Jack el Cazagigantes, de Bryan Singer

JackGiantPosterJack es un joven granjero cuyo tío le encarga la tarea de vender el caballo que poseen por unas monedas. Sin embargo, a su llegada a la capital del reino, un fraile que es buscado le ofrecerá al joven por el animal unas judías que podrá cambiar por dinero en un convento. Jack se ve obligado a acceder por la situación sin imaginar que esas judías le abrirán un camino que conecte el mundo terrestre con una ciudad situada en las nubes en la que viven terroríficos gigantes.

Antecedentes: Desde hace ya unos años estoy orgulloso de mantener una excelente amistad con Xavi Darko de la imprescindible GenCinexin (de hecho, gracias a él estoy en esto del mundillo bloguero, pero eso es otra historia). Estos días pudimos compartir un día y medio juntos lleno de charlas cinéfilas en las que no faltaron (como viene siendo costumbre) menciones a nuestros queridos Michael Bay, Bruckheimer, un poco de cine de autor y veladas gastronómicas la mar de saludables. Como no podía ser de otra manera, y a pesar del escaso tiempo del que disponíamos, decidimos acercarnos al cine a ver alguna película. Después de ver juntos “joyas” como “Poseidón” o “Airbender”, ahora nos decantamos (aquí he de decir que yo empujé a ello) por la última película de Bryan Singer, la cual se une a nuestro catálogo de “perlas” cinéfilas, y es que, como siempre decimos, cuando quedamos ¿qué vamos a ver? ¿una peli galardonada de la que poco se pueda decir o una que, posiblemente, sea mala pero con la que te rías? Pues siempre preferimos optar por lo segundo, que ya se sabe que la risa es muy sana, y en estos tiempos necesaria.

La Película: He de reconocer que soy de los defensores de Bryan Singer, ese hombre que pasó de ser un director bien considerado gracias a “Sospechosos Habituales” o las dos primeras entregas de “X-Men” pero que, una vez se encargó de “Superman Returns”, se ganó todo tipo de críticas negativas, aunque un tanto exageradas ya que el film como homenaje nostálgico a las clásicas cumplía, pero claro, como película individual posee muchas carencias. Aun así volvió con la muy estimable “Valkyria”, pero ni por esas conseguía contentar a unos detractores que aumentaba en número considerablemente. Ahora, tras haber producido el renacer de los mutantes con “X-Men:First Class” y antes de embarcarse en la realización de “X-Men:Days of Future Past”, regresa con un cuento de hadas clásico, “Las Habichuelas Mágicas”, consiguiendo la que, para mi gusto, es su peor película, algo que ya presagiaban sus cambios de estreno y los pobres avances.
La cinta no empieza mal, unos padres narran a sus respectivos hijos la leyenda de los gigantes que habitan en lo alto de las nubes dejando claro que lo que estamos a punto de presenciar es un cuento protagonizado por ambos pequeños años después. En esta breve secuencia encontramos dos de las carencias más importantes de la película, la planificación del director, demasiado sosa, y el resultado de los efectos especiales, que a pesar de que narren un relato fantástico resultan muy decepcionantes, claro que también es posible que sea así para que los platos fuertes del films (los gigantes) parezcan mejor hechos de lo que en realidad están. Pero esto es sólo el principio, apenas llevamos cinco minutos de metraje y puede que la película mejore, al menos eso pensaba y quería creer. Me equivocaba. Todo es aburrido, los personajes carecen de carisma o empatía (más bien son odiosos), y los gigantes realizados en CGI resultan demasiado falsos. Entre lo que más me gustó se encuentra la primera aparición del gigante persiguiendo a Eddie Marsan (claro que eso, como en otras tantas veces, lo destriparon en el tráiler), la secuencia en la cocina y la Banda Sonora de John Ottman, que aquí, una vez más, vuelve a ejercer como montador para su amigo Singer. El resto es para olvidar, y es una lástima (una vez más) ya que una historia como ésta bien podría haber sido un más que digno entretenimiento dentro del reciente cine de aventuras y no un juguete roto que a saber quién ha tenido la culpa realmente.

