Election, de Alexander Payne

Tracy Flick es una de las más prometedoras y ambiciosas estudiantes de su Instituto. Su nueva meta será alcanzar el puesto de Presidente del Consejo de Alumnos, algo que intentará impedir el profesor Jim McAlister.

“Election” se presenta como una comedia de institutos más (con el sello de la MTV como productora para más inri) para resultar ser otra mirada crítica a la sociedad occidental actual, en que prolifera la hipocresía y la envidia.
El marco en que se desarrolla todo es un instituto norteamericano que está a punto de celebrar sus elecciones para formar el consejo escolar. La joven Tracy, que desde temprana edad ha sido educada para ser una ganadora, se presenta para el cargo de Presidente sin contrincante alguno. Sin embargo Tracy no es tan perfecta como sus notas y sus éxitos demuestran. Por su culpa un buen hombre, antiguo profesor suyo, fue expulsado del instituto y abandonado por su mujer al caer seducido bajo sus encantos, y eso es algo que no ha olvidado Jim, el responsable de llevar a cabo las elecciones, quien buscará un nuevo candidato que la haga frente. El elegido será Paul, antigua estrella del fútbol que vio como su carrera deportiva se fue al traste por culpa de una lesión. El joven, que es inocente y humilde, acepta la sugerencia del profesor y se presenta al puesto, algo que enfurece a Tracy. A la lucha se suma Tammy, hermana de Paul, que no busca más que hacer sufrir a su amiga (y amante) Lisa por haberla abandonado por su hermano.
Todos los personajes del film son seres insatisfechos, dolidos por no obtener lo que creen merecer y ello los lleva a actuar en contra de otros, intentando, así, tapar esa gris existencia con el fracaso ajeno. Son seres humanos al fin y al cabo. El instituto sirve de pequeño universo en donde desarrollar una historia fácilmente reconocible en nuestra sociedad, en donde se demuestre la ambición, empujada por la manipulación y el odio, del ser humano por alcanzar el poder y ser reconocido.

Ésta es la película que puso en el mapa de manera definitiva a Alexander Payne, quien ya había debutado en el largometraje tres años antes, con “Citizen Ruth”. En ella el hoy prestigioso director de “Entre Copas” o “Los Descendientes” realizó un trabajo notable narrando de forma certera una sátira política disfrazada de comedia juvenil. He de decir que “Election” es la película de Payne que más me gusta a nivel visual. Mientras en el resto de su filmografía el director demuestra su excelente toque para sacar lo mejor de los actores con una narración pausada aquí observamos una ejecución formal mucho más enriquecedora y vertiginosa gracias a su estupendo montaje, en el cual se utiliza a menudo, y de forma muy inteligente, el recurso de congelar la imagen sin que ningún personaje salga favorecido. Y es que el film posee el alma de una comedia pura cargada con gotas de crítica ácida que recuerda lo que hicieron antaño maestros de la talla de Lubitsch o Wilder.
Como marca de Payne hay que destacar el guion, soberbio, adaptando junto a su incondicional Jim Taylor la novela de Tom Perrotta, en donde se pone en tela de juicio, a parte del comportamiento humano, el sistema electoral. Uno de los rasgos característicos es el uso de la voz en off, demostrando cómo debe utilizarse un recurso tan delicado. En este caso cada personaje narra su particular punto de vista sobre lo que está pasando, dando su versión de los hechos, aunque éstos se contradigan en pantalla, lo cual incrementa la naturaleza sarcástica de la cinta.
Tengo que citar que entre las canciones usadas en el film encontramos una de Morricone perteneciente a la misma Banda Sonora (“Navajo Joe”) que utilizaría Tarantino para poner fin a uno de sus personajes más carismáticos.

Como siempre en el cine de Payne los actores ofrecen un gran rendimiento. Matthew Broderick está fantástico como el profesor McAllister, un hombre bueno y feliz en apariencia que irá hundiéndose más a medida que avance la historia. Chris Klein convence sobradamente como el buenazo Paul, el ser más inocente e ingenuo de la trama. Jessica Campbell está estupenda como Tammy, en especial en su discurso frente a todos los alumnos. Sin embargo hay un nombre que sobresale por encima de todos, y ese es el de Reese Witherspoon, quien consigue plasmar con precisión y carisma a esa chica sabelotodo y engreída que siempre levantaba la mano para dejar claro que era la que más sabía en clase, consiguiendo ser toda una repelente. Sin duda alguna la mejor interpretación de la oscarizada actriz.

“Election” fue una de las películas de 1999, gran año para el cine norteamericano en donde brillaron títulos como “American Beauty”, “The Insider” o “The Cider House Rules”. La cinta recibió la nominación al Oscar para Mejor Guión Adaptado.
Divertida, ácida, y a la vez triste. Una cinta de apariencia juvenil y personalidad política.

Lo Mejor: El acertado reflejo de la sociedad actual. El reparto.

Lo Peor: El epilogo quizás esté algo alargado.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s