Vengadores: La Era de Ultrón (Avengers: Age of Ultron), de Joss Whedon

UltronposterEn 2012 se hizo realidad el sueño húmedo de muchos lectores de comics al unir en un mismo film a varios de los personajes más famosos del Noveno Arte. “Los Vengadores” se convirtió en una de las más exitosas adaptaciones de cómic de la Historia. No sólo alcanzó cifras multimillonarias sino que logró convencer al sector crítico con un film en la línea de lo que había ido caracterizando a MARVEL desde 2008. Diversión al servicio de un gran espectáculo.
El film grupal era el final de la llamada Fase 1 de MARVEL, y el principio de la Fase 2, con el estreno fijado para la secuela que reuniría de nuevo a los héroes en 2015. Antes de eso se puso fin a las andanzas en solitario de Tony Stark y se continuaron las de Steve Rogers o el Dios del Trueno, así como también se presentaron a Gamora, Groot, Drax, Rocket y Star Lord. Así, en 2015, siguiendo con el plan previsto, llegaba la secuela de los Vengadores, de nuevo al mando de Joss Whedon, quien declaró poco antes del estreno del film que no continuaría a bordo de la Saga. Lo cual, visto su trabajo en ambos films, provoca cierta tristeza.

Tras capturar al Barón Von Strucker en Sokovia, Tony Stark utiliza el cetro de Loki para crear un sistema de inteligencia artificial para la defensa global llamado Ultrón. Sin embargo, el sistema acaba revelándose con el objetivo de eliminar a los Vengadores.

Los miedos de los héroes

Si hubo una escena que se grabó en la retina de todo espectador, coronándose como una de las mejores dentro del cine de superhéroes, esa fue la gran batalla en Nueva York de “Los Vengadores”. No sólo por reunir a Thor, Iron Man, Hulk o el Capi, sino por lo bien orquestada que resultaba, con momentos tan memorables cómo el largo travelling que iba encadenando a cada personaje dentro del combate. Así pues, Whedon decide subir el listón y comenzar la secuela haciendo alusión a esa escena con otro largo travelling que nos presente a los protagonistas luchando a través de un bosque de Sokovia. No han pasado aún cinco minutos de proyección y ya estamos de nuevo en el meollo de la acción, impresionados ante el poder de las imágenes que fluyen a la perfección, mostrando cómo se desenvuelven los héroes. Ahora bien, las formas siguen siendo igual de buenas, pero ¿y el fondo?

La historia fácilmente podría resumirse en: Tony Stark crea un monstruo y tienen que destruirlo. Pero eso sería quedarse solamente en la fachada y menospreciar lo que MARVEL ha estado trabajando desde que diese comienzo la Fase 2. Las secuelas de la batalla de Nueva York han aparecido en mayor o menos medida dentro de cada película posterior, llegando a afectar a más de un personaje, y, más en concreto, a traumatizar al filántropo y millonario Tony Stark. Él fue quien impidió que la bomba nuclear detonará en la gran manzana desviándola hacia el espacio. Él miró a los ojos al enemigo. Él estuvo al borde de la muerte. Y ahora teme volver a vivirlo. El miedo le empuja a crear un sistema de defensa ya no sólo para su casa (en “Iron Man 3” delegaba funciones en sus armaduras) sino para el mundo entero, convirtiéndose así en un ser megalómano, incapaz de ver las sombras que supondría tal logro. Ultrón no sólo es una nueva amenaza para los Vengadores, sino que representa la parte oscura de Stark. Como si de un relato bíblico se tratara, podríamos entrever en la trama cómo Stark juega a ser Dios y crea a Ultrón, quien pretende no sólo estar a la altura de su padre, sino superarlo y lograr la paz global de la forma más radical posible, la extinción. Así, una vez más, el miedo logra volverse en contra y empujar a las personas a ejecutar actos que pongan en peligro a la raza humana. Este ejemplo ya se pudo ver también en “El Soldado de Invierno”, en donde un orden mundial sólo parecía ser posible mediante un sistema fascista a cargo de Hydra. Tal y como dice Ultrón en el film: “Para estar seguros los humanos crean artefactos que les atemorizan.”

