El Viaje de Arlo (The Good Dinosaur), de Peter Sohn

ArloPIXAR parece querer llenar el vacío que dejó en 2014 estrenando dos películas en un mismo año. Si hace unos meses llegaba la maravillosa “Del Revés” ahora la compañía del flexo estrena una nueva aventura protagonizada por dinosaurios dirigida a los más pequeños de la casa. Y es que “El viaje de Arlo” es un PIXAR similar a las dos entregas de “Cars”, una cinta de animación con una soberbia calidad técnica pero sin la originalidad ni el poder narrativo de sus grandes obras.

Arlo es un joven dinosaurio que emprenderá un viaje de regreso a casa en compañia de un pequeño humano.

“El viaje de Arlo” sufrió una gestación bastante complicada, tanto que su estreno se ha retrasado un año. El planteamiento del film, con la posibilidad de que los dinosaurios nunca se extinguieran al no haber sufrido la Tierra el choque de un asteroide, daba para mucho juego, y más aún cuando la historia debía girar alrededor de la amistad que se entabla entre el dinosaurio y un niño. Desgraciadamente todo resulta demasiado descafeinado, sin llegar a sacar todo el jugo que el planteamiento ofrecía, lo cual pueda ser debido a las diferentes fases que el proyecto experimentó y que hizo que sus creadores no supieran muy bien hacia donde orientar la historia.

La película sigue en todo momento al protagonista, Arlo, en un viaje de conocimiento y superación personal. A lo largo de su camino se tratan temas como el hacer frente a los miedos, la importancia del circulo familiar o la amistad. Valores universales y positivos ya mostrados en otros films familiares de la casa del ratón Mickey, y alguno de Don Bluth apadrinado por Spielberg (imposible no pensar en “En busca del Valle Encantado). De hecho el mayor fallo que encontramos es la continua sensación de “esto me suena a….” a lo largo de toda la película.
Los genios de PIXAR parecen haberse decantado en esta ocasión por homenajear películas de animación que les gusten. Así podemos apreciar, además de la mencionada aventura protagonizada por Piecito y amigos, cierto guiño a los momentos más dramáticos de “Bambi” o “El Rey León” y una escena casi calcada a “El Libro de la Selva”. Además todo el conjunto está impregnado de un aroma a western, en especial en la escena en que deben recuperar el ganado, digna de “Bailando con Lobos”.

Al igual que sucedía con las dos entregas de “Cars”, o incluso “Monsters University”, aquí se nota que PIXAR ha orientado la mirada a los más pequeños de la casa, y en ese caso la jugada les sale muy bien. Cualquier niño que se acerque al cine a ver la película disfrutará y, seguramente, llegará a emocionarse. De hecho un servidor lo hizo al final, y es que uno de los triunfos de la cinta es la relación de amistad entre Arlo y Spot, el pequeño troglodita que funciona, de la misma forma que Boo en “Monstruos S.A.”, como carismático compañero de aventuras y ladrón en muchos momentos de la función. Gracias a ello considero ésta cinta superior a las dos películas protagonizadas por Rayo McQueen.

La calidad técnica del film brilla en cada escenario, cargado de un asombroso hiperrealismo, mientras los personajes están diseñados al más puro estilo cartoon, con especial cuidado en la textura de la piel como bien se puede apreciar en las secuencias en que llueve o los personajes caen al agua.
La labor de dirección ha corrido a cargo de Peter Sohn, conocido en la compañía por haber prestado su voz en varias películas y haber dirigido el cortometraje “Parcialmente Nublado”. Sohn narra la historia de manera clara y limpia, sin grandes alardes, siguiendo las normas del genero infantil. Entre las mejores secuencias del film encontramos la que protagonizan Arlo y Spot de noche a la luz de una hoguera y llegan a conectar emocionalmente al hablar de la familia. Una secuencia intima y sencilla con gran calado emocional que recuerda a la magistral “Una Historia Verdadera” de David Lynch.
La banda sonora, tan importante en el cine de PIXAR, ha sido compuesta por Jeff y Mychael Danna con un resultado correcto a la altura del proyecto. Entre los actores y actrices que han prestado sus voces se encuentran Jeffrey Wright, Frances McDormand, Sam Elliot, Anna Paquin, Steve Zahn o el propio director.

“El viaje de Arlo” es una más que correcta cinta de animación destinada a toda la familia, pero, desgraciadamente, no llega a la altura de las grandes obras de PIXAR. La precede, eso si, el notable corto “Sanjay´s Super Team”, protagonizado por un niño hindú en el que se ahonda en las relaciones entre padres e hijos y en la importancia de las tradiciones familiares.

Lo Mejor: El personaje de Spot. La calidad técnica.

Lo Peor: Su carencia de originalidad y personalidad.

Anuncios