Django desencadenado, de Quentin Tarantino

DjangoPosterSi había algo que debía realizar Quentin Tarantino tarde o temprano era un western, las continuas referencias a Leone o la inserción de música de Morricone así lo demostraban, con lo cual fue una gran noticia que el director anunciara como próxima cinta una del oeste cuyo título encauzaba con la película protagonizada por Franco Nero y dirigida por Sergio Corbucci en 1966.
El anuncio del film fue acompañado por las consabidas noticias de casting que barajaban la posibilidad de estar protagonizada por Will Smith, aunque finalmente sería Jamie Foxx el encargado de dar vida al protagonista, y confirmaban la participación de Leonardo DiCaprio (que a punto estuvo de participar en la anterior película de Tarantino) como villano. Junto a ellos tendríamos a dos conocidos de Tarantino, el austriaco Christoph Waltz y Samuel L. Jackson. La película sufrió algunos problemas en su rodaje relacionados con bajas interpretativas, como la de Kurt Russell y Sacha Baron Cohen, aunque el director se las apañó para que no afectaran al resultado final.

Django es un esclavo adquirido por el Dr. King Schultz, que le promete la libertad a cambio de que lo ayude a buscar a los hermanos Brittle. Con el tiempo Django se convierte en amigo y mano derecha de Schultz, quien lo ayudará a localizar a su esposa Broomhilda, que sirve en la plantación de Calvin Candie.

Quentin Tarantino tiene el enorme talento de crear películas originales partiendo de múltiples referencias cinéfilas, así ha conseguido convertirse en un director que ha superado que se le compare con los directores a los que homenajea para convertirse en un referente.
En “Django desencadenado” palpamos el famoso spaghetti western que tanta fama tuvo entre los 60 y 70, pero también notamos toques del cine blaxplotation al que el director ya realizó su particular homenaje con la notable “Jackie Brown” y que aquí funciona como discurso premonitorio para la inminente Guerra Civil Américana.
Si hay un tema que parece constante en el cine tarantiniano es la venganza. Django busca al principio reencontrarse con su esposa para, una vez descubrir el daño que se le inflige a su gente y el trato que recibe Broomhilda en la casa de Calvin, convertirse en azote de los esclavistas clamando venganza por tantos años de sufrimiento. Así Django se asemeja a Shosanna o Beatrix Kido, pero sin llegar a poseer su fuerza. Y es que el fallo del film, para mi gusto, es la falta de carisma del protagonista a favor de los personajes que lo rodean, especialmente el Dr. Schultz (dueño y señor del primer bloque del film) y Calvin Candle junto con su criado Steven. Tarantino es un guionista de historias corales, al que le gusta introducir muchos personajes con personalidad, pero aquí parece que le de poca importancia al que da nombre al film convirtiéndolo, primero, en mero acompañante y, segundo, excelente pistolero de mirada helada.
A pesar de ese detalle (y de una escena muy caprichosa que mencionaré posteriormente) la película es un disfrute, un western con aroma a clásico que avanza poco a poco mediante diálogos marca de la casa hasta llegar al spring final convirtiéndose en una verdadera ensalada de violencia en que los disparos y la sangre llenen la pantalla de forma casi initerrumpida.

DiCarioDjango

Tarantino es uno de los mejores narradores cinematográficos que existen, de eso no hay duda, y vuelve a demostrarlo manteniendo el pulso durante las casi tres horas que dura el film con una planificación cuidada en donde abundan los zooms a primeros planos y las cámaras lentas para asemejarse a las películas en que se ha fijado. Las conversaciones vuelven a estar dirigidas de fábula y a poseer cierta tensión, en especial en Candieland, cuando Calvin Candie realiza un monologo con ayuda de una calavera.
El director y guionista sigue el camino emprendido con “Malditos Bastardos” otorgando a la historia agradecidos toque de comedia, de echo posee un tono y ritmo bastante desenfadados durante gran parte de su metraje con lo cual bien podríamos considerarla como una comedia pura ambientada en el lejano oeste. Los tiroteos y explosiones de violencia sirven para subrayar la naturaleza cómica al ser exagerados y tener más de un guiño divertido (el propio director y su destino), aunque también posea la particular crudeza y mala leche que caracteriza su cine. Sin embargo existe una escena que no me convenció demasiado (por muy divertida que pueda resultar), ya que rompe un poco el ritmo al estar insertada de manera forzada.
Otro punto a favor del film es la utilización de la música, otra seña de identidad del director. La excelente selección de canciones, por muy anacrónicas que éstas sean, encaja como un guante en la película y le dota de más personalidad si cabe. El maestro Morricone vuelve a ser recurrente y ha colaborado para el film componiendo la canción “Ancora Qui”.

