Hace cuatro años “Iron Man” marcó un antes y un después en las adaptaciones cinematográficas MARVEL. La famosa editorial de comic entraba en el mundo del cine como productora y dueña de las adaptaciones de la mayoría de sus personajes, comenzando así un proyecto de gran envergadura que concluiría una etapa con la película que ahora nos ocupa.

Tras los créditos del film sobre el Hombre de Hierro se escondía una escena sorpresa que emocionó a todo buen fan del comic. Tony Stark recibía la visita inesperada de Nick Fury, quien estaba a punto de hablarle de la Iniciativa Vengador. El plan de MARVEL era claro: querían hacer realidad el sueño de varias generaciones de lectores del Noveno Arte, llevar a la gran pantalla a los seres más poderosos del planeta juntos en un película. Así se comenzó con la producción de varias películas sobre personajes conocidos, como “Thor” o “El Capitán América”, además de estrenar también en 2008 “El Increíble Hulk”. En todas y cada una de ellas MARVEL allanaba el camino hacía su gran superproducción y ofrecía un pequeño aperitivo tras los créditos de cada film para que funcionara como puente con el resto de películas.

En 2010, cuando se estrenó “Iron Man 2”, MARVEL tuvo gran presencia en la Comic-Con de San Diego. Presentaba los ordajes y primeras escenas de “Thor” y “Capitán América” pero el plato fuerte llegó cuando presentaban al equipo completo de “Los Vengadores”. Robert DowneyJr, Samuel L. Jackson, Scarlett Johansson, Chris Evans, Clark Gregg, Chris Hemsworth y Tom Hiddleston estaban ya garantizados al haber protagonizado o participado en alguna película de la productora. A ellos se les uniría Jeremy Renner como Ojo de Halcón (que tuvo cameo en “Thor”), CobieSmulders como Maria Hill y Mark Ruffalo como cuarto rostro cinematográfico de Bruce Banner/Hulk. El elegido para dirigr la película fue Joss Whedon, elección que contentó a muchos fans, pues no sólo es el creador de “Buffy”, sino que también fue guionista de “Toy Story”, “Alien Resurrection” o “Titan A.E.”, además de crear la serie de culto “Firefly” y firmar su salto al cine, la estupenda “Serenity”.El estreno del film se fijó para 2012, cuando se descubriría si habría merecido la pena tanto trabajo por parte de la porductora.

La historia comienza cuando Loki, el hermano de Thor, es enviado a la tierra por una raza alienígena que le encomienda la misión de doblegar a los humanos y preparar una invasión que ponga fin a la libertad en la Tierra. Nick Fury y su equipo de SHIELD lideran la defensa de nuestro mundo y para plantar cara a tan temible enemigo reúnen a los héroes más poderosos del Planeta.

Aquí se unen todas las piezas de las anteriores películas, o al menos se intenta. Si, aparece el cubo cósmico que se nos fue presentado en “Capitán América” y “Thor”, la imaginería de Stark tiene vital importancia (su nueva torre), los personajes se encuentran como al final de sus films (el Capitán despierto en un mundo que ha cambiado, Banner escondido por el mundo intentando controlar a la bestia que lleva en su interior, Stark feliz con Pepper), pero siguen existiendo algunas lagunas, en especial en lo que se refiere a Thor. Sinceramente su aparición en el film me pareció demasiado forzada. Se hace alusión a que Odín ha conseguido enviar a su hijo a la tierra mediante sus poderes, pero nada más, podrían haberse expandido un poco más y explicara cómo el padre de todos los Dioses ha conseguido suplantar al Arco Iris.

