Actores: Ben Affleck

Los Oscars celebrados en 1998 no solo serán recordados como el triunfo absoluto de James Cameron y su “Titanic”, sino que nos dejaron la foto de dos jóvenes amigos desde la niñez que ganaban un Oscar con el que era su primer guion para cine. Los hoy bien consolidados, y respetados, Matt Damon y Ben Affleck aparecían entonces con su rostro juvenil, aún cercano al acné, emocionados al tener entre sus manos una dorada estatuilla, con la promesa de ser los nuevos rostros de Hollywood. Algo en lo que no iban muy desencaminados, especialmente en el caso de Damon, que no sólo se convirtió en una estrella, sino que demostró notables capacidades interpretativas embarcándose en proyectos de envergadura dirigidos por nombres de primera. Affleck no tuvo tanta suerte de cara a la crítica, aunque también protagonizara títulos que respondían en taquilla. Siempre he sentido especial simpatía por el que fue catalogado como el amigo de Matt, creo que por culpa de protagonizar la película que más me gusta de Kevin Smith, así que me parece bien hacer un repaso a la carrera del que es, a día de hoy (y quién lo iba a decir), el último rostro de Batman.

affleck

Todo por un Sueño

A pesar de llevar a Boston por bandera y ser uno de sus embajadores más reconocidos, lo cierto es que Affleck nació en Berkeley, California. Siendo joven, su familia se mudó a Cambridge, cerca de Boston, y fue dónde, con 8 años, conoció a Matt Damon. El gusanillo por el cine apareció pronto, ya que con apenas 9 años participó en la película “The dark end of the street”. Desde entonces va apareciendo en diferentes películas para televisión y series hasta que en 1992 hace su primera aparición en pantalla grande como secundario en “School Ties”, donde compartía cartel con jóvenes promesas que no brillarían tanto como se esperaba años después como Brendan Fraser o, mira tú por donde, el Robin cinematográfico Chris O´Donnell. También figuraba su amigo Damon con un notorio rol, y seguramente gracias a él Ben logró participar. Ese mismo años, aunque de manera anecdótica, también aparecería en la película de “Buffy Cazavampiros”. Al año siguiente colabora en otra cinta que sería cuna de futuros rostros conocidos como es “Dazed and Confused” de Richard Linklater. 1995 trae a Afflek su primer rol protagonista con “Glory Daze”, y su primera colaboración con el que sería uno de los nombres fundamentales en su trayectoria profesional, Kevin Smith. He visto “Mallrats” infinidad de veces y todas he sentido una repulsión y odio hacia el papel de Affleck, ese pijo engreído que trabaja como dependiente en una tienda de caballeros. Todo lo contrario de lo que me transmitió con el siguiente rol a las órdenes del director de New Jersey.

En 1997 escribiría el guion de “El Indomable Will Hunting” junto a Damon. La película, dirigida por Gus Van Sant, fue un éxito galardonada con dos Oscars, incluido el suyo, en donde se puede palpar la amistad que existe entre los dos. Además, gracias a ella lo hemos visto en pantalla junto a su hermano Casey, quien demostraría posteriormente unas notables dotes interpretativas. Pero ese mismo año Kevin Smith le regaló a Affleck uno de sus mejores papeles, el de Holden McNeil, escritor y dibujante de cómics que vive una intensa y accidentada historia de amor en “Persiguiendo a Amy“. No lo voy a negar, gracias a ese rol respeto al bueno de Ben. Porque siento una absoluta empatía con el personaje. El huracán Will Hunting proporcionó un trampolín al dúo dinámico formado por Damon y Affleck que supieron aprovechar por separado, y de manera diferente. Mientras Damon era el Soldado Ryan de Spielberg y el Ripley de Minghella, Affleck fue girando a una vertiente con interés más popular dónde poco tuviera que ver la interpretación. Porque a pesar de participar en un film pequeño como “200 Cigarettes” lo que más se recuerda de su época post Oscar es su historia de amor con Liv Tyler mientras intenta salvar al mundo de un asteroide. Había llegado a su vida Michael Bay.