McGregorGiant

Siempre he defendido a Singer por su buen hacer con la cámara, pero aquí lo veo invisible. Se puede vislumbrar algo de buen gusto en algunos momentos pero faltos de pasión o ritmo. Otro error es no saber muy bien para qué público está dirigida la cinta, ya que en contraste con personajes bufonescos y el sentido del humor de parvularios tenemos momentos realmente grotescos (el cocinero) no aptos para los más pequeños.
La historia en sí no es mala, respetan detalles del cuento conocido (el arpa dorada) mientras añaden otros para intentar aportarle épica, pero está muy mal planteada por culpa de lo que acabo de citar (¿para quién va orientada?). El guion lo han escrito Darren Lemke y Dan Studney con la ayuda de otro habitual del director, Christopher McQuarrie, y creo que entre tanta pluma está el problema del tono, además del nefasto perfil de los personajes.
Es sorprendente cómo una película que ha costado la escalofriante cifra de 185 millones de dólares pueda lucir como si de un episodio de Grandes Relatos se tratara, de hecho poco tiene que envidiarle la versión homónima de dicha serie protagonizada por Matthew Modine.
Para protagonizar la película Singer eligió como pareja juvenil al emergente Nicholas Hoult (el niño protagonista de “Un niño grande” que se convirtió en Bestia en “First Class” y repetirá en la nueva entrega) para dar vida a Jack y a Eleanor Tomlinson como la Princesa Isabelle. Ambos actores intentan salvar los roles que les han tocado, aunque lamentablemente queda en un esfuerzo y apenas tienen química. Junto a ellos encontramos un reparto desaprovechado por completo. Ewan McGregor parece no saber muy bien si se encuentra en una comedia o en una de aventuras, a veces parece Obi-Wan y otras la copia original de su personaje en “La Isla”, con un toque english en el acento de lo más repelente dando vida a Elmont, el primer caballero del reino. Stanley Tucci parece tomarse esto como una diversión, sólo así podemos entender que su rol, el malvado Roderick, infunda más risa (en el mal sentido) que temor. Ewen Bremner está muy sobreactuado llegando a resultar absolutamente cargante. La mejor escena de Eddie Marsan se encuentra en el avance, Bill Nighy como el General Fallon resulta irreconocible e Ian McShane como el Rey Brahmwell apenas parece esforzarse.

Me sorprende algunos comentarios que llegan a comparar este film con títulos emblemáticos como “La Princesa Prometida” o “Willow” (de la que, por cierto, encontramos al protagonista, Warwick Davies, realizando un cameo). Aquellos films poseían encantos y utilizaban los FX como soporte a la historia y no al contrario.
Creo que es una pena lo que están haciendo con los cuentos de hadas clásicos, cómo Hollywood y su maquinaria los están transformando en meros productos de feria en los que importe más los juegos de artificio vacuos que la moraleja que transmite la historia y sus personajes. El factor humano está quedando a un segundo plano en post de un espectáculo visual que deja mucho que desear. Sinceramente, antes de llevar a cualquier pequeño al cine a ver estos cuentos preferiría que los conocieran en su origen y les dieran vida a través de su imaginación.

En resumidas cuentas “Jack el Cazagigantes” es otra decepción mayúscula dentro del actual panorama de superproducciones hollywoodienses. Lo peor no es que, una vez termina, tu cerebro la haya olvidado sino que recuerdes lo que te cobraron al pasar por taquilla para verla.

Lo Mejor: Compartirla con GenCinexin. La Banda Sonora de Ottman.

Lo Peor: Tantas cosas….

Anuncios

2 pensamientos en “Jack el Cazagigantes, de Bryan Singer

  1. jajajaa muy buena tu crítica. Totalmente de acuerdo en todo, menuda mierda radioactiva en formato celuloide macho! xD
    En cuanto a tu visita a Barcelona, fabulosa como siempre. Mucho cine, buena comida y una panzá a reir considerable!!

    En cuanto a Singer, tras su enésimo bodrio, está en busca y captura xD

    Un abrazo!! 😉

  2. Hola Xavi !!

    Pues si, una decepción mayúscula. Al lado de esto “Oblivion” es una maravilla de guion (visualmente lo es), jejejejeje.
    Singer ya me da miedo, y eso que lo defendía siempre, pero temo lo que pueda hacer con la nuneva de “X-Men”.

    En Barcelona genial, hay que repetir pronto, a ver si por tierras del sur, jejejeje.

    Un abrazo 😉 !!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s