XI MUESTRA SYFY: VIERNES 9

Después de asistir al preestreno de “John Carter”, el segundo día de la muestra ya estaba formado por lo que viene a ser la esencia del evento. Películas de terror, fantasía, ciencia-ficción… que aún no han llegado a las carteleras españolas, y que probablemente la gran mayoría no lleguen, teniéndonos que darnos con un canto en los dientes si aparecen en DVD. En la jornada de hoy, tres películas y una sesión especial que la verdad, no estuvo nada mal. Como curiosidad, decir que me estoy planteando pedir un sueldo a SyFy debido a la cantidad de veces que tengo que informar de que es la muestra a la enorme cantidad de personas que preguntan para que es esa cola tan grande (en el Palafox apenas pasaba gente, por lo que no tenías que estar constantemente explicándoles que era la muestra SyFy). Hoy me tocará explicarlo unas cuantas veces más seguro.



HELL

La primera película que pudimos ver el viernes fue la alemana de Hell (2011), cine de corte apocalíptico que cuenta en sus créditos, como productor ejecutivo, con Roland Emmerich. No resulta raro verle en una película de este estilo, ya que todos sabemos la afición de este hombre a cargarse la tierra (más o menos, sus apocalipsis tienen finales felices). Aunque no hay que esperar grandes destrucciones ni catástrofes naturales, esto va por otro lado. La típica película en la que una situación horrible sirve para presentar las miserias del ser humano. Esa es la intención, pero no esta plenamente conseguido, debido a que todo lo que se cuenta ya lo hemos visto, y de manera más convincente y aterradora. El punto de partida (La temperatura del planeta a aumentado, provocando un sol cegador y abrasador) es muy interesante, pero solo esta aprovechado al principio y al final, y sin un sentido claro. El director Tim Fehlbaum lo usa a veces demasiado convenientemente (en una escena hace una noche iluminada y cuando sale el sol ya es abrasador). Y a partir de cierto momento, la cosa se transforma en “La matanza de Texas” del fin del mundo, pero mucho menos impactante y terrible como lo visto en la película de Hooper y en su remake. Se llevo el premio a la mejor fotografía en Sitges, y es que es lo único un poco destacable, el resto no vale demasiado la pena. SPOILER y ya ese “Happy Ending” resulta poco creíble y un poco irritante.

STAKE LAND

Después de salir y de tener que volver a hacer cola otra vez (algo que hay que hacer siempre, y que según va cayendo la noche se hace más pesado por el frio), la segunda película del viernes fue “Stake Land”, también de corte apocalíptico, pero esta vez provocado por vampiros, del tipo monstruo sin cerebro. Cine USA independiente de bajísimo presupuesto (en la presentación, Leticia Dolera creo que dijo que era de 500.000 dólares solamente). La verdad, se nota en algunos aspectos que no contaban con grandes cantidades de dinero, como en la fotografía, bastante básica, o en el maquillaje de algunos vampiros, aunque en general suelen estar a buen nivel. Por lo demás el buen hacer de Jim Mickle en el guión y la dirección es digna de elogio. Se nota que sabe del género, y que es lo que quiere ver el público. Viene a ser todo lo que “Zombieland” debería haber sido, pero no fue. Mezcla comedia y drama con gran solvencia, introduciendo personajes que te enganchan al momento. Destaca sobre todo Nick Daminci, esa especie de Mickey Rourcke cazavampiros. La banda sonora tira por el camino sinfónico, y añade drama y melancolía a la historia, una música sorprendente para este tipo de producciones, pero no por ello poco acertada. Reconozco, eso sí, que Michael Cerveris como villano no esta del todo convincente, a pesar de tener algún buen momento SPOILER y su condición de vampiro mutante inteligente no esta explotada en la trama, se acaba con él y no se vuelve a hablar de este importante hecho FIN DEL SPOILER. Pero por lo demás, una divertidísima película. Mickle puede tener un gran futuro contando con mayores presupuestos.

HOBO WITH A SHOTGUN

Cuando Robert Rodríguez y Quentin Tarantino crearon el proyecto “Grindhouse”, una de las mayores gracias fueron los falsos trailers que se veían en el intermedio de las dos películas. Como por estas tierras se estrenaron por separado para sacar el dinero que no habían conseguido en USA, solo pudimos disfrutar del de “Machete” junto a “Planet Terror, mientras que los demás hubo que recurrir a internet para poder verlos (son totalmente recomendables, por cierto). Tal fue el impacto, que se organizó un concurso de falsos trailers, que acabo ganando “Hobo With A Shotgun” del canadiense Jason Eisener, que ahora, ha terminado siendo un largometraje de verdad, al igual que ocurrio con “Machete” (y también hay planes para convertir en largo “Thanksgiving” de Eli Roth”). Un indigente llega a una ciudad de mala muerte dominada por el mafioso Drake y sus hijos, que no dudan en cometer asesinatos a diestro y siniestro pata controlar a los aterrorizados pueblerinos. El pobre mendigo solo quiere llevar una vida tranquilo y comprarse un cortacésped, pero le tocan demasiado los huevos, así que decide tomarse la justicia por su cuenta. Este es el punto de partida, y la película no tiene mucho más. Solo hay una palabra que se me venga a la mente para describir la película: Salvajada. Todo tipo de violentas burradas que se te puedan venir a la mente sobre hombres, mujeres y niños están presentes en el film, que no escatima en sangre, en vísceras y en partes mutiladas para mostrar la lucha de este “vagabundo” del título, interpretado por el mítico Rutger Hauer. Sin bien la película es mala aposta, con ese aire retro y desfasado, la actuación de Hauer es de primerísimo nivel, del resto del reparto sorprende ver a Gregory Smith en un papel despreciable (Creo que no le veía desde “Pequeños Guerreros”). Es el motor de la película, y la lleva con tal profesionalidad, carisma y buen hacer, que es imposible caer rendido. Por lo demás, tiros y sangre sin ningún pudor y desvergüenza SPOILER cierta divertida escena en un autobús escolar en la que no puedes evitar reírte a pesar de la burrada que es por como esta llevada FIN SPOILER. Como homenaje del cinecutre que podía verse en sesión doble en los cines en los 70 u 80, “Hobo With A Shotgun” resulta más satisfactoria que “Death Proof” y que “Machete”.

TRASH ENTRE AMIGOS (STONEHEDGE APOCALYPSE)

Despues de estas tres sesiones había organizada una sesión de “Trash entre amigos”, nunca había asistido, así que no sabía muy bien de que iba el tema. La cosa va de cuatro amiguetes (Nacho Vigalondo, Sr. Ausente, Ruben Lardín y Raul Minchinela, todos profesionales del medio), se dedican a destripar y desproticar de una película de esas que van directas a video, de una calidad lamentable, llenas de errores y carne de videoclub. Lo que vimos en esta ocasión fue “Stonehedge Apocalypse”, una demencial cinta en la que las piedras del famoso monumento se mueven ocasionando desastres en todas partes del mundo (menos en España). Aunque no puede decirse que viéramos el film, ya que estábamos todos más pendientes de las bromas sobre militares con uniformes cutre, científicos en pantalón corto y paredes pintadas por egipcios desganados. Al final el desvarío es total, ya que es la película entera (aunque, gracias a Dios era corta), lo que hace que llegue un punto en el que los comentarios de estos cuatro personajes llegue a ser un poco cargante, pero hubo algún momento en el que llegue a llorar de la risa.

Con una sonrisa terminamos la sesión del viernes, que en líneas generales fue muy disfrutable. A ver que nos deparan las demás.