affleckchasingamy

aramgeddon

Ben Affleck quería ser un héroe de acción. Así lo demuestra ese subproducto de terror fantástico titulado “Phantoms” en donde da vida al sheriff del pueblo. De la película casi nadie se acuerda (y creo que Affleck tampoco). Ese mismo año participaría en otra oscarizada cinta, “Shakespeare in Love”, donde estaba más que convincente como admirado actor de teatro. Pero vamos a lo importante, al título que hizo de Affleck un nuevo action hero. “Armageddon”. Uno de los mayores y más destructivos divertimentos de finales de los 90. La verdad es que la presencia de Affleck no desentona en el reparto, casi todos actores de cine independiente del por entonces prestigioso sello Miramax capitaneados por Bruce Willis. Affleck quiere destacar y se muestra temerario, chulesco y deslenguado. Tanta mala crítica que recibió el chaval y para mi gusto es el que más se encuentra en sintonía dentro del film junto con Steve Buscemi y Peter Stormare. Tras ella era corriente ver a Ben dando vida a personajes inocentes y simpáticos metido en berenjenales, como es el caso de la maja “Operación Reno” de un artesano como Frankenheimer. Claro que la adrenalina llamaba, y Michael Bay parecía haber encontrado en él un nuevo actor fetiche. Por eso lo volvió a llamar a filas para revivir el ataque de “Pearl Harbor” con una imposible y trillada historia de amor. La película fue considerada comercialmente tanto un éxito como un fracaso (no se ponen de acuerdo) y lo más recordado de ella es el ataque a mitad, porque en la historia de amor y sus diálogos dignos de telenovela mejor no detenerse.

A principio de Siglo el nombre de Affleck fue inseparable de la que sería su pareja durante dos años, Jennifer López. Si bien el actor ya había vivido un idilio con actrices como Gwyneth Paltrow, esos dos años que vivió con López le marcaron. La presión mediática que existía sobre la relación lo ahogaron en extremo y ello se noto en sus películas. En “Changing Lanes” personificaba la desesperación de su personaje por lograr que Samuel L. Jackson le entregase unos papeles que había intercambiado accidentalmente. Quiso ser el sustituto de Harrison Ford como Jack Ryan en la entretenida y maltratada “Pánico Nuclear”. Claro que si Jennifer López marcó su vida pública, el personaje de Daredevil lo haría en el cine. La de palos que se llevó Affleck por dar vida a Matt Murdock en la versión cinematográfica del personaje. La curioso es que él no es el fallo de la película, y mucho menos en su versión del Director. El problema era la propia película estrenada en cine, horrenda hasta decir basta. Por si no hubiese sido poco el varapalo de “Daredevil” (que, ojo, en taquilla no fue mal, hasta se anunció secuela), el buen Ben hace junto a su pareja “Gigli”, considerada una de las peores películas de la Historia. Ni John Woo con su visión de Philip K. Dick pudo limpiar de la retina ese estropicio de Martin Brest. Parecía que lo mejor era volver a irse a hacer algo más pequeño y ponerse en manos de un viejo amigo.

Kevin Smith contó repetidas veces con su presencia y la de Damon en varias películas (al menos las que podrían considerarse hoy su mejor etapa). En la comedia celestial y gamberra “Dogma” los trasformó en ángeles exhiliados del Cielo que buscan por todos los medios regresar. “Jay y Silent Bob Contraatacan” fue un greatest hits de Smith donde los actores interpretaban roles de todas sus cintas previas. En ella, además, tanto Damon como Affleck (y Van Sant) se ríen de manera paródica de una presumible secuela de Will Hunting. De la misma forma que creo que Smith le otorgó a Affleck uno de sus mejores papeles, también pienso que fue él quien le dio una de las peores interpretaciones que podemos encontrar en su carrera. Queriendo aprovechar el idilio del actor con Jennifer López, el director realizó “Jersey Girl”, donde la pareja comparte pantalla en el prólogo. Lo que parecía servir para limpiar la imagen de “Gigli” no hizo más que empañarla. La película fue otro desastre que no solo puso final a Bennifer sino que casi pareció el punto y final de Affleck en el cine.

