maricel Álvarez, Karra Elejalde, Hanaa Bouchaib, Rubén Ochandiano o los niños que dan vida a los hijo de Bardem.

La película cosechó el premio a Mejor Actor para Bardem en el festival de Cannes y será la que representé a México en los próximos Oscars (a pesar de que gran parte de la producción es española).

“Biutiful” es una película triste, muy triste, tan triste como larga, existe algo de belleza en ella, pero muy poca. Para ver las miserias ajenas o un retrato documental de los barrios marginales me quedo en casa los viernes por la noche. Para mi gusto, la película más floja de Iñárritu.

Lo Mejor: Los actores capitaneados por Bardem. Algún plano poético aislado.

Lo Peor: Es el drama por el drama sin justificación.

Anuncios

13 pensamientos en “Biutiful, de Alejandro González Iñárritu

  1. Me encanta Iñarritu, pero me da que la pérdida de su otra mitad le ha hecho bastante daño a su cine. Por un lado, el tema no me llama nada, y por otro no puedo con Bardem, prejuicios tontos, pero es que no me gusta nada, no sé si me animaré. Un abrazo

  2. Tienes razón Carol, aquí se nota que Iñárritu requiere de un guionista que lo oriente para contar la historia. Bardem está muy bien, pero si no lo tragas no sabría si recomendarte el film porque la película es él en todo momento.

    Saludos 😉

  3. Hola Ramón,

    Sabes que odio a Iñarritu y a todos esos cineastas (Paul haggis por ejemplo) que confunden dramatización con fatalismo inverosímil. La veré, pero dudo mucho que en un cine xD. Y si encima me dices que a Bardem a veces no se le entiende, ya me encargaré de conseguir subtitulos aunque sean en inglés :D.

    Sobre lo de la steadycam, creo que te has confundido. Una cosa es la cámara al hombro tipica del estilo documental (con sus movimientos y tal) y otra distinta es la steadycam, que es un sistema de suspensión para estabilizar la cámara, usado en muchas pelis por ejemplo en el plano secuencia de “Uno de los nuestros” que colgué recientemente, que consiguen dar suavidad normalmente a este tipo de planos.

    Saludos!

  4. B, no digo que no se deba ver, solo doy mi opinión, y es que me ha parecido muy floja.

    Javi, a Bardem (y a todo el elenco en general) me costó entenderlo, pero ya digo que no sé si por el cine o porque la película realmente tiene ese sonido. Ah, tienes razón en lo que se refiere a la steadycam, la peli se rodó cámara al hombro sin más, jaja.

    Saludos 😉

  5. No Ramon, acabo de venir de verla y que no se les entienda no es culpa del cine donde la viste, es de la pelicula. Cuando subtitulaban a los chinos pensaba, “ya podian subtitular toda la peli”. ¿Por que los efectos tapan las voces? ¿Y por que los protagonistas hablan siempre susurrando? ¿Tiene Iñarritu algun interes especial en que a sus personajes no se les entienda? Incomprensible.

    La peli no me ha disgustado demasiado, pero me ha parecido excesivamente lenta, y larguisima (le sobra media hora minimo). No me ha parecido tan gratuitamente dramatica, aunque tal vez es porque no ha logrado transmitirme nada… Tiene puntos buenos, algunos momentos incluso, como bien dices, poeticos, y luego tiene un monton de pegotes que no pegan ni con cola (los dos ejemplos que has puesto de los chinos y del padre me parecen perfectos). Y no entiendo esa especie de “realismo magico” que intenta meter, no pega con Iñarritu y sus historias, ni sabe introducirlo bien, asi que no se a que viene, eso si que es gratuito… Tambien influye que la he visto en la fila 1 del cine y por la forma de rodar de Iñarritu, he acabado mareadisima jejejeje asi que tampoco puedo juzgarla 100%. Eso si, Bardem, papelon, totalmente de acuerdo en que el es la pelicula, y sin el, no seria nada. Por ultimo, la musica de Gustavo Santaolalla me ha parecido un horror.

    En fin, si tengo ganas y tiempo la comentare en mi blog, pero no se… No me ha marcado mucho, ni para bien ni para mal. Saludos!

  6. Muchas gracias por aclararme la duda con respecto al sonido Soffi, parece claro que a Iñárritu le importa más el sonido ambiente que lo que digan los personajes. Sobre la música de Santaolalla, poco que añadir, me parece una vergüenza que tenga dos Oscars consecutivos por repetirse.

    Saludos 😉

  7. Acabo de venir de verla, Ramón, ha sido horrible!!!!!!!!!! Todavia estoy conmocionada… Vengo con el cuerpo revuelto… Bardem muy bien, pero la peli no me ha gustado…

    PD. Suerte que estaba subtitulada en inglés 😛 por lo del sonido.

  8. Hola Conch, no me extraña que te haya conmocionado, cuando lo pienso llego a la conclusión de que es una de las mayores torturas que he sufrido en una sala de cine. Bardem está muy bien y tal, bien merecido que tiene el Goya. Cuando emitieron fragmentos de la peli en la Gala quedó constancia del mal sonido que tiene la peli, ¿por qué no se les entiende a los actores? Tuviste suerte viéndola en VO, al menos entendiste más que yo.

    Saludos !!!

  9. La unica pelicula que vi en el cine y a los 10 minutos pensé en retirarme por el grado de agresion que habia alli se llama “Amores Perros” de Inarritu, mismo director que el que dirige esta pelicula.
    Tenia ganas de verla, pero no tengo deseos de ver imagenes que puedan alterar mi tranquilidad mental, que fue alterada por Amores Perros, con escenas macabras, llenas de energia negativa.
    Yo no logro entender cual es el morbo del espectador si un director de cine dedicado a hacer 4 peliculas deprimentes logra tanto exito en el publico…. Al ver el trailer me di cuenta que esta pelicula era del estilo de Amores Perros. Luego de leer tu critica, veo que no tiene sentido que altere mi cerebro con imagenes tan desagradables.

  10. Hola Ricardo:
    si la primera película de Iñárritu te provoco tales sentimientos no te recomiendo “Biutiful” de ninguna manera, además, como film, está muy por debajo de aquella.

    Saludos 😉

  11. ¿Alguien sabe donde puedo encontrar la historia escrita. un resumen, etc.? no entendí la mitad de lo que decían. NO se quien era el del cementerio, no se que le dijo al protagonista a su hermano a su esposa en la cama, no se que le dijo el chino en el automóvil, etc..

  12. JA… y yo pensé que era la única que no entendía ni pio en la peli.

    La escena más desesperante fue la de la tipa en la recamara del hermano con la musica a todo lo que da. Me perdi totalmente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s