La Puerta del Cielo (Heaven´s Gate), de Michael Cimino

heavens_gateposterHay películas que traspasan su condición filmica y se convierten en algo más. Muchas son retratos de la época a la que pertenecieron, pero otras macaron el rumbo de la Historia del Cine. Sin temor a equivocarme diré que “La Puerta en el Cielo” es una de las mayores culpables de que el cine estadounidense cambiara para siempre.

El Ocaso de un Sueño

Si hay una década que considere gloriosa dentro del cine americano esa es la de los 70. Nombres propios como Scorsese, Friedkin, Coppola o Bogdanovich quisieron tomar las riendas de la Industria y girar hacia un estilo de cine que siguiera poseyendo el ADN hollywoodiense con un estilo más europeo. Cierto es que en los 70 también vemos el nacimiento de dos de los nombres a los que siempre se culpa de que el cine de Hollywood se transformara en lo que es hoy, como son Spielberg y Lucas, aunque ya, hoy día, todos sabemos que su cine de evasión poseía una calidad que hoy cuesta encontrar en superproducciones. Y junto a ellos, hay que citar obligatoriamente al recientemente fallecido Michael Cimino. Pocos podían imaginar el destino que aguardaba al notable director que deslumbró con su segunda película, “El Cazador”, cuando decidió embarcarse en su personal, y mastodóntico, proyecto titulado “La Puerta del Cielo”. Considerada hoy una película de culto, durante muchos años ha sido una película maldita y maltratada tato por el publico, como por la crítica, e incluso por sus propios productores. Cierto es que el deseo de Cimino de querer estrenar su versión de cinco horas hubiese supuesto un riesgo a nivel de taquilla, pero, seguramente, no hubiese sido tan catastrófico como lo que resultó. De los 44 millones de dólares que costó, sólo recaudó 3, empujando a la bancarrota a la productora fundada por Chaplin, Pickford, Griffith y Fairbanks, la United Artists. Se ponía fin así a una etapa gloriosa en que los directores tenían el poder sobre sus trabajos, y de paso se frenaba la carrera de uno de los directores más interesantes e imprescindibles de la época.

La historia se abre en 1870, con la graduación de James Averill y William C. Irvine en Harvard. Tras la celebración pasamos a 1890, donde descubrimos que Averill se ha convertido en sheriff del Condado de Johnson y debe enfrentarse al inminente ataque de la Asociación de Ganaderos, a la cual pertenece Irvine, que pretende matar a 150 inmigrantes del Condado por diferentes robos en sus tierras. Con esta sinopsis general bien pudiera parecer que “La Puerta del Cielo”, además de por el contexto histórico en que se enmarca, es un western en donde reinarán las disputas y los tiroteos entre los ganaderos y los ciudadanos de Johnson. Pero nada más lejos. Al igual que “El Cazador” utilizaba Vietnam para hacer un retrato sobre la amistad y la pérdida de la humanidad por culpa de la guerra, en ésta ocasión Cimino utiliza el marco para seguir desarrollando temas universales como la intolerancia en favor del poder o la caída de las esperanzas.
Lo que más me sorprendió cuando vi hace poco el film en su versión restaurada en Blu Ray es la vigencia que posee. El tema de la inmigración ya sea ahora, o hace doscientos años, siempre ha provocado ascuas en una sociedad acomodada que ve en personas que buscan alcanzar una vida digna lejos de su hogar de origen una amenaza. Cimino no sólo narra una historia de amor, ni de amistad, a lo largo del metraje, sino que compone un enorme mural donde cuestiona las decisiones de las grandes corporaciones y retrata al ser humano en todas sus vertientes, que es lo que siempre le ha interesado. Y lo hace, además, dando una bofetada a la tierra de las oportunidades, una Ámerica que fue fundada por inmigrantes y que declara la guerra a los mismos que vienen del Este de Europa en el film. La hipocresía ha reinado, reina, y, desgraciadamente, reinará.