MARVEL sigue fiel a sí misma. Sus productos resultan divertidos y altamente entretenidos. ”Los Vengadores” se puede definir como un blockbuster certero que ofrece grandes dosis de diversión y acción. Sin embargo no es la gran película que esperaba y que muchos si ven. Esto es culpa en especial de su primer acto, en el cual se presentan los personajes unos a otros y comienza a darse forma al equipo. Para presentar a los protagonistas ya tenemos las películas individuales, así que aquí no había más que entrar directo al grano, sin embargo el film agota demasiado tiempo explicando rasgos de cada uno y deteniéndose demasiado en el plan de Loki, el cual hemos visto más de una vez en otros film (eso de abrir una puerta tridimensional de otro mundo para que invada la tierra no es nuevo). Por lo tanto he de manifestar mi decepción ante la primera parte del film. Cosa contraria debo decir a partir de la mitad, cuando el equipo está completo en la nave de SHIELD y comienza la acción de verdad. La secuencia en la base de Fury es fantástica, con nuestros héroes combatiendo por primera vez juntos, y algunos entre ellos (Thor y Hulk, que luego protagonizarán uno de los momentos de gloria del film). Tras ella llega lo que queríamos ver, la gran secuencia MARVEL de la historia. La batalla final.
Whedon lleva la película a buen puerto gracias a un ritmo bien medido que sólo encuentra sus altibajos en el primer tramo. El director realiza un producto superior a la media con una planificación elegante en donde tienen bastante presencia los contrapicados y los planos inclinados, pero que no parece aportar gran cosa a lo que ya hiciera Favreau, Johnston o Branagh. Claro que eso cambia en la secuencia final. La gran batalla que acontece en Nueva York es apoteósica. Todos nuestros superhéroes juntos plantando cara a un ejército alienígena. Golpes, martillazos, rayos láser, flechas y explosiones se dan cita en ésta vibrante secuencia por la que vale la pena pagar la entrada. Es la guinda del pastel, el sueño hecho realidad para todo fan del comic y Whedon lo sabe, por eso nos regala un travelling que pasa de un héroe a otro mostrando cada una de sus habilidades y cómo plantan cara a los villanos. La épica hace aparición, por fin, en el film gracias a esa secuencia, en la que además encontramos los gags más memorables de la cinta.

El guión está escrito por el propio Whedon. La historia es de manual, pero está bien llevada y la relación entre los personajes (que es lo más importante) bien construida, y se ciñen a sus originales de papel, existen los clásicos piques entre camaradas, en especial cuando Tony Stark tiene algo que decir (como era de esperar Robert Downey Jr. se dueña de la función cuando aparece). Todos los personajes poseen su gran momento de gloria, pero el que da la sorpresa es Hulk, protagonizando grandes picos de emoción al final. El tono del film, como he citado anteriormente, es amable y desenfadado, con chistes ingeniosos. En contra hay que decir que la maldad de Loki, y su plan, quedan por debajo de lo que se esperaría para un film de estas características.
La cinta posee tres partes. La primera se centra en cada personaje por separado y cómo Fury los va agrupando a todos mientras Loki planifica su plan. La segunda parte comienza cuando los protagonistas están reunidos en la nave de SHIELD y tiene su primera reunión (con Stark como alma de la fiesta y cazando a un piloto de SHIELD despistado con marcianitos). La tercera parte abarca desde que ha tenido lugar el ataque en la nave hasta el final, o sea, la gran secuencia del film, la batalla.

El apartado técnico sigue siendo de gran nivel, aunque el traje de Thor siga pareciendo de plástico (ojo al chiste que hace de él Stark, en alusión al director que se encargó de su película). La Banda Sonora se le ha encomendado a Alan Silvestri (que ya compuso la de “Capitán América”), consiguiendo un tema central solvente, aunque el resto de la composición me resulta deficiente viniendo de él.

El reparto al completo se encuentra bien metido en su papel. Los mejores son Downey Jr. (¿había alguna duda?), Chris Evans, Samuel L. Jackson, Tom Hiddleston (aunque su Loki no llegue a ser un villano de la envergadura que el grupo merece) y Clark Gregg (su agente Coulson adquiere mucho más protagonismo y funciona como hilo emocional para el grupo). El resto está correcto, subiendo el nivel en lo que se refiere a Johansson (aquí no está de florero como en “Iron Man 2”), quien además protagoniza junto a Hiddleston una de las mejores escenas del film con reminiscencias a “El Silencio de los Corderos”.

Una de las películas más esperadas del año que consigue reunir en el cine a los héroes MARVEL. No es una Obra Maestra, pero si ofrece un gran y digno espectáculo de altura. Hasta que se vuelvan a juntar podemos darnos por satisfechos con ésta primera reunión.

Lo Mejor: La Batalla Final. Disfrutar como niños viendo a nuestros superhéroes juntos.

Lo Peor: La historia es de manual. Su primer acto.