Ultron3

El miedo no sólo se presenta a través de Stark, sino del resto de sus compañeros, quienes serán sometidos al control mental de la joven Wanda Maximoff. De esta forma “Los Vengadores: La Era de Ultrón” trata de arrojar más luz sobre la psicología de los personajes y de paso, desvelar qué podría separarlos. En el primer film los protagonistas se unen para luchar contra un enemigo común sin enfrentamientos internos más allá que algún comentario bromista. En la presente secuela el grupo se nos presenta más unido, como si de una gran familia se tratara, pero todos poseen fantasmas. Si para Stark es el miedo a estar indefenso o a perder a su equipo, para Natasha son los resquicios de su pasado y recordar sus primeros pasos como asesina. Steven sigue soñando con aquel baile al que prometió acudir y no pudo, mientras Thor teme que la visión de la caída de su reino se haga realidad. Banner, por su parte, sigue sin encontrar su lugar en el mundo más allá de los muros de la Torre Stark donde trabaja. Mientras, Burton trata de mantener en secreto aquello que más le dolería perder. El enemigo ya no es sólo físico, sino también emocional, cada uno de ellos debe luchar contra sí mismo y vencer su miedo. Y si lo hacen juntos, será mejor. “La Era de Ultrón” vuelve a poner de manifiesto cómo el trabajo en equipo y el compañerismo en los momentos más duros logra triunfar contra las adversidades que se plantean.

Personalmente me gusta más “La Era de Ultrón” que “Los Vengadores”, y eso se debe a dos factores fundamentales. La fotografía y la dirección. El primer film fue rodado en un formato 1.85:1 mientras que éste segundo se rodó en el formato panorámico 2.35:1, obteniendo un resultado más espectacular. La fotografía a cargo de Ben Davis juega un papel fundamental, mucho más oscura y cinematográfica que la del primer film. Esos dos factores no sólo ayudan a que la película tenga un resultado más espectacular sino que soportan a la perfección la narración a cargo de Whedon, quien vuelve a lucirse. El director parece sentirse más seguro y no escatima en rodar grandes travellings que nos describan los espacios en donde se mueven los personajes, así como planos amplios que no ahoguen lo que acontece en pantalla. Aunque donde realmente se luce, en compañía de todo su equipo técnico, es en las secuencias de acción. A cada cual mayor, sin apenas dar respiro al espectador. Otro de los motivos por los que prefiero ésta secuela a la primera entrega es ese, apenas hay momento para el relax, y cuando éste aparece, es porque la película debe descansar antes del siguiente asalto. Todo es una vorágine de grandes set pieces. La primera gran escena en los bosques de Sokovia: el primer enfrentamiento contra Ultrón en casa de Stark: la pelea entre Hulk e Iron Man; la persecución por las calles de Seúl: y por supuesto la gran batalla final, que merece un a parte.

Ultron1

La batalla de Nueva York es top dentro del reciente cine de acción. Siempre que la veo me emociona como un niño pequeño. Superarla era arto difícil, y Whedon no lo intenta, sino que sencillamente trata de ponerse a la altura con un resultado notable. No sólo importan los golpes que repartan los héroes contra las máquinas dominadas por Ultrón, sino que toma vital importancia el factor humano. En una certera elección argumental, Whedon convierte la batalla final en una operación de rescate, dónde nuestros protagonistas estén tan preocupados por poner a salvo hasta al último superviviente de la ciudad como de impedir que el villano acometa su destructivo plan. En esta gran secuencia final se vuelven a lucir todos los protagonistas de manera prodigiosa, y, de paso, el director nos vuelve a regalar un gran momento en forma de travelling circular que nos muestre a los superhéroes luchando contra los cyborgs. Glorioso.

Algo que rechinó en el primer film fue la descompensación entre los personajes. Si, todos tenían su momento de gloria, pero algunos quedaban desdibujados, o directamente maltratados. El caso más flagrante fue el de Ojo de Halcón, el cual tiene aquí recompensa al convertirse en el pegamento del grupo. Barton, y su secreto, son el relax antes citado, donde nuestro protagonistas deben descansar y preparar un plan de contraataque. La secuencia que acontece en su granja es justo a mitad del film (ni más ni menos, si podéis, comprobadlo) y en ella se nos muestran detalles de varios personajes muy interesantes (en especial la conversación entre Natasha y Banner) así como la reaparición de un personaje que se echaba en falta. Con esto Whedon salda la deuda que tuvo con el personaje, aunque sacrifique dentro del grupo a otros, como por ejemplo Thor, cuya participación apenas tiene mayor importancia que adentrarse en la fuente y activar a Visión, quien amplia el elenco de héroes junto a Wanda y Pietro.

