Margaret, de Kenneth Lonergan

Un día normal Lisa Cohen, una joven estudiante, presenciará un accidente de autobús en que morirá una mujer y que la marcará de ahí en adelante.

La historia de “Margaret” es complicada, tanto como el camino que ha tenido que recurrir la película hasta llegar a las pantallas. Rodada entre finales de 2005 y principios de 2006 el film ha sufrido a lo largo de estos años diferentes contratiempos atenuados por los enfrentamientos entre el guionista y director Kenneth Lonergan (aclamado por “You can count on me”) y la productora del film FOX Searchlight. Lonergan defendía presentar al público su visión de la historia, con un metraje superior a las tres horas, mientras la filial de la Major veía inviable estrenar un film dramático de tamaña duración. El resultado fue guardar la película en un cajón. Años después intercedió entre ambas partes Martin Scorsese(que también sufrió en sus carnes la tijera con “Gangs of New York”), quien convenció a Lonergan de hacer unos pequeños cambios en el film y así poder estrenarla en cine. Con ayuda de la montadora habitual del maestro, Thelma Schoonmaker, se llegó a la duración que el estudio accedía a estrenar.

“Margaret” no es una película de fácil visionado. Resulta complicado simpatizar con los personajes del relato, y sobre todo con Lisa, la protagonista, una chica egocéntrica que busca la atención de todo el mundo. La narración denota los problemas que han rodeado la gestación del proyecto, predominando las elipsis en el relato, con escenas que resultan aisladas. La gran cantidad de historias y relaciones que se nos presentan parecen estar desniveladas. Y sin embargo, a pesar de dichos rasgos adversos, es una película que me ha gustado, pero que para ello he debido dejarla descansar en mi memoria.
La sensación que se tiene viendo “Margaret” es de tristeza, a la historia la envuelve en todo momento un tono melancólico y triste en consonancia con los personajes y la ciudad en que viven, la Nueva York post 11-S, llenos de aristas y fisuras. La búsqueda del perdón, de expiar la culpa, de olvidar, de ser tolerantes, de madurar, de redescubrirse marcan la película.

Kenneth Lonergan (de quien aún tengo pendiente su Opera Prima) se desenvuelve bastante bien dirigiendo la película, aunque le sobra un poco en el ámbito discursivo del texto. Remarco la secuencia final, que debería encontrarse entre las mejores del año, con Lisa poniendo fin a su camino en compañía de la persona que más lejos y cerca ha estado de ella, su madre.
El director saca el máximo provecho de un reparto lleno de caras conocidas. Mi admirada Anna Paquin se erige como la pieza sobre lo que todo se mueve. Su labor es encomiable, llegando a recordar su papel en la cinta que le dio el Oscar, “El Piano”, como una hija algo repelente y gritona. Paquin carga sobre sus hombros con el film a través de un personaje complicado, lleno de matices, con cambios constantes, real. Un gran trabajo de la actriz que realizó el film antes de saltar a la fama televisiva con “True Blood”. J. Smith-Cameron es Joan, la madre de Lisa, una conocida actriz que ha comenzado una nueva relación. Smith-Cameron realiza una estupenda interpretación como una mujer que, aunque quiera negarlo, tiene mucho en común con su hija adolescente. Jeannie Berlin es Emily, amiga de la mujer fallecida en el accidente que Lisa ha presenciado y que se convertirá en uno de los pilares que tendrá la joven para soportar tamaño drama. Kieran Culkin es un compañero de Lisa con el que tendrá una relación. Jean Reno es el nuevo novio de la madre de Lisa, un hombre cultivado que cree haber encontrado nuevamente el amor. Mark Ruffalo es el conductor de autobús que comete el accidente. Matthew Broderick y Matt Damon dan vida a dos profesores de Lisa. El propio Lonergan se reserva el papel de padre de Lisa (curiosamente la actriz que da vida a la madre, Smith-Cameron, es su esposa en la vida real).

El título del film no es ningún personaje del film sino que hace alusión al poema “Spring and Fall” de Gerard Manley Hopkins que el personaje de Broderick lee en clase y que tiene relación con la historia que se nos cuenta.
La versión larga originaria de Lonergan podrá verse en formato doméstico.
“Margaret” es el drama de unos personajes fracturados en una ciudad dañada. Puede ser un film nacido en medio de dificultades que será tildado de fallido. Yo prefiero describirlo como un accidente fortuito.

Lo Mejor: El tono melácolico que desprende el relato. Anna Paquin capitaneando un sólido reparto.

Lo Peor: Sus problemas de gestación le pasan factura.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s