Actores: Robert Downey Jr.

Cual héroe mitológico que ha descendido a los infiernos enfrentándose a los demonios para salir victorioso y ascender a lo más alto del Olimpo, Robert Downey Jr. ha demostrado una constancia y una lucha contra sí mismo que lo han recompensado convirtiéndolo en uno de los actores más influyentes, y exitosos, de Hollywood.
Parece que, hoy día, su popularidad se debe a su interpretación como Tony Stark, pero lo cierto es que lleva en el mundo del espectáculo desde, prácticamente, su nacimiento. Yo lo descubrí a temprana edad, cuando pilotaba con Mel Gibson aviones en plena guerra de Vietnam (“Air América”), pero donde se ganó mi total admiración es cuando me hizo creer que era Charles Chaplin en persona en la película autobiográfica que se realizó sobre el genio del Cine en 1992. Desde ese día me he sentido un profundo seguidor de su trabajo, y lamenté sinceramente toda mala noticia que se producía sobre su persona. Afortunadamente el tiempo ha jugado a favor de un actor con un talento irrefutable y un carisma desbordante.

2009_the_soloist_005

Nacido el 4 de Abril de 1965 en Nueva York en el seno de una familia de la que absorbería lo mejor y lo peor. Su padre, Robert Downey Sr., era un escrito, productor, fotógrafo y director de películas, mientras su madre, Elsie, ejercía como actriz, participando en los proyectos de su marido. El matiz artístico le venía de nacimiento, claro que le fue aportado un toque de rebeldía de manos de su padre, que le abrió la puerta al mundo de las drogas con tan sólo 6 años de edad, cuando fumó su primer porro de marihuana.
En 1982 (cuatro años después de que sus padres se divorciaran y él, junto a su hermana, decidiera irse a vivir con su padre) puso rumbo a Nueva York para ejercer como actor de manera profesional, aunque ya había participado en diferentes cintas de su padre. En ésta época compartiría piso con otro joven de futuro talentoso, y rebelde, como es Kiefer Sutherland.
En 1983 participaría en su primera película, “Baby, it´s you”, a la que siguieron títulos como “Una extraña en casa”, “A toda marcha” o “La mujer explosiva”. Sería a partir de 1985 cuando comenzaría a llamar la atención tras su paso en el Saturday Night Live, el cual le abriría las puertas a participar en títulos más conocidos como “Regreso a la escuela”, “Golpe al sueño americano”, “1969” (en que coincidió con Sutherland) , “Sólo ante la Ley” o “El cielo se equivocó”. En 1990, ya considerado uno de los jóvenes con más talento del panorama hollywoodiense, coprotagonizaría “Air América” con Mel Gibson (comenzando una amistad que dura hasta el día de hoy) y participaría en la divertida “Escándalo en el plató”.
1992 marca el primer antes y después en su carrera cinematográfica tras ser elegido entre un extenso cast británico y estadounidense para dar vida al genio del Séptimo Arte Charles Chaplin en el biopic dirigido por Richard Attenborough. Aunque como biopic sobre una de las figuras más importantes del mundo del espectáculo resulte altamente superficial no se puede negar el enorme trabajo de Downey Jr. para reencarnarse en Chaplin. Él hizo que la película mereciera la pena haciéndonos creer que Charlot volvía para narrarnos su vida. Por su labor fue nominado al Oscar como Mejor Actor y ganó el BAFTA en la misma categoría.

chaplin2

Como suele pasar, tras el aluvión de premios y palmaditas en la espalada dentro de la industria, Downey recibió varias ofertas y participó en proyectos de diversa índole, aunque ya como una figura de renombre. Así podemos verle como protagonista en la entrañable y divertida “Corazones y Almas”, en donde debe ayudar a unos pobres espíritus a acabar sus tareas pendientes para así poder cruzar el umbral que los lleve al cielo, o formando el extenso reparto que conformó la película de Robert Altman “Vidas Cruzadas”. Posteriormente se pondría a las órdenes de Oliver Stone para dar vida a un periodista de prensa amarilla en la violenta “Asesinos Natos” y protagonizaría con Marisa Tomei (con la que volvía a coincidir en pantalla tras “Chaplin”) la comedía romántica “Sólo tú”. Posteriormente participaría en “Ricardo III” y en la cinta dirigida por Jodie Foster “A casa por vacaciones”. En 1996 volvería a ponerse a las órdenes de Michael Hoffman en la más que correcta “Restauración”, en donde daba vida a un médico con talento que acaba siendo utilizado por el Rey Carlos II de Inglaterra para casarse con su amante y, así, ocultar las apariencias. En este año Downey protagonizaría el primero de los muchos incidentes delictivos que lo marcarían al ser arrestado por conducir sobrepasando el límite de velocidad y estar en posesión de marihuana, cocaína, crack y una pistola. El juez le condenó a pagar una multa y a entrar en rehabilitación, algo que sería muy común desde entonces.
Aun así su carrera interpretativa continuó con títulos como “Después de una noche” de Mike Figgis, en donde daba vida al amigo homosexual enfermo de sida de Wesley Snipes, “Conflicto de intereses”, de nuevo a las órdenes de Altman, la, muy inferior, secuela de “El Fugitivo” titulada “U.S. Marshals”, “In Dreams” de Neil Jordan, la sátira sobre Hollywood “Bowfinger” de Frank Oz, o “Jóvenes Prodigiosos” de Curtis Hanson.
A mediados de 2000, tras volver a salir de prisión por otra de sus recaídas desorbitadas con las drogas, fue reclutado para participar en la serie “Ally McBeal”. Su trabajo en la serie le reportó un Globo de Oro, aunque no sirvió mucho para que no lo despidieran, y es que era un incontrolable volcán en erupción.