affleckmurdock

El Regreso del Buen Chico

Tuvo que venir Superman a rescatarlo. Al menos el actor que dio vida al personaje durante los años 50 y que tuvo un fatídico desenlace, George Reeves. Tras muchos años a la deriva, buscando un éxito que lo hiciera respetable en una industria exigente a la que le cuesta perdonar, y tras varias crisis personales con el alcohol que lo hicieron visitar clínicas de desintoxicación, Affleck decide dar un salto sin red. Se puso las mallas de George Reeves en la crónica sobre su muerte que era narrada en “Hollywoodland”, realizando el que es uno de los papeles más importante de su carrera y en el que pueden vislumbrarse guiños hacia su vida real. Las críticas lo defendieron con alegaciones como que era fácil para él interpretar a un mal actor. Crueles. Pero no impidieron que Venecia lo recompensará con la Copa Volpi. Palabras mayores que sorprendieron a todos los que habían lanzado dardos sobre él. Por si eso no fuese suficiente, Affleck tenía guardada una sorpresa, su primera película como director. Tomando como fuente una novela de Dennis Lehane, se fue a su querido Boston para narrar la investigación que acontece cuando una niña es secuestrada. “Gone Baby, Gone” coincidió en el tiempo con un hecho real, lo cual le otorgó más vigencia, aunque poco tuviesen que ver. La película, también adaptada por Affleck, demostraba una vertiente inesperada de su persona. La capacidad de saber narrar una historia más turbia y compleja de lo que aparenta. Ello apoyado por un reparto formado por Michelle Monaghan, Amy Ryan, Ed Harris, Morgan Freeman y donde su hermano Casey se hizo cargo del protagonista. A partir de entonces fue tomado en serio. Su participación en la adaptación al cine de la serie “State of Play” junto a Russell Crowe, Rachel McAdams, Helen Mirren y Robin Wright fue bien recibida, al igual que “The Company Men”, donde se codeaba con un ilustre reparto masculino que intentaba salir a flote por culpa de la crisis. Pero lo que queríamos ver era una nueva muestra de su talento tras la cámara, y no tuvimos que esperar mucho.

afflecksuperman

En 2010 llegaba a las pantallas “The Town” donde se volvían a paladear todas sus señas de identidad, como es el crimen, los personajes marcados por el pasado y por la ciudad donde se han criado, la cual no es otra que Boston. El film es un thriller clásico de robos con un ritmo y un pulso de primera. Los mayores errores eran cierta tendencia a los flashbacks facilones y, algo que sería recurrente desde entonces, la presencia del propio Affleck como protagonista. Sin estar mal, si que se notaba cierta imposición propia por quedarse con el protagonismo, aunque supo aprovechar de nuevo al notable elenco que reunió. La cinta volvió a recibir buenas críticas, incluso muchas de ellas quisieron ver en el actor, y ya director, un nuevo Clint Eastwood, algo que parecía confirmarse con su siguiente cinta.
Una de las imágenes más inolvidables de los Oscars es la participación de la Primera Dama Michelle Obama anunciando a la cinta ganadora de 2012. “Argo”. La tercera película dirigida por Affleck. Era la apuesta más fácil, la más conservadora podría decirse, pero una digna ganadora para mi gusto. El bueno de Ben subía al escenario junto a George Clooney y Grant Heslov para recoger el que es su segundo Oscar. Si ya existían bromas sobre quién fue el que realmente escribió Will Hunting, a partir de entonces se cree que Damon estuvo solo como compañero de habitación de Affleck mientras éste último escribía todo solito. “Argo” recrea la operación mediante la cual se consiguieron sacar a los norteamericano que quedaron estaban en Irán durante la crisis de los rehenes de 1979. Bien que el film puede tener fallos, y una visión muy yanqui sobre los hechos, pero como película de intriga con tintes de comedia y mucho amor al cine fantástico que se realizó en la época me parece estupenda.

