Star Trek: En la Oscuridad, de J.J. Abrams

DarknessST

La tripulación del Enterprise, bajo el mando del Capitán Kirk, deberá localizar y atrapar a un misterioso hombre que ha atentado contra la flota estelar.

Toda una sorpresa resultó ser la anterior entrega de la serie cinematográfica “Star Trek”. Bajo la batuta de J.J. Abramas la Saga cinematográfica basada en la celebre serie televisiva creada por Gene Roddenberry se convertía en un reinicio fresco y original que no renegaba, en absoluto, de las entregas anteriores, sino que acababa funcionando a la perfección como continuación/precuela. La cinta, además, se convirtió en uno de los mayores éxitos comerciales de 2009, lo cual daba paso (como de costumbre, y tal y como dicta la tradición) a una nueva entrega con todo el equipo repitiendo, y al que se incorporarían Peter Weller, Alice Eve y el cada vez más emergente Benedict Cumberbatch para dar vida al misterioso antagonista.

La cinta comienza meses después de la anterior, con el Enterprise realizando misiones en que su capitán, el fanfarrón e impulsivo James Kirk, llegue a saltarse el reglamento, lo cual no es bien visto en la flota estelar. Sin embargo, cuando ésta se encuentra en peligro sólo quedará confiar en él y su tripulación.
En esta nueva entrega se ahonda más en la personalidad de Kirk y cómo debe afrontar su responsabilidad. El joven cadete que fue ascendido a Capitán se muestra todo un aventurero de las galaxias y ejecuta cada misión como si de un juego de colegio se tratara, olvidando la figura que representa a bordo del Enterprise. Entre su equipo tiene grandes amigos (comenzado por Spock), pero eso no debe interferir a la hora de tomar decisiones, por mucho que éstas los pongan en peligro. Así pues, Kirk deberá concienciarse y ser consecuente con lo que el cargo exige de él.
Por otro lado, la relación de amistad entre Kirk y Spock se acentúa y expande. Atrás quedaron los roces, ahora existe plena confianza entre ellos y un lazo de amistad inquebrantable.

Además de estar enmarcada dentro del terreno de la ciencia-ficción “Star Trek” se asemeja a un relato de aventuras marítimas. Los protagonistas siempre han surcado el espacio a bordo de una nave en busca de nuevos mundos y razas, de forma no muy distinta a como lo hicieron los navegantes del pasado. En ésta nueva entrega dicha caracterisitca queda reforzada al tener a la figura del capitán como epicentro, y citarse uno de los dichos más conocidos en el mundo náutico: “Ningún barco se hunde sin su capitán”.

El subtitulo de la cinta bien podría darnos una idea sobre lo que vamos a ver, más oscuridad con respecto a la anterior entrega. Pues bien, oscuridad hay, pero poca. No diré que la nueva entrega no es un buen blockbuster (en breve entraré a nombrar sus virtudes), aunque si que me dejó algo insatisfecho, pues acabó resultando ser una extensión de la anterior con poco más que aportar. Si, el villano en esta ocasión tiene más presencia y magnetismo que el de Bana, el guion sigue guardando sorpresas y las batallas entre las naves, así como la acción, son de primer nivel,pero la tan cacareada oscuridad promocional apenas se nota más allá de algún toque y del atuendo de los personajes.
A pesar de ello no catalogaré la cinta como decepcionante, ya que ofrece una suculenta ración de cine de entretenimiento más que digno y ameno, con rayos láser, naves, criaturas de otros planetas. Abrams sigue demostrando ser un narrador de cine mainstream más que eficaz, con una planificación marca de la casa en donde aparecen sus cegadoras luces y otorgando grandilocuencia visual en las escenas de acción (en especial el tramo final) mediante un ritmo muy bien medido. Los fans de Star Wars creo que podemos estar tranquilos en cuanto al resultado visual de la nueva película que llegará en 2015.