El guion escrito por el propio Whedon posee menos comedia que anteriores productos del estudio, aunque precisamente sea Thor el que protagonice la mayoría de ellos (cuando se juega con el martillo como si fuese la espada del Rey Arturo). A favor incrementa la idea de camaradería que existe entre los personajes, y plantea detalles interesantes que, seguramente, tendrán importancia en la inminente “Civil War” (la búsqueda de Bucky por parte de Falcón; la obsesión por la seguridad de Stark). Algo que si sorprende es la relación tan cercana entre Natasha y Banner, y más justo después de “El Soldado de Invierno” en que la Viuda Negra flirteó con el Capi (algo sobre lo que se hace alusión). Aunque la secuencia en casa de Barton trata de establecer un vínculo entre ambos resulta muy chocante que nos presenten de golpe dicha cordialidad y atracción entre ambos.

Marvel's Avengers: Age Of Ultron..L to R: Black Widow (Scarlett Johansson) and Hulk (Mark Ruffalo)..Ph: Film Frame..?Marvel 2015

A nivel sonoro destaca la fabulosa música compuesta a cuatro manos por Brian Tyler y Danny Elfman, en donde recuperan el heroico tema compuesto por Silvestri, así como el de Iron Man de Tyler, y los desarrollan consiguiendo algo majestuoso que secunde perfectamente a las imágenes. Los efectos especiales lucen mejor que en otras producciones MARVEL, aunque Ultrón tenga secuencias donde esté mejor logrado que en otras.
El reparto cumple de sobra, aunque, como de costumbre, vuelven a destacar Evans y Downey Jr, éste última más contenido como Stark, casi a la altura de cuando lo interpretó por primera vez. Johansson obtiene más protagonismo, y después de “El Soldado de Invierno” su personaje ha logrado un carisma que va más allá de desenvolverse mediante volteretas. Ruffallo se asienta como el mejor Banner/Hulk que se haya visto. Hemsworth está divertido en sus breves momentos, aunque resulte el más perjudicado al ver cómo su personaje disminuye en importancia. Renner obtiene recompensa tras sentirse maltratado en la primera entrega. También participan Cobie Smulders y Samuel L. Jackson. De las incorporaciones mencionar a James Spader como voz de Ultrón. Andy Serkis es el traficante de armas Ulysses Klaue. Paul Bettany pasa de ser simplemente la voz de Jarvis para convertirse en Visión, el poderoso portador de la gema de la mente. También destaca Elizabeth Olsen, cada aparición suya como Wanda me encanta. Aaron Taylor-Johnson esta correcto como Pietro, y protagoniza una de las secuencias más emotivas de la cinta. Hay que citar, sin más remedio, que estos dos personajes pertenecen también al Universo X-Men (de hecho, Pitro/Mercurio apareció en “Días del Pasado Futuro” y lo hará en “Apocalipsis”) por lo que para insertarlos en el Universo Marvel no se utilizó el termino mutante, sino mejorados. Cosas de derechos cinematográficos.

Meses después del estreno del film llegaría la cinta Marvel que pondría fin a la Fase 2, “Ant-Man”, la cual tiene una secuencia postcréditos que anuncia la inminente “Civil War”. Creíamos que tardaríamos un par de años para volver a ver a nuestro héroes juntos, pero la tercera entrega del Capitán América tiene pinta que será una especie de “Vengadores 2.5” al reunir a gran parte del equipo, aunque parece que no será para pelear unidos.

“Vengadores: La Era de Ultón” no posee el factor novedoso de ver combatir juntos a los héroes más poderosos de la tierra, pero sigue ofreciendo una gran espectáculo al servicio de una historia que esconde más de lo que parece.

Lo Mejor: Es un espectáculo mayúsculo.

Lo Peor: Carece del factor sorpresa.

Anuncios

2 pensamientos en “Vengadores: La Era de Ultrón (Avengers: Age of Ultron), de Joss Whedon

  1. Personalmente me gustó más la primera parte de los Vengadores, ésta me parece demasiado aparatosa y muy sobrecargada de personajes y tramas a desarrollar tanto en esta película como en otras del universo cinematográfico de Marvel. Creo que la labor de Whedon es titánica por hacer que algo así funcione y creo que lo consigue, pero no al 100%.

    Es un espectáculo monumental y tiene algunas escenas de acción y momentos excelentes, pero para mí no está entre lo mejor de Marvel. Por el contrario “Civil War” (una película de Los Vengadores encubierta) me ha parecido superior a “La era de Ultrón”.

    Pd: Como siempre buena reseña.

    Saludos.

    • Entiendo perfectamente tu opinión Rodi, aunque no la comparta en este caso. Yo lo pasé muy bien viéndola en cine, y en posteriores visionarios sigue aguantando. Lo que sí es cierto es que Ultron como villano está por debajo de otros de Marvel.
      “Civil War” aún no la he visto, con las ganas que le tengo!

      Gracias por comentar!

      Un saludo 😉!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s