La fotografía de Robert Richardson es muy buena en el tratamiento del color, mientras que el montaje de Fred Raskin (en sustitución de la fallecida Sally Manke) consigue que el ritmo se mantenga durante las casi tres hora de duración  (salvo algún momento como el anteriormente citado).
Entre los miembros del reparto encontramos a un notable Don Johnson como el dueño de una plantación en donde los protagonistas buscan a los Brittle y a la bella Kerry Washington como Hildy, el amor de Django. Jamie Foxx no me parece mal actor, pero aquí me ha decepcionado, no sé si el fallo de su personaje es la poca profundidad que se le da en el guion o su trabajo interpretativo pero no ha conseguido ganarme. Caso contrario de sus tres compañeros de reparto, Waltz, DiCaprio y Jackson. El que fuera el temible Hans Landa ahora se convierte en Schultz, el cazarrecompensas que demuestra tener buenos sentimientos hacia las personas de color y se muestra contrario a la esclavitud. Waltz vuelve a llenar la pantalla y a ganarse toda nuestra atención en sus conversaciones, de las cuales vuelve a ser quien lleve la voz cantante. Leonardo DiCaprio da vida al caprichoso y mimado Calvin Candie, el dueño de la plantación Candieland, mostrándose más excedido que nunca para conseguir dotar al personaje de una cierta vena infantil y despiadada, con un toque de ambigüedad. Samuel L. Jackson es la sorpresa al dar vida al criado de Candie, Steven, el cual se muestra más racista que sus propios dueños. Se nota que Tarantino y Jackson se llevan de maravilla y que tenían ganas de volver a colaborar extensamente (en “Kill Bill Vol. 2” y “Malditos Bastardos” Jackson participó de manera anecdótica prestando voz), así el director le regala el mejor personaje de la cinta y varios de los momentos más memorables de la misma.

Por fin tenemos nuestro western tarantiniano. Es posible que en él no encontremos todo lo que esperamos (yo personalmente hubiera flipado con un duelo a lo Leone, pero el desencadenado tramo final lo suple) pero ofrece una buena ración de diversión, violencia y buenos diálogos. Para mi gusto está por debajo de su anterior película y de sus títulos mayores, pero no impide que sea un disfrute de primera.

Lo Mejor: Todo el tramo en Candieland. El trío Waltz-DiCaprio-Jackson. La selección musical.

Lo Peor: El personaje principal no posee el suficiente carisma. La secuencia cómica del Ku Klux Klan, insertada de manera forzosa.

Anuncios

4 pensamientos en “Django desencadenado, de Quentin Tarantino

  1. La verdad es que el viernes mientras la veía disfruté muchísimo…me reí, me emocioné y pegué mi culo a la butaca durante las casi tres horas con las que el amigo Quentin nos obsequia en esta brillante película…
    De lo mejor yo destacaría esa química entre Samuel L. Jackson y Leonardo Di Caprio con maravillosas conversaciones…Sobre la escena del Ku kux Klan, puede resultar caprichosa, pero yo me rei mucho

  2. Hola Ángel!!

    Yo también reconozco que me lo pasé muy bien viéndola, pero no sé, me dejó con un sabor un tanto agridulce, como a medio gas de lo que Tarantino es capaz de hacer. Por supuesto tiene, como dices, la relación entre DiCaprio y Jackson (con esa conversación a escondadidas en que no sabes quién mueve más los hilos ni es más cabrón) y a Waltz robando la mitad de la película.

    Saludos y gracias por comentar 😉 !!

  3. Hola Ramón,

    Muy buen comentario de la última de Tarantino. Como ya hablamos, estamos de acuerdo prácticamente en todo aunque quizás a mi me haya gustado un pelín más jeje.

    Todo el mundo habla del injusto ninguneo a DiCaprio en los oscar, pero Samuel L. Jackson está espectacular también, aunque cabe decir que este año la categoría a mejor actor secundario está muy reñida y repleta de grandes candidatos (Hoffman, Lee Jones, Waltz, etc…).

    El trabajo de Richardson en la dirección de fotografía es brillante (como es costumbre en él) pero Roger Deakins está insuperable en “Skyfall” y merece un reconocimiento.

    Si Tarantino hubiera hecho un spaguetti western a la vieja usanza estaría cayendo en el mismo error que su colega Robert Rosdríguez: copiar sin aportar nada nuevo. Mientras en las obras de éste último hay poco más allá del homenaje, Tarantino siempre intenta llevarse el material del que parte hacia su propio terreno, hacia su personal discurso. Si hubiese querido hacer un eurowestern más, si hubiese ido a Almeria y hubiese empezado a poner una sucesión infinita de primeros planos de los ojos y temas de Morricone por doquier. Pero desde su genialidad ofrece un southern repleto de referencias si, pero con alma propia y un sentido único de lo surreal.

    De nuevo, enhorabuena por la crítica! 😉

    Un abrazo amigo! 😉

  4. Muchas gracias amigo Xavi!!

    Cierto, a ti te ha gustado más que a mi la última de Tarantino, jajaja. Sobre lo que dices de los actores estoy contigo al destacar a Jackson.
    Sobre la fotografía creo que es muy buena pero no de lo mejor de Richardson, y desde luego la mejor del año es la de Deakins para “Skyfall”.
    Sobre el homenaje a los duelos estilo Leone, a mi me hubiese encantado que metiese alguno, pero bueno, habrá que conformarse, jejeje.

    Muchas gracias por comentar 😉

    Un abrazo 😉

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s