El guion vuelve a ser creación de Roberto Orci, Alex Kurtzman y Damon Lidelof. Si algo no me gustó fue que un personaje que ya aparecía en la anterior vuelve a utilizarse como comodín para alertar a los protagonistas. Espero que no recurran a él en futuras entregas, si no esto sería una espiral sin fin.
La composición musical de Michael Giacchino vuelve a acompañar a las imagenes de manera excelente, con esa marcha ya clásica compuesta para el anterior film. Claro que si hay una secuencia en donde el compositor se convierte en estrella es la acontecida en Londres al principio, en donde una música de piano sirve como elemento descriptivo y subraya la historia que se nos está narrando.

El reparto repite en su totalidad, quedando muy secundarios Karl Urban, Anton Yelchin o John Cho, sus roles son meras comparsas y ejecutan las funciones que su cargo en la nave les exige. Simon Pegg tiene más protagonismo como Scotty con respecto a la anterior, aunque sigue poseyendo escenas comicas algo cargantes su rol está más trabajado. Alice Eve se incorpora como la Dra. Marcus otorgándole una bella presencia. Peter Weller es Marcus, alto mano dentro de la flota estelar. Zoe Saldana vuelve a ser Uhura y se incrementan sus riñas con Spock. Chris Pine me resulta algo exagerado en su interpretación como Kirk, una cosa es ser expresivo y otra es exagerar con las muecas que el actor no cesa de mostrar a lo largo de todo el film. Posiblemente el que menos me gustó del reparto, a pesar de contar con una de las mejores secuencias del film. A su lado tenemos a los dos mejores actores de la cinta. Por un lado el nuevo Spock, Zachary Quinto, desprendiendo carisma y buen hacer para un rol ya clásico dentro del universo sci-fi. Por otro tenemos a Cumberbatch, el cual intimidad en cada escena que aparece mediante su presencia y su profunda voz. Una pena que su personaje, tan promocionado, tenga menos protagonismo que el imaginado y que la cinta se decante más por el tono ligero en lugar de por uno más impostado y oscuro.

“Star Trek: En la Oscuridad” sigue el buen pulso de la anterior, pero sin aportar nada nuevo de vital interes. Aún así es una buena space opera para difrutar.

Lo Mejor: Cumberbatch y Quinto. El spring final.

Lo Peor: Poca novedad con respecto a la anterior. Pine y sus muecas.

Anuncios

3 pensamientos en “Star Trek: En la Oscuridad, de J.J. Abrams

  1. Muy espectacular y entretenida, con un gran equilibrio en todos los apectos (dirección, actuación, música, guión, efectos visuales…).

    La única pega que le pondría es no contar una historia original (como habían hecho en la anterior entrega) y decantarse por una nueva versión de “La ira de Khan”. Por lo demás fueron 2 realmente disfrutables.

    Saludos.

  2. Creo que yo soy bastante más entusiasta con ella…me pareció un peliculón que me proporcionó grandes dosis de emoción y diversión…ojalá JJ no deje esta saga abandonada por la de Star Wars…y una vez acabado el episodio VI vuelva a Star trek

  3. Efectivamente Rodi, no he querido citar en ningún moento la segunda entrega cinematográfica para no dar pistas sobre la trama, pero si, uno de sus “errores” es no haber arriesgado con algo más original. Pero el resultado final cumple como gran espectáculo.

    Ángel, cierto, a mi puede que no me haya entusiasmado tanto, jeje, aún así la disfruté mucho. Sobre Abrmas no estoy seguro de cómo lo harán, lo que se sabe es que solamente ha firmado para rodar la primera entrega de la nueva Trilogía de Star Wars, con lo cual se supone que podrá estar listo para embarcarse en otra aventura con el Enterprise, aunque el tipo acabe harto de tanto rollo galáctico, jeje.

    Saludos y muchas gracias por comentar 😉

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s