SoapDish

Restoration

Robert Downey Jr. había caído en una espiral autodestructiva de la que debía salir por su propio pie. Cuando el juez le preguntó en 1999 por su adicción a las drogas su respuesta fue “es como tener un arma cargada en la boca y el dedo en el gatillo, sabes que en cualquier momento se va a disparar pero te gusta el sabor del metal del arma“. Eso debía acabar, y él tomó conciencia de ello. En 2002, tras tratarse en una clínica de rehabilitación, comenzó su proyecto de reincoporación al cine. Encontró ayuda en su amigo Mel Gibson, quien apadrinó “El detective cantante”, vehículo para su completo lucimiento en que Gibson interpreta un pequeño papel como su médico. La película no tuvo mucha repercusión pero eso no impidió que Downey siguiera insistiendo. Aunque “Gothika” fue otro fracaso, en ella encontramos a una de las personas más importantes en la vida del actor, la productora Susan Levin, con la que se casó poco tiempo después. Ella se convirtió en su asesora y madrina a la hora de elegir proyectos.
En 2004 publicó el album “The Futurist”, un disco de corte intimista cercano al Jazz en donde se desnudaba emocionalmente. También participó en el fragmento dirigido por Soderbergh “Equilibrium” del film “Eros” y al año siguiente en “Game 6”, aunque el primer título de referencia que encontramos en esta nueva etapa se titula “Kiss Kiss, Bang Bang”, debut en la dirección del guionista de “Arma Letal” en la que Downey compartía protagonismo con Val Kilmer. Cierto que el film apenas tuvo un éxito sonado pero a medida que han pasado los años se ha ido convirtiendo en un pequeño clásico que ofrece una muy grata diversión. Ese mismo 2005 formaría parte del reparto de la laureada cinta de George Clooney “Buenas noches, y buena suerte”, para después protagonizar la estimable “Memorias de Queens”, retrato autobiográfico del director Dito Montiel. A esta le seguirían “Cariño, estoy hecho un perro”, la adaptación de Philip K. Dick bajo la mirada moderna de Linklater “A Scanner Darkly” o “Retrato de una obsesión”, basada en la vida de Diane Arbus. En 2007 participa brevemente en “Lucky You” de Curtis Hanson y en “Charlie Bartlett”, y protagoniza junto a Mark Ruffalo y Jake Gyllenhaal una de las cintas más importantes de la década, “Zodiac”, bajo la dirección de David Fincher, con el cual reconoció haber tenido sus roces durante el rodaje sobre la forma de trabajar. Aun así su labor dando vida al periodista Paul Avery merece todo elogio.