hg3

Interpretaciones a parte, diré que en parte entiendo el fracaso económico que vivió el film. Cierto es que la versión que vio luz en cines en 1980 fue la mutilada de poco más de dos horas de duración, lo cual ya iba en contra. “La Puerta del Cielo” es una película compleja, que toca muchos temas y trata de narrar una historia por medio de dos grandes elipsis situadas al principio y al final. Y digo trata, porque en lo referente a varios personajes no consigue describirlos, o tienen menos importancia, de lo que en un principio pareciese. Y si esto ya ocurre en la versión de 214 minutos no quiero imaginar cómo sería en la de 148. En especial, el personaje de Irvine interpretado por John Hurt resulta completamente prescindible una vez adentrados en 1890, y sólo su gran participación en el prólogo de Harvard parece justificarla, ya que su función después de ello no es otra que la de estar borracho y ser testigo pasivo de los actos que comete la Asociación Ganadera. El mencionado prólogo de Graduación trata de ser lo mismo que la Boda en “El Cazador”, una enorme secuencia de apertura y presentación de personajes. Sin embargo, más allá del detalle con que está narrado, poco interesa para la Historia si exceptuamos la frase que dice Joseph Cotten en donde responsabiliza a los recién graduados del futuro de su País. Pasado esto entramos de lleno en el conflicto entre Ganaderos e Inmigrante y en la historia de amor a tres bandas entre Averill, Ella y Champion.

Pero más allá de la historia, que llega a ser fascinante a pesar de ciertas decisiones, lo que no se puede negar es la la imponente belleza visual que desprende la película. Cimino sigue el rumbo marcado por su anterior película y se abraza a la descripción meticulosa componiendo grandes secuencias de celebraciones multitudinarias y masacres encarnizadas. Tal vez algunas de ellas no debieran durar tanto como el director decidió, ya que entorpecen un poco el ritmo, pero sirven para su propósito de componer un gran paisaje social de la época. Además, con ayuda del gran director de fotografía Vilmos Zsigmond logra planos que parecen cuadros en movimiento. Siguiendo el estilo de David Lean, o incluso Sergio Leone, Cimino crea una de las superproducciones más hermosas que existen, con momentos como la presentación de Champion a través de una sábana tendida, el intimo baile entre Averill y Ella bajo la carpa o todo el tramo final, tan violento y brutal como una cinta de Peckinpah.
La composición musical de David Mansfield, el cual aparece en la escena del gran baile patinando, subraya el tono melancólico y triste del relato.
El elenco interpretativo está encabezado por un entregado y carismático Kris Kristofferson en el que, posiblemente, sea el mejor rol de su vida, el noble y algo apático Averill, enamorado de la prostituta a la que da vida notablemente Isabelle Huppert, por la que tiene que rivalizar con un muy comedido, y a veces algo desconectado, Christopher Walken. Junto al trío, además de John Hurt, destacan el fiel Jeff Bridges y el despiadado Sam Waterston, y encontramos breves participaciones de Brad Dourif, Tom Noonan o, un por entonces desconocido, Mickey Rourke.

El título del film posee más simbolismo del que el director seguramente hubiera deseado. Además de dar nombre a la carpa de la ciudad de Johnson en donde los ciudadanos (de todas las nacionalidades) se reúnen para tratar (democráticamente) asuntos de interés de la comunidad o celebrar sus bailes, representa el sueño de lograr convivir todos en paz, sin discriminación ni odio. Desgraciadamente parece que la paz solo se logra yendo al cielo, como parece decirnos ese final tan demoledor como pesimista en que los sueños e ilusiones son tiroteados y sólo nos quedarán los recuerdos de lo que pudo ser y no fue.

Lo Mejor: Su incuestionable belleza.

Lo Peor: Su condición de título maldito.

Anuncios

2 pensamientos en “La Puerta del Cielo (Heaven´s Gate), de Michael Cimino

  1. Gran reseña! Es una película bellísima, hace poco lo revisioné y aluciné con algunas de las escenas. Me encanta ese tono de historia más grande que la vida. Nunca me he atrevido a enfrentarme a la versión de 5 horas, es una asignatura pendiente. Es una lástima que Cimino no se prodigase más como director.

    Saludos.

    • La versión de 5 horas no sé cómo conseguirla. Lo más cerca que estaremos de disfrutarla creo que es con la edición en Blu-Ray, la cual está muy cuidada.
      La película es irregular en su narración, pero la belleza que posee logra compensar.

      Gracias por comentar Rodi.

      Un saludo!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s