Después de “Argo” Affleck aparcó la dirección por un breve tiempo para dedicarse de nuevo a la actuación. Si bien “Runner, Runner” fue un fracaso antes incluso de estrenarse, merece la pena citar su colaboración con dos de los nombres propios del cine. Por un lado Terrence Malick, con quien realizó “To the Wonder”, también conocida como la segunda parte de “El Árbol de la Vida”. El director sigue con su discurso extremo sobre el ser humano y la naturaleza, tanto urbana como natural, que lo rodea. Affleck vaga de aquí para allá como el resto con imágenes de gran belleza pero que no acaban de encontrar un hilo conductor. Por otro llegaría la que es hasta la fecha la mejor interpretación de su carrera para los críticos. Ponerse a las ordenes de Fincher era ya un riesgo, pero cuando se trata de dar vida a un personaje que es puesto en duda y criticado por los medios continuamente, y consigue tener la misma cara frente a cualquier circunstancia (palabra de Gillian Flynn en su novela), Affleck es el actor que necesitas. En “Perdida” no desentona en ningún momento, de hecho logra que sintamos hacia él miedo, sospecha e incluso lástima. La película fue un sonoro éxito y otra muestra del talento del director, quien se queja abiertamente del actor en los comentarios del film al narrar la anécdota de la gorra de beisbol (Affleck se negó a llevar la que debía por respecto a sus principios, lo que para el director resultó poco profesional). En el momento de su estreno ya se había anunciado cuál sería el próximo rol de Affleck.

argoaffleck

affleckgone

La Warner sabe cuidar de quien le proporciona éxito. De esta forma, tras “The Town” y “Argo”, quieren proteger a Ben y hacerle regalos. Tras la última entrega del Batman de Nolan parecía que tardaríamos bastante en ver un nuevo Caballero Oscuro. Nos equivocamos. La secuela de “El Hombre de Acero” iba a tener al Hombre Murciélago como presencia ¿invitada? Eso parecía. Tras varias conversaciones que incluían su nueva cinta como director, la Warner le ofreció el papel de Batman, y Affleck ni se lo pensó. La sombra de Daredevil aún le acechaba y vio con ésta una oportunidad para quitarse la espina, y de paso que le diesen financiación para rodar su próxima película. Es curioso, Superman marcó su resurgir en el cine y ahora le plantaba cara poniéndose la coraza de Batman. A lo que vamos, “Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia” tiene más rotos que un pantalón de los 80, pero la personificación por parte de Affleck es perfecta. Su interpretación tanto de un Bruce Wayne hastiado de vida social como de un salvaje Batman es de lo mejor de la película. Las malas críticas al film parecieron afectarle, pero personalmente espero su anunciada película sobre el personaje, aunque antes lo veamos de nuevo enfundarse la máscara en “La Liga de la Justicia”.

bataffleck

A finales de año estrenó “El Contable”, un thriller con una premisa interesante que se va desinflando en su último tercio. Para mi gusto lo mejor que tiene es poder extrapolar de ella una aventura de Batman (Comisario Gordon incluido), sólo que en lugar de disfrazarse de noche, el justiciero se dedica a hacer cuentas de día mientras pega tiros. Ahora llega con la que es su cuarta película, una nueva adaptación de un libro de Dennis Lehane, “Vivir de Noche”, la cual parece ser su primer traspiés tras la cámara vistas las funestas críticas que está recibiendo.

affleckdamonoscar

caseyben

affleckgarner

The Town

85th Annual Academy Awards - Press Room

No será un notable actor, pero reconozco mi admiración hacia una persona que ha sabido hacer frente a las adversidades y ha logrado hacer de sus puntos débiles la mejor defensa para dar vida a sus personajes.

Anuncios

2 pensamientos en “Actores: Ben Affleck

  1. Considero a Affleck un gran cineasta, no un buen actor (aunque ha realizado algunas buenas interpretaciones), pero en su labor de director/guionista me parece que está llamado a ser uno de los grandes, espero no equivocarme. Hace unos días pude ver por primera vez “Adiós, pequeña adiós” y es una ópera prima sobresaliente. “The town” es un formidable policíaco, “Argo” un excelente dramedia sobre un acontecimiento real y un canto de amor al cine. Y tengo gana de ver que ha hecho con “Vivir de noche”.

    Ha sabido reencauzar su carrera y espero que nos siga deparando alegrías. Affleck merece un mayor reconocimiento del que tiene y si sigue su trayectoria de los últimos años, seguro que lo consigue.

    Saludos.

  2. Me pasa como a ti Rodi. Affleck tras la cámara me gusta bastante, creo que tiene buen gusto cinematográfico como bien demuestran sus obras, aunque miedo me da “Vivir de Noche” por los comentarios que he leído. Espero que muchos de ellos estén escritos bajo cierta reticencia hacia su persona y el triunfo que consiguió con su anterior cinta. Ya veremos en un par de semanas.

    Gracias por comentar.

    Un saludo!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s