singing-detective-11

kkbb

zodiac

A pesar de sus continuos esfuerzos parecía que el público, por medio de la taquilla, repudiaba a Downey Jr., sin embargo, y al igual que le pasó años antes a Johhny Depp, el actor encontraría una nueva oportunidad, así como un nuevo renacer, con un personaje más orientado al gran público.
El proyecto de llevar al personaje de Iron Man de Marvel al cine llevaba años divagando por los estudios, incluso Tom Cruise mostró su interés en dar vida a Tony Stark. A finales de 2006 se dio la noticia de que Marvel pasaba a convertirse en productora y principal creadora de nuevas películas centradas en sus personajes más célebres, con “Iron Man” como primer gran proyecto. Para dar vida al protagonista resultó toda una sorpresa el anuncio de Downey Jr., quien declaró sentirse muy ilusionado al respecto. Hoy es impensable pensar en otro actor para encarnar al multimillonario Stark. Downey Jr. se ganó a todo el público y comenzó a obtener un estatus más importante en la industria, lo cual se acrecentaría con su participación, el mismo año, en la gamberra “Tropic Thunder”, en donde dio vida a un actor de método que se somete a cirugía para interpretar a un soldado de color. La sátira sobre el cine dirigida por Stiller lo unía a un cast de lujo en que destacaban sobre el resto él y un irreconocible (y muy salido de rosca) Tom Cruise. Con “Iron Man” arrasó en las taquillas, mientras con “Tropic Thunder” recibía de nuevo nominaciones a premios importantes, como el Oscar a Secundario, que finalmente fue para el malogrado Heath Ledger.
Al año siguiente protagonizaría junto a Jamie Foxx “El Solista”, película dirigida por Joe Wright en la que volvió a dar vida a un periodista que descubre en un sin techo a un músico de gran talento. La cinta, por desgracia, es la más floja en la filmografía del director al estar más cerca del drama televisivo, aunque los actores estén excelentes. Ese mismo año estrenaría su otro hit comercial, la reinvención del personaje creado por Arthur Conan Doyle “Sherlock Holmes”, de manos de Guy Ritchie y con Jude Law como gran compañero de reparto. Fue otro sonoro éxito que supo convencer a propios y extraños consiguiéndole, además, un Globo de Oro en la categoría de Actor en Comedia o Musical. Al año siguiente protagonizaría junto a Zack Galifianakis “Salidos de Cuentas”, una divertida road movie del director de “The Hangover”, y en 2011 volvería a dar vida al detective decimonónico en la exitosa secuela “Juego de Sombras“.

Iron Man movie image Robert Downey Jr

Film Title: Tropic Thunder

Sherlock Holmes

“Iron Man” es el mayor punto y aparte en su carrera, aunque también significa un arma de doble filo, ya que desde que tomara las riendas del personaje en 2008 lo ha interpretado en cuatro ocasiones más (sus dos secuelas, “El Increíble Hulk” y, por supuesto, “Los Vengadores”), impidiendo que participe en proyectos más interesantes o favorables para su trayectoria. Espero que pronto, tras el estreno de la tercera entrega del Hombre de Hierro que dirige Shane Black, nos vuelva a deleitar con su presencia en otro tipo de producciones, aunque la secuela de la exitosa “Los Vengadores” (en donde, además de ocultar con su carisma al resto del cast, parece que dio clases de interpretación a todos) está a la vuelta de la esquina y su agenda volverá a estar ocupada.

Su filmografía parece ser un reflejo de lo que ha sido su propia vida. La mayoría de personajes que ha interpretado se han encontrado ante un conflicto personal que los ha llevado a replantearse su existencia y querer mejorar.
Ha demostrado su capacidad para imitar a la perfección el acento británico en los films “Chaplin”, “Restauración” y “Sherlock Holmes”.
Por lo general parece que Downey Jr. lleva muy buena relación con todo aquel que trabaja, salvo el caso de Fincher o algunas declaraciones no muy favorables en contra de “El Caballero Oscuro” cuando se estrenó que parecían más puro marketing (era competidora directa de “Iron Man”). Su amistad con Mel Gibson le hizo devolverle el favor recientemente en una gala en donde pedía que se le perdonara sus errores como a él le fueron perdonados los suyos.

tn2_robert_downey_jr_1

Mel+Gibson+Arrested+Drunk+Driving+9lV4CvyHMwYl

robertDowneyJrP

Robert Downey Jr. personifica la redención, la fuerza de voluntad por salir de lo más bajo de los infiernos y ascender cual ave fénix. Un actor de tomo y lomo. De mayor, quiero ser como él.

Anuncios

3 pensamientos en “Actores: Robert Downey Jr.

  1. De los mejores actores de este tiempo, lo que es una pena es no poder verle en papeles más trágicos. Pero en fin siempre es un deleite para nuestros sentidos verle actuar.

  2. Hola!!

    Rafa, estoy de acuerdo contigo en que Downey debería prodigarse más en papeles dramáticos y dejar un poco de lado sus éxitos comerciales como “Iron Man” y “Sherlock Holmes”, aunque disfrutemos mucho con ellos.

    Gracias Xavi. Si, Downey Jr. es un genio, y ya lo demostró antes de su éxito marveliano. Yo lamentaba cada mala noticia sobre su persona (y cómo estaba echando a perder su vida y carrera) y también fui el primero que se alegró cuando se anunció su elección como Tony Stark, ya le tocaba estar al frente de un proyecto gordo.

    Gracias por comentar y un abrazo para ambos 😉

    P.D. Hay que reivindicar más ese gran divertimento llamado “Kiss kiss, bang bang”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s