Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (Parte 2), de David Yates

Ha llegado el momento. Casi diez años después del estreno de la primera película, allá por Noviembre de 2001, llega a las pantallas la conclusión de las aventuras de Harry Potter, quien se enfrenta, por fin, a su némesis en un duelo a muerte del que sólo podrá quedar vivo uno. Han sido ocho películas durante estos diez años, algunas mejores que otras, pero cada una ha sabido llenar de expectación al público, que esperaba con ansias la llegada del último episodio, en donde todo se resuelve, de manera más o menos acertada.

Harry, Hermione y Ron siguen buscando los Horrocruxes en donde Voldemort guardó partes de su alma para destruirlos. Pronto descubren que deben regresar a Hogwarts para localizar los últimos y preparar allí la gran batalla final contra el Señor Tenebroso.

La última entrega del niño mago fue partida en dos para su estreno en cines, con lo cual parece complicado valorar ambas partes por separado, sin embargo a nivel individual he de decir que me parece que funciona mucho mejor ésta segunda parte, a pesar de notarse una dependencia hacia la primera, en especial durante los primero minutos.
“Las Reliquias de la Muerte: Parte 2” comienza de forma pausada e intimista, con Harry y sus amigos intentado descubrir en donde se encuentran los Horrocruxes restantes. Pero esto dura poco, una vez entremos en el banco de Gringotts la aventura apenas tendrá un respiro y, lo que es mejor, la atmósfera de amenaza se irá incrementando. Una vez en Hogwarts veremos rasgos de la épica tan largamente prometida, con los miembros de la Orden del Fénix preparándose para la batalla y a Harry plantándole cara a Voldemort.

Estamos ante la última entrega de la Saga y parece que hay ya poco donde rascar. La entrega posee los mismos defectos que poseían anteriores películas. El más sangrante es el introducir bromas o chistes en momentos de tensión. No se puede concebir que en un momento tan dramático y crucial como es la preparación de las defensas del castillo mágico la Señorita McGonagall haga una gracia, y mucho menos ella que siempre se ha mostrado firme y seria.
Durante la batalla habrá muchas bajas en el bando de Hogwarts y la verdad es que eché en falta que se mostrara la forma de morir de algunos de ellos, que han sido personajes importantes en las anteriores entregas. Habría sido mucho más emotivo (aunque quizás no tan elegante) ver caer a personajes queridos.
Si en la anterior entrega (o primera mitad de la presente) teníamos un bajón de ritmo crucial en el bosque, en la presente vivimos también uno, no tan extenso pero si doloroso. Una vez hemos llegado a un momento clave, Harry se reencontrará con un personaje muy importante de la Saga que pereció episodios atrás. La escena me recordó a ese fragmento de “Las Dos Torres” en que Gandalf explica como resucitó, todo impregnado de un blanco cegador. Aquí se trata de una escena que, a priori, debería ser importante para el desenlace y resulta ser aburrida, como si de un inesperado descanso se tratara.
Para concluir con los puntos negativos citar el final. Entiendo que quieran ser fieles a los libros y contentar así a los fans, pero concluir con una escena en que los protagonista ya son mayores utilizando a los mismos actores no funciona muy bien, y mucho menos cuando el maquillaje deja mucho que desear. Con lo bonito que hubiera sido cerrar la Saga en Hogwarts con todos de celebración, algo que no sucede ni siquiera cuando Harry acaba con El que no debe ser Nombrado. Increíble, tantos años de miedo y terror hacia Voldemort, que cuando muere ni siquiera lo celebran. Entiendo que hayan caído seres queridos en la batalla, pero al menos podrían haber mostrado síntomas de alegría cuando Harry entra en el gran comedor.

Ahora empecemos a valorar detalles. Para mi gusto la segunda parte del capítulo final es de las mejores películas que se han realizado dentro de la Saga, y hablo sólo como espectador de cine, no he leído ningún libro.
Me gusta la forma en que David Yates lleva a cabo la historia, con un pulso bien mantenido en que sabe mezclar escenas más íntimas (entiéndase así las que son de conversaciones explicativas) con las más espectaculares. La aventura dentro de Gringotts con el dragón y la búsqueda dentro de la sala de los menesteres son buenas escena de acción; el asedio de Hogwarts y la posterior batalla poseen fuerza y emoción, a pesar de algunos chistes; el flashback en que se explica la verdadera naturaleza de Snape está ejecutado de forma muy elegante (incluso me atrevería a decir que arriesgada) y es de lo mejor del film; el enfrentamiento final entre Voldemort y Harry, así como los combates que se están desencadenando a la par, son altamente emocionantes, aunque da rabia ver concluir tan esperado duelo, toda la pasión puesta en su desarrollo parece desaparecer en la conclusión.

Una de las cosas que más me han gustado de esta última entrega es poder ver rasgos de las anteriores en ella. Volvemos a ver al sombrero seleccionador, la espada de Griffindorf, el andén 9 y ¾, la Cámara de los Secretos, las arañas gigantes, los dementores, la Sala de los Menesteres. Todo los que se nos ha mostrado en las anteriores entregas vuelve a hacer aparición aquí, y me parece un acierto.

Como siempre el apartado técnico cumple a la perfección, salvo en el epilogo, donde el maquillaje clama al cielo. Los efectos especiales son de primera y ayudan a crear esa gran batalla final en que vemos gigantes, mortífagos y estatuas luchando entre sí.
Ayuda de manera sobresaliente la partitura de Alexandre Desplat, mucho más participativo en ésta entrega por medio de temas que subrayan el miedo, la emoción y la tristeza que se vive en pantalla. Resaltar cómo el compositor francés hace variaciones del ya clásico tema creado por John Williams, una de ellas prácticamente fúnebre. Brillante.

Me gustaría poder hablar del reparto pero me resulta imposible debido a haber visto la película doblada. Sólo diré por el momento (hasta que la revisione como se merece) que me alegra haber vuelto a reencontrarme en pantalla, aunque brevemente, con Gary Oldman y Michael Gambon. Sobre el doblaje decir que no sólo han cambiado a actores de doblaje para personajes (Snape y McGonagall) sino que el actor que dobla a Voldemort parece hacer de él una caricatura, y eso ayuda muy poco a que se le tome en serio.

Hace casi diez años un niño mago llegaba a las pantallas de todo el mundo con aventuras para toda la familia. Poco a poco ese niño ha ido creciendo y sus aventuras se volvían más peligrosas. Ahora hemos de decirle adiós a ese pequeño ya convertido en hombre, que nos despide mirándonos con la música que compusiera John Williams como fondo. Puede no ser la despedida que esperábamos pero, como casi todas, entristece.
Hasta la vista estimado Sr. Potter.

Lo Mejor: La atmósfera de tensión. Las escenas de acción. La Banda Sonora. La emoción de saber que es la última.

Lo Peor: Seguir cometiendo errores como introducir gracias en los momentos menos oportunos o no prestar la suficiente atención a personajes que la merecían. Esa escena aislada cerca del final hace daño al ritmo.

Anuncios

3 pensamientos en “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (Parte 2), de David Yates

  1. Por fin pude verla este finde y pese a no ser un gran fan de la saga, me sorprendió agradablemente, la tensión se palpa a cada escena y el ritmo prácticamente no decae nunca. Gran final para el señor Potter.

    PD: Muy buena reseña.

  2. Los libros de esta historia no solo se volvieron moda, creo que uno de sus puntos más fuertes fue que invitaron a los niños y no tan niños a retomar la lectura, lo cual era mi parte favorita, porque además te hacia imaginar cómo era el mundo hasta que veías las historia en una